Tu energía más eficiente

Archive | Escacena del Campo RSS feed for this section

La IGP Garbanzo de Escacena se marca como objetivo el aumento de su superficie de cultivo

 -Más de 150 agricultores y empresarios de la zona analizan en un encuentro profesional los retos de este producto ante las posibilidades que abre la nueva marca de calidad

-El Consejo Regulador pide a los agricultores que apuesten por un producto “rentable y seguro”

Más de 150 agricultores, empresarios y técnicos de la comarca del Campo de Tejada han analizado hoy en la Casa Colón las posibilidades que se abren para el cultivo del garbanzo en la zona tras la consecución de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Garbanzo de Escacena, única de Andalucía en legumbres, un hecho que “nos permitirá crecer, apostar por la calidad y aumentar nuestras hectáreas de cultivo”, tal y como ha afirmado el presidente de su Consejo Regulador, Juan Manuel Díaz del Valle.

De esta forma, el Primer Encuentro Garbanzo de Escacena, celebrado hoy en la Casa Colón, ha servido para poner sobre la mesa desde un punto de vista técnico y profesional las ventajas que ofrece la existencia y la actividad de este Consejo regulador, así como las últimas novedades alrededor de la mejora y la calidad de este cultivo.

La IGP Garbanzo de Escacena se ha visto arropada en este encuentro por una amplia representación institucional, política, empresarial y agrícola de la sociedad onubense. Así, la jornada ha sido inaugurada por la primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Huelva, Elena Tobar; la subdelegada del Gobierno en Huelva, Asunción Grávalos; la directora general de Industrias y Cadena Agroalimentaria de la Junta de Andalucía, Rosa Ríos; el presidente del Consejo Regulador, Juan Manuel Díaz del Valle; la directora comercial territorial de La Caixa, Yolanda Vera; y la diputada del Condado de la Diputación de Huelva, Rocío de la Torre.

Durante el encuentro ha quedado claro que uno de los principales objetivos del Consejo Regulador es la ampliación de la superficie de cultivo que actualmente se dedica al garbanzo en la zona comprendida en la IGP, que abarca más de 15.000 hectáreas, de las que actualmente se están aprovechando 500 para este fin.

En este sentido, Díaz del Valle ha reclamado a los agricultores de la zona que apuesten por el garbanzo como un cultivo “rentable y seguro” y que tomen conciencia de las “enormes potencialidades que se nos abren” dentro de la IGP. Para conseguir este objetivo, ha reclamado también la participación “fundamental e imprescindible” de los investigadores, para seguir mejorando los parámetros de “calidad y seguridad”; de los envasadores, para poner a disposición de los consumidores un producto final “de la mejor manera posible”; y de los cocineros y restauradores de la provincia, para que apuesten por un producto “único y de primera calidad”.

Por su parte, Elena Tobar ha asegurado que la consecución de la Capitalidad Gastronómica “no hubiera sido posible sin los magníficos productos con los que contamos”, entre los que juega “un papel destacado” el garbanzo de Escacena, “que siempre nos va a tener de aliado para conseguir su expansión y consolidación”.

Del mismo modo, Asunción Grávalos ha alabado “la apuesta decidida” de la IGP por ofrecer un producto de calidad “desde la tradición y la innovación”, por lo que ha animado a los agricultores a apostar por el garbanzo “como parte de nuestro patrimonio”.

En la misma línea se ha pronunciado la directora general de Industrias y Cadena Agroalimentaria de la Junta de Andalucía, Rosa Ríos, quien ha reclamado a los agricultores de la zona “que suban al garbanzo de Escacena al carro que suponen “las grandes marcas globales ‘Andalucía’ y ‘España’” en las exportaciones, donde “somos líderes y tenemos unos datos espectaculares”.

Por su parte, Rocío de la Torre ha asegurado que la provincia “tiene que estar orgullosa de contar con un gran producto como el Garbanzo de Escacena”, para el que ha augurado “un gran futuro de la mano de sus agricultores”. De la misma forma, la representante de Caixabank, patrocinador principal del encuentro, ha destacado “la apuesta constante” que hace esta entidad por el progreso de los agricultores de la provincia “facilitando su financiación y asesorándoles desde el punto de vista técnico”.

Nuevo escenario

El encuentro ha puesto de relieve que la inclusión de la IGP Garbanzo de Escacena en el registro de denominaciones de calidad de la Unión Europea abre un nuevo escenario para el desarrollo de este producto en los mercados y ante los consumidores. Contar con un órgano que certifica la calidad y el origen de este producto aporta nuevas oportunidades para los agricultores que pueden dedicarse a este cultivo y para las empresas productoras y envasadoras que desarrollan o puedan desarrollar su actividad en los municipios incluidos en la citada IGP.

El encuentro ha reunido en un mismo foro a los agricultores, técnicos, empresarios y directivos de las empresas que interactúan dentro de la zona amparada por la IGP Garbanzo de Escacena al objeto de dar a conocer las ventajas que ofrece la existencia y la actividad de este Consejo Regulador, así como las últimas novedades alrededor de la mejora y la calidad de este cultivo.

Junto a ello, el encuentro ha servido de herramienta para impulsar el consumo del Garbanzo de Escacena mediante la difusión de aquellos elementos que marcan y diferencian este producto: calidad superior y características propias de tamaño, forma, aspecto, desarrollo o coloración. Asimismo se pretende proyectar todos su valores nutricionales, sus aplicaciones en la gastronomía y la mejora de la experiencia de consumo.

En el encuentro se han analizado, por medio de varias ponencias, las figuras de calidad que aportan las denominaciones de origen y las IGP, las investigaciones en nuevas variedades de garbanzos o en la mejora del manejo del cultivo del garbanzo en la IGP de Escacena, la incidencia del consumo del garbanzo en la salud, las nuevas posibilidades de comercializacion o las tendencias de mercado de este cultivo.

El encuentro ha incluido también un showcooking y una degustación de platos elaborados a partir de garbanzos de la IGP de Escacena con la intervención de los cocineros Romualdo Ortega, José Duque, Paco Méndez y Francisco Javier Martín Pablo, quienes han elaborado platos como garbanzos con boletus, mousse de garbanzos, humus y hamburguesa de garbanzos, y un pastel de garbanzos con almendras. Con ello, se deja en evidencia las enormes potencialidades culinarias de este producto.

 

 

Fuente e imágenes: Gesto Comunicación.

Diputación de Huelva y Junta de Andalucía formalizan el convenio sobre absentismo y atención a alumnos inmigrantes 2016-17

  • Paterna y Villalba acogen los proyectos “Somos” y “Giraldo”, en el que participan menores de entre 13 y 16 años, con desajustes convivenciales y escolares

El presidente de Diputación, Ignacio Caraballo; y el delegado territorial de Educación en Huelva, Vicente Zarza, han ratificado el convenio de cooperación para el desarrollo de programas preventivos y de seguimiento y control del absentismo escolar para el curso 2016-2017.

Según ha explicado la diputada de Bienestar Social, Aurora Vélez, gracias a este convenio Diputación, con la colaboración de los Ayuntamientos implicados, seguirá desarrollando los proyectos “Somos” y “Giraldo”, “que identifican, por su calidad y prestigio, no sólo a Paterna y Villalba, sino a toda la zona de trabajo social “Condado Norte”.

Trece niños/as con sus padres participan en el proyecto “Somos”, que se desarrolla de enero a junio de 2017; y ocho menores con sus correspondientes progenitores, en “Giraldo”, que trabaja contra el absentismo escolar del alumnado del IES “Alcor” desde noviembre de 2016 hasta abril de 2017.

El programa de atención socio-educativa para menores con dificultades personales, académicas y familiares relacionadas con el absentismo, también está dirigido, por sus dificultades específicas, a alumnos/as inmigrantes, de edades comprendidas entre los 13 y 16 años, de los municipios de Paterna, Chucena, Manzanilla, Escacena del Campo y Villalba del Alcor.

La actividad, en la que de forma paralela también se interviene con padres y madres, incluye actuaciones formativas, ocupacionales, académicas, de atención personalizada al menor en sus problemas de comportamiento, de acercamiento al mundo laboral y de atención familiar a nivel psicosocial y educativo. Tanto la atención a los menores como a la familia se realiza de manera individual y grupal.

Aurora Vélez, que ha resaltado la importancia de este programa, y agradecido a Educación su subvención, señalando que su finalidad es “detectar y prevenir dificultades en el desarrollo integral de los adolescentes, reduciendo factores de riesgo y potenciando factores de protección”. También, “ofrecer ayuda a los padres y otros agentes educativos para el desempeño de sus funciones asistenciales, educativas y emocionales y para que puedan detectar precozmente problemáticas mas graves”.

Los proyectos “Somos” y “Giraldo”, que se desarrollan, respectivamente, en los IES “Campo de Tejada de Paterna del Campo y “Alcor” de Villalba del Alcor, están coordinados por la educadora social de Servicios Sociales Comunitarios de Diputación del Condado Norte. La intervención con el grupo de padres la lleva a cabo el psicólogo de estos Servicios; y el monitor socioeducativo es el responsable de los talleres específicos con los menores.

El equipo técnico que materializa dichos proyectos está formado por profesionales pertenecientes a las diversas instituciones implicadas en el mismo, como son los servicios sociales comunitarios y municipales, los mencionados centros educativos y la Policía Local, que desarrolla funciones de control y seguimiento del absentismo, especialmente en espacios abiertos, como parques y jardines.

Fuente e imágenes: Diputación de Huelva.

El Partido Socialista de Escacena exige al alcalde que solucione el problema de la aldea de Tejada, que lleva ya tres años sin agua potable

  • Los socialistas reprochan esta “dejadez” del primer edil y le recuerda que ya el Ayuntamiento fue sancionado con 8.000 euros de multa por un delito contra la salud pública por esta misma cuestión

El PSOE de Escacena del Campo ha exigido al alcalde de la localidad, el independiente Eulogio Burrero, y a su equipo de Gobierno que “solucione de una vez por todas el problema que afecta a los vecinos de la aldea de Tejada, que llevan ya tres años sin agua potable”. Así lo ha puesto de manifiesto el portavoz del Grupo Socialista en el Consistorio, Justo Fernández, quien ha recriminado la “dejadez y la falta de reacción del primer edil a los problemas que presenta el municipio”.

Justo Fernández ha señalado que “desde el PSOE venimos denunciando desde hace tiempo esta situación, recogiendo las demandas y el malestar de los vecinos, pero hasta la fecha no ha escuchado a nadie”. “Es lamentable e injusto que estas personas que pagan sus suministros se vean obligadas a traer el agua para consumo desde el pueblo”. Es más, el socialista ha reprochado la “desidia del alcalde en este tema que volvimos a poner sobre la mesa en el último pleno ordinario, porque estamos hablando de un derecho básico de los ciudadanos como es el agua”.

Asimismo, para los socialistas “es absolutamente vergonzosa y reprobable la situación de abandono en la que se encuentran las instalaciones que suministraban y dosificaban el cloro al pozo; es más, ni existen ya”, ha aseverado Justo Fernández, “pese a que esta situación puede repercutir en un riesgo de salud pública y, por tanto, debe de subsanarse de inmediato”.

En esta línea, el portavoz socialista ha manifestado que “ya el alcalde ha reincidido en temas de esta índole” y ha recordado que el Ayuntamiento fue sancionado con 8.000 euros de multa por un Delito contra la Salud Pública por esta misma cuestión”. Justo Fernández ha advertido de que “si todo sigue igual y no se soluciona, muchos nos tememos que volverán a sancionarnos y aunque, lo primero por supuesto es la salud, esta multa también recaerá en el bolsillo de los vecinos y en detrimento de las arcas municipales”.

Fuente e imagen: Partido Socialista de Huelva.

La Guardia Civil rescata a cinco ciclistas perdidos y deshidratados en Paterna del Campo

Imagen del dispositivo de rescate de la Guardia Civil durante la intervención.

 

  • Tras dos horas de búsqueda los agentes localizaron a los ciclistas deshidratados debido a las fuertes temperaturas
  • Los auxiliados fueron evacuados junto con sus bicicletas por la imposibilidad de salir del lugar por sus propios medios

La Guardia Civil localizó el pasado domingo a cinco ciclistas que se encontraban perdidos en el campo y con síntomas de deshidratación.

El operativo se inició sobre las 15:00 horas, cuando varios ciclistas con sus llamadas a la Central de Coordinación Operativa de la Guardia Civil 062, alertaron de que se encontraban perdidos por la zona conocida como el paraje de la Pata del Caballo de la localidad de Escacena del Campo.

Por tal motivo, se inició un dispositivo para la búsqueda y auxilio de estas personas por la zona, intensificando el número de agentes con refuerzo de varias patrullas, debido al riesgo de deshidratación que podían padecer los ciclistas por las altas temperaturas y con el fin de ser localizados lo antes posible antes de caer la noche donde se aumenta la dificultad del rescate.

Tras dos horas de operativo, se localizó a dos de los ciclistas, encontrándose con síntomas de deshidratación. Los auxiliados informaron que el resto de grupo se encontraba en otro punto desconocido. Posteriormente se localizó al resto de ciclistas en otro lugar del paraje presentando los mismos síntomas.

Los agentes procedieron a hidratarlos, evacuándolos a un lugar seguro de forma inmediata en los vehículos oficiales, ya que debido a las altas temperaturas que habían soportado, se encontraban exhaustos y sin fuerzas para salir del lugar por sus propios medios.

Las bicicletas fueron remolcadas en uno de los vehículos entregándolas posteriormente a sus propietarios. Los auxiliados y los familiares de estos agradecieron la rapidez y eficacia de las fuerzas que participaron en la búsqueda.

Desde la Guardia Civil se aconseja prudencia para aquellas personas que salen al campo en época de estival, intentado realizar este tipo de actividades durante las horas con menos calor, llevar el móvil con batería llena y con sistema GPS, instalar aplicaciones como Alertcops para concretar la ubicación en caso de emergencia, ir siempre acompañado e informar de horarios y la ruta a tomar a nuestros familiares o conocidos.

Fuente, audio e imagen: Guardia Civil (OPC de la Comandancia de Huelva).

La Universidad de Huelva y el Ayuntamiento de Escacena del Campo recuperan el yacimiento arqueológico de Tejada la Vieja

  • Sobre este Bien de Interés Cultural, del que la UHU es titular, se ha venido actuando en el último año de forma conjunta y coordinada
  • Un nuevo convenio dará un mayor impulso y estabilidad a las actuaciones que se van a seguir acometiendo

Tejada la Vieja esconde aún un rico patrimonio por descubrir. Más de 6 hectáreas sobre las que actuar para poner en valor parte de nuestra historia. Durante un año, la Universidad de Huelva y el Ayuntamiento de Escacena del Campo han trabajado de forma conjunta para ir sacando a la luz lo que actualmente esconde aún la tierra. Y es que este Bien de Interés Cultural (BIC) tiene una importante trascendencia histórica al formar parte del limitado grupo de oppida de época tartésica y turdetana vinculado con la actividad minero-metalúrgica y cuyo estado de conservación permite el estudio diacrónico del lugar.

Esta actuación in situ, sobre el terreno, se produce tras la cesión temporal de titularidad que, sobre este yacimiento arqueológico de Tejada la Vieja realizó la Diputación Provincial en favor de la Universidad de Huelva. Es entonces cuando Universidad y el Ayuntamiento de Escacena del Campo, de forma conjunta, se lanzan a rescatar un espacio deteriorado por el paso del tiempo.

En la imagen, diversos responsables de la restauración del yacimiento arqueológico.

El peligro de destrucción por el deterioro de las estructuras conservadas motivó la solicitud de ejecución de una actividad de conservación ante la Delegación Territorial de Cultura de la Junta de Andalucía en Huelva, pues la urgencia se veía agravada al tratarse de un Bien de Interés Cultural de especial relevancia.

Tanto la Universidad de Huelva como el Ayuntamiento de Escacena aportaron cada uno de ellos una parte de los elementos fundamentales para acometer esta actividad, por una parte la labor investigadora de arqueólogos de la Universidad de Huelva y, por otra, la aportación de mano de obra para este proyecto. Así, en el último año han pasado por el yacimiento unos 50 trabajadores, desempeñando labores que giran en torno a dos ejes principales: la limpieza de la zona excavada y la conservación de las estructuras exhumadas. Paralelamente se ha desarrollado un trabajo de difusión centrado en los colegios y asociaciones de los pueblos de la zona, con charlas y excursiones al yacimiento.

Actualmente, además de las labores de mantenimiento, se está preparando una exposición sobre el yacimiento que se desarrollará en el Museo Provincial de Huelva. Ésta, comisariada por el grupo de investigación “Vrbanitas. Arqueología y Patrimonio” de la Universidad de Huelva, será inaugurada en las próximas semanas. La reciente firma de un convenio entre la Universidad de Huelva y el Ayuntamiento de Escacena del Campo permitirán continuar con esta importante tarea de puesta en valor de nuestro patrimonio cultural.

Imagen del yacimiento de Tejada La Vieja.

 

Fuente e imágenes: UHU.

Vídeo: José Antonio Portero..

 

 

La Junta de Andalucía sitúa a la IGP Garbanzo de Escacena como “una prueba más” de la diversidad y la calidad de la gastronomía

Imagen de visita a la Cooperativa Campo de Tejada.

El delegado de Agricultura visita la Cooperativa Campo de Tejada, que comercializa al año 400 toneladas de este alimento diferenciado por su origen

La Junta de Andalucía sitúa a la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Garbanzo de Escacena como “una prueba más” de la amplia diversidad de la gastronomía de Huelva. Así lo ha expresado el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Pedro Pascual Hernández, durante su visita a la Cooperativa Campo de Tejada, referente de la misma con una producción de 400 toneladas anuales de este alimento blanco, lechoso, tierno y de sabor suave diferenciado en el mercado por su origen y su contrastada calidad.

Pedro Pascual Hernández ha celebrado, en este sentido, el tesón de un sector que vio cómo en septiembre de 2013 culminaban cuatro años de trabajo con la inscripción de la IGP Garbanzo de Escacena en el Registro Europeo de Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas. Un reconocimiento que, a juicio del delegado territorial, daba un impulso definitivo a un alimento que se erige, en especial desde ese instante, en un embajador más de la producción agroalimentaria de la provincia.

La denominación de calidad ampara, en concreto, al fruto de la especie vegetal Cicer arietinum L. del ecotipo local envasado como legumbre seca y perteneciente a la categoría Extra. Definido por su calidad superior y una forma, aspecto, desarrollo y coloración óptimos, se trata de un garbanzo característico de la zona de la Depresión del Guadalquivir. La IGP abarca así a los términos municipales de Escacena del Campo, Paterna del Campo, Manzanilla, Villalba del Alcor, La Palma del Condado y Villarrasa; así como, ya en Sevilla, de Castilleja del Campo, Aznalcóllar, Sanlúcar la Mayor, Albaida del Aljarafe y Olivares.

El origen emerge, precisamente, señala Pedro Pascual Hernández, como uno de los secretos de las cualidades organolépticas que lo colocan en la vanguardia de las delicatessen. No en vano, son sus suelos profundos, con un alto contenido de arcilla, gran capacidad de retención de agua, bajo contenido en nitrógeno y fósforo y un elevado nivel de potasio, junto a la influencia marina por su proximidad al litoral y a Doñana, los que dotan al Garbanzo de Escacena, en palabras del responsable de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, del máximo potencial nutritivo y de rasgos especiales como la blandura, la cremosidad y la finura que lo hacen “único”.

La Indicación Geográfica Protegida, según ha insistido el delegado territorial, vino a confirmar cada uno de estos aspectos que derivan en un producto de excelencia y a imprimirle un sello “fundamental” para la conquista de un mercado en el que el consumidor demanda la garantía de la calidad. No en vano, el distintivo abrió al Garbanzo de Escacena la puerta de los establecimientos gourmet, algo que, para Pedro Pascual Hernández, significa “prestigio y valor añadido”.

Campo de Tejada 

Campo de Tejada es una cooperativa constituida en 1979 que aglutina a día de hoy a 2.428 agricultores y socios colaboradores con una superficie cultivada de 24.728 hectáreas dedicadas a cereales, oleaginosas y leguminosas, entre otros. El Garbanzo de Escacena es su producto estrella, que, envasado en bolsas de medio y un kilogramo, llega al mercado con las marcas Escacena y Campo de Tejada y avalado no sólo por su Indicación Geográfica Protegida, sino también por el distintivo de la Asociación Empresarial Alimentos de Andalucía, Landaluz.

La entidad cuenta con un centro de formación propio en el que se imparten cursos que van desde la informática y la contabilidad hasta la aplicación de fitosanitarios, la higiene alimentaria o la cualificación para el transporte. De igual modo, en colaboración con el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa), adscrito a la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, y la Universidad de Córdoba, trabaja en un proyecto de I+D+i para la recuperación del tradicional garbanzo blanco-lechoso y para la obtención de nuevas variedades del mismo más resistentes a problemas como el fusarium o rabia.

Fuente e imagen: Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva.

La Junta de Andalucía recupera las masas forestales de La Pata del Caballo, una de las zonas más afectadas por el incendio de 2004

Imagen de la visita de Rocío Jiménez a La Pata del Caballo.

La delegada territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio supervisa los resultados de una inversión que alcanza de momento los 4,5 millones de euros

La Junta de Andalucía ha invertido 4,5 millones de euros en el núcleo forestal de La Pata del Caballo desde el incendio de 2004 que afectó a casi 30.000 hectáreas entre las provincias de Huelva y Sevilla. La Pata del Caballo, que se encuentra en el término municipal de Escacena del Campo, contiene una de las superficies de monte público más rica en vegetación mediterránea de Andalucía.

Por este motivo, “para la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación de Territorio ha sido y sigue siendo una de las zonas prioritarias dentro de la reforestación global de la superficie arrasada por el conocido como incendio de Riotinto”, en palabras de la delegada territorial, Rocío Jiménez.

Solo en el último trienio, la Delegación Territorial de Huelva ha invertido medio millón de euros en actuaciones en La Pata del Caballo. Los trabajos han consistido en la mejora de masas de alcornocal y pinar, mantenimiento de las repoblaciones y tratamientos para la prevención de incendios.

Rocío Jiménez ha comprobado in situ “la gran mejoría experimentada por un conjunto de ecosistemas de gran valor seriamente castigado por un hecho desgraciado”. “Debe seguir siendo uno de los pulmones de la provincia y desde la Junta se está haciendo todo lo necesario”, ha añadido la delegada territorial, quien ha anunciado que “hay actuaciones propuestas para este año y el siguiente con un valor cercano a los 300.000 euros”. Los operarios llevarán a cabo desbroces y podas en las subdivisiones de Los Perros y el Camino Tío Florencio y en los cortafuegos La Baña, Vallehermoso y El Cabo.

La Junta de Andalucía ya ejecutó un plan específico de restauración de alcornoques para La Pata del Caballo, con una inversión de 3,25 millones de euros. Se podaron más de 100.000 pies de encinas y alcornoques quemados y se eliminaron 38.000 pies muertos. El gradeo de los alcornoques no afectados, la conservación de los caminos rurales y la excavación de cunetas fueron otros de los primeros trabajos.

La Pata del Caballo, asimismo, se benefició de un proyecto general de restauración de todos los montes públicos involucrados en el incendio de 2004. La cuantía total fue de 2,44 millones de euros. La inversión sirvió para plantaciones, cerramientos, cortafuegos, instalación de protectores y construcción de pantanetas.

Fuente e imagen: Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva.

Izquierda Unida de Escacena reclama la colaboración de Junta, Diputación, UHU y Ayuntamiento para evitar el deterioro del yacimiento de Tejada la Vieja

Valderas

El portavoz de IU en Escacena del Campo, José Manuel Franco, aplaude el acuerdo político y el consenso en Diputación para poner en valor la zona histórica pero advierte que las inversiones deben llegar cuanto antes para que, al menos, el abandono no acabe poniendo en peligro los restos arqueológicos tartésicos.

El portavoz de Izquierda Unida en Escacena, José Manuel Franco, ha reclamado a la Diputación de Huelva el cumplimiento de la moción, aprobada por unanimidad de todos los grupos en el último Pleno (PSOE, PP, IU y diputada no adscrita), presentada por el portavoz de IU, Rafael Sánchez, en la que exige la firma de un convenio para poner en valor el yacimiento de Tejada la Vieja. El acuerdo político provincial pasa por instar a la Universidad de Huelva, la Consejería de Educación y Cultura de la Junta y el Ayuntamiento de Escacena a llevar a cabo un plan para convertir Tejada en un motor de desarrollo para el municipio y evitar el abandono y el deterioro progresivo de la zona.

La reclamación de Izquierda Unida de Escacena llega después de la visita a la zona del viceconsejero de Turismo de la Junta, Antonio Roldán, que se interesó por la situación de Tejada durante una visita al área histórica que ocupa. José Manuel Franco ha trasladado la situación de Tejada al parlamentario andaluz de IU por Huelva, Diego Valderas. En la reunión se acordó llevar al Parlamento de Andalucía una iniciativa para debatir sobre el estado del yacimiento y así instar a las administraciones a comenzar lo antes posible con las labores de mantenimiento, conservación y protección.

El portavoz de Izquierda Unida en Escacena asegura que “no se puede consentir que una institución como la Diputación de Huelva tenga abandonado un yacimiento como el de Tejada, esencial para la investigación de la civilización tartésica”. José Manuel Franco se muestra comprensivo con la situación económica del momento pero cree que “por lo menos, se debe invertir en el cuidado de Tejada y su conservación”. Y recuerda que la Diputación, como propietaria última del espacio, declarado Bien de Interés Cultural, está obligada a su mantenimiento al no funcionar el acuerdo que en su día firmó con la Universidad de Huelva.

Tejada la Vieja es una ciudad tartésica fundada aproximadamente en el siglo VIII a. de C. y es uno de los pocos referentes materiales claros y extensos de la mítica civilización de Tartessos, por lo que su estudio y difusión son una pieza clave para entender y difundir el legado histórico que Tartessos supone. El cuidado y explotación de Tejada la Vieja debe ser, a juicio de Izquierda Unida, el de un patrimonio casi único en el mundo.

Hace más de un año, la Diputación liquidó su servicio de arqueología y cedió la gestión de Tejada la Vieja a la Universidad de Huelva pero hasta ahora la cesión no se ha visto reflejada en una mejora en el estudio y difusión del yacimiento sino que su estado de abandono sigue progresando, señala el portavoz de Izquierda Unida.

Fuente e imagen:Izquierda Unida.

 

Izquierda Unida exige a la Diputación, a la Junta y al Ayuntamiento un plan de apoyo para mejorar y poner en valor el yacimiento tartésico de Tejada la Vieja en Escacena.

Accesos-a-Tejada-la-Vieja

El portavoz de Izquierda Unida, Rafael Sánchez Rufo, lleva al Pleno de la Corporación provincial una moción en la que denuncia el estado de abandono que sufre la zona histórica, agravado tras el incumplimiento de los acuerdos firmados entre la Diputación y la Universidad de Huelva

El portavoz de Izquierda Unida en la Diputación de Huelva, Rafael Sánchez Rufo, ha registrado una iniciativa en la Cámara provincial en la que solicita que este organismo inste a la Universidad de Huelva, a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Escacena del Campo a que lleven a cabo los trámites necesarios para firmar un convenio de colaboración para la puesta en valor del yacimiento de Tejada la Vieja y del área histórica-patrimonial y su aprovechamiento turístico y económico. Sánchez Rufo solicita en su texto que se haga llegar a las administraciones implicadas copia del acuerdo plenario para que sea tenido en cuenta.

Rafael Sánchez Rufo pone de manifiesto en la moción “el lamentable estado de dejadez que sufre el entorno”. La llegada a la zona y la visita se convierten en una verdadera carrera de obstáculos debido a sus malos accesos y a la falta de infraestructuras. Y añade que tras la renuncia de la Diputación, propietaria del recinto, a su gestión “nos consta que se ha producido el abandono de las labores mínimas de mantenimiento y cuidado del lugar de modo que han llegado a acumularse grandes cantidades de maleza sobre el yacimiento hasta el punto de provocar el desplazamiento por la acción de las raíces de parte de la mampostería de los muros excavados”. Según Sánchez Rufo, el yacimiento no solo carece de un plan de visitas regulado y definido, sino que no tiene la mínima vigilancia y mantenimiento de su cerca que dificulte o impida la entrada de ganado.

El portavoz provincial de Izquierda Unida subraya en su iniciativa que hace más de un año, la Diputación liquidó su servicio de arqueología y cedió la gestión de Tejada la Vieja a la Universidad de Huelva y añade que “hasta la fecha dicha cesión no solo no se ha visto reflejada en una mejora en el estudio y difusión del yacimiento, sino que su estado de abandono ha seguido progresando”.

El objetivo de esta moción de Izquierda Unida es hacer reaccionar a las administraciones ante la situación de abandono que sufre Tejada la Vieja, considerada una ciudad tartésica fundada aproximadamente en el siglo VIII a de C. y uno de los pocos referentes materiales claros y extensos de la mítica civilización de Tartessos, por lo que su estudio y difusión son una pieza clave para entender y difundir el legado histórico que supone. El cuidado y explotación de Tejada la Vieja debe ser, a juicio de Izquierda Unida, el de un patrimonio casi único en el mundo.

Fuente e imagen: Izquierda Unida.

 

Izquierda Unida-Escacena denuncia el abandono del yacimiento de Tejada la Vieja, clave en el estudio de la civilización tartésica

Accesos al yacimiento de Tejada la Vieja.

El portavoz local de Izquierda Unida, José Manuel Franco, recuerda que la zona es clave para desentrañar los secretos de Tartessos y pide a las administraciones un plan que adecente la zona protohistórica, mejore los accesos y el mantenimiento, la ponga en valor y se convierta en reclamo turístico y motor de empleo para el Condado oriental.

El viceconsejero de Turismo de la Junta de Andalucía, Antonio Roldán, ha visitado el yacimiento protohistórico de Tejada la Vieja para comprobar el estado en que se encuentra. Durante la visita, el portavoz de Izquierda Unida en Escacena, José Manuel Franco, denunció la “dejadez” que sufre el entorno y que se pone de manifiesto en las numerosas trabas que encuentra cualquier persona interesada en visitar dicho yacimiento. La llegada a la zona y la visita se convierten en una verdadera carrera de obstáculos, debido a sus malos accesos y a la falta de infraestructuras.

Tras la renuncia de la Diputación de Huelva, propietaria del recinto, a su gestión, Izquierda Unida de Escacena asegura que se han abandonado las labores mínimas de mantenimiento y cuidado del lugar de modo que han llegado a acumularse grandes cantidades de maleza sobre el yacimiento hasta el punto de provocar el desplazamiento por la acción de las raíces de parte de la mampostería de los muros excavados.

El yacimiento no solo carece de un plan de visitas regulado y definido, sino que no tiene la mínima vigilancia y mantenimiento de su cerca que dificulte o impida la entrada de ganado.

Tejada la Vieja, una ciudad tartésica fundada aproximadamente en el s. VIII a. C. y es uno de los pocos referentes materiales claros y extensos de la mítica civilización de Tartessos, por lo que su estudio y difusión son una pieza clave para entender y difundir el legado histórico que Tartessos supone. El cuidado y explotación de Tejada la Vieja debe ser, a juicio de Izquierda Unida, el de un patrimonio casi único en el mundo.

Hace más de un año, la Diputación liquidó su servicio de arqueología y cedió la gestión de Tejada la Vieja a la Universidad de Huelva. Hasta la fecha, dicha cesión no solo no se ha visto reflejada en una mejora en el estudio y difusión del yacimiento, sino que su estado de abandono ha seguido progresando.

El portavoz de Izquierda Unida en Escacena asegura que “es increíble que, sabida la importancia de Tejada la Vieja, las administraciones no reaccionen ante tal situación de abandono, pues existen pocas ciudades de época tartésica que permanezcan prácticamente intactas tras su despoblamiento”. Además, concluye que “la explotación del yacimiento protohistórico puede ser una vía para desahogar la alarmante tasa de desempleo que sufre Escacena.

El viceconsejero de Turismo se comprometió a ejercer presión sobre las administraciones para que, como mínimo, se cumplan las labores de mantenimiento indispensables y animó a que el tejido asociativo de la localidad reclame las administraciones el cumplimiento de sus obligaciones para con Tejada la Vieja. Antonio Roldán se ofreció a apoyar a las asociaciones escaceneras en cualquier iniciativa que propusieran para reivindicar el yacimiento y poner en valor y difundir su importancia como motor de desarrollo turístico y económico.