Tu mundo, más eficiente

Comisiones Obreras denuncia represalias a una delegada sindical en el Hotel Flamero de Matalascañas

 

  • Para CCOO “esta actuación sancionadora constituye una vulneración de la libertad sindical”

CCOO Huelva ha denunciado al Hotel Flamero de Matalascañas, por imponer una sanción a una trabajadora al realizar labores sindicales. Según el sindicato esta trabajadora hizo su labor de representante de trabajadoras y trabajadores durante una reunión, siéndole notificada una sanción días posteriores por un hecho propio de las funciones que realiza cada día.

En este caso, se ha sancionado a la trabajadora por unos presuntos hechos que sucedieron el pasado día 9 de marzo en una reunión del equipo de cocina del hotel. En la misma se transmitieron unas instrucciones determinadas al personal de cocina. La trabajadora, en calidad de representante del personal manifestó que determinados comentarios pudieran ser intimidatorios para la plantilla, ya que dejaban entrever una amenaza de despido. “Estas declaraciones forman parte de su cometido, como representante sindical”, han afirmado desde CCOO.

Según el sindicato: “La carta de sanción que recibe la representante sindical, es un auténtico despropósito. Se le imputan unos hechos que no se ajustan a la realidad y por lo tanto no pueden servir de soporte al castigo que se la impuesto.

El secretario general del sindicato provincial de servicios de CCOO en Huelva, Juan Carlos Liébana ha mostrado su “rotunda disconformidad” con esta sanción y lo ha calificado de “represalia empresarial” ya que “sancionarla justo después de la reunión anterior nos parece un indicio más que suficiente de vulneración y obstrucción al ejercicio de la actividad sindical”. Por todo esto se ha interpuesto una demanda judicial ya que “desde CCOO no vamos a permitir otra persecución sindical que afecta al conjunto de los derechos de las trabajadoras y trabajadores”

CCOO seguirá denunciando todos los casos de represión sindical y “castigo a aquellas trabajadoras y trabajadores que en la realización de la representación que les corresponde, sufren persecuciones empresariales y sanciones desproporcionadas”. Liébana califica de “muy grave” esta vulneración a un derecho propio de la clase trabajadora y que “la avaricia empresarial no respeta ni entiende”.

 

 

Fuente: CCOO.

Imagen: Internet.

 

, , ,

Comments are closed.