Tu energía más eficiente

El Ayuntamiento de Huelva activa el Plan Anual de Poda saneando las palmeras de la ciudad

La Concejalía de Infraestructuras y Servicios Públicos del Ayuntamiento de Huelva ha activado el Plan Anual de Poda en la ciudad con el saneamiento palmeras. Hasta el momento, ya se ha actuado en el Paseo Independencia, calle San José, San Sebastián y la Plaza de La Soledad y está previsto continuar por Gran Vía, Doce de Octubre, Avenida de Alemania, Paseo Santa Fe, Plaza de San Pedro, Real Sociedad Colombina o el Paseo de Las Palmeras. Se trata de abordar en primer lugar las principales alienaciones, para finalizar por los ejemplares sueltos existentes en diferentes zonas y barrios de la ciudad. Para llevar a cabo estas labores se precisa de la estrecha colaboración de la Policía Local para el desalojo de vehículos estacionados en la vía pública.

La actuación forma parte además del operativo de prevención que desarrolla el Ayuntamiento de Huelva, gracias al cual, se ha conseguido frenar la plaga del picudo rojo, protegiendo el palmeral de la ciudad. En este sentido, la poda de palmeras se realiza en época de otoño-invierno, cuando se produce la parada biológica del escarabajo, siguiendo las directrices del protocolo marcado por la Junta de Andalucía e incluyendo la eliminación de restos de palmeras afectadas, mediante trituración de los mismos o enterramiento inmediato.

Además, con la poda de palmeras se garantiza la seguridad de los transeúntes, evitando el peligro de desprendimiento de hojas secas y el riesgo de caída por copas demasiado espesas que pueden ceder con el viento, evitando asimismo obstáculos en semáforos o farolas y liberando los recorridos de los autobuses urbanos. También se configura como una apuesta por la estética general de la ciudad, ya que la caída de los frutos de las palmeras, especialmente cargadas de dátiles tras el verano, además de ensuciar las calles, puede producir riesgo de caídas y accidentes, por lo resbaladizo del suelo.

Por ello, junto a las tareas para aligerar las copas y retirar las ramas, se fuerza la caída de los frutos, para a continuación recogerlos de manera inmediata, procediendo si es necesario a una limpieza en profundidad con agua caliente para eliminar las manchas que dejan los dátiles sobre el pavimento.

PLAN ANUAL DE PODA

Con el saneamiento de palmeras se inicia el Plan de Anual de Poda establecido desde el Ayuntamiento de Huelva en función del ciclo biológico de la arboleda de la ciudad. Un programa anual que, como asegura el concejal de Infraestructuras y Servicios Municipales, Luis Albillo, “se mantiene durante todo el año, de manera permanente, para poder atender imprevistos y urgencias, como efectos de temporales, clareos y despejos para recorridos de cara a eventos o acontecimientos en la ciudad y demandas vecinales; pero que está organizado, siguiendo un calendario de podas de mantenimiento adaptado a las necesidades de cada especie, en función de su ciclo biológico, la retirada de frutos, el control de enfermedades o la ornamentación”.

Asimismo, este plan tiene en cuenta el número de árboles podados en el año o años anteriores, la edad, altura, conformación, estado vegetativo del arbolado y el espacio aéreo disponible, entre otras variables que determinan la necesidad de actuación.

De esta forma, la poda de palmeras se establece entre los meses de septiembre y diciembre. A continuación, a partir del mes de noviembre y hasta enero se procede a la poda de los naranjos, coincidiendo con la retirada del fruto, para controlar su crecimiento y que la planta concentre sus energías en producir las flores de azahar “relacionadas con el característico olor de la Semana Santa”.

A nivel general, los árboles de hoja caduca, como olmos, fresnos o plátanos deben podarse en los meses de otoño e invierno, coincidiendo con el receso vegetativo de la planta, aunque siempre en función del clima y las temperaturas, ya que mientras más susceptible sea la especie a las bajas temperaturas, más hay que retrasar su poda, mientras que en otros casos es mejor realizarla tras su floración, para evitar daños en nuevos brotes y flores.

En el arbolado urbano, la poda es necesaria para prevenir el riesgo de caída de ramas y para controlar el tamaño de árboles cuya ubicación no permite su desarrollo completo. En cuanto a circunstancias de riesgo, se incluyen rozamientos con edificios, elementos que obstaculizan el tránsito de peatones y vehículos o tapan señales de tráfico. Además, las labores se aprovechan para adecuar los árboles al espacio en el que se encuentran, suprimir ramas afectadas o secas y sanear las copas. Por último, en la programación de estas actuaciones, es importante adelantarse a la caída de los frutos del árbol al suelo, como los dátiles o las naranjas, para evitar los riesgos de accidentes y la suciedad que provocan.

REFUERZO DE MEDIOS MUNICIPALES

Para poder ejecutar este Plan Anual de Poda, el Ayuntamiento de Huelva reforzó en abril de 2016 el dispositivo, pasando de uno a tres equipos dotados de la plataforma elevadora necesaria para llevar a cabo la poda en altura. Además, se duplicaron los equipos de la denominada poda ‘con pértiga’ desde el suelo y se incorporó un nuevo dispositivo de bicicletas de ascenso o elevadoras con las que se accede a la copa del árbol, garantizando la protección del tronco que también cuenta con personal especializado.

 

 

Fuente e imagen: Ayuntamiento de Huelva.

, ,

Comments are closed.