Tu energía más eficiente

El Ayuntamiento de Huelva refuerza las actuaciones de mantenimiento en el Cementerio de la Soledad para mejorar los servicios al ciudadano.

Felipe Arias, ha comparecido en rueda de prensa, junto con la concejal de Servicios Municipales, Mabel Valle,

-A la modernización de unas instalaciones con 87 años de antigüedad, se unen ahora las obras dirigidas a resaltar el valor patrimonial e histórico del camposanto.

-Durante el último año se han producido en el cementerio onubense 593 cremaciones y 469 enterramientos.

Coincidiendo con las celebraciones del Día de Todos los Santos, la época en que más visita recibe el cementerio municipal de La Soledad, el teniente de alcalde de Infraestructuras, Felipe Arias, ha comparecido en rueda de prensa, junto con la concejal de Servicios Municipales, Mabel Valle, para señalar que la mejora de la calidad del servicio y atención al ciudadano, la modernización de las instalaciones y el mantenimiento de un complejo con 87 años de historia, son el objetivo prioritario de las obras y reformas que el Ayuntamiento de Huelva lleva a cabo de manera constante en el cementerio. “Además”, ha dicho “en los últimos años, el Ayuntamiento de Huelva está intentando dar un paso más, con actuaciones dirigidas a resaltar su valor patrimonial e histórico”.

En este sentido, muchas de las actuaciones llevadas a cabo este año, han estado centradas en mejorar la imagen exterior del cementerio, mediante renovación de acerados y adoquinados, eliminación de barreras arquitectónicas, arreglo de alcorques, pintado de cornisas, muros, fachadas, puertas y rejas, bordillos y mobiliario urbano, como los 70 bancos de piedra pintados en el camino del cementerio a Huelva, así como labores de jardinería y arbolado. Pero además, entre las actuaciones llevadas a cabo este año Arias ha destacado las realizadas para adecentar y arreglar algunas sepulturas y nichos susceptibles de incluir en un circuito visitable y la restauración de la Capilla.

RESTAURACIÓN DE LA CAPILLA

Más que de rehabilitación, el teniente de alcalde se ha referido a un trabajo de restauración, por el cuidado y empeño empleados para conservar los rasgos característicos de un edificio de los años 20 del pasado siglo. La capilla forma parte del complejo del cementerio de La Soledad, inaugurado en 1928 y obra de los arquitectos Francisco Monís y Pérez Carasa. Es de estilo neogótico y junto a la Iglesia de La Milagrosa, “son los únicos ejemplos de este estilo con los que contamos en la ciudad”, ha explicado Felipe Arias, destacando su forma semicircular, donde llaman la atención sus vidrieras, representando a los cuatro evangelistas y ahora totalmente recuperadas.

La restauración que ha supuesto una inversión de 180.000 euros ha supuesto una rehabilitación integral tanto del exterior, como del interior del edificio, incluyendo la restauración del Cristo, la Cruz y el Sagrario, realizada por un grupo de alumnas del Programa Municipal ‘Cultura en los Barrios’ de las AA.VV. Mora Claros y Plaza Niña.

En este sentido, Arias ha explicado que se han saneado todos los paramentos, pilares y cubiertas, incluyendo la reposición de las tejas tipo árabes y destacando la recuperación del característico zócalo utilizando piezas de la misma época recuperadas del propio cementerio y azulejos tipo Mensaque. Especial importancia se le ha otorgado a la rehabilitación de las vidrieras, que tras una profunda limpieza, se han encargado las piezas perdidas y dañadas para que fueran exactas. Para terminar, se ha iluminado la capilla, con dos focos de luz cenital dirigido hacia la cruz del espadaño, que permanecerá encendido, tras la hora de cierre, convirtiéndose en referencia, al ser el único punto iluminado del cementerio de La Soledad.

SEPULTURAS Y NICHOS CARACTERÍSTICOS

Asimismo, Arias ha explicado que se han restaurado y adecentado sepulturas y nichos susceptibles de incluir en un circuito visitable, en los sectores San Juan, San Marcos y San Pedro. Entre ellas, el teniente de alcalde ha asegurado que “en el cementerio se pueden observar curiosidades que nos cuentan la historia de esta ciudad”, poniendo algunos ejemplos como la primera sepultura del cementerio, en 1928, de Hermenegildo Suárez, un joven revolucionario onubense; las tumbas de los toreros Carreño (1930), Carbonel (1954) y Manolito Litri (1927), que cuenta con una escultura de una mujer doliente obra del escultor palmerino Soldán; el conjunto de sepulturas de los marineros del ‘Trincher’, un barco que naufragó en 1965 en las costas de Portugal, falleciendo 8 onubenses; o los diferentes panteones construidos a imitación del Humilladero de la Cinta.

Por otro lado, como ejemplos de patrimonio, Felipe Arias se ha referido a los restos de la Fuente Magna, que se conservan a la entrada del cementerio, como los llamados Tritones; el monolito a ‘los caídos por la libertad’ obra de Castro Crespo; o las tumbas de insignes onubenses como Mora Claros, Sundheim, García Ramos, Justo de la Cueva o Le Forestiere (1911) aviador fallecido en un acto benéfico mientras realizaba acrobacias.

  

BALANCE DE LA ACTIVIDAD EN EL CEMENTERIO 

La festividad de Todos Los Santos se aprovecha tradicionalmente para hacer balance de la actividad en un cementerio municipal donde se gestionan una media de 1.200 fallecimientos al año. Concretamente, durante este año, de octubre de 2013, a octubre de 2014, Felipe Arias ha cifrado la actividad del cementerio en 593 cremaciones y 469 enterramientos, “por lo que un año más se mantiene la tendencia al alta de las incineraciones con un 55,84% sobre el 44,16% de enterramientos”, ha dicho.

Desde el año 1997, cuando se puso en marcha en Huelva el servicio de Horno Crematorio, se ha producido un incremento paulatino del número de incineraciones frente al de enterramientos. En 2009, por primera vez, las cremaciones superaron a los enterramientos, mientras que en la actualidad nos estamos aproximando al 60% que alcanza la media nacional.

Asimismo, el cementerio de La Soledad cuenta con un horno incinerador para las cremaciones de restos, que este año se ha utilizado en 259 ocasiones. Por otro lado, en cuanto al balance de actividad en el cementerio de La Soledad en este periodo, destacan otras tareas como 349 traslados de restos realizados dentro y al exterior del cementerio; 469 inhumaciones; 554 permisos de colocación de lápidas; 806 renovaciones de nichos y sepulturas a 5 años; se han concedido 34 unidades de enterramiento a 50 años; y se ha solicitado el uso de la cámara del cementerio en 59 ocasiones. Además, en el cementerio de La Soledad se han registrado este año 43 solicitudes de entrada de restos y cenizas.

SERVICIOS DEL CEMENTERIO DE LA SOLEDAD

Felipe Arias ha asegurado esta mañana que el Ayuntamiento de Huelva trabaja para facilitar a los onubenses los ya de por sí duros momentos que se viven tras la muerte de un familiar, así como las delicadas cuestiones relacionadas con traslados, inhumaciones, movimientos o visitas. Por ello, y “más allá de su valor patrimonial, con la restauración de la capilla, nuestro objetivo ha sido ofrecer un lugar de recogimiento, donde los onubenses puedan refugiarse en los duros momentos que acompañan la muerte de un familiar”. Además de para la celebración de los actos y cultos religiosos, la capilla permanecerá abierta durante toda la jornada, con el mismo horario del propio cementerio, para que los onubenses puedan visitarla en cualquier momento. Especialmente útil será durante los procesos de incineración, poniendo a disposición de los onubenses un espacio más íntimo y privado para afrontar la espera, más allá de la sala habilitada para ello, junto al Horno Crematorio, que también fue reformada en 2011.

Además, en los últimos años se han ampliado los horarios del horno crematorio, de los enterramientos y de las oficinas centrales para poder atender más demandas. Hasta 2013, las incineraciones se realizaban en Huelva hasta las 18.00 horas, mientras que en la actualidad el horno crematorio funciona hasta las 21.00 horas. En cuanto a los enterramientos, también se amplió en una hora el horario del servicio, finalizando a las 15.00 horas, en vez de a las 14.00 H. Asimismo, el horario de atención al público también se amplió, pasando de cerrarse a 13.30 horas a permanecer abierto en la actualidad hasta las 15.00 horas, con el objetivo de facilitar al ciudadano las gestiones relacionadas con el negociado del cementerio, destacando entre las más habituales, la solicitud de traslado de restos, renovación de concesiones de nichos, incineraciones de restos o puesta al día de tasas.

Entre las reformas llevadas a cabo en los últimos años Felipe Arias se ha referido a la realizada en el refractario del horno crematorio, incluyendo la mencionada en la sala de espera y ceremonias; así como la creación del ‘Jardín de las cenizas’, un espacio habilitado para el depósito de los restos resultantes de las cremaciones, que ha tenido muy buena aceptación entre los onubenses.

Fuente e imagen: Ayuntamiento de Huelva.

 

, , , ,

Comments are closed.