Tu energía más eficiente

El Defensor del Pueblo Andaluz desaprueba el papel del Ayuntamiento de Huelva en el estado de un edificio en la calle Palacio

En septiembre de 2016 el Círculo Sectorial del Patrimonio Cultural de Huelva presentó una queja ante Defensor del Pueblo Andaluz en relación con la ruina declarada sobre el edificio de la calle Palacio n.º4. Tras más de un año, idas y venidas de informes y el silencio del Ayuntamiento de Huelva ante el propio Defensor, al menos, hasta en tres ocasiones; finalmente este Círculo ha recibido la resolución del Defensor del Pueblo Andaluz en la que les da la razón, entre otros, en los términos siguientes:

«Creemos que es muy lamentable que, con los instrumentos jurídicos y técnicos que en la actualidad posee el Ayuntamiento, un inmueble incluido en el Catálogo de Edificios y Elementos de Interés de Huelva, en el PGOU de 1999 con grado de protección 2, no haya podido ser conservado pese a que, inicialmente, los propios técnicos no consideraban que se encontrara en ruina y que hubiera bastado una orden de ejecución de obras adecuada de la que se hubiera realizado un seguimiento eficaz para evitar que, finalmente, se haya declarado en ruina el inmueble.

En este sentido al Círculo le preocupa de manera singular que aunque, finalmente y pese a esa declaración de ruina, el Ayuntamiento haya ordenado, al menos a los propietarios, a que conserven la fachada, no se hayan dado las medidas oportunas para que, salvo que procediera la suspensión legal de la condición dada, ésta no se haya ejecutado, poniendo en riesgo este elemento tan trascendental de la tipología del inmueble que se debe conservar, instando “a ejecutar estas medidas por ejecución subsidiaria o, al menos, se impongan multas coercitivas para obligar a la propiedad a cumplir lo ordenado”.

El Defensor, en un gesto de cordialidad institucional, que respetan desde el citado Círculo, atribuye al Ayuntamiento presunción de imparcialidad y objetividad en sus informes. “Pero es la propia práctica municipal la que no hace honor a tal presunción” han asegurado, ya que en sus escritos, el Ayuntamiento de Huelva no ha esclarecido el criterio técnico de la bajada de protección de P2 a P3, como no ha explicado por qué no ha aplicado la legislación de conservación en los 6 años que han pasado hasta dar la ruina a un edificio que no la tenía, considerando esta ruina “urbanística”. La realidad es que esta ruina no es físicamente irreparable, solo es cuestión de dinero, y sobre todo es cuestión de responsabilidad municipal, y no de “otros” intereses que parecen ser los que priman para el Área de Urbanismo del Ayuntamiento de Huelva, sea quien sea quien lo gobierne, como por desgracia están pudiendo comprobar.

El catálogo vigente supuso la bajada de protección de más del 50% de los edificios propuestos, algunos de los cuales ya ni existen. En varias ocasiones la Junta de Andalucía ha desaprobado las modificaciones, llegando a calificarlas de “degradación constante” y apelando a crear “nuevas condiciones para revertir dicho deterioro urbanístico”. Sin embargo, el Ayuntamiento desoye estos informes y los ha llegado a calificar de “mera recomendación”.

Así pues, hay motivos de sobra para desconfiar de esa ruina. El palacete de Claudio Saavedra conserva aún su interior originario, cuyos planos fueron destacados como ejemplo arquitectónico en la obra de Díaz Zamorano, Premio Diego Díaz Hierro de investigación en 1999. En ese mismo año fue protegido en grado P2 teniendo apenas un “deterioro ligero”. Ahora es P3, y tanto el Ayuntamiento como los mismísimos herederos dicen que hay que tirarlo.

Lo afirmado por el Defensor contrasta con el proceder del Fiscal de Medio Ambiente y Urbanismo, que hace un año no estimó los argumentos del Círculo y se limitó a archivar sin mayores explicaciones “en una actuación que queda ahora en entredicho”.

Por último, advierten que desde este Círculo continuarán con los procesos abiertos e iniciarán los necesarios para llegar hasta el fin del asunto.

 

 

Fuente e imagen: Círculo Sectorial del Patrimonio Cultural de Huelva.

,

Comments are closed.