Tu mundo, más eficiente
Festival de Cine Iberoamericano de Huelva

La Guardia Civil detiene a tres personas por tráfico de drogas en dos servicios de prevención de la Seguridad Ciudadana.

 

 Las actuaciones se han realizado en Santa Olalla del Cala y en Moguer interviniendo en ambos servicios  drogas destinadas al pequeño tráfico.

 Agentes de la Guardia Civil procedieron a la detención de J.R.H., y de J.L.R., de nacionalidad española, como presuntos autores de un delito contra la salud pública.

La detención se realizó el pasado 8 de mayo, en la autovía A-66, sentido Mérida, a su paso por el término municipal de Santa Olalla del Cala, donde la Guardia Civil mantenía un amplio dispositivo de prevención de la seguridad ciudadana. Los agentes que participaban en este servicio pertenecen a la Unidad de la Comandancia que está especializada en montar dispositivos móviles de seguridad, quienes procedieron a inspeccionar el interior de un vehículo, debido a que la conducta de sus dos ocupantes les resultó sospechosa.

Durante el registro del coche, que se efectuó con ayuda de un perro especializado en la búsqueda de sustancias estupefacientes, fue el animal el que señaló un posible positivo en la parte trasera del vehículo. Uno de los agentes pasó a verificar tanto el maletero como las zonas próximas, hallando un doble fondo practicado bajo la rueda de repuesto. Tras extraer la pieza de recambio, se descubrió una bolsa de plástico que contenía casi medio kilo de polen de hachís, por lo que ambos hombres fueron detenidos y trasladados a dependencias policiales.

Fueron estos mismos agentes, que pertenecen a la Unidad de Seguridad Ciudadana de Comandancia (USECIC) y que, al actuar como unidad reunida, tienen una amplia movilidad por todo el territorio de la provincia de Huelva, quienes detectaron el pasado día 5, esta vez en un camino de Moguer, a otro transporte de drogas.

Cuando este grupo policial circulaba por el Camino del Monturrio, observaron la presencia de un vehículo, cuyo conductor al ver llegar a los agentes para identificarle, arrojó por la ventanilla una caja de cartón antes de que se acercaran los guardias civiles.

Mientras era identificado, otros agentes comprobaron el paquete arrojado, en cuyo interior descubrieron 99 bellotas de hachís, por lo que se procedió a su detención, tratándose de un ciudadano marroquí cuyas iniciales son A.K.

La Guardia Civil ha instruido las correspondientes diligencias que, en unión de los detenidos, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia.

Fuente e imagen: Guardia Civil (Ministerio del Interior)

,

No comments yet.

Deja un comentario