Tu energía más eficiente

La Plataforma Recupera Tu Ría pide al Defensor del Pueblo que agilice el expediente abierto sobre las causas de muertes por cáncer en Huelva

a Plataforma Recupera Tu Ría (Colegio de Arquitectos de Huelva, Izquierda Unida, Dos Orillas, Derechos Humanos, Ecologistas en Acción y otros colectivos ciudadanos) ha anunciado, tras comparecer en la Comisión de Salud del Parlamento de Andalucía, que solicitarán al Defensor del Pueblo Andaluz la agilización del expediente abierto sobre el Estudio de Mortandad por Cáncer en Huelva realizado por la Sociedad Española de Epidemiología (SEE)

Los portavoces de la Plataforma, Gonzalo Prieto y Pedro Jiménez, aseguran que es esencial que la Oficina que preside Jesús Maeztu desglose el expediente sobre los informes de Huelva y el Campo de Gibraltar, para agilizar el cumplimiento del Dictamen de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE)

Recupera Tu Ría reclama presupuesto y calendario a la Junta de Andalucía para dar cumplimiento y desarrollar las diez recomendaciones del Dictamen de la SEE sobre salud en Huelva

Gonzalo Prieto y Pedro Jiménez reclaman información al Ayuntamiento de Huelva sobre el acuerdo del Órgano de Participación que pedía un informe al Centro Superior de Investigaciones Científicas sobre la posibilidad del traslado de las 120 millones de toneladas de fosfoyesos y exigen que se retiren “sí o sí” las 7.000 toneladas de cenizas radiactivas de Acerinox depositadas en las marismas

La Plataforma Recupera Tu Ría (Colegio de Arquitectos de Huelva, Izquierda Unida, Dos Orillas, Derechos Humanos, Ecologistas en Acción y otros colectivos ciudadanos) ha anunciado, tras comparecer en la Comisión de Salud del Parlamento de Andalucía, que solicitarán al Defensor del Pueblo Andaluz la agilización del expediente abierto sobre el Estudio de Mortandad por Cáncer en Huelva realizado por la Sociedad Española de Epidemiología (SEE). Los portavoces de la Plataforma Gonzalo Prieto y Pedro Jiménez explicaron hoy que pedirán que se desglosen los informes sobre el entorno industrial de Huelva y el Campo de Gibraltar, ya que el referido a la ría de Huelva está más avanzado que el gaditano. Jiménez cree que “Huelva tiene derecho a conocer las causas que provocan que aquí muera más gente por cáncer” y para ello es esencial cumplir las diez recomendaciones del Dictamen de la Sociedad Española de Epidemiología.

La Plataforma Recupera Tu Ría asegura que la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía tendrá que aceptar lo que el Parlamento determine y proponen que “ya en el Presupuesto andaluz de 2015 se incluya una partida económica y se establezca un calendario que haga posible comenzar y cumplir con las recomendaciones de la Sociedad Española de Epidemiología”.

Los portavoces de la Plataforma anunciaron que también solicitarán al alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, información sobre los pasos dados en el Órgano de Participación sobre el encargo a los expertos del Centro Superior de Investigaciones Científicas de un informe sobre la posibilidad de trasladar todos los residuos vertidos en las marismas por Fertiberia y Foret durante cuarenta años. En este sentido, Pedro Jiménez asegura que para ello no deben tenerse en cuenta ni el tiempo que se tarde ni el dinero que cueste la operación y que la única limitación puede ser la imposibilidad técnica. En cualquier caso “deberán retirarse las 7.000 toneladas de residuos radiactivos vertidos por Acerinox y que siguen contaminando el entorno de Huelva”.

Los portavoces de la Plataforma Recupera Tu Ría pusieron de manifiesto el pasado miércoles durante su intervención parlamentaria que “ha llegado la hora, después de 40 años, de dar respuesta a la recomendación que hizo la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1979” en el sentido de evaluar los efectos de la contaminación industrial sobre la salud de las personas. Los portavoces señalaron que desde entonces “el tema se ha convertido en una reivindicación histórica de la ciudadanía de Huelva”. Y añaden que también es el momento de cumplir las recomendaciones contenidas en la resolución del Comité de Peticiones del Parlamento Europeo, aprobada por unanimidad de todos los grupos. De esta manera, se daría cumplimiento a la demanda histórica de la ciudad de Huelva expresada y reflejada en las 25.000 firmas recogidas por la Plataforma Recupera Tu Ría en 2008.

Dictamen de la Sociedad Española de Epidemiología

El Dictamen presentado por la Sociedad Española de Epidemiología recopila los datos de 104 documentos médicos y científicos realizados hasta ahora que aportan conclusiones sobre muertes en Huelva y tratan de aclarar los motivos y el por qué la capital y el entorno supera las medias de mortandad andaluzas y españolas.

Aunque el Dictamen subraya que “se desconocen las razones concretas de la mayor mortalidad de la Ría de Huelva”, pone de manifiesto un importante incremento de mortalidad por cáncer.

Entre las recomendaciones que hace el Dictamen y que la Plataforma Recupera Tu Ría hace suyas para que la Consejería de Salud y las instituciones pertinentes las cumplan está 1/ “la realización de un estudio epidemiológico de carácter prospectivo, con especial énfasis en la biomonitorización de los contaminantes en los habitantes en las áreas de interés para determinar la exposición real de la población e integrar en dicho estudio de cohortes pequeños estudios anidados en colaboración con las autoridades responsables de la vigilancia de la contaminación ambiental para evaluar el impacto de las emisiones contaminantes sobre los niveles de dichas sustancias en la población”.

Otra de las recomendaciones que hace el informe es 2/ abogar por “potenciar los sistemas de vigilancia y alerta de situaciones meteorológicas, algo que sucede con frecuencia, y que puedan producir elevadas concentraciones de contaminantes sobre la población del entorno de la Ría de Huelva, así como la vigilancia de un mayor número de parámetros ambientales, ya estén o no legislados”. El documento cree necesario 3/ “iniciar la operatividad de herramientas de pronóstico de impacto de las emisiones al aire de las industrias en el entorno de Huelva, y en especial en la ciudad, para minimizar el efecto de elementos tóxicos, y en especial del arsénico, en la ciudadanía”.

El Dictamen pide también 4/ “apoyar a los servicios de prevención de las grandes mutuas de empresas para que realicen, en colaboración con investigadores independientes, estudios de cohortes retrospectivos para calcular tasas absolutas y proporcionales de su morbi-mortalidad e incorporar marcadores de exposición a medio plazo en los sistemas de vigilancia de la salud para agentes químicos asociados con enfermedades crónicas”. Y recomienda 5/ “aumentar la explotación de fuentes de información existentes, como las de morbilidad hospitalaria o incidencia de cáncer, que permitirían, por ejemplo, ofrecer datos sobre frecuencia de enfermedades en las áreas de interés, respecto de áreas similares pero sin presencia destacada de contaminación ambiental en su entorno”.

Además, el Dictamen entiende que hay que 6/ “mejorar la transmisión de información a la población en general y a los colectivos profesionales sobre los efectos conocidos de la contaminación ambiental sobre la salud”. Respecto a esta recomendación apunta que “una iniciativa concreta puede ser la constitución de un Foro de Salud Pública de la Ría de Huelva que suponga un canal estable de comunicación e intercambio de información sanitaria entre los distintos organismos de la Junta de Andalucía y los grupos y asociaciones ciudadanas más representativos de la sociedad civil de Huelva”.

7/ Evaluar el coste de la restauración de la zona minera para frenar el drenaje de aguas ácidas de minas abandonadas en el Tinto y Odiel, 8/ fortalecer la vigilancia y el cumplimiento de la normativa sobre protección medioambiental y seguridad alimentaria en la zona de la Ría de Huelva y evitar que productos sin control alimentario procedentes de zonas prohibidas de pesca puedan llegar a los locales de restauración o a vendedores ambulantes son otras de las recomendaciones del Dictamen.

Y en lo que atañe a las balsas de fosfoyesos recalca 9/ que “en el caso de la recuperación del espacio ocupado por los fosfoyesos, monitorizar especialmente la captación de metales y radiactividad en el ecosistema de la cubierta vegetal”. Finalmente, el Dictamen 10/ cree oportuno “desarrollar las acciones sugeridas por la Comisión para reducir las desigualdades sociales en salud en España”.

RESUMEN DE LA INTERVENCIÓN DE LA PLATAFORMA RECUPERA TU RÍA ANTE LA COMISIÓN DE SALUD DEL PARLAMENTO DE ANDALUCÍA EN SOLICITUD DE LAS LAS MEDIDAS LEGISLATIVAS NECESARIAS PARA LLEVAR A EFECTO LAS RECOMENDACIONES DEL DICTAMEN DEL DEFENSOR DEL PUEBLO.

Antes de nada agradecer a esta Comisión la oportunidad que brinda a Recupera Tu Ria de poder defender la necesidad de llevar a efecto las recomendaciones contendidas en el Dictamen elaborado por la Sodiedad Española de Epidemiología (SEE), realizado por encargo del Defensor del Pueblo a petición de nuestra asociación.

Primero, un poco de historia.

A los pocos años de la puesta en marcha de las industrias químicas en la avda. Francisco Montenegro, ubicadas dentro del propio casco urbano de Huelva, a mediados de los años sesenta del paso siglo, la ciudadanía y el asociacionismo vecinal evidenciaron que los hipotéticos beneficios económicos y laborales que el Polo químico representaba para la ciudad no compensaban el coste para la salud que ello representaba.
Así en fecha tan temprana al inicio del Polo como 1974 ya el Colegio de médicos de Huelva en un comunicado se pronunciaba sobre la equivocación que supuso la ubicación del Polo y los negativos efectos sobre la salud de los onubenses

La situación medioambiental en Huelva era de tal gravedad y las consecuencias que ello podía ocasionar a la salud preocupaban tan hondamente a la ciudadanía, que el 31 de marzo de 1976, el entonces alcalde de Huelva Carmelo Romero Núñez, en su discurso ante Rey Juan Carlos en su primera visita a Huelva como monarca incluyó la siguiente reivindicación:

Respecto al medio ambiente, es necesaria una acción inmediata por parte de todos, Estado, empresas, organismos, para que su calidad no se degrade y para que la ciudad pueda tener la tranquilidad que ni un solo día, su salud se vea amenazada.

Hasta tal punto la contaminación y deterioro ambiental de Huelva había llegado a extremos en un principio insospechados que la propia Fiscalía del Tribunal Supremo, emitió un informe titulado “Huelva, una ciudad insalubre”,

Este ambiente de rechazo y preocupación por los efectos de la contaminación industrial sobre la salud, llevó a la convocatoria el 15 de junio de 1978 de una gran manifestación ciudadana bajo el lema “Huelva se asfixia: no a la contaminación”. Las asociaciones de vecinos convocantes, denunciaron “la mala ubicación de las factorías y el coste social que se soportaba: bronquitis, extrañas dermatitis, destrucción del medio ambiente, incremento de enfermedades infantiles y profesionales”

El éxito y repercusión de la manifestación fue tal que movió a las administraciones a crear una subcomisión en la que se incluyeron los ministerios de sanidad, obras públicas e industria, y de la cual salió un acuerdo con la Organización Mundial de la Salud para que investigara los problemas derivados de la contaminación en Huelva.

En Diciembre de 1979, la OMS finalizó su informe y acabó recomendando que por parte del Ministerio de Sanidad y Seguridad Social se evaluaran los efectos que la contaminación atmosférica pudiera producir en la salud, proponiendo la realización de un estudio epidemiológico relativo a la incidencia de la contaminación en los niños.

Dos años después, en 1981, ningún estudio epidemiológico se había realizado a pesar de la justa petición ciudadana y de las promesas de las administraciones al respecto y, sin embargo, seguían creciendo los datos preocupantes que vinculaban cáncer con contaminación. En este sentido se hizo público un estudio elaborado por el Servicio de Anatomía patológica de la Residencia Sanitaria y publicado en el boletín informativo del Colegio de Médicos de Huelva, en el que se concluía que en Huelva se daban cuatro veces más casos de cáncer de laringe que en el resto de Europa.

En 1983, los ayuntamientos de Avilés, Cartagena, Huelva y Madrid se reunieron con la directora General de Medio Ambiente a fin de firmar una propuesta de convenio sobre el método a emplear para realizar un estudio epidemiológico y una base de datos sobre las consecuencias de la contaminación atmosférica en la salud.
Sin embargo, nunca más se tuvo noticia de estos estudios

En 1986 supimos que un informe reservado de la Agencia de Medio Ambiente (AMA) de Huelva expresaba su preocupación por el “delicado cariz” que tomarían las cosas si alguna organización recabara un informe del estado de salud de los trabajadores del polo industrial de Huelva

Un año después, el 25 de junio de 1987, más de 200 médicos onubenses llegaron a pedir que se elaborara un estudio epidemiológico sobre la contaminación, que aclarara los posibles efectos de la contaminación en la salud. Su petición cayó en saco roto.

El 27 de octubre de 1987, la Comisión Ciudadana de Afectados por la contaminación solicitó de todos los grupos que conformaban el Ayuntamiento de Huelva que aprobaran la realización de un estudio epidemiológico que evaluara el impacto de las emisiones de las industrias químicas sobre la población y así resultó aprobado por el pleno. Sin embargo, a pesar de haberse firmado un protocolo con la Consejería de Salud para su realización por la Cátedra de Epidemiología de la Universidad de Sevilla, dicho estudio nunca se llegó a realizar.

En 1988, el Servicio Mundial de Información sobre la Energía (WISE), recomendó que la Escuela Andaluza de Salud Pública realizara un estudio epidemiológico y preventivo de la incidencia de los yesos depositados en las marismas en la salud comunitaria de la población de Huelva.
Dicha recomendación jamás resultó atendida.

Por todo lo expuesto es fácil deducir que la realización de un estudio epidemiológico que sirva para determinar la relación entre el exceso de determinados tipos de cáncer y de enfermedades respiratorias y alérgicas en Huelva y la contaminación industrial es una reivindicación histórica de la ciudadanía de Huelva que nunca ha resultado atendida por las administraciones competentes, a pesar de su razonable fundamento.

Es en este contexto histórico y heredera de este estado de cosas en el que la Asociación Recupera Tu Ría inició en el año 2008 una campaña de recogida de firmas entre los vecinos de Huelva para exigir el cese de los vertidos de fosfoyesos por parte de Fertiberia en cumplimiento de la sentencia de la Audiencia Nacional, la retirada de las 7.000 toneladas de residuos radioactivos de Acerinox depositados en las balsas de fosfoyesos y la realización del tan ansiado, por necesario, estudio epidemiológico.

El Dictamen de la SEE

El 15 de abril de 2009 presentamos ante el defensor del pueblo las 25.000 firmas recogidas y, fruto de ello, se inició por el Defensor el expediente que ha dada lugar a la emisión del dictamen realizado por su encargo sobre el exceso de mortalidad y morbilidad detectado en varias investigaciones en la Ría de Huelva.
Dicho dictamen, que tiene la singularidad de haber sido financiado íntegramente por la Oficina del Defensor del Pueblo, muestra más que evidente de la importancia y transcendencia que dicha institución ha otorgado a la petición, fue encargado a un Grupo de Trabajo elegido por la Sociedad Española de Epidemiología, y se trata de un compendio, de un estado de la cuestión, que ha utilizado 104 referencias de bibliografía científica, tras cuyo análisis se ha concluido necesario realizar hasta 10 recomendaciones específicas, que desde luego la asociación Recupera Tu Ría hace suyas.
El Dictamen subraya que “se desconocen las razones concretas de la mayor mortalidad de la Ría de Huelva”, aunque pone de manifiesto un importante incremento de mortalidad por cáncer.
Aun cuando parte del Dictamen se encarga de recoger la hipótesis de cierta literatura científica que incide en las desigualdades sociales y económicas como determinantes de las causas del exceso de mortalidad por cáncer en Huelva y Cádiz, lo cierto es que, si bien es en parte de los barrios económicamente más deprimidos de Huelva donde mayor incidencia de mortalidad concurre, también lo es que en los mismos es donde mayor incidencia tienen los impactos atmosféricos de origen industrial, como son los barrios de La Orden, Los Rosales y las zonas residenciales aledañas a las marismas del Titán junto a las balsas de fosfoyesos, según pone de manifiesto otro interesantísimo apartado del Dictamen (en concreto el apartado 3.3.3 “Contaminación atmosférica” pags. 60-62).

Así pues, además de una desigualdad social como causante de un exceso de mortalidad y morbilidad concurre también una desigualdad ambiental, que determina que según nuestra situación en el censo se incrementan los riesgos de muerte y/o de padecer enfermedad. Como titulaba un conocido periódico la noticia de la publicación del atlas de mortalidad en España, “El cáncer no es una lotería”, y en Huelva, según las estadísticas, todos los años es donde compramos más décimos.

En concreto, según los datos recogidos en el propio Dictamen de la SEE resulta que en el período 1975-2011

Han aumentado:
El Cáncer de Pulmón, que se ha incrementado 32,76%
El Cáncer de Vejiga, que se ha incrementado 82,5%
El Cáncer de colon, que se ha incrementado 49.01%
Y el Cáncer de mama, que se ha incrementado 44,37%

Han descendido:
Las Leucemias, aunque en los casos de los hombres sigue siendo un 34% superior a la media española.
La Cirrosis hepática, que ha descendido un 37,91%
La Enfermedad cerebrovascular, que ha descendido un 74,41%, aunque sigue siendo un 47,45% superior a la media española.
Y la Enfermedad isquémica del corazón, que ha descendido un 74,41%, aunque sigue siendo un 47,45% superior a la media española.

Las recomendaciones

Entre las recomendaciones que hace el Dictamen que nuestra Plataforma Recupera Tu Ría, como he dicho, hace suyos, se encuentra “la realización de un estudio epidemiológico de carácter prospectivo, con especial énfasis en la biomonitorización de los contaminantes en los habitantes en las áreas de interés para determinar la exposición real de la población”.

Otra de las recomendaciones rotundas que hace el informe es “potenciar los sistemas de vigilancia y alerta de situaciones meteorológicas que puedan producir elevadas concentraciones de contaminantes sobre la población del entorno de la Ría de Huelva, así como la vigilancia de un mayor número de parámetros ambientales, ya estén o no legislados”.

El Dictamen pide “apoyar a los servicios de prevención de las grandes mutuas de empresas para que realicen, en colaboración con investigadores independientes, estudios para calcular tasas absolutas y proporcionales de morbilidad y mortalidad entre los trabajadores. Y recomienda asimismo “aumentar la explotación de fuentes de información existentes, como las de morbilidad hospitalaria o incidencia de cáncer, que permitirían, por ejemplo, ofrecer datos sobre frecuencia de enfermedades en las áreas de interés”.

Además, el Dictamen entiende que hay que “mejorar la transmisión de información a la población en general y a los colectivos profesionales sobre los efectos conocidos de la contaminación ambiental sobre la salud”. Respecto a esta recomendación apunta que “una iniciativa concreta puede ser la constitución de un Foro de Salud Pública de la Ría de Huelva que suponga un canal estable de comunicación e intercambio de información sanitaria entre los distintos organismos de la Junta de Andalucía y los grupos y asociaciones ciudadanas más representativos de la sociedad civil de Huelva”.

Y en lo que atañe a las balsas de fosfoyesos recalca que “en el caso de la recuperación del espacio ocupado por los fosfoyesos, monitorizar especialmente la captación de metales y radiactividad en el ecosistema de la cubierta vegetal”. Finalmente, el Dictamen cree oportuno “desarrollar las acciones sugeridas por la Comisión para reducir las desigualdades sociales en salud en España”.

A todo lo expuesto hay que añadir que el 14 de julio de 2010, el Parlamento Europeo, en un hecho sin precedentes, aprobó todas y cada una de las solicitudes que Recupera Tu Ría junto a Greenpeace formuló a la Comisión de Peticiones de la Unión Europea y, además, por unanimidad. Entre las recomendaciones contenidas en el informe definitivo de la Comisión de Peticiones, que envió una misión a Huelva para investigar su calidad ambiental y la contaminación derivada de la actividad industrial, se encuentran la realización de un estudio epidemiológico y un estudio de salud de los trabajadores de la industria química.

Conclusión

Entendemos pues desde Recupera Tu Ría que ha llegado, con el Dictamen del Defensor del Pueblo, el momento, después de 40 años, de atender aquella primera solicitud que realizaron en 1974 los médicos de Huelva y llevar a cabo no solo los estudios epidemiológicos prospectivos recomendados por la SEE sino todas las restantes recomendaciones contenidas en su Dictamen. Indudablemente este es el momento que entre todos debemos aprovechar, con el respaldo de la decisión del Parlamento Europeo y del dictamen científico de la SEE, para que el Parlamento de Andalucía, a través de esta Comisión de Salud, dé satisfacción a esta justa reivindicación histórica de los ciudadanos y ciudadanas de Huelva e implemente las medidas legislativas necesarias para llevar a cabo dichas recomendaciones con la necesaria memoria económica que permita su efectividad real.

Fuente e imagen: Recupera tu Ría.

 

 

, , , ,

Comments are closed.