Tu mundo, más eficiente

Los cardíacos gaditanos y onubenses celebran su segundo encuentro de hermanamiento

La Asociación Cardíaca Trébol de Corazones de Cádiz y la Asociación cardíaca Nuevo Camino para el Corazón Onubense (ANCCO) celebraron ayer sábado su segundo encuentro anual con objeto de mantener vivas las relaciones entre ambas entidades, máxime cuando la organización gaditana es la ‘madrina’ de la onubense.

En esta ocasión han sido los asociados de ANCCO los que se han desplazado hasta la Tacita de Plata para devolver la visita girada por su homóloga gaditana a la ciudad onubense el pasado año, donde pudieron disfrutar de los Lugares Colombinos y mantener una jornada de convivencia.

La visita onubense a la ciudad de Cádiz ha sido posible, en gran medida, gracias a la colaboración de la Diputación de Huelva, siendo además la primera excursión que ANCCO organiza en sus casi tres años de vida. Durante la misma, la delegación ha podido disfrutar de la hospitalidad de los cardíacos gaditanos que han mostrado sus ‘joyas’ más preciadas, recorriendo el casco histórico de la ciudad, todo ello con las excelentes explicaciones de la excepcional guía Juani Delgado Pacheco, enfermera y miembro de la junta directiva de Trébol de Corazones.

En este nuevo encuentro no se podía pasar por alto el dejar fuera del recorrido el Museo de las Cortes de Cádiz que se inauguró en 1912, con motivo del centenario de la aprobación de la Constitución de Cádiz, más conocida como ‘La Pepa’. El mismo es un edificio contiguo al oratorio de San Felipe Neri, que fue donde estuvieron reunidas las Cortes elaborando el texto constitucional. Decir que las instalaciones cuentan con recuerdos de la época, así como un buen número de retratos. Pero si hay una pieza que llama la atención de este museo es una maqueta de la Cádiz del siglo XVIII, en maderas nobles y marfil que fue encargada por el rey Carlos III, e incluso sus edificios emblemáticos están reproducido su interior al detalle.

Seguidamente, la comitiva continuó su recorrido en el templo de San Felipe Neri, uno de los pocos ejemplos de planta elíptica del barroco andaluz. De éste hay que destacar el retablo mayor de estilo barroco de mediados del XVIII. Destaca una excelente copia de una Inmaculada Concepción de Murillo, considerada una de sus mejores obras, encontrándose el original en la catedral de la ciudad. El templo fue declarado monumento artístico en 1907, como reconocimiento por haber sido sede de las Cortes que elaboraron la Constitución de 1812. En el exterior se puede admirar una serie de lápidas conmemorativas de este histórico hecho.

Posteriormente, los componentes de ambas asociaciones siguieron su paseo disfrutando con las vistas de la playa de la Caleta, para posteriormente adentrarse de nuevo por el interior del casco histórico hasta llegar a la plaza de San Antonio y admirar sus edificios más significativos.

Ya al mediodía, el grupo pudo deleitarse de un estupendo almuerzo y degustar las exquisiteces gastronómicas de un restaurante gaditano. En los postres ambas entidades se intercambiaron unos obsequios. El presidente de ANCCO, Francisco Pacheco, hizo entrega a la vicepresidenta de Trébol de Corazones, Mari Carmen Aguilera, de una placa en pizarra con motivo de esta segunda reunión de hermanamiento.

Por su parte, la vicepresidenta entregó al presidente de ANCCO la primera insignia de plata que la entidad gaditana entregaba en sus siete años de vida.

El encuentro terminó con una foto de familia en la plaza de España ante el monumento a las Cortes de Cádiz de 1812.

Desde ANCCO se quiere felicitar a todos los socios de Trébol de Corazones, y en especial a los integrantes de su junta directiva, por el esmero y dedicación para que los cardíacos onubenses pudieran disfrutar de unas horas de una extraordinaria compañía y admirar las excelencias de una ciudad que siempre llevaran en sus corazones.

 

 

Fuente e imágenes: ANCCO.

Comments are closed.