Tu mundo, más eficiente
Tu mundo, más eficiente

Personal de la Delegación de Salud recibe formación en técnicas de reanimación cardiopulmonar y uso del desfibrilador

  • El objetivo de este curso, impartido por el 061, es que los participantes sepan actuar ante una parada cardiaca

Personal de la Delegación Territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en Huelva participa en un curso formativo sobre técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP), maniobras de soporte vital básico y uso de desfibrilador impartido por la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias EPES 061.

Medio centenar de profesionales se ha inscrito a esta actividad formativa, dividida en dos sesiones con un bloque teórico y otro práctico en cada una de ellas, que tiene como objetivo dotar a los participantes de las habilidades necesarias para saber actuar ante una parada cardiaca y poner en marcha la denominada cadena de supervivencia en el menor tiempo posible, de manera que se incremente el número de personas que tengan estos conocimientos.

En el curso, al que ha asistido la delegada territorial del ramo, Manuela Caro, se enseñan las principales técnicas de reanimación cardiopulmonar existentes, como son la ventilación boca a boca y el masaje cardiaco externo, así como nociones básicas sobre primeros auxilios. También se facilita el aprendizaje para saber utilizar un desfibrilador semiautomático, el aparato que se emplea en situaciones de parada cardiorrespiratoria con la finalidad de intentar restablecer de forma inmediata el ritmo del corazón.

La Delegación Territorial de Salud y Familias ha instalado recientemente tres de estos dispositivos en su sede principal en la Gran Vía, 6 de Huelva; otro en el Laboratorio de Salud Pública -carreta al Hospital Infanta Elena, s/n- y uno más en las dependencias del servicio de Consumo -avenida Escultora Miss Whitney, 5, 1º B, también en la capital-. Estos aparatos se encuentran disponibles tanto para el personal como cualquier persona que requiera su uso.

Según los datos del Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias, los cinco minutos posteriores a una parada cardiorrespiratoria resultan cruciales para el paciente, ya que en este tiempo la falta de oxígeno y sangre en el cerebro pueden causar daños irreversibles e incluso la muerte. Por este motivo, es fundamental que, ante un suceso de esta índole, la persona que tiene el primer contacto con el afectado sepa intervenir rápidamente, alertando a los equipos de emergencias sanitarias y aplicando entre tanto las técnicas de soporte vital con las que se inicia la cadena de supervivencia.

Esta cadena consta de cuatro eslabones bien diferenciados y todos a su vez imprescindibles. En primer lugar, hay que alertar con rapidez al servicio de emergencias sanitarias llamando al número 061, para posteriormente comenzar con las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica de forma eficaz y hasta que llegue el equipo sanitario que atenderá al paciente. En tercer lugar, se efectuará la desfibrilación precoz, que se refiere al tratamiento eléctrico de la arritmia que ha producido la parada. Por último, el equipo de emergencias sanitarias realizará la asistencia y traslado al hospital correspondiente.

 

 

 

Fuente e imagen: Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva.

Comments are closed.