Tu mundo, más eficiente

Tag Archives | Año Platero

Mañana se presenta en Moguer el álbum dedicado a ‘Platero y yo’

Presentación del disco en rueda de prensa.

El mundo de la música se suma al centenario de Platero y yo, con la producción de un disco de lujo inspirado en la ‘elejía andaluza’, que será presentado mañana miércoles en primicia en el teatro Felipe Godínez. En este ambicioso proyecto van de la mano artistas de la talla de Carmen Linares, Argentina o Arcángel.

El alcalde de Moguer Gustavo Cuéllar y los productores del álbum bautizado como ‘Platero y nosotros’,  Jesús Cayuela y Fran Báñez, han comparecido esta mañana ante los medios de comunicación para presentar junto a la diputada de Cultura Elena Tobar, este trabajo discográfico que va a permitir difundir en clave musical la gran epopeya juanramoniana dedicada al tierno burrillo, utilizando como transmisor del mensaje de denuncia social que contiene la obra del Nobel, los más variados estilos musicales.

El hip hop, el flamenco o el rock se unen en un trabajo que recopila un total de 10 capítulos, a los que ponen voz Carmen Linares, Argentina, Arcángel, Flaco Domínguez, Chez Luna, Visión Sonora, Punto Final, Palodulce y la Orquesta Sinfónica de Bratislava, además de un tema a piano compuesto por uno de los grandes artífices de este proyecto, el músico y arreglista Jesús Cayuela. En este álbum de homenaje a la más universal de las obras del Nobel moguereño, también se incluye un tema recitado por el director de la Fundación Zenobia Juan Ramón Jiménez, Antonio Ramírez Almanza

En la gala de presentación del disco, que tendrá lugar mañana miércoles en el teatro Felipe Godínez a partir de las 20.30 horas, actuarán en directo muchos de los artistas que se han unido para cantar al poeta moguereño en el centenario de ‘Platero y yo’. La implicación y el generoso esfuerzo de los productores de este trabajo, Jesús Cayuela y Fran Báñez, junto al patrocinio del Ayuntamiento de Moguer y la colaboración de la Fundación Zenobia Juan Ramón Jiménez, han hecho posible que salga a la luz esta joya literaria-musical, editada como colofón al programa conmemorativo que está llevando en este 2014 el nombre del poeta moguereño y de su obra más universal a todos los rincones del mundo.

Las entradas para poder asistir en primicia a la presentación de este trabajo discográfico del Año Platero, se pueden adquirir en la taquilla del Felipe Godínez desde 2 horas antes de la función, al precio de 6 euros la localidad.

Fuente e imagen: Ayuntamiento de Moguer.

 

El grupo Platero Madrid culmina brillantemente su intensa celebración del centenario

Imagen del simpático cartel anunciador.

Los pasados 4 y 5 de noviembre el Grupo Platero de Madrid puso brillante colofón a la intensa programación que sus integrantes han desarrollado a lo largo de este ya inolvidable 2014. La presencia de Carmen Hernández-Pinzón y del profesor Michael P. Predmore realzó las actividades de clausura.

Con el liderazgo de la profesora moguereña Rosario Paniagua, el Grupo Platero Madrid ha intensificado en este año del centenario sus iniciativas de estudio y puesta en valor de la obra más universal del Nobel Juan Ramón Jiménez, promoviendo decenas de propuestas culturales que han contribuido sin duda al éxito que la conmemoración del Año Platero está teniendo en todos los rincones de habla hispana.

A este grupo cultural integrado en principio por personas moguereñas residentes en Madrid, se han ido sumando admiradores y estudiosos del poeta de la luz y de su entrañable elegía andaluza, hasta configurar un verdadero foro juanramoniano que venía ya trabajando desde hace años en distintos aspectos de la obra del moguereño, y que ha intensificado de manera extraordinaria su actividad en este año del centenario de Platero.

Las dos conferencias programadas como colofón al completo programa diseñado para conmemorar el centenario se han desarrollado en la sede de la Fundación Europea para el Estudio y la Reflexión Ética, Funderética, en la capital de España, un recinto sin duda muy apropiado para acoger estas actividades de difusión de la obra del poeta moguereño, quien afirmaba precisamente que ‘La belleza y la verdad son los grandes asuntos de nuestro tiempo, y la estética no puede estar desligada de la ética’.

El presidente de Funderética, Rafael Junquera dio todas las facilidades al Grupo Platero para celebrar en esta prestigiosa institución las sesiones de clausura que estuvieron encabezadas por la representante de la familia del Nobel, Carmen Hernández-Pinzón, nombrada presidenta de honor del grupo por su constante colaboración con sus iniciativas.

Durante las dos intensas jornadas se sucedieron distintas ponencias y conferencias, a las que asistió además como invitado de excepción, uno de los más grandes especialistas internacionales en la poética de Juan Ramón y en la más universal de sus obras, como es el profesor de culturas ibéricas y latinoamericanas en la Universidad de Stanford. (USA), Michael P. Predmore, quién felicitó calurosamente a todos los participantes por la calidad y el interés de sus exposiciones.

Entre las ponencias que llenaron de contenido estas jornadas de clausura del Grupo Platero Madrid, citamos «El horizonte ético en Platero y yo» a cargo del filósofo Gonzalo Luque Mazuelos, «La nostalgia del presente en Platero y yo» por parte del filólogo Jorge Cascos, «Influencia oriental en Platero y yo» a cargo del investigador Javier Maestre Toscano, «Musicalidad y ritmo en Platero y yo» de la profesora y pedagoga María Luisa Turell, «La naturaleza en Platero y yo. La mirada caleidoscópica de Juan Ramón» que pronunció la filóloga hispanista Rosa María Arroyo, «El Moguer de Platero y yo: un pueblo a la medida del hombre» que corrió a cargo del periodista y escritor Pedro Paniagua Santamaría, y «La denuncia social en Platero y yo. Diez conclusiones en torno a la obra» que pronunció la propia coordinadora del grupo, la profesora e incansable estudiosa juanramoniana, Rosario Paniagua.

Como colofón a estas intensas sesiones en torno a Platero y yo, el músico y compositor Ricky Gary interpretó al piano su obra titulada Obertura Platero en el Prado compuesta especialmente con motivo del centenario, cerrándose la velada con una cena de hermandad entre todos los integrantes del Grupo Platero de Madrid que tanto ha contribuido a difundir la más universal de las obras del Nobel moguereño.

Fuente e imagen: Ayuntamiento de Moguer.

Espectacular ambiente en la Taberna Flamenca del Mesón El Lobito

Bodega abarrotada de público.

El emblemático Mesón El Lobito acogió el pasado viernes la segunda sesión de las Tabernas Flamencas que promueve la Peña de Cante Jondo de Moguer. La gastronomía local, regada con los nuevos caldos y el mejor flamenco fueron los ingredientes de una velada en la que también estuvo presente el espíritu del ‘Año Platero’.

La entidad que dirige Ramón Ruiz ha dado un año más la bienvenida al otoño con el popular y esperado ciclo de Tabernas Flamencas que, tras su sesión inaugural en la bodega de la Peña, ha continuado este fin de semana con una multitudinaria fiesta en el afamado Mesón El Lobito. En esta edición de 2014 la asociación organizadora ha querido sumarse a la conmemoración del ‘Año Platero’ impregnando este encuentro con las tradiciones moguereñas con referencias al poeta moguereño y a su elegía andaluza.

Con la bodega abarrotada de público subió al escenario el grupo de baile de la Peña que dirige María Canea que, acompañado al cante por la impresionante voz de Mª Ángeles Cruzado, consiguió llenar de fuerza, raza y embrujo esta segunda cita de las Tabernas Flamencas a la que no faltó el alcalde de la ciudad Gustavo Cuéllar junto a otros miembros del equipo de gobierno. La velada continuó con la actuación de otra gran promesa del cante grande como es Israel Moro, un sanjuanero cargado de arte y sentimiento que junto al gran maestro de la guitarra Antonio Rodríguez ‘Caballero hijo’, a Lito Mánez a la percusión, y a Eva Rodríguez y Lola Hernández a las palmas, demostraron un gran conocimiento del flamenco.

La Peña de Cante Jondo prepara ya una nueva cita para este viernes 14 de noviembre en la Taberna de Moguer, popularmente conocida como Taberna Robles, en la que podremos disfrutar con la actuación de Antonio Rendón, José Antonio Cabeza, Enrique Cordero ‘Pilili’ y Juan Jesús Domínguez, acompañados a la guitarra por Juan Hernández ‘Tragachinas’ y Antonio Rodríguez ‘Caballero hijo’. Esta tercera cita con el ambiente de las antiguas tabernas dará comienzo a partir de las 21.00 horas.

En este tradicional marco la Peña invita de nuevo a los espectadores y también a los artistas, a recrear con sus atuendos el ambiente del Moguer de principios del siglo XX en el que se inspiró Juan Ramón para escribir ‘Platero y yo’.

Fuente e imagen: Ayuntamiento de Moguer.

La actividad vinícola del Moguer de Platero protagonista del documento del mes.

Documento del mes de octubre.

En la sala de consultas del Archivo Histórico Municipal de Moguer se exponen durante este mes de octubre varios documentos relacionados con la actividad vitivinícola en la ciudad del Tinto durante la época en la que Juan Ramón escribió ‘Platero y yo’. El empresario Antonio Jiménez es protagonista destacado de la exposición.

El concejal de Turismo José Antonio Rodríguez presidió ayer el acto de presentación del documento que, durante este mes de octubre, ocupará un lugar de privilegio en la sala de consultas del Archivo Histórico Municipal. Se trata como viene siendo habitual a lo largo de este intenso Año Platero, de diverso material documental relacionado con el Moguer de la época en la que Juan Ramón Jiménez escribió su obra más universal, y concretamente en este caso, destaca entre los objetos expuestos un singular libro copiador de cartas, perteneciente a uno de los mayores empresarios del comercio del vino en el Moguer de finales del XIX y principios del XX, como fue Antonio Jiménez Macías.

El director del Archivo Diego Ropero-Regidor explicó a los asistentes entre los que se encontraba un grupo de alumnos de educación secundaria de los institutos moguereños, el contenido de los documentos expuestos y una semblanza de Jiménez Macías.

Este hombre de negocios mantuvo relaciones comerciales con los principales bodegueros de Moguer y la comarca, así como con las grandes empresas vinícolas de la zona de Cádiz y Jerez, y entre esas empresas locales dedicadas a la producción y comercialización de vinos y licores, se encontraban también las que pertenecían al padre y a los tíos de Juan Ramón Jiménez.

La relación de este Antonio Jiménez con la familia del Nobel se estrecha aún más cuando en 1906, adquiere junto a su socio Cayetano Orta el barco llamado precisamente “San Cayetano”, una nave propiedad del padre de Juan Ramón, Víctor Jiménez, a la que se refiere el poeta en diversos capítulos de Platero y yo.

A través de ese libro copiador de cartas de Antonio Jiménez que se expone este mes en el Archivo, tenemos constancia de las compras y ventas de vinos realizadas por el empresario en las primeras décadas del siglo XX, un período de gran incertidumbre para cosecheros y comerciantes, del que el propio Juan Ramón se hace eco en el capítulo El Río dela elegía andaluza, cuando se refiere al deterioro del viñedo y a la disminución de la actividad en los lagares del pueblo, y por tanto de la actividad económica moguereña, lo que se tradujo según los datos aportados por el archivero municipal, en una notable disminución del censo de población de Moguer, que de 8.455 habitantes en 1900 pasó a 7.565 habitantes en 1910.

Además de los documentos relacionados con Antonio Jiménez, también pueden admirarse estos días en la sala de consulta tres fotografías del Moguer de la época, como son el interior de una bodega del año 1900, una imagen de un barco dedicado al comercio de vinos, y una panorámica del puerto de Moguer sobre el río Tinto en la que pueden admirarse numerosos barcos y una intensa actividad en el antiguo muelle de La Ribera.

Con la presentación de este material expositivo, el Archivo Histórico sigue conmemorando el Año Platero poniendo en valor interesantísimos documentos que se custodian en la institución, relacionados siempre con el Nobel de Literatura y su obra más universal.

Acto de presentación del nuevo documento del mes.

Fuente e imágenes: Ayuntamiento de Moguer.

La asociación Eulalia Ruiz compara el papel de la mujer de hoy con la época de Platero

Trabajo sobre el capítulo La Arrulladora.

Uno de los proyectos que la asociación de mujeres Eulalia Ruiz de Clavijo está impulsando en este Año Platero, es un interesante estudio comparativo entre el papel que desempeñaba el colectivo femenino en la época en la que Juan Ramón Jiménez escribió su obra y el momento actual de la mujer moguereña.

Dentro de la intensa programación conmemorativa del Año Platero que se está desarrollando a lo largo de todo este 2014 en la ciudad natal de Juan Ramón Jiménez, destaca por su singular aportación al estudio de la obra más universal del Nobel el trabajo realizado por las integrantes de la asociación de mujeres Eulalia Ruiz de Clavijo y Aragón. Un grupo de integrantes de esta pujante entidad que trabaja por la plena integración del colectivo femenino, ha analizado y contrastado desde la perspectiva de género, el papel que desempeñaba la mujer moguereña en la época en la que Juan Ramón escribe su obra, y el protagonismo que en la actualidad tienen las féminas del municipio.

A partir del estudio de una docena de capítulos de ‘Platero y yo’ en los que el poeta nos acerca a la vida de las moguereñas de hace cien años, las integrantes de la asociación Eulalia han compuesto una serie de paneles ilustrados, en los que se muestra la extraordinaria evolución que la mujer moguereña ha experimentado en el último siglo, y la conquista de las altas cotas de igualdad que hoy están presentes en la sociedad.

Los textos analizados están extraídos de los capítulos ‘Las Tres Viejas’, ‘La Arrulladora’, ‘La Miga’, ‘La Carretilla’, ‘La Escama’, ‘La Fantasma’, ‘El Niño Tonto’, ‘Cencerrada’, ‘El Rocío’, ‘Florecillas’ y ‘Sarito’.

En el primero se incide en el contraste entre las mujeres ancianas que describe Juan Ramón y la pujante tercera edad que hoy viven las moguereñas, participando activamente en la sociedad. En el panel dedicado a ‘La Arrulladora’ se contrapone la situación de la niña que ha de dedicarse a cuidar de sus hermanos frente a la que hoy día se educa en igualdad y con las mismas posibilidades que los hombres.

En el texto extraído del capítulo ‘La Miga’ el tema analizado es la educación a partir de los diferentes métodos de enseñanza entre una y otra época, destacando siempre el gran avance experimentado en la formación en igualdad. Uno de los análisis que mejor muestran el gran avance de la mujer en este siglo, es el que se realiza a partir del capítulo ‘La Carretilla’, en el que frente a la niña protagonista que debe desde su infancia trabajar duramente para ayudar al sustento de su casa, los niños y niñas de hoy tienen reconocidos derechos tan esenciales como la escolarización o la sanidad.

En el texto inspirado en ‘La Escama’ se analizan las diferencias entre las mujeres trabajadoras de hace un siglo, en la mayoría de los casos dedicadas a tareas con escasa o nula cualificación como las criadasde las familias pudientes del Moguer de la época, y nuestras mujeres de principios del siglo XXI que con una gran formación y preparación, poco a poco van ocupando puestos cada vez más importantes e influyentes en la sociedad, aunque ciertamente lejos aún de las cotas de plena igualdad.

En el panel dedicado a ‘La Fantasma’ se ponen en contraste las escasas posibilidades que una mujer moguereña de finales del siglo XIX o principios del XX tenía para poder elegir una profesión o desarrollar una inquietud artística, mientras que la mujer de hoy cuenta con muchas más posibilidades para lograr un pleno crecimiento personal y profesional.

El capítulo ‘El Niño Tonto’ les sirve a las mujeres de la asociación Eulalia Ruiz de Clavijo para analizar la manera en la que las madres habían de volcarse en la atención de sus hijos afectados por problemas de salud, lo que en algunos casos llevaba implícito además cierto rechazo de la sociedad, mientras que afortunadamente en nuestros días, los niños y niñas con cualquier problemática de este tipo cuentan con herramientas y servicios públicos que permiten su integración social y reducen la presión sobre sus madres.

Los cambios producidos en las estructuras familiares de la sociedad se analizan en el panel dedicado a ‘La Cencerrada’, donde frente a la rigidez de la época de Platero, hoy encontramos diferentes tipos de familias y de relaciones de pareja cada vez más aceptadas.

La problemática de la inmigración y el racismo se analiza en el panel dedicado al capítulo ‘Sarito’ en el que el Nobel nos describe el desprecio que suscita entre los hombres del campo la figura de un negrito que pregunta por el poeta, un sentimiento afortunadamente superado ya en una ciudad que desde hace décadas recibe a miles de personas de distintas razas, culturas y religiones que conviven en buena armonía.

A partir del capítulo titulado ‘Florecillas’ en el que Juan Ramón reflexiona sobre la figura de su abuela materna Mamá Teresa, la asociación Eulalia Ruiz nos muestra el contraste de aquellas abuelas con éstas de nuestro tiempo que se mantienen activas, que siguen formándose, y que constituyen uno de los mayores apoyos que tienen las familias en la educación de su prole.

Por último, y para afirmar también la manera en la que la mujer moguereña además de evolucionar hacia la plena igualdad, ha contribuido durante todos estos años a mantener las tradiciones culturales de la ciudad del Tinto, se analiza un texto extraído del capítulo ‘El Rocío’, que la asociación ha ilustrado con fotografías en las que se reproducen prácticamente las mismas imágenes de la hermandad moguereña que el poeta describió hace más de un siglo en su universal obra.

Se trata en suma de un interesante trabajo comparativo con el que esta asociación de mujeres moguereña tan comprometida con las actividades literarias, y especialmente con las relacionadas con Juan Ramón Jiménez, ha querido aportar su particular análisis de la elegía andaluza enriqueciendo sin duda la conmemoración del Año Platero con esta interesante perspectiva de género.

Trabajo sobre el capítulo La Carretilla.

Fuente e imágenes: Ayuntamiento de Moguer.

El pasado jueves se inauguró en Moguer la nueva escuela infantil municipal Platero y yo.

Imagen de los responsables de la-guarderia y los concejales en el Ayuntamiento de Moguer.

 

El pasado jueves se realizó en Moguer la inauguración oficial de la nueva escuela infantil municipal Platero y yo, un proyecto financiado por las Consejerías de Educación y de Bienestar Social de la Junta de Andalucía, que viene a solucionar el problema de falta de plazas que desde hace años tiene la localidad.

El alcalde Gustavo Cuéllar presidió el acto inaugural junto a las concejalas de Educación Lourdes Garrido, de Bienestar Social Paqui Griñolo, y de Urbanismo Rocío Domínguez, a los que acompañaban otros miembros de la corporación local y numerosos vecinos y vecinas que quisieron conocer la nueva dotación. El primer mandatario moguereño destacó en su intervención el compromiso constante que este equipo de gobierno tiene con la educación pública, ‘que es sin duda’ aseguraba el Cuéllar, ‘la mejor manera de crear una sociedad justa e igualitaria’, y en este sentido agradeció a la Junta de Andalucía ‘el espectacular esfuerzo que está realizando en estos años para mejorar las infraestructuras educativas de nuestro pueblo con proyectos tan importantes como el nuevo colegio Pedro Alonso Niño, el nuevo aulario del colegio Zenobia o esta magnífica guardería Platero y yo que estamos inaugurando, con la que también de alguna manera, rendimos homenaje a nuestro insigne premio Nobel y a su entrañable personaje en este inolvidable Año Platero’.

También tomó la palabra la directora de la nueva escuela municipal, Inmaculada Estévez, a la que acompañaban el resto del equipo encargado de gestionar la instalación. La directora, tras agradecer al Ayuntamiento ‘su confianza en nuestro proyecto’ aseguró ilusionada que van a poner todo de su parte para prestar el mejor servicio posible a nuestros usuarios, ‘porque para nosotras’, continuaba la responsable del centro ‘trabajar con niños y niñas es un agradable reto que nos motiva especialmente’.

A continuación se procedió al develado de una placa conmemorativa por parte de los representantes municipales y de la propia directora de la guardería, realizándose por último un recorrido por las instalaciones del centro, que permaneció abierto al público durante toda la tarde para que los moguereños y moguereñas pudiesen conocer sus magníficas instalaciones y su completo mobiliario.

Nueva guardería

Hay que recordar que la nueva guardería Platero y yo, construida sobre una parcela de propiedad municipal de 2.298 m2, ha supuesto la inversión de 700.000 euros financiados al 50% por las Consejerías de Educación y de Bienestar Social de la Junta de Andalucía. El Ayuntamiento por su parte ha hecho cargo de los gastos de dotación del mobiliario.

La nueva escuela infantil cuenta con un total de 8 aulas: dos se destinan a niños menores de 1 año, tres a niños de entre 1 y 2 años, y las tres restantes a pequeños de entre 2 y 3 años, disponiendo todas ellas de un aseo independiente. Atendiendo a esta distribución y a la ratio permitida por clase, el nuevo centro dispone de 115 plazas todas ellas concertadas gracias a las gestiones realizadas por el equipo de gobierno municipal.

Fuente e imágenes: Ayuntamiento de Moguer.

Multitudinaria inauguración de la escultura ‘El niño y el Agua’ en el Año Platero

El alcalde de Moguer Gustavo Cuéllar en el acto inaugural de la escultura

 

Cientos de moguereños y moguereñas asistieron ayer a la inauguración de la nueva pieza del museo al aire libre Platero EScultura, obra del artista Francisco Martín Molina. La escultura, que se inspira en el capítulo El Niño y el Agua de la ‘elejía andaluza’, se ubica junto a la casa natal del Premio Nobel.

El alcalde de Moguer Gustavo Cuéllar saludó a los numerosos vecinos y vecinas que se habían congregado junto a la casa en la que vio la luz Juan Ramón Jiménez, y recordó el gran protagonismo que la antigua calle de la Ribera tuvo tanto en la vida como en la obra del Nobel, felicitando al autor de la obra ‘por el cariño y el interés con el ha asumido este proyecto, que viene a sumar un elemento más de calidad a nuestro museo Platero EScultura’. Este proyecto artístico se convierte en un homenaje permanente que Moguer y los moguereños tributan tanto a Juan Ramón como a su universal personaje, y está compuesto por una selección de piezas escultóricas inspiradas siempre en ‘Platero y yo’, y ubicadas en espacios públicos relacionados de alguna manera con la obra y la figura del Nobel, unas obras artísticas con las que se mantendrá vivo en todos los rincones de la ciudad el recuerdo del poeta y de su entrañable borriquillo.

Tras haberse inaugurado ya las esculturas dedicadas al capítulo I, ‘Platero’, y al capítulo XXIX, ‘Idilio de Abril’, ayer se presentó la nueva pieza, una deliciosa composición inspirada en el capítulo XLII que lleva por título ‘El Niño y el Agua’. Se trata de un trabajo en bronce realizado por el artista extremeño afincado en Málaga, Francisco Martín Molina, que representa al niño protagonista del delicioso capítulo en el que Juan Ramón nos describe con su incomparable pluma el modo en el que un chiquillo del Moguer de la época queda absorto ante el agua que fluye de una fuente.

La obra, además de sus innegables valores artísticos, se ha diseñado también como una fuente pública de agua potable, lo que la dota sin duda de un valor añadido.

Tras el develado de la nueva pieza, el autor agradeció al Ayuntamiento la confianza depositada para poder desarrollar este proyecto ‘que me ha permitido acercarme a la gran obra de Juan Ramón y con ella también a su pueblo’, y destacó ‘el magnífico trabajo y la ilusión que tantas personas de Moguer, están poniendo en la conmemoración del Año Platero’.

Por su parte la concejala de Cultura, Lourdes Garrido, felicitó también a Francisco Martín por su gran aportación al museo al aire libre, y leyó el precioso texto del capítulo ‘El Niño y el Agua’ que inspira la obra, uno de los de mayor carga poética de cuantos componen ‘Platero y yo’.

El acto inaugural finalizó con las palabras de agradecimiento del alcalde que se comprometió a seguir trabajando con todos los medios a su alcance para que ‘la conmemoración del Año Platero nos permita devolver a nuestro premio Nobel una parte de tanto como él nos dio’, y reconoció especialmente el trabajo realizado por la concejala de Urbanismo, Rocío Domínguez, a la que acompañaba también en la presidencia del acto el responsable municipal de Turismo, José Antonio Rodríguez.

Desde el mismo momento en el que se develó la nueva estatua del Año Platero, decenas de niños y niñas se acercaron a conocer la obra, sobre la que también se han posado un par de pajarillos cuyas pequeñas figuras completan la sencilla pero emotiva escena escultórica.

La ubicación de la nueva pieza junto a la casa natal de Juan Ramón, contribuye también a aumentar el atractivo del espacio juanramoniano, llevando la estela del Año Platero a un barrio tan emblemático y tan presente en la ‘elejía andaluza’ como el de La Ribera.

Barrio de fiesta

La inauguración de la estatua dedicada al capítulo ‘El Niño y el Agua’ se convirtió en una gran fiesta para Moguer, y especialmente para los vecinos y vecinas de la calle Ribera. El Ayuntamiento había organizado una verbena amenizada con música y una copa de vino, que permitió a los cientos de personas que se congregaron junto a la casa natal del premio Nobel, disfrutar de una agradable velada.

La cantaora local Cecilia González, acompañada a la guitarra por el joven valor de las seis cuerdas, Álvaro Mora, emocionó al público con su cálida voz llena de matices, poniendo compás y sentimiento a varios textos de Juan Ramón Jiménez, que sonaron como verdadera poesía flamenca en homenaje al genio moguereño.

Y todo ello aderezado con una copa de vino y unos aperitivos que se sirvieron a los mayores, y con dos puestos de algodón de azúcar y palomitas de maíz que hicieron las delicias de los más pequeños.

Fuente e imagen: Ayuntamiento de Moguer.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, inauguró esta mañana el nuevo colegio Pedro Alonso Niño en Moguer.

La-presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, recibe un presente relacionado con el Año Platero

 

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha inaugurada esta mañana en Moguer el nuevo colegio Pedro Alonso Niño, una infraestructuras largamente demandada por los moguereños, cuya construcción ha supuesto la inversión de más de 4,2 millones de euros por parte de la Consejería de Educación.

Susana Díaz fue recibida en el Ayuntamiento por el alcalde Gustavo Cuéllar y los miembros de la Corporación Local, pasando inmediatamente al salón de sesiones donde la primera mandataria autonómica firmó en el Libro de Honor de la ciudad, y recibió de manos del alcalde varios presentes relacionados con el Año Platero, como la edición conmemorativa especial de la obra de Juan Ramón Jiménez o una estatuilla del simpático burrillo.

Posteriormente las autoridades se desplazaron hasta el nuevo colegio Pedro Alonso Niño construido sobre una parcela cedida por el consistorio en la zona de la antigua Huerta del Marqués, donde Díaz, Cuéllar y el director del centro, Manuel Fernández, develaron el rótulo inaugural colocado en el hall de entrada al edificio.

El nuevo colegio público, que se convierte en la mayor inversión realizada en infraestructuras educativas en toda la provincia, y en uno de los proyectos más importantes de Andalucía, acaba con la situación de precariedad y saturación que venía padeciendo desde hace años el antiguo centro, cuyos alumnos y profesores pueden disfrutar ahora de una instalación moderna, modélica y dotada con todos los medios necesarios para contribuir a la formación de los niños y niñas de Moguer.

La presidenta de la Junta realizó una completa visita a distintas dependencias del colegio, comprobando la calidad de los acabados y la magnífica dotación de medios con las que cuenta el edificio. El director Manuel Fernández, y el alcalde Gustavo Cuéllar acompañaron a Susana Díaz en su recorrido por las dependencias del inmueble, durante el que la presidenta charló con profesores, padres y madres, alumnos y alumnas, recibiendo en todo momento muestras de afecto y agradecimiento por la nueva dotación educativa promovida por la Junta.

Acompañada por el delegado del Gobierno Andaluz José Fiscal, el vicepresidente autonómico Javier Barrero, el presidente de la Diputación Ignacio Caraballo, el delegado de Educación Vicente Zarza y otras autoridades regionales y provinciales, además de la corporación local en pleno, Díaz se mostró encantada con el aspecto y las dotaciones del nuevo colegio, posó con todo el equipo docente que a partir de ahora comenzará a desarrollar su labor en el nuevo Pedro Alonso Niño.

Por último, las autoridades dirigieron unas palabras a las numerosas personas que asistieron al acto, interviniendo en primer lugar el director Manuel Fernández, quien agradeció a la Junta de Andalucía ‘el cariño y el interés que han puesto en hacer posible este nuevo centro que era un sueño para todos nosotros’ y al Ayuntamiento de Moguer ‘por su constante apoyo y colaboración y por todas las gestiones que han sido también decisivas para el éxito de este proyecto».

El alcalde Gustavo Cuéllar agradeció por su parte a la presidenta ‘el honor que nos hace con esta visita a Moguer y con esta nueva infraestructura educativa que tanta falta hacía en nuestro pueblo’, e insistió en la necesidad ‘de que pese a las dificultades, sigamos todos trabajando por una sociedad más justa y más solidaria donde todos tengan derecho a la mejor educación posible, y eso es algo que se consigue con proyectos como este nuevo colegio, que nos llena a todos de alegría y de orgullo’.

Por último la presidenta Susana Díaz agradeció la calurosa acogida brindada por la ciudad de Moguer, y destacó ‘el compromiso del gobierno andaluz con el progreso y el bienestar de la ciudadanía’, insistiendo en que ‘la inversión en educación es la más rentable que puede realizar cualquier gobierno’. Díaz finalizó criticando los recortes de la nueva ley de educación propuesta por el gobierno central, afirmando que ‘desde la Junta intentaremos que sus efectos se dejen sentir lo menos posible en el alumnado andaluz’, y recordó la gran gesta deportiva de la onubense Carolina Marín, campeona del mundo de badminton, ‘como un claro ejemplo de que con constancia, con sacrificio y con ilusión se pueden conseguir todas las metas, y también hacer posibles infraestructuras tan necesarias como este nuevo colegio Pedro Alonso Niño que a partir de hoy van a poder disfrutar las jóvenes generaciones de moguereños y moguereñas’.

Datos del colegio

Desde las ventanas de las aulas que cuentan con un mecanismo automático de apertura según las necesidades de luz de cada momento, hasta los completos sistemas de comunicación y megafonía, pasando por una magnífica dotación de medios electrónicos, dependencias perfectamente habilitadas para uso docente, sistemas de acondicionamiento de aire, placas solares, cocina moderna, gimnasio cubierto, amplia sala de biblioteca y otras muchas infraestructuras y servicios, el nuevo centro destaca también por el colorido y la calidad de los materiales utilizados en su acabado, lo que le confiere además un aspecto muy agradable que sin duda facilitará la labor educativa .

Entre toda esta gran dotación de infraestructuras, cabría destacar también las 12 aulas destinadas a educación infantil, que cuentan con aseos adaptados al tamaño de sus pequeños usuarios, y patios independientes para cada una de ellas entre otras características especiales.

Fuente e imagen: Ayuntamiento de Moguer.

El museo Platero EScultura de Moguer inaugura mañana domingo una nueva pieza.

Casa natal de Juan Ramón jiménez

El museo al aire libre Platero EScultura que se está creando en Moguer como motivo del centenario de la primera edición de la obra del Nobel, contará a partir de domingo con una nueva pieza que se inaugurará en la misma fachada de la casa natal del poeta. La obra se inspira en el capítulo ‘El niño y el agua’.

Uno de los proyectos más significativos que se están desarrollando en la ciudad del Tinto como motivo del Año Platero es sin duda el museo escultórico al aire libre, cuyas piezas se inspiran en distintos capítulos de el más universal de los libros de Juan Ramón Jiménez. Tras las inauguraciones de las obras basadas en los capítulos ‘Platero’, e ‘Idilio de Abril’, el domingo 31 de agosto se presenta la tercera pieza de este homenaje que el Ayuntamiento de Moguer está tributando a la obra que mejor ha sabido captar y proyectar el alma y la esencia de la ciudad.

Se trata de una escultura inspirada en el delicioso capítulo XLII de ‘Platero y yo’ titulado ‘El niño y el agua’, en el que el premio Nobel nos regala una incomparable descripción de un pequeño jugando con el agua que brota de una fuente, en una imagen llena de fresca ternura con la que Juan Ramón es capaz de emocionar el corazón de los lectores.

La obra es un trabajo del artista cacereño afincado en Málaga, Francisco Martín Molina, un pintor y escultor con una amplia y fructífera trayectoria, que ha dado forma en su estudio de Torre del Mar a una obra marcada por la sencillez y la armonía, dos elementos siempre presentes en la obra literaria de Juan Ramón Jiménez, y especialmente en la brillante prosa poética de la elegía andaluza.

Se trata de una escultura realizada en bronce que representa a un niño a tamaño natural, en cuya mano se posan los pájaros para beber del agua que surge entre sus dedos, ya que la obra artística se ha concebido también como una fuente pública de agua potable.

El escultor, cuya larga carrera artística le ha llevado a exponer en capitales españolas como Sevilla, Barcelona, Málaga, Madrid o Bilbao, o en grandes ciudades del mundo como Miami, París o Bruselas, nos ofrece ahora este homenaje a ‘Platero y yo’, que se ubica además junto a la hermosa vivienda en la que nació el Andaluz Universal el 23 de diciembre de 1881, un cuidado espacio juanramoniano que se ve enriquecido también con esta nueva obra de arte.

La inauguración de la escultura tendrá lugar  mañana domingo a las 20.00 horas, y culminará con la actuación de la cantante moguereña Cecilia González, que pondrá voz a varios textos de ‘Platero y yo’ y de otras obras de Juan Ramón Jiménez, acompañada a la guitarra por Álvaro Mora.

Fuente imagen: Ayuntamiento de Moguer.