Tu mundo, más eficiente

Tag Archives | curso

Bomberos de Huelva imparten un curso de desescombro y salvamento para los profesionales de Bomberos Unidos Sin Fronteras

 

  • Diferentes escenarios de la capital y provincia serán el escenario de los talleres y un gran simulacro

El Parque de Bomberos del Ayuntamiento de Huelva acoge estos días el curso ‘Desescombro y Salvamento en Estructuras Colapsadas’. Una iniciativa que organiza Bomberos Unidos sin Fronteras (BUSF) para los miembros de su grupo de intervención en catástrofes, y que se lleva a cabo en Huelva fruto del convenio de colaboración que tiene suscrito el consistorio capitalino con esta ONG.

Según ha destacado el concejal de Seguridad, Ciudadana, Movilidad y Tráfico, Enrique Gaviño, “con este curso Huelva vuelve a convertirse en un referente a nivel nacional e internacional en materia de intervención en grandes catástrofes”. Y ha reiterado “el compromiso del consistorio con la tarea de Bomberos Unidos sin Fronteras, una implicación que conlleva la celebración en nuestra ciudad, y bajo la dirección de nuestros bomberos, de diferentes cursos de formación para la preparación de los profesionales que trabajan en esta ONG”.

Asimismo, el edil ha puesto en evidencia “los buenos profesionales con los que cuenta el Parque de Bomberos de Huelva, especializados en este tipo de intervenciones, con unos conocimientos que vienen demostrando en  las numerosas actuaciones que han llevado a cabo con éxito en todo el mundo, y que ahora van a tener la oportunidad de trasladar a otros compañeros”.

Así, durante 3 días profesionales procedentes de diferentes puntos de España pondrán en práctica las más novedosas y vanguardistas técnicas de rescate en estructuras colapsadas. Al respecto, Antonio Nogales, presidente y responsable del Área de Catástrofe de Bomberos Unidos Sin Fronteras BUSF, ha explicado que “la eficaz localización y el rescate de las personas que se encuentran sepultadas con vida por diferentes causas como pueden ser explosiones de gas, caídas de muros, o grandes terremotos, ha sido siempre uno de los principales objetivos de los profesionales que conforman el grupo de intervención de Bomberos Unidos Sin Fronteras y nos obliga a mantenernos al día en este campo”.

Se trata de la novena  edición del curso, una iniciativa muy importante para los miembros del BUSF de todo el país, con el que van a poder ampliar y actualizar sus conocimientos en este campo realizando varios talleres y ejercicios en distintos escenarios de la ciudad, e incluyendo un simulacro final el próximo viernes, en el que se recrearán de forma real una situación de catástrofe y donde los alumnos participantes tendrán que poner en práctica todo lo aprendido.

La ONG Bomberos Unidos Sin Fronteras interviene de manera continua en grandes catástrofes que se producen por todo el mundo y, tras una experiencia de más de 20 años, está consolidada como no uno de los equipos de rescate más polivalentes y eficaces tanto en España como a nivel Mundial.

Su trayectoria les ha llevado a intervenir en diferentes puntos del mundo alcanzando un gran prestigio y reputación que traspasa fronteras. Precisamente tras una de esas intervenciones, la que se produjo tras el terremoto en la región de Esmeraldas de Ecuador en 2016, se pusieron en marcha muchos proyectos de cooperación al desarrollo para el fortalecimiento de los cuerpos de bomberos de Portoviejo y Manta. De esta última ciudad se incorpora al curso que se va a desarrollar en estos días en Huelva Marcos Cerón, bombero voluntario de Manta que se ha trasladado hasta España para poder participar en el mismo.

 

 

Fuente e imágenes: Ayuntamiento de Huelva.

El profesor Pedro Saénz López afirma en La Rábida que “existen evidencias científicas de la importancia de las emociones sobre la salud”

“El Siglo XXI está siendo el siglo de las emociones”. Con esta frase comenzaba la rueda de prensa el director del curso “Inteligencia emocional y salud” el profesor de la Universidad de Huelva, Pedro Saénz-López Buñuel, que se ha clausurado hoy. Han participado, además, la directora del secretariado de la sede de La Rábida, María de la O Barroso; la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Palos de la Frontera, Teresa García, que patrocina el curso, y la profesora Marina Santo que ha impartido una conferencia sobre “La Inteligencia Corporal”.

Saenz-López habló de las evidencias científicas, que cada día aportan más datos sobre la importancia que tienen las emociones sobre la salud. “Paradójicamente la sociedad vive todavía demasiado de espaldas a las emociones”.

“La gestión de las emociones negativas; el miedo, la ira y la tristeza son las que nos han dado la supervivencia, pero si nos estancamos en ellas, las hormonas que producen son enormemente dañinas y causantes de la mayoría de las enfermedades. Sin embargo, la alegría, y las emociones positivas en general como el amor y la empatía, hay que aprenderlas y cultivarlas”, ha dicho.

Un total de 57 alumnos han sido los que han elegido este curso, siendo el más numeroso de los que se imparten en La Rábida. “El número de solicitudes de este curso está reflejando la demanda de la sociedad de este aprendizaje para mejorar la inteligencia emocional”, ha manifestado. Ha habido más mujeres que hombres en edades que van desde los 20 a los 50 años y vienen buscando salud, bienestar y alfabetización emocional. La participación de ese mayor número de mujeres lo atribuye a que “las mujeres son más ricas emocionalmente”.

Por su parte la profesora Marina Santo, especialista en danza contemporánea e investigadora activa en el campo de la Inteligencia Corporal ha manifestado que el grupo de alumnos es muy heterogéneo, muy comprometido y muy inteligente con una sed de saber”. “Entre el 60 y el 80 % las enfermedades que generamos son psicológicas. Con una buena educación emocional, tendríamos mejor salud”, ha concluido.

Teresa García en representación del Ayuntamiento de Palos ha resaltado la apuesta por la educación y la cultura que se hace desde el Ayuntamiento apoyando este curso y los conciertos de jazz.

 

 

Fuente e imagen: UNIA Huelva.

El mundo del vino, a debate en un Curso de Verano en la sede de La Rábida

En la mañana de ayer se presentó el curso “De la viña a la bodega: los mundos del vino”, que dirige el profesor de la Universidad de Huelva, Enrique Torres Álvarez y que cuenta con la participación del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Condado de Huelva. En la rueda de prensa han participado, además el presidente del Consejo Regular, Manuel Infante y el director de la sede, Agustín Galán.

“En este curso queremos dar una visión multidisciplinaria acerca del vino”, ha dicho Torres Álvarez. Desde el cultivo tradicional de nuestros campos, hasta la elaboración del vino, aspectos culturales, la gastronomía y también aspectos medioambientales como la conservación del monte mediterráneo.

Para Agustín Galán la aceptación de esta propuesta de curso tiene que ver, no solo con lo académico, sino que además este tipo de actividades que potencian productos locales y las bondades que tiene el entorno en el que nos encontramos.

Manuel Infante ha resaltado la importancia de la vitivinicultura en la economía provincial que supone entre el 10% y el 12% de la cuota de mercado y ha destacado el trabajo que se está haciendo desde la denominación de origen protegido de los tres productos.

Infante dio a conocer que los días 1, 2 y 3 del próximo mes de abril va a tener lugar en Madrid el I Congreso Internacional de Vinos Tradicionales de Andalucía, que cuenta con la colaboración de la Junta de Andalucía. “Será la primera vez que los cuatro consejos reguladores con denominación de origen protegida, Jerez, Montilla- Moriles (Córdoba), Málaga y el Condado de Huelva nos reunamos. “La gente nos percibe como competencia, cuando en realidad somos todos complementarios. Son vinos con riquezas y singularidades únicas, aunque compartan la misma categoría”, dijo.

 

 

Fuente e imágenes: UNIA Huelva.

Andrés Nadal: “Para escribir una novela hay que planificar como si fuera una obra de ingeniería”

Esta mañana se ha presentado el curso “Escritura de novela” que dirige Andrés Nadal Mínguez de la Escuela de Escritores Escribel, S. L. Este curso al que asisten 37 alumnos ha sido “calificado magnífica de experiencia”. Acompañando al director ha estado la directora del Secretariado de la sede de La Rábida, María de la O Barroso.

Según Nadal se trata en este curso de explicar cómo se hace una novela. “Es difícil de escribir una novela, porque está compuesta por miles de piezas que hay que encajar. Este curso es muy participativo, tenemos profesionales de todas las disciplinas, arquitectos, historiadores y alumnos que ya han publicado alguna vez.” Al final un especialista en análisis de novela revisará los textos de los participantes para saber cuáles han sido los errores.

Hay que saber cuáles son los errores más frecuentes que se cometen y el primero es ponerse a escribir sin planificar. “Hacer una novela implica una planificación del mismo rigor que se requiere para una obra de ingeniería; se requiere unos planos, un tipo de pensamiento lúcido y racional”. No es solamente una obra creativa que sale por la inspiración si no que la parte creativa que existe se tiene que conjugar con una parte absolutamente técnica y reflexiva que está en la base literaria, en el ADN de la obra”.

Nadal fue muy crítico con los medios de comunicación y especialmente con las televisiones, a las que acusó de “atontar a la gente”. “Las grandes cadenas generalistas no están haciendo ningún bien a la cultura y solo podemos esperar que las cadenas locales o los medios locales hagan un buen trabajo en su ámbito de promoción de nuestra lengua, una de las más ricas que se conocen”, apuntó.

“Si la cola más larga para comprar en la Feria del libro de Sevilla era para el libro de Belén Esteban, mal andamos”, comentó.

“Hay gente que pretende escribir sin leer, lo cual es absolutamente imposible. Sin embargo, es cierto que nos sentimos amenazados porque la gente no lee y eso es una perdida enorme para el lenguaje. Incluso a veces, en los medios de comunicación, leemos algunas cosas que nos sorprenden por el bajo nivel de vocabulario, sobre todo por programas de televisión que tenemos en este país. Creo que no hay nada más elocuente que poner la televisión”, concluyó.

 

 

 

Fuente e imágenes: UNIA Huelva.

El taller de empleo ‘Quercus Islantilla’ posibilitará la obtención de un certificado de profesionalidad en Instalación y Mantenimiento de Jardines a 15 personas desempleadas

-La Junta profesionaliza en jardinería a 15 desempleados con el taller de empleo ‘Quercus Islantilla’

-El delegado territorial destaca que la Consejería de Empleo ha destinado 278.580 euros para la puesta en marcha de este proyecto

La Consejería de Empleo, Empresa y Comercio posibilitará la obtención de un certificado de profesionalidad de nivel 2 en Instalación y Mantenimiento de Jardines y Zonas Verdes a 15 alumnos trabajadores del taller de empleo ‘Quercus Islantilla’, puesto en marcha por la Mancomunidad de Islantilla con una inversión de 278.580,60 euros por parte de la Consejería de Empleo.

Así lo ha expuesto el delegado territorial de Conocimiento y Empleo en un primer encuentro con los participantes que acaban de iniciar el taller de empleo, que tendrá una duración de un año, período en el que los alumnos disfrutarán de un contrato formativo y durante el que acometerán la puesta en marcha de un jardín en al parcela del Centro de Formación y Empleo de Islantilla y la creación de un vivero de vegetación mediterránea y de una zona con fines didácticos en el parque Camaleón.

La provincia de Huelva acoge este año un total de nueve talleres de empleo y una escuela taller, en los que participarán 150 personas como alumnos trabajadores y para cuya puesta en marcha se ha destinado más de 2,7 millones de euros, cuantía a la que se sumarán 88.569,85 euros aportados por los cinco ayuntamientos y tres mancomunidades que desarrollarán los proyectos. En este sentido, se ha destacado que la Consejería ha anticipado el 75% sobre el total de la subvención concedida a las entidades locales beneficiarias para facilitar el desarrollo de los proyectos.

Durante su visita, el delegado territorial ha explicado que los talleres de empleo y las escuelas taller son programas que alternan el empleo y la formación, de un año de duración, cuyo objetivo es mejorar las condiciones de empleabilidad de los desempleados. En concreto, mayores de 25 años para los talleres de empleo y jóvenes menores de 25 años en el caso de las escuelas taller.

Se trata de proyectos de carácter temporal en los que se alternan la formación con el trabajo productivo, y en los que los participantes adquieren la formación profesional y la práctica laboral necesaria a través de un contrato, realizando obras y servicios de utilidad pública o interés social.

En el caso de talleres de empleo, reciben la formación profesional adecuada a la ocupación a desempeñar en alternancia con el empleo y son contratados por las entidades promotoras desde el primer día. Estos proyectos están orientados a la consecución de certificados de profesionalidad que permiten ejercer la actividad en todo el territorio nacional. En el caso de las escuelas taller, los proyectos constan de dos etapas, una primera etapa formativa de iniciación, en la que el alumno trabajador recibirá formación profesional adecuada a la ocupación y percibirá una beca y, una segunda donde se complementa su formación en alternancia con el trabajo y la práctica profesional, siendo contratados por las entidades promotoras de los proyectos.

Presentación de curso

El delegado territorial ha presentado también esta mañana el curso ‘Oportunidades de negocio en un mundo digital. Creación y aceleración de empresas’, que se desarrollará del 23 al 25 de julio en la sede Santa María de La Rábida de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), y en la que ha estado acompañado por el director de la sede, Agustín Galán, y la directora provincial de Andalucía Emprende, Adela de Mora.

Manuel Ceada ha destacado que el objetivo de este curso pasa por mostrar al alumnado participante las oportunidades competitivas que brinda a las empresas el componente tecnológico, por lo que en el encuentro se abordarán aspectos como las oportunidades y las claves de éxito para empresas de la economía digital, la utilización del ‘big data’ en la economía, las oportunidades generadas en torno a la inteligencia artificial, el mundo de los videojuegos y la realidad aumentada, el conocimiento de las tendencias tecnológicas de mayor impacto a nivel mundial y los principales programas de aceleración de empresas en Andalucía.

Por su parte, Agustín Galán ha expuesto que “los Cursos de Verano de la sede de La Rábida constituyen un año más la oportunidad de formar a estudiantes y profesionales en las más variadas disciplinas y con programas de absoluta actualidad. No podía quedarse al margen de éstos el mundo digital y la oportunidad de negocio y, por tanto, la creación de empleo de nuestras empresas. Esta oportunidad se le ofrece en este curso que organiza el CADE de la Junta de Andalucía a quién agradecemos su colaboración”.

Finalmente, Adela de Mora ha señalado que en este encuentro de tres días de duración, no solo se abordará una amplia gama de conocimientos teóricos y de ejemplos prácticos sino que además se fomentarán contactos y sinergias entre los asistentes que darán seguro como resultado opciones para cooperar en un futuro.

 

 

 

Fuente e imágenes: Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva / Mancomunidad de Islantilla

Cirujanos de pared abdominal de Andalucía aprenden en el Hospital Infanta Elena nuevas técnicas en el abordaje de la hernias

  • El curso, organizado por el Servicio de Cirugía General, está dedicado a actualizar los conocimientos sobre las nuevas técnicas con abordajes mínimamente invasivos

Cirujanos especializados en intervenciones de pared abdominal procedentes de hospitales de distintos puntos del país participan estos días en el Hospital Infanta Elena en el curso de ‘Actualización en el manejo de la pared compleja. Biomateriales y métodos de fijación.’ que organiza el Servicio de Cirugía General y que está destinado a avanzar en la formación de nuevas técnicas que, a través del abordaje por laparoscopia y gracias a los nuevos materiales biológicos, están permitiendo mejorar significativamente los resultados y la recuperación del paciente.

Con este objetivo, los quirófanos del Infanta Elena están acogieron durante la mañana del pasado viernes varias intervenciones de hernia compleja, que fueron dirigidas por Antonio Utrera, responsable de la Unidad de Pared Abdominal. En ellas se pusieron en práctica, bajo la supervisión de los cirujanos del servicio, las últimas innovaciones en materiales y técnicas de fijación de las prótesis, aumentando de esta forma la seguridad del paciente y favoreciendo la recuperación plena.

Los continuos cambios y avances que viene registrando esta especialidad, sobre todo con la incorporación de las distintas técnicas laparoscópicas a las intervenciones realizadas en la pared abdominal, así como la entrada de nuevos biomateriales, que aportan valor añadido a los materiales protésicos utilizados, requieren de un aprendizaje y actualización continua, con el fin de incorporar las últimas novedades terapéuticas a la práctica quirúrgica.

La utilización de este tipo de abordaje mínimamente invasivo, permite mejorar sustancialmente la calidad de la asistencia a los pacientes, ya que reduce la agresividad de la intervención, disminuye la posibilidad de que surjan infecciones o complicaciones derivadas de la herida quirúrgica y agiliza el proceso de convalecencia y recuperación del paciente.

Estos nuevos avances en el tratamiento de las hernias complejas permiten la realización de la intervención prácticamente sin abrir la cavidad abdominal, es decir, sin necesidad de realizar una amplia herida quirúrgica externa, por lo que presenta numerosas ventajas respecto a la técnica convencional ya que, al producirse una menor incisión, se evitan, entre otras complicaciones, las dehiscencias de sutura (apertura de la herida) así como las molestias y el dolor postquirúrgico del paciente.

Las jornadas formativas contaron con una primera parte de carácter teórico que tuvo lugar el pasado jueves y que ha permitido realizar un análisis sobre las nuevas mallas y otros dispositivos utilizados para este tipo de intervenciones, así como se ha ofrecido información sobre las nuevas técnicas de separación de componentes, el manejo del abdomen abierto o la respuesta a las fístulas enteroatmosféricas, entre otros temas.

El curso, que tiene un carácter eminentemente práctico y está acreditado por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, busca el perfeccionamiento de las habilidades, los materiales y la metodología que puedan evitar la aparición de complicaciones posteriores como son las eventraciones o evisceraciones, consideradas las incidencias más frecuentes en este tipo de intervenciones, dando lugar a numerosos problemas, así como a la necesidad, en algunos casos, de tener que realizar una segunda intervención quirúrgica para su reparación.

Una eventración es una hernia que aparece en la zona de incisión de una anterior intervención quirúrgica sobre el abdomen. Normalmente no presentan síntomas, aunque con el tiempo y si no se tratan, pueden aumentar de tamaño y provocar molestias en el momento de realizar algún esfuerzo físico o después de comer y, ocasionalmente, estrangularse necesitando de cirugía de urgencia.

Este curso forma parte del completo programa formativo que viene desarrollando en los últimos años la Unidad de Pared Abdominal con el objetivo de incorporar, con claridad y rigor científico, los nuevos avances en la búsqueda de las soluciones más idóneas para sus pacientes, reduciendo la posibilidad de recidivas y de complicaciones.

 

 

 

 

Fuente e imagen: Unidad de Comunicación y Participación Ciudadana del Hospital Infanta Elena.

El Hospital Infanta Elena forma a sus profesionales para atender a víctimas de emergencias químicas y biológicas 

  • Profesionales de Urgencias y Mantenimiento participan en un simulacro para mejorar sus destrezas en el proceso de asistencia y descontaminación de los pacientes

Con el objetivo de promover la adquisición de las competencias necesarias entre sus profesionales para la atención de múltiples víctimas en caso de accidente nuclear, biológico o químico (NBQ), el Hospital Infanta Elena está llevando a cabo un curso formativo a través de la Fundación Iavante, que está dirigido, fundamentalmente, a los trabajadores de las Unidades de Urgencias y de Mantenimiento, con el fin de mejorar la coordinación y la respuesta unificada y eficaz en caso de producirse una catástrofe de este tipo en la provincia de Huelva.

La intención de este curso, que además de una fase virtual de carácter más teórico, ha contado con una jornada práctica en la que se ha llevado a cabo un simulacro de actuación en el entorno del Hospital, ha sido la de adiestrar a los profesionales sanitarios y no sanitarios en el uso del material de protección para riesgo nuclear, biológico y químico, así como en el manejo de los equipos de asistencia individual y, sobre todo en la instalación y uso del módulo de descontaminación. Todo con el objetivo de asegurar la asistencia sin poner en peligro al resto de los pacientes del centro hospitalario.

No hay que olvidar que la liberación de materiales peligrosos puede provocar diversos síntomas que requerirán, en caso necesario, la atención inmediata de equipos de atención entrenados, de forma que esté plenamente asegurada la asistencia sanitaria y garantizando de manera fehaciente que ninguna persona contaminada pueda entrar en el entorno del centro hospitalario. Para ello es necesario que los profesionales de los distintos servicios implicados en las distintas tareas, cuenten con la formación necesaria para asegurar la exhaustiva descontaminación de los pacientes.

Durante la jornada práctica, los profesionales de Mantenimiento participantes en la actividad formativa, han desplegado la Unidad de Descontaminación con la que cuenta el Hospital Infanta Elena en la entrada del Servicio de Urgencias, con la intención de simular durante toda la prueba la atención a las personas afectadas, garantizando una eficaz priorización de la asistencia y el uso adecuado de los distintos equipos de aislamiento, de manera que los profesionales se encuentren entrenados para hacer frente a una situación de este tipo en caso necesario.

Durante el curso se pretende también que los profesionales conozcan las medidas incluidas en un plan de emergencia colectiva por riesgos NBQ y su integración en el Plan de Catástrofe externa del centro hospitalario. Además, los profesionales sanitarios han podido completar su formación sobre los síndromes clínicos relacionados con agentes químicos, nucleares y biológicos, así como en los métodos de triaje sanitario, de forma que cuenten con la formación necesaria y actualizada para establecer los distintos niveles de gravedad que determinarán la prioridad en la asistencia en caso de que se produzcan este tipo de incidentes.

Resulta también muy importante avanzar en el conocimiento de todo el proceso de descontaminación con plenas garantías, por lo que durante el curso han mejorado su formación sobre la identificación del material utilizado en el módulo específico, aprendiendo a establecer una secuencia de zonificación hospitalaria para evitar la contaminación, así como los distintos niveles de protección según dichas zonas y sectores. Además, se ha insistido en la mejora de las destrezas durante la secuencia del vestido y desvestido del equipo de protección individual.

Este tipo de actividades formativas, que incluyen jornadas prácticas y simulacros entre el personal, se llevan a cabo en el centro hospitalario de forma periódica y resultan fundamentales para ofrecer a los ciudadanos una respuesta efectiva en caso de emergencias tecnológicas, biológicas o químicas, atendiendo a la posibilidad de que puedan aumentar este tipo de accidentes, motivado fundamentalmente por los avances en el sector industrial, siendo Huelva una zona sensible por el gran tráfico de vehículos de mercancías peligrosas asociado al tejido industrial. De esta manera, la mejora de la formación y la potenciación las destrezas y habilidades de los profesionales sanitarios en este ámbito supone una garantía para los ciudadanos de la provincia.

 

 

 

Fuente e imagen: Unidad de Comunicación y Participación Ciudadana del Hospital Infanta Elena.

Un curso analizará en la sede de La Rábida la asistencia de la infancia en los conflictos bélicos

  • Del 23 al 26 de julio se celebra  en la sede de La Rábida el Curso  de Verano “La asistencia sanitaria a la infancia en la crisis humanitaria“, que dirige Pilar Estébanez  de la Sociedad Española de Medicina Humanitaria.

Los conflictos actuales y las guerras en Oriente Medio –Siria, Irak, Sudán, Afganistán, Yemen- están produciendo las mayores cifras de poblaciones en situación de crisis desde la Segunda Guerra Mundial, y son las mujeres y los niños, especialmente las niñas quienes más sufren en estas situaciones. Cada vez existen más problemas y conflictos y con ellos, más refugiados. Se está hablando ya de sesenta millones de personas emigrando como consecuencia de siete grandes conflictos abiertos -Siria, Yemen o Iraq entre otros-  donde, si la población es el eslabón más desprotegido, la infancia tiene mucha más dificultad para acceder a la sanidad y es por eso que se pide, a la Sociedad Española de Medicina Humanitaria, formar a especialistas de Pediatría, Servicios Sociales, Sanidad y Medicina de familia para que sepan atender a estos niños, que están padeciendo tales crisis humanitarias. “Basta encender la televisión o abrir un periódico para ver la cantidad de niños que están huyendo”, comenta Pilar Estébanez que lleva varios años haciendo este tipo de Cursos de Verano en la UNIA.

Según la directora “este curso es casi una obligación para todos aquellos profesionales que acudan a lugares donde hay niños refugiados”. Se necesitan estos conocimientos para tratar de manera multifactorial la situación en la que se encuentre el infante, porque no son los mismos principios humanitarios, ni hipocráticos, ni siquiera son iguales los recursos o las técnicas sanitarias en nuestro entorno.

En cuanto lo que ofrece este curso Estébanez aclara “que buscamos hacer un curso integral, que forme en poco tiempo, que siguiendo los requisitos de la OMS, nuestros especialistas puedan atender a esos niños”. Vamos a tratar la idea general de las crisis y de sus causas políticas de manera global y multifactorial, teniendo en cuenta, entre otros, los factores antropológicos, los factores jurídicos y los derechos de los niños.

Entre los profesores que  participarán en este curso está Carmelo Angulo Barturen, embajador de España y, hasta hace poco, presidente de Unicef. También estará David del Campo Pérez, director del área internacional de la organización Save the Children, quien dará una visión actual de la situación infantil en Siria. Por otra parte, se hablará de la asistencia sanitaria con Pascual Caballero, pediatra en Guinea, que además expondrá cuáles son los principales retos ante una problemática en situación de crisis por la enfermedad y para evitar su muerte.

Los destinatarios de este curso son profesionales o estudiantes de cursos superiores del Área de la Salud, de la Sociología, del Derecho, de la Comunicación, interesados en la Cooperación Sanitaria y la práctica Sanitaria en las Crisis Humanitarias.

 

 

Fuente e imagen: UNIA.

La UNIA acogerá del 9 al 12 de julio el curso “Fosfoyesos: de su evaluación ambiental como residuo a su revalorización como recurso”

La sede de La Rábida de la UNIA acogerá del 9 al 12 de julio el curso “Fosfoyesos: de su evaluación ambiental como residuo a su revalorización como recurso”, que dirige el profesor Rafael Pérez López de la UHU.

El objetivo  principal de este curso es dar una visión integral de la problemática ambiental y social de los fosfoyesos en Huelva. Los principales aspectos que se van a tratar son los procesos de filtraciones de las aguas ácidas contaminantes. Otro de los aspectos es el de estabilidad del apilamiento de los suelos de las marismas,  la reutilización de los fosfoyesos y el marco jurídico social en el que se enmarca la problemática, según Pérez López

El curso está dividido en cuatro bloques: medioambientales, los riegos de los fosfoyesos en la salud;  la revalorización del fosfoyesos. Hay estudios que  demuestran que estos residuos que se emplean como materia prima para construcción. Otro de los aspectos a destacar son los jurídicos-administrativos y el último día el bloque se ha denominado “aspectos socioculturales y cómo los medios de comunicación influyen en la información que le llega a la sociedad”, ha manifestado el director del curso.

“El caso de los fosfoyesos despierta mucho interés social en Huelva e incluso alarma , sobre todo en los últimos años. Lo que pretendemos con este curso es que se sepa que hay una Comunidad Científica, que trata de elaborar un plan de actuación y que está trabajando para darle una solución viable al tema de las balsas de fosfoyesos”, se ha destacado desde la UNIA.

En cuanto a los alumnos a los va dirigido el curso son sobre todo a organismos públicos, que tienen  algún tipo de responsabilidad, bien pasado o futura en las balsas de fosfoyesos y en general a la ciudadanía de Huelva que vive a menos de un kilómetro de la balsa.

El profesorado esta formado, junto al director,  por José Borrego Flores, Francisco Macías Suárez, María Carmen Núñez Lozano, Juan Alguacil Ojeda, Juan Pedro Bolívar, Carlos Ruiz Cánovas todos profesores de la Universidad de Huelva y Luis Esquivas Frediani de la Universidad de Sevilla;  el director gerente de AIQB, Rafael Romero y el periodista, Rafael Moreno Domínguez.

 

 

Fuente: UNIA Huelva.

Imagen: José Carlos Sánchez Rodríguez (Infonuba)

 

 

 

 

Arranca el curso de dinamizador de tiempo libre en el CEFO de Islantilla

  • Quince personas en situación de desempleo se formarán en ‘Dinamización de actividades de tiempo libre educativo, infantil y juvenil’

Las instalaciones del Centro Escuela de Formación Ocupacional – CEFO de Islantilla acogen el último de los cursos de Formación Profesional para el Empleo de los ocho que han conformado la vigente convocatoria de 2016, y para el que este centro dependiente de la Mancomunidad ha gestionado una subvención de 15.750 euros concedida por la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía a través de la Delegación Territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de Huelva.

El curso servirá para formar a quince personas trabajadoras en situación de desempleo en materia de ‘Dinamización de actividades de tiempo libre educativo, infantil y juvenil’, con un total de 310 horas que se distribuirán a lo largo de los próximos meses, hasta el 20 de agosto, fecha para la que se ha previsto su clausura.

Las clases se impartirán en horario de mañana, y se ha contemplado un calendario de prácticas a través del cual el alumnado podrá completar su formación en empresas y entidades que operan en el entorno de Islantilla, Lepe e Isla Cristina.

Para el Vicepresidente Ejecutivo de la Mancomunidad de Islantilla y Concejal del Ayuntamiento isleño, Francisco Zamudio, “la formación es indispensable para el desarrollo de los municipios de Isla Cristina y Lepe, y por eso desde esta entidad se ha apostado en todo momento por hacer de este proyecto algo más que un planeamiento urbanístico o un destino turístico: Islantilla debe ir de la mano de la formación y del empleo”.

Zamudio tuvo también palabras de agradecimiento para la Delegación Territorial, “que se ha mostrado sensible a las necesidades de esta comarca en materia de formación, y al mismo tiempo ha tenido la capacidad de valorar la enorme apuesta que desde la Mancomunidad se ha venido haciendo durante más de veinticinco años para contar con uno de los mejores centros formativos de toda la provincia, por sus infraestructuras y por sus resultados”.

 

 

Fuente e imagen: Mancomunidad de Islantilla.