Tu energía más eficiente

Tag Archives | desarticulación

Desarticulada una de las principales organizaciones de tráfico de hachís que operaba en el sur de España

-En una operación conjunta de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria

-La organización criminal, liderada por un empresario onubense que está considerado como uno de los principales narcotraficantes de la península, se dividía en dos ramas perfectamente diferenciadas y estancas; una encargada de los aspectos financieros y otra dedicada en exclusiva a los aspectos operativos como el transporte y el almacenamiento de la droga

-En la actualidad, la organización estaba ampliando su actividad criminal al gestionar la compra de terrenos para construir un narco aeroclub y comenzar a introducir cocaína a través de hidroavionetas

El encargado de la rama operativa aprovechaba su profesión como mecánico naval para preparar las embarcaciones semirrígidas en una finca taller de Cartaya (Huelva)

 –Detenidas 14 personas e incautados 5.100 kilos de hachís, seis embarcaciones, dos motos de agua, un helicóptero, una avioneta, un ultraligero, así como diversas armas de fuego con munición y material telefónico, electrónico e informático

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, de manera conjunta con funcionarios de la Agencia Tributaria, han desarticulado una de las principales organizaciones dedicadas al tráfico de hachís que operaba en el sur de España. La red estaba liderada por un empresario onubense considerado como uno de los principales narcotraficantes de la península. Han sido detenidas 14 personas y se han incautado de 5.100 kilos de hachís, además de material telefónico, electrónico e informático, seis embarcaciones, dos motos de agua, un helicóptero, una avioneta, un ultraligero, diversas armas de fuego y munición. Los arrestados se encontraban en trámites para adquirir unos terrenos para la construcción de un narco aeroclub que les permitiera comenzar a introducir cocaína a través de hidroavionetas. La investigación ha sido dirigida por la Fiscalía Antidroga y el juzgado Central de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional.

Estricto régimen militar

Las investigaciones se iniciaron hace 22 meses. Los agentes incautaron 2.700 kilos de hachís y arrestaron a tres personas que transportaban un alijo de hachís desde las playas de Huelva hasta la zona en la que iban a almacenar el estupefaciente. Esto situó a los agentes tras la pista de una organización dedicada al tráfico marítimo de hachís que distribuía tanto a nivel nacional como internacional.

Los indicios de esta primera fase de la operación desvelaron un entramado dirigido por un conocido empresario onubense con dos estructuras totalmente diferenciadas. Una de ellas se dedicaba a los aspectos financieros recaudando dinero, blanqueando y financiando las actividades delictivas; la otra rama se encargaba del transporte, almacenamiento y distribución de hachís por todo el territorio nacional y estaba dirigida por un mecánico naval. Esta parte de la organización funcionaba con un estricto régimen paramilitar y contaba con sofisticados medios tecnológicos para la identificación y seguimiento de vehículos policiales en la zona.

Tras continuar con las pesquisas en una segunda fase de la investigación se tuvo conocimiento de la infraestructura con la que contaban destinada a introducir embarcaciones semirrígidas por el río Piedras, a la altura del municipio de Cartaya (Huelva). El empresario contactaba con los proveedores marroquíes y negociaba los términos de los transportes de droga, ofreciendo seguridad y garantías para la llegada de la mercancía a tierra firme

Posteriormente la rama operativa, ubicada en Cartaya, se comunicaba con el empresario a través de teléfonos encriptados o personas que servían de enlace para asegurarse confidencialidad. A partir de este momento los investigados preparaban dispositivos de vigilancia terrestre, marítima y aérea para asegurar la introducción de la droga, en las que participaban hasta 30 personas que se distribuían de forma coordinada en ambas orillas del río Piedras para dar cobertura y seguridad a las embarcaciones cargadas con la sustancia estupefaciente. Al frente de esta rama operativa se encontraba un individuo que aprovechaba su profesión como mecánico naval para preparar las embarcaciones semirrígidas.

Código desde un teléfono de Marruecos

Una vez que el hachís era introducido en costas españolas se procedía a su distribución y venta. Para ello la organización recibía un código desde un teléfono de Marruecos, impreso también en los fardos de mercancía, el cual indicaba la cantidad pagada y su calidad, de este modo sabían qué partida de droga debía distribuir a cada uno de sus múltiples clientes. La última fase consistía en blanquear los ingresos a través de diferentes establecimientos hosteleros, lo que permitía a los miembros de la trama justificar la posesión de inmuebles, vehículos y medios aéreos.

Fruto de las pesquisas policiales los agentes tuvieron conocimiento de que los investigados planeaban introducir el pasado agosto una gran partida de droga mediante el empleo de una lancha rápida, por lo que se estableció un dispositivo de vigilancia en el río Piedras. Tras detectarse la entrada de la embarcación y su posterior descarga de la mercancía, esta fue recogida por dos vehículos todoterreno que la trasladaron hasta una finca próxima momento en el que fueron interceptados por los investigadores. En total fueron incautados 73 fardos de hachís con un peso aproximado de 2.300 kilos, se detuvo a dos de los participantes en el alijo y se recuperaron los dos vehículos utilizados, uno de los cuales había sido sustraído en Málaga.

Planeaban introducir cocaína a través de hidroavionetas

Finalmente la tercera fase de la investigación culminó con 11 entradas y registro en Huelva, y en las localidades onubenses de Cartaya y Almonte, y la detención de 9 personas – 7 en Huelva y 2 en Santa Cruz de Tenerife-. También se intervinieron abundantes efectos, material telefónico, electrónico e informático, embarcaciones, motos de agua, vehículos de alta gama, helicópteros y avionetas, armas de fuego y abundante munición. La organización ahora desmantelada se encontraba gestionando la compra de terrenos para la construcción de un narco-aeroclub que les permitiera la introducción de importantes cantidades de cocaína mediante una avioneta adaptada como hidroavioneta.

 

 

 

 

Fuente, vídeo e imágenes: Subdelegación del Gobierno en Huelva / Dirección Nacional de la Policía.

Desarticulada una organización criminal dedicada al tráfico internacional de drogas

-La Operación llevada a cabo conjuntamente por la Policía Nacional y Guardia Civil se ha saldado con la detención de 23 personas y la incautación de 4.420 kg de hachís 

-Se han realizado 37 entradas y registros en diferentes localidades de las provincias de Sevilla y Cádiz

La Guardia Civil y la Policía Nacional, en el marco de la operación conjunta TORNADO-AFLUENTE, han desmantelado en Sevilla una importante red internacional dedicada al tráfico de hachís entre el norte de África y España. En la operación han sido detenidas 23 personas y se han aprehendido cerca de 4,5 toneladas de hachís.

La operación se inició en marzo del año pasado cuando agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Policía Nacional de Sevilla y la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla, tuvieron conocimiento de la posible existencia de una organización criminal dedicada a transportar droga desde el litoral africano hasta la costa occidental andaluza y el Guadalquivir.

Esta organización, muy jerarquizada y con funciones bien definidas, estaba dirigida por dos conocidos narcotraficantes de Bollullos de la Mitación y de Coria del Río (Sevilla). De las continuas investigaciones realizadas se pudo averiguar cómo los integrantes de esta organización criminal utilizaban, para su actividad delictiva, varias naves ubicadas en distintas localidades de la provincia donde almacenaban embarcaciones neumáticas de gran potencia, tractores utilizados para el transporte de las embarcaciones al río, gran cantidad de combustible y vehículos todoterreno sustraídos para llevar a cabo los alijos de droga.

Además, fruto de esta investigación conjunta se pudieron llevar a cabo dos actuaciones fundamentales para el posterior éxito de la operación. En primer lugar, a finales del mes de agosto, se incautaron 640 kg de hachís a bordo de un vehículo de alta gama previamente sustraído, cuando sus dos ocupantes transportaban la mercancía proveniente de un alijo realizado en la localidad de Isla Mayor.

Posteriormente, a finales del mes de septiembre, se detectó cómo la organización investigada llevaba a cabo un alijo mediante una embarcación ligera de gran potencia. Se preparó un operativo policial en el que participaron las unidades de los dos Cuerpos policiales y el Servicio Marítimo de la Guardia Civil, dando como resultado la intervención de 3.750 kg de hachís y la detención del patrón de la embarcación, así como la localización de varios vehículos sustraídos. A partir de este momento dio comienzo una nueva fase de la operación encaminada a detener a todos los responsables de la organización.

De esta forma y tras realizar gestiones policiales basadas en seguimientos operativos y análisis de la información, el pasado 7 de noviembre se procedió a la explotación de la Operación, llevando a cabo 37 entradas y registros en diferentes localidades de las provincias de Sevilla y Cádiz, donde se intervinieron dos embarcaciones neumáticas, una embarcación recreativa, 4 vehículos todo terreno que figuraban como sustraídos, 2 tractores, 6 remolques de grandes dimensiones para transportar las embarcaciones, cuatro armas de fuego y numerosa munición, 12 vehículos, unos 80.000 euros en efectivo, 3.000 litros de gasolina, una plantación de marihuana, 2 kilogramos de cogollos de marihuana, 30 kg de hachís, 2 placas de Guardia Civil y rotativos lanza destellos policiales.

La investigación ha permitido desarticular al completo la organización delictiva investigada, la cual disponía, además, de una importante rama logística encargada de conseguir las embarcaciones neumáticas y vehículos todoterreno sustraídos, que utilizaban para llevar a cabo los alijos de hachís a través del río Guadalquivir.

La operación se ha desarrollado con la Fiscalía Antidroga de Sevilla y el Juzgado de Instrucción Nº 3 de Coria del Río, siendo puestos todos los detenidos a disposición judicial de este último.

La investigación continúa abierta, no descartándose la posibilidad de practicar nuevas detenciones.

 

 

 

Fuente e imágenes: Ministerio del Interior/ Guardia Civil (OPC de la Comandancia de Sevilla).

La Guardia Civil desarticula una organización por defraudar 2,5 millones de euros en productos hortofrutícolas


  

-En la operación han sido detenidas 6 personas, entre los que se encuentran los cabecillas de la organización, un miembro de la mafia siciliana apodado como “El Capo” y su mano derecha

-Uno de los cabecillas se hacía pasar por el responsable en España de una conocida cadena de supermercados de Reino Unido para cometer las estafas en empresas hortofrutícolas

-La mercancía era enviada a Rumanía, Italia y Francia para su venta en el mercado ilegal

La Guardia Civil, en el marco de la operación BANDEME desarrollada en Alicante, ha procedido a la detención de 6 personas y a la investigación de otra más pertenecientes a una organización criminal dedicada a estafar a empresas de frutas y hortalizas al hacerse pasar por responsables de una conocida cadena de supermercados del Reino Unido para vender gran cantidad de productos del campo en sus establecimientos. Entre los detenidos se encuentran los dos cabecillas de la organización, S.D alias “El Capo” miembro de la mafia italiana, así como su mano derecha.

La operación se inició el pasado mes de diciembre cuando el gerente de una empresa dedicada a la compraventa de frutas y hortalizas, ubicada en la localidad de Cox (Alicante), denunció que había sido engañado por la venta de 1.600.000 kilogramos de productos del campo por un valor de casi dos millones de euros.

Por tal motivo, la Guardia Civil procedió a examinar la documentación relativa a los CMR (Transporte Internacional de mercancías por Carretera) facilitados por el denunciante, donde figuraba el punto de origen-destino, carga transportada, etc, pudiéndose observar incongruencias en la confección de los mismos, por lo que se procedió a un análisis minucioso de dicha información.

De este análisis se constató que la mercancía proporcionada por la empresa estafada no tenía como destino Reino Unido ya que los camiones dejaban la mercancía en distintos puntos de Europa, como Verona (Italia), Perpignan (Francia) o Afumati (Rumania), países donde se detectaron los productos suministrados y vendidos en el mercado ilegal a muy bajo precio.

Mantenidos diversos contactos a través de INTERPOL con la Inspección General de la Policía Rumana los agentes pudieron confirmar ubicación y responsables de la empresa de transportes utilizada por la red y de la cual provenían la mayoría de los camiones utilizados para desviar la mercancía.

En el registro realizado por los agentes en el domicilio de la persona que se hacía pasar por el representante de la cadena de supermercados británicos en España se halló gran cantidad de números de teléfono, IMEIs, así como diversa documentación.

Modus operandi

La organización contactaba con las empresas bajo el falso pretexto de trabajar para una conocida cadena de supermercados del Reino Unido, ofreciéndole la posibilidad de contactar con su jefe de compras en España.

Una vez que el perjudicado accedía a mantener contacto con el supuesto representante en España, nunca presencialmente, la organización comenzaba a realizar los pedidos. Para ganarse la confianza de las empresas, utilizaba imágenes corporativas, así como modelos de webs y emails de empresas que realmente existían para darle una apariencia legal.

A continuación, la organización enviaba a la empresa estafada camiones de la propia red, los cuales portaban placas de matrículas falsificadas, así como rotulación con las serigrafías de compañías de transporte reales para desviar la atención y no ser detectados.

Posteriormente, los camiones se dirigían a un polígono industrial ubicado en la localidad de Real (Valencia), donde realizaban el trasbordo de toda la carga a otro camión, éste ya con placas de documentación correcta, para emprender la ruta hasta el destino establecido por la organización.

En alguna de las ocasiones contrataban empresas españolas a las cuales les señalaban que debían dejar la carga en Mercabarna (Barcelona), lugar donde se dirigían otros camiones de la red para transportar los productos a las ciudades que indicaran los responsables.

Transcurrido un mes de la expedición de la mercancía, y al no recibir los pagos por la cantidad acordada, las empresas estafadas contactaban con el supuesto representante de la cadena de supermercados dándole éste excusas de viajes y problemas de transferencias económicas entre países. Posteriormente, el supuesto representante dejaba de responder las llamadas telefónicas de la empresa.

Fuertes medidas de seguridad para no ser detectados

Hasta tal punto llegaba la obsesión de los jefes de la red para no ser detectados, que no figuraban en ninguna de las empresas o medios utilizados para cometer las estafas. Asimismo, realizaban los pagos a sus escalones más bajos utilizando a terceras personas sin relación con la trama.

Los números de teléfono utilizados por la organización se encontraban a nombre de personas de distintas nacionales, cuyas identidades eran falsas. Para dar de alta las tarjetas telefónicas utilizaban un locutorio regentado por una persona de nacionalidad egipcia. Esta persona era la encargada de conseguir el personal para realizar los trasbordos de las cargas de los camiones y alquilar los vehículos utilizados por la red.

Fruto de la operación, la Guardia Civil ha podido constatar que dicha organización ha estafado a dos empresas ubicadas en Betxi (Castellón) y La Rinconada (Sevilla), ascendiendo el valor de lo defraudado a más de 2,5 millones de euros.

El “Capo”

El principal miembro de la organización, de origen italiano, infundía gran respeto al resto de los miembros, dirigiéndose estos últimos a él siempre como EL CAPO, al pertenecer a la mafia siciliana ubicada en la Pulla (Italia). Esta persona llegó a atentar con un artefacto explosivo contra su propia familia en el año 2014.

La operación ha sido llevada a cabo por el Equipo ROCA (Equipo contra los Robos en el Campo) de la Guardia Civil en Torrevieja con el apoyo del Juzgado de Instrucción nº 1 de Orihuela (A), así como con el Juzgado Mixto nº 5 de Lliria (Valencia).

 

 

Fuente e imágenes: Ministerio del Interior.

La Guardia Civil detiene a cinco personas y desarticula dos puntos de venta de drogas en La Palma del Condado

Dos agentes observan la droga y los objetos intervenidos.

 

  • Los registros se llevaron a cabo los días 15 y 16, incautándose múltiples sustancias estupefacientes
  • La colaboración conjunta de la Guardia Civil y de la Policía Local del municipio ha sido fundamental para la localización de las dos viviendas donde se llevaba a cabo la venta de la droga

La Guardia Civil ha detenido a cinco personas como presuntos autores de un Delito Contra la Salud Pública e investiga a un tercero por los mismos hechos. Ambos Dispositivos se iniciaron hace varios meses al tener conocimiento desde la Guardia Civil y de la Policía Local de la posible venta de drogas en dos puntos diferentes de la localidad de la Palma del Condado tras recibir numerosas quejas vecinales.

Tras intensos días de investigaciones y vigilancias de los citados domicilios, los agentes de ambos cuerpos policiales observaron el trasiego continuo de toxicómanos que llegaban a comprar la droga, llegando incluso a interceptar a algunos con las sustancias estupefacientes recién compradas y levantando las correspondientes actas de denuncia por tenencia de droga en la vía pública.

Conocidos estos hechos por la Autoridad Judicial, es autorizada la entrada y registro de ambos domicilios. El primero se llevó a cabo el pasado 15 de abril, y fueron intervenidas 5 dosis de cocaína, 8 dosis de heroína, 435 € de dinero en efectivo, 6 teléfonos móviles, un vehículo así como útiles para la preparación de las dosis y se procedió a la detención de dos personas.

En este registro se contó con la Unidad Canina de la Policía Local de La Palma del Condado, localizando el can gran parte de la droga incautada. La segunda entrada domiciliaria se produjo el día 16 de abril siendo encontrados 2,55 gramos de cocaína en roca, 28 dosis de cocaína, 1,13 gramos de heroína en roca, 2 dosis de heroína y 161€ de dinero en efectivo. También fueron hallados utensilios para la adulteración y corte de la droga, entre ellos una olla eléctrica y diferentes cuchillas.

En este segundo registro fueron detenidas tres personas como presuntos autores de un Delito Contra la Salud Pública, y se investiga a un cuarto por los mismos hechos. Estas personas tenían un organigrama perfectamente establecido teniendo cada uno asignado sus propias funciones de compra, vigilancia de la zona, adulteración de la droga para obtener más dosis y posterior venta, ofreciendo incluso la posibilidad a los consumidores de hacerlo en una habitación del propio domicilio.

Con estos Operativos, la Guardia Civil y la Policía Local han logrado desactivar dos importantes puntos de distribución de drogas muy activos que operaban en la localidad y cuya actividad producía un gran malestar entre los vecinos de la población.

Los detenidos y los efectos intervenidos han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente, junto con la droga incautada.

Fuente, audio e imagen: Guardia Civil (OPC de la Comandancia de Huelva).