Tu mundo, más eficiente

Tag Archives | OCU

OCU advierte de posibles riesgos en el uso continuado de carbón activado para el blanqueamiento dental

-OCU recuerda que el carbón activado es un ingrediente abrasivo y existe el riesgo de que, a la larga, desgaste el esmalte o cause recesión de las encías y sensibilidad dental

-La Organización señala que, al contrario de lo que presumen, la acción blanqueante de estos productos es solo superficial y no cambian el color natural de los dientes

-OCU recuerda que estos blanqueadores no garantizan una correcta higiene bucal y recomienda que no se utilicen como sustitutos de la pasta de dientes tradicional

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha advertido recientemente de los riesgos que supone utilizar de manera habitual y continuada carbón activado para blanquear los dientes.

Así, la organización asegura que a pesar de que algunos productos prometen blanquear la sonrisa, eliminar las manchas del esmalte y rebajar varios tonos su color gracias al efecto del carbón activado, la Organización de Consumidores advierte de que la realidad es mucho menos prodigiosa y que además su uso puede suponer algunos riesgos.

Por un lado, OCU recuerda que este tipo de productos, ya sean en formato pasta o polvo, son abrasivos y aunque pueden blanquear ligeramente los dientes al quitar las manchas causadas por el café o el tabaco, su acción es solo superficial y no aclaran manchas más profundas ni cambian el color de los dientes.

Por otro lado, la Organización advierte de que el uso continuado de este tipo de productos, debido al efecto abrasivo del carbón, puede provocar a largo plazo el desgaste del esmalte, una recesión de las encías y sensibilidad dental.

Por último, OCU advierte de que seguir las recomendaciones de uso de algunos de estos productos, en las que aconseja su empleo dos veces al día, puede suponer en la práctica la sustitución de la pasta de dientes e impedir con ello la correcta higiene bucal que estos blanqueadores no garantizan.

Santander y Granada, ciudades españolas mejor valoradas por el turismo según una encuesta de OCU

-La encuesta de OCU revela que la satisfacción global en 19 ciudades españolas supera el 80 sobre 100

-Oviedo y Salamanca destacan por ser muy seguras; San Sebastián, Oviedo y León por su oferta gastronómica; Oviedo, Cádiz y León por su hospitalidad y Salamanca, Oviedo y Granada, por la conservación del patrimonio

-Madrid y Barcelona obtienen la misma puntuación (80 sobre 100) y en ambas los turistas valoran alto la red de transporte público

-En Europa, Tallin recibe la mejor valoración, seguida de Cracovia, Bolonia, Turín y Munich.

-El 30% de los encuestados declara que ha evitado visitar alguna ciudad en los últimos cinco años por miedo al terrorismo

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado una encuesta para conocer cuáles son las ciudades españolas y extranjeras que más satisfacen a los turistas. Para ello, la Organización ha recogido más de 10.500 respuestas de personas residentes en España, Bélgica, Francia Italia y Portugal que han visitado una ciudad (dentro o fuera de España) por placer en los últimos dos años y han pasado al menos una noche en el destino.

La encuesta recoge la valoración de quince aspectos diferentes, como la calidad del transporte público, la oferta turística y cultural, la hospitalidad, la sensación de seguridad, la restauración, vida nocturna, compras y nivel de precios, así como una puntuación de satisfacción global con la ciudad.

Santander y Granada, las españolas mejor valoradas

Santander es la ciudad que ha conseguido una mayor valoración en satisfacción global (87 sobre 100). Además, la sensación de seguridad es muy alta en esta localidad (92 sobre 100), y los turistas valoran de forma muy positiva la amabilidad de sus habitantes y su gastronomía. El único aspecto negativo es el nivel de precios, algo elevado según los encuestados (77 sobre 100).

La segunda ciudad mejor valorada es Granada, con una satisfacción global de 85 sobre 100. En total, 15 ciudades repartidas por toda España obtienen entre 84 y 81 de satisfacción global.

Así, Oviedo (83) y Salamanca (84) destacan especialmente por su seguridad; San Sebastián (81), Oviedo y León (83) por su oferta gastronómica; Oviedo, Cádiz (84) y León por la hospitalidad local. En cuanto al nivel de precios, Valencia (84) es la más favorable, mientras que San Sebastián se sitúa como la más cara para los encuestados, recibiendo reciben las mejores menciones en cuanto a la conservación del patrimonio, Salamanca, Oviedo y Granada.

Barcelona y Madrid gustan por igual

Madrid y Barcelona coinciden con una satisfacción global de 80 sobre 100. En ambas ciudades, además, los turistas valoran de forma especialmente positiva la red de transporte público (también ocurre en Bilbao, Sevilla y Valencia), las atracciones orientadas a menores y jóvenes (al igual que en Málaga, Sevilla y Valencia) y las compras (como también pasa en Granada, León y Valencia).

La principal diferencia entre ambas capitales es que, mientras que Barcelona es considerada un buen destino para desplazarse utilizando una bicicleta de alquiler, Madrid está mejor valorada por su oferta cultural.

 

Tallin y Cracovia, las mejor valoradas de Europa 

Las ciudades europeas más visitadas por los encuestados son París, Londres, Lisboa, Roma, Barcelona, Ámsterdam, Madrid, Venecia, Berlín y Praga. Sin embargo, la mayoría de estas ciudades no ocupan las mejores posiciones en el ranking de satisfacción global. Solo Lisboa (83), Berlín (82) y Praga (82) se encuentran en una posición satisfactoria de la lista.

En cambio, las ciudades europeas (sin tener en cuenta las españolas) que más gustan a las personas encuestadas para una escapada corta y que consiguen una mayor puntuación en la calificación global son Tallin (87), Cracovia (86), Bolonia (86), Turín (85) y Munich (85).

Estas destacan de Tallin su tranquilidad (94 sobre 100), la amabilidad de sus habitantes y la calidad de la restauración, a pesar de que el nivel de precios no está entre los más baratos. Cracovia, por su parte, está muy bien valorada por su nivel de precios (solo superada por Estambul) mientras que las valoraciones de los turistas sitúan a Bolonia como la ciudad donde mejor se come.

En el extremo opuesto, con satisfacciones globales inferiores a 78 sobre 100, se sitúan Marsella, Palermo, Nápoles, Bruselas, Zurich y París. En algunas de ellas, como Marsella y Nápoles, penaliza especialmente la escasa sensación de seguridad en las calles (69 sobre 100 en los dos casos).

Los países nórdicos, por su parte, confirman su fama de tranquilos, aunque caros. Así, la encuesta clasifica a Oslo con un 44 sobre 100 en cuanto a nivel de precios, seguida de Helsinki, Copenhague y Estocolmo, mientras que la sensación de seguridad está por encima de 90 sobre 100 en todos los casos.

El miedo al terrorismo pasa factura al turismo

El 30% de los encuestados declara que ha evitado alguna ciudad en los últimos cinco años por miedo al terrorismo. París, Estambul, Bruselas y Londres son las ciudades a las que más les ha afectado. Según los datos de la encuesta realizada por OCU, París y Bruselas han podido perder el 17% de los potenciales turistas en los últimos cinco años por este motivo.

OCU advierte que el 30% de las familias españolas no puede afrontar los gastos del dentista

-A pesar de que el 67% de hogares considera el acceso al dentista como uno de los aspectos que más influyen en su calidad de vida, a un 30% les resulta muy difícil o imposible afrontar los gastos relacionados con la salud dental

-El 19% de las familias no puede hacer frente al gasto de gafas, lentillas o audífonos, elementos básicos para la salud cuando se necesitan

-El 11% reconoce que le resulta muy difícil o imposible acceder a la compra de algunos medicamentos y el 8% tiene problemas para afrontar gastos asociados a la salud psicológica

-El 10% admite que no cuenta con capacidad económica suficiente como para poder acceder a una consulta médica privada en caso de necesitarlo

Con motivo del Día Mundial de la Salud, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recuerda las limitaciones y dificultades que tienen muchos españoles para acceder a algunos servicios relacionados con su salud. Así y según el Índice OCU de Solvencia Familiar (valor que resume la capacidad que tienen las familias españolas para afrontar económicamente sus necesidades y actividades cotidianas) publicado el pasado mes de marzo, después de los aspectos básicos como el gas, la electricidad o el agua, aquellos relacionados con la salud o la alimentación son a los que los españoles dan más importancia.

Sin embargo, a pesar del valor y de la influencia que la salud tiene en la calidad de vida, OCU ha comprobado que entre una buena parte de la ciudadanía no cuenta con la capacidad económica suficiente para poder afrontarlos.

Según este Índice, a pesar de que el 67% de hogares otorga especial importancia al dentista y lo consideran uno de los aspectos que más influyen en su calidad de vida, a un 30% de ellos les resulta muy difícil o imposible afrontar los gastos relacionados con la salud dental. Lo mismo ocurre con el gasto de unas gafas, lentillas o audífonos, elementos que son igualmente básicos para la salud cuando se necesitan, pero a los que el 19% de las familias no pueden hacer frente.

Por otro lado, casi una de cada diez familias (el 8%), declara que le resulta muy difícil o imposible poder adquirir algunos medicamentos, y el 11% reconoce que le resulta muy difícil o imposible afrontar gastos asociados a la salud mental, como la consulta privada de un psicólogo.

En esta misma línea, el 10% de las familias admite que no cuenta con capacidad económica suficiente como para poder acceder a una consulta médica privada en caso de necesitarlo.

Los datos de este estudio coinciden con los resultados de la encuesta elaborada por OCU “Defiende tu Salud”, de la que se concluye que los principales retos para la ciudadanía española en materia sanitaria son, en primer lugar, reducir de las listas de espera y, en segundo lugar, ampliar la cobertura dental en el sistema sanitario público.

Ante esta situación y en línea con la Organización Mundial de la Salud, que dedica este Día a la cobertura sanitaria universal, OCU quiere transmitir la importancia de la equidad en los servicios de atención de salud, especialmente dentro de España, cuyas diferencias son evidentes, y pide a las autoridades que trabajen por ofrecer y garantizar a los ciudadanos el acceso a más y mejores servicios en materia sanitaria.

 

 

Tres de cada cuatro familias españolas tienen problemas para llegar regularmente a fin de mes

-OCU ha realizado un estudio en el que estima que el índice de solvencia familiar medio en España se sitúa en 46.2, una cifra que resume la capacidad para afrontar los diferentes gastos del hogar

-Según el análisis, las familias baleares (42.4), andaluzas (43.2) y canarias (43.3) son las que más problemas tienen para afrontar los gastos cotidianos, mientras que las navarras (56.6), extremeñas (52.5) y cántabras (52.2) son las que están en una mejor situación económica

-Al 46% de hogares españoles le resulta muy difícil o imposible salir de vacaciones, al 30% afrontar los gastos de salud dental y al 9% le resulta imposible o muy difícil comprar carnes o pescados

-Según el estudio, el 9% de familias españolas vive en una situación de pobreza, pues tienen muy difícil o imposible hacer frente a cualquier tipo de gasto cotidiano

-Solo el 6% de los encuestados reconoce que puede ahorrar sin esfuerzo mientras que al 79% les resulta difícil, muy difícil o imposible

Con motivo del Día Mundial del Consumidor, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha publicado el primer índice de solvencia familiar, un valor que resume en una única cifra la capacidad que tienen las familias españolas para afrontar económicamente sus necesidades y actividades cotidianas en el ámbito del hogar, la salud, la educación la movilidad, la alimentación y el ocio.

Para calcular este índice, así como los umbrales de confort o de pobreza en los que se sitúan las familias en España, OCU ha realizado una encuesta a 2.151 personas entre 25 y 79 años, en la que también han valorado la relevancia que cada uno de estos gastos tiene sobre el global de la economía familiar, así como su influencia sobre la calidad de vida. Según este análisis, el valor medio del índice se sitúa en una puntuación más cercana al confort que a la pobreza (46,2). Sin embargo, uno de cada diez hogares estaría en situación de pobreza (índice menor de 33,6). Es decir, les re­sulta muy difícil afrontar la mayoría de los gastos cotidianos, algo que la Organización considera preocupante.

Además, según el tipo de hogar, los datos del Índice de solvencia familiar de OCU revelan que las familias con un mayor riesgo de pobreza son aquellas formadas por un adulto con hijos a su cargo (índice 33,7), así como las parejas jóvenes sin hijos en las que uno de los miembros está en situación de desempleo.

Por el contrario, los hogares que viven una situación económica más desahogada son, en general, los formados por mayores de 50 años, especialmente si están jubilados y no tienen hijos viviendo con ellos con un índice de 55,1.

Baleares y andaluces, los que más dificultades tienen

Los resultados del índice OCU de solvencia familiar por comunidades autónomas muestran importantes diferencias entre ellas: Baleares (42.4), Andalucía (43.2) y Canarias (43.3) cuentan con el índice más bajo de España, mientras que Navarra (56.6), Extremadura (52.5) y Cantabria (52.2) se sitúan a la cabeza del ranking.

El análisis por comunidades revela además datos curiosos: mientras que Andalucía y Extremadura comparten el Producto Interior Bruto por habitante más bajo de España, los encues­tados de esta última región están entre los que menos dificultades tienen (índice 52,50) para afrontar los distintos gastos planteados, especialmente los relacionados con el tiem­po libre, la salud y la vivienda; solo son superados en solvencia por los navarros.

Qué aspectos influyen en la calidad de vida

El gas, la electricidad y el agua son los aspectos a los que los españoles dan más importancia -siendo las últimas necesidades a las que se está dispuesto a renunciar seguidos por los relacionados con la salud o la alimentación- se apunta desde OCU.

Los gastos educativos también se encuentran entre los gastos más necesarios, especialmente aquellos que se refieren a la educación superior o universitaria (muy importante para un 59% de hogares). Por su parte, los aspectos relacionados con la movilidad influyen algo menos en la calidad de vida familiar, aunque en el caso del coche y el transporte público siguen siendo importantes para más del 40% de los encuestados.

Por otra parte, los factores vinculados con el tiempo libre tienen un menor peso entre los encuestados: comprar un libro, salir al cine o comer en un restaurante solo son considerados muy importantes por una minoría.

Uno de cada tres hogares no puede pagar el dentista

OCU pone de manifiesto que muchos de los aspectos que las familias consideran prioritarios para su calidad de vida contrastan con la capacidad económica que tienen para poder afrontarlos. En este sentido, la Organización alerta de que al 17% de hogares españoles les resulta muy difícil o imposible afrontar las facturas del gas, la luz y el agua, un reflejo de la llamada “pobreza energética” que, según la Organización, podría estar afectando a más hogares de los que se cree.

Por otro lado, a pesar de que el 67% de hogares otorga especial importancia al dentista, a un 30% de ellos les resulta muy difícil o imposible afrontar los gastos relacionados con la salud dental. Lo mismo ocurre con las gafas y lentillas y con la audiometría (audífonos), servicios igualmente básicos a los que muchos encuestados no pueden hacer frente.

Por último, OCU destaca las enormes dificultades económi­cas para acceder a la educación superior o para sufragar un curso o un máster entre las familias con menos recursos, así como para poder pagar el alquiler o la hipoteca de la vivienda en la que residen.

Asimismo y según el análisis, las familias españolas que tienen problemas para llegar a fin de mes renuncian en primer lugar a los desembolsos que consideran menos vitales, como restaurantes, cines, libros o excursiones… De hecho, a pesar de vivir en un país de turismo, al 46% de familias españolas les resulta muy difícil o imposible salir de vacaciones.

El ahorro, misión imposible

El resultado de la encuesta pone de manifiesto que, a pesar de que un 25% de hogares españoles están en una situación de confort económico, apenas el 6% reconoce que puede ahorrar sin esfuerzo. En cambio, a un 79% les resulta difícil, muy difícil o imposible. Además, los encuestados creen que esta situación tenderá incluso a empeorar durante 2019.

OCU denuncia que algunos productos alimentarios superan los límites recomendados de acrilamida

-La Organización de Consumidores, junto con BEUC, ha realizado un estudio para analizar el contenido de acrilamida en productos comprados en países europeos

-De los 55 productos vendidos en España, cinco superan los valores de referencia de acrilamida, incluyendo galletas para bebés, los usuarios más sensibles a esta sustancia 

-OCU y BEUC ya han enviado los resultados de este estudio a la Comisión Europea y a la AESAN y les han solicitado, entre otras peticiones, que se reduzcan los valores de referencia y se conviertan en límites obligatorios

-La Organización ofrece una serie de consejos a los consumidores para evitar la formación de acrilamida en los alimentos cocinados en casa

La Organización de Consumidores y Usuarios, junto con BEUC, la asociación europea de consumidores en la que se integra OCU, ha realizado un estudio para analizar el contenido de acrilamida en diferentes productos comercializados en países europeos.

OCU recuerda que la acrilamida es una sustancia declarada por la OMS como potencialmente cancerígena que se produce de forma natural en los alimentos ricos en almidón y asparagina, cuando se cocinan a más de 170º con baja humedad (por ejemplo, al hornearlos, freírlos o tostarlos), adquiriendo con ello un tono tostado.

Actualmente no se conocen los efectos exactos de la acrilamida sobre el organismo. Sin embargo, tratándose de una sustancia que podría dañar el ADN y favorecer la aparición de tumores, la mayoría de los investigadores cree que no es posible establecer una dosis diaria que se considere segura. Como medida de precaución, se recomienda desde OCU reducir su consumo todo lo posible.

En este sentido la Comisión Europea ha establecido unos valores de referencia (orientativos, no obligatorios) por grupos de alimentos (galletas, patatas fritas, café, pan de molde, biscotes…) que sirven para evaluar si se aplican medidas que reduzcan la formación de acrilamida.

 

Los valores se respetan, salvo excepciones

En el estudio se han analizado un total de 477 productos, 55 de ellos vendidos en España: patatas fritas de restaurante de comida rápida, patatas chips y galletas, algunas de ellas para bebés. De estos 55 analizados por OCU, cinco superan los niveles de referencia, de los cuales dos de ellos son productos para bebés, los consumidores más sensibles.

Según estos resultados, OCU cree que, en general, los fabricantes respetan los valores de referencia.  Sin embargo, el estudio también demuestra que aún hay productos que superan los niveles recomendados. Así, de las 14 patatas fritas analizadas por OCU, una de ellas, de Five Guys Burger, superó ampliamente el valor de referencia. Además, de los 20 chips y snacks de patata, 2 de ellas (Frit Ravich Chips sin sal añadida y Mercadona patatas fritas en aceite de oliva) superan los valores.

Por su parte, las 11 marcas de galletas analizadas respetan los valores de referencia establecidos para esta categoría. Sin embargo, no ocurre lo mismo con las galletas para bebés, ya que 2 de las 10 marcas para lactantes y menores de 3 años analizadas exceden el valor de referencia (Biocookies Baby de Yammy y Galletita Ecológica de Smileat).

La exposición de los más pequeños a la acrilamida es una de las mayores preocupaciones de OCU. A pesar de que los alimentos específicamente dirigidos a ellos cuentan con unos valores de referencia más reducidos que el resto (150 microgramos/kg frente a los 350 establecido para el grupo general de galletas no saladas), dos de las analizadas superan esos valores.

OCU destaca además que dos de los cinco productos que exceden los valores recomendados son ecológicos (las dos galletas para bebés). Según la Organización, debido en parte a que estos productos cuentan con la dificultad añadida de no poder usar la enzima asparaginasa para controlar la acrilamida, pues incumpliría la normativa para alimentos ecológicos.

Por otro lado, la norma de la Comisión Europea incluye además las medidas que deberían tomar los fabricantes para mitigar la formación de acrilamida, como reducir la temperatura de horneado o fritura y adaptar el tiempo según el tamaño del alimento, o vigilar la composición y la selección de las materias primas. Además, en los productos de repostería, se propone sustituir en la medida de lo posible la harina de trigo, que tiende a generar más acrilamida, por la de arroz o maíz.

 

Peticiones de OCU: reducción de valores y límites obligatorios

Ante esta situación, tanto BEUC como OCU han remitido a los responsables de la Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea y de la AESAN respectivamente, los resultados completos del estudio, así como sendas cartas para solicitar su colaboración y realizar las siguientes peticiones:

  • Que se reduzcan los valores de referencia y convertirlos en límites obligatorios, con el fin de que los fabricantes cumplan con los límites establecidos y las autoridades puedan legislar y retirar del mercado los productos que lo incumplan.
  • Que se establezcan límites para los productos que actualmente no están incorporados en ninguna de las categorías del listado actual (por ejemplo, los chips vegetales).
  • Que se reduzcan los límites de acrilamida en las galletas para acercarlos a los valores establecidos para las galletas específicas para bebés, ya que estos productos también suelen ser consumidos por ellos.
  • Que se realice un seguimiento de la efectividad de la normativa
  • Que se investigue y dé difusión a los análisis públicos con las marcas y sus niveles, así como continuar haciendo campañas.

Por último, OCU ofrece a los consumidores una serie de recomendaciones para evitar la formación de acrilamida en los alimentos cocinados en casa:

  • Conservar las patatas en un lugar oscuro y fresco, pero nunca por debajo de 6ºC.
  • Reducir el consumo de patatas fritas en favor de las cocidas en agua o asadas en microondas
  • Si se fríen patatas, cortarlas en trozos y dejarlas 30 minutos en agua fría o 10 en agua caliente para reducir el nivel de almidón. También se pueden escaldar durante unos segundos.
  • No freír alimentos ricos en almidón a más de 170ºC (sin freidora, antes de que el aceite empiece a humear) ni hornear a más de 195ºC. Y sacar los alimentos cuando tengan un tono amarillo, sin esperar a que se tuesten.
  • No ofrecer a los menores de menos de 3 años galletas o aperitivos sin una indicación específica para ellos.

El 43% de los compradores digitales de segunda mano no reclama cuando tiene algún problema

-Según la encuesta de OCU, dos de cada diez personas usuarias de plataformas digitales de segunda mano son compradoras habituales. Esto es, han realizado un mínimo de una compra mensual en el último año

-Entre los artículos más buscados destacan los muebles y productos de decoración y bricolaje, seguidos de cerca por los artículos de deporte y ocio y por los libros, discos y tebeos.

-El perfil de la persona compradora de segunda mano online es menor de 35 años,  adquiere una media de 6 productos al año y gasta 241 euros de media en este mismo periodo 

-De las plataformas que existen actualmente, Wallapop destaca por ser la más utilizada y la que más satisfacción genera entre los usuarios, seguida de lejos por eBay, Amazon, Vibbo y Milanuncios

-A pesar de que el 43% no reclama en caso de tener algún problema en la compra, OCU aclara que existen derechos irrenunciables, como que el vendedor responda durante seis meses desde la entrega ante vicios ocultos

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), ha realizado una encuesta sobre plataformas digitales de compraventa de segunda mano entre 1.100 consumidores que las utilizan para conocer cuáles son las páginas y aplicaciones más usadas, así como su nivel de satisfacción con ellas.  Según OCU, la popularidad de las herramientas digitales que facilitan la compraventa de segunda mano ha ido creciendo en los últimos años, y sus usuarios las utilizan tanto para comprar como para vender.

Las personas encuestadas admiten que utilizan este tipo de plataformas para mirar y curiosear rastros y compraventas virtuales de manera habitual: el 26% lo hace al menos una vez a la semana y el mismo porcentaje las visita al menos una vez al mes.  Entre los artículos más buscados destacan los muebles y productos de decoración y bricolaje, seguidos de cerca por los artículos de deporte y ocio y por los libros, discos y tebeos.

En cuanto a la fiabilidad que las personas usuarias esperan de los productos encontrados en este tipo de plataformas, los encuestados reconocen que cuando se trata de ropa, artículos para niños, productos informáticos, de audio, video o telefonía, de pequeños electrodomésticos y, sobre todo, de grandes electrodomésticos, la confianza media que inspiran no es muy elevada. Sin embargo, estos recelos tienden a disminuir a medida que aumenta la experiencia en la compra de este tipo de productos.

241€ y 6 productos de media al año

La encuesta de OCU revela que dos de cada diez encuestados son compradores habituales de este tipo de plataformas. Esto es, han realizado un mínimo de una compra mensual en el último año. Y en general, la edad también influye, ya que este tipo de compras se consolida especialmente entre los menores de 35 años.

En cuanto al gasto, lo habitual es que se trate de compras que requieren pequeños desembolsos: 63 euros de media por compra según los encuestados, una cantidad que coincide con el coste de los productos más demandados: libros, discos y tebeos, muebles y decoración y prendas de ropa, por este orden. Los productos más caros, como neveras o lavadoras, son objeto de muchas menos operaciones.

En total, el perfil de comprador de segunda mano adquiere una media de 6 productos al año y gasta 241 euros de media en este mismo periodo.  Además, los datos revelan que los compradores españoles son hábiles con el regateo: tres de cada diez obtuvieron un descuento en su compra que, por término medio, fue del 22%.

De hecho, el precio es la primera información que las personas usuarias de este tipo de plataformas buscan antes de comprar, tanto de lo que vale el artículo nuevo (lo hace el 77% de las personas encuestadas), como de lo que se pide por otros semejantes en el mercado de ocasión (lo consulta del 71%). También son amplia mayoría los que se cercioran bien de las características y estado del producto o de los costes de envío.  En cambio, solo algo más de la mitad recaba información sobre el vendedor y el 46% lee los comentarios que otros usuarios han aportado sobre el mismo.

En cuanto a los problemas, el 94% de los compradores afirma que no ha experimentado ningún problema en su última transacción y los pocos que lo sufrieron fue casi siempre porque el producto estaba en peores condiciones de lo anunciado. Otros contratiempos como que estuviera roto, le faltaran partes o que no se llegara a recibir son excepcionales. En conjunto, la experiencia de comprar, es calificada por los usuarios satisfactoriamente: 81 puntos sobre 100.

El fenómeno Wallapop

De todas las plataformas y aplicaciones que existen actualmente, Wallapop destaca especialmente: no solo es la más utilizada, sino que también es la que más satisfacción genera entre las personas usuarias (84 puntos). Milanuncios, la segunda más utilizada entre los españoles, está a una amplia distancia de la primera (75 puntos) y, otras opciones, como eBay (82), Amazon (80) o Vibbo (79), se sitúan bastante por debajo.

Por su parte, aquellas plataformas especializadas como Chicfy (en ropa), Todocolección (en artículos de coleccionismo) o Catawiki (en subastas de artículos singulares) son bastantes más minoritarias.

OCU destaca que la plataforma más valorada y utilizada sea autóctona, un fenómeno que se repite en otros países, en gran parte porque la cercanía es un aspecto muy valorado en este tipo de operaciones. De hecho, el 71% reconoce que se informa previamente de la localidad en que reside el vendedor (la mitad de los intercambios se hicieron en persona).

También hay derechos y obligaciones

La encuesta de OCU revela que las plataformas virtuales de compraventa de segunda mano se encuentran en un buen momento y que siguen ganando adeptos, especialmente entre los más jóvenes.
Sin embargo, OCU advierte que hay algunos aspectos que se deben mejorar, como las facturas, los contratos de compraventa o cualquier constatación de la transacción, que normalmente no se utilizan y que dejan al comprador indefenso ante cualquier eventualidad. Incluso en las compras a profesionales, en el 30% de los casos no se emitió factura.

Además, OCU ha detectado que muchos consumidores (el 43%) no reclaman cuando surge algún problema para tratar de resolverlo, asumiendo en esos casos que acudir al mercado de ocasión conlleva una serie de riesgos que hay que asumir.

Sin embargo, OCU aclara que, incluso cuando la transacción se realiza entre particulares, existen derechos irrenunciables, como que el vendedor responda durante seis meses desde la entrega ante vicios ocultos. En estos casos, la Organización de Consumidores anima siempre a reclamar.

Más información en este enlace

OCU pide a la AEPD que investigue a Apple por el tratamiento de datos personales de sus aplicaciones

-La Organización de Consumidores y Usuarios ha solicitado un procedimiento de investigación a la compañía para comprobar si ésta cumple con la normativa en vigor en materia de tratamiento de datos personales de sus aplicaciones para que, en su caso, se le impongan las sanciones correspondientes

-Tras conocerse que algunas aplicaciones disponibles en App Store han estado captando la pantalla de los móviles sin el consentimiento de los usuarios, OCU cree que Apple debería revisar y controlar de manera más eficiente el cumplimiento de la política de privacidad por parte de estas aplicaciones

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha solicitado formalmente a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) la apertura de un procedimiento de investigación a Apple para comprobar si la compañía cumple con la normativa en vigor en materia de tratamiento de datos personales de sus aplicaciones, para que, en su caso, se le impongan las correspondientes sanciones.

Según se ha sabido recientemente, algunas aplicaciones que Apple pone al servicio de los usuarios a través de App Store han estado utilizando una herramienta que permite registrar los movimientos y datos de los consumidores, incluyendo la captura de las pantallas de sus móviles.

A pesar de que supuestamente todas las aplicaciones que se publican en la App Store deben seguir la política de privacidad de Apple, ninguna de las aplicaciones indicadas muestra claramente en sus políticas que grabaran la pantalla del usuario, ni contaban con el permiso explícito para hacer este tipo de registro.

Ante esta situación, OCU cree que Apple debería revisar de manera más eficiente el cumplimiento de la política de privacidad por parte de las aplicaciones que forman parte de su App Store, así como controlar mejor su cumplimiento.

Por último, y a pesar de que Apple haya manifestado su intención de eliminar las aplicaciones que no cumplan con la normativa de protección de datos, la Organización de Consumidores cree que la compañía debería ser sancionada en caso de que se demuestre que alguna de sus aplicaciones ha recopilado y utilizado información de sus usuarios sin su consentimiento.

De esta forma OCU defiende que los datos que las compañías utilizan pertenecen a los consumidores. Por lo tanto, son ellos los que deben tener el control sobre los mismos en todo momento, saber exactamente para qué se usan y obtener una buena parte del valor creado por las compañías que los utilizan.

Por eso, la Organización de Consumidores, a través de la campaña Mis datos son míos, reclama el importante papel central de los consumidores en la economía de datos y que estos reciban una parte justa de los beneficios que estos generan para las empresas, que no solo los utilizan para su propio beneficio, sino para comercializar con terceros.

Listas de espera y salud bucodental, principales deficiencias del sistema sanitario español según una encuesta de OCU

• Los datos de la encuesta elaborada por OCU en la campaña Defiende tu salud revelan que los españoles están preocupados por los tiempos de espera para acceder al especialista, pruebas diagnósticas e intervenciones, demandan más servicios dentales públicos y se sienten engañados por las etiquetas de los alimentos

• Según las principales preocupaciones de los ciudadanos, OCU ha elaborado sus ‘9 retos en defensa de tu salud’, un plan de trabajo centrado en promover medidas en los diferentes ámbitos sanitarios, tanto públicos como privados, que repercutan en un avance de la calidad de vida y el bienestar de los usuarios

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en el marco de la campaña Defiende tu Salud, ha realizado una consulta pública para conocer cuáles son las principales preocupaciones de los usuarios en materia sanitaria y qué medidas proponen para mejorar el bienestar y la calidad de vida de los españoles.  OCU ha presentado los resultados de la encuesta realizada a 1.500 personas de toda España y en la se ha tenido en cuenta la opinión de los ciudadanos en materia de salud para que sus demandas y preocupaciones sean escuchadas en la toma de decisiones.

En relación con los derechos del paciente, los datos revelan que los ciudadanos se sienten muy preocupados por las listas de espera, tanto para el especialista como para pruebas diagnósticas e intervenciones: 7 de cada 10 españoles ven necesario reducir los tiempos. En segundo lugar, los usuarios ven necesario ampliar las prestaciones en la sanidad pública, especialmente los servicios de cuidados bucodentales, que aparecen como prioridad para un 42%.

Los datos ponen también de manifiesto las deficiencias y necesidades de cambio que se requieren en determinados sectores de población, como las personas mayores y los menores de edad. Un 85% de los encuestados reclaman más y mejores prestaciones asistenciales para los mayores. En relación con los menores, 8 de cada 10 españoles creen que se deben imponer restricciones adicionales a la publicidad dirigida a menores respecto a ciertos productos como el alcohol, el tabaco o alimentos poco saludables, así como los juegos de azar, con el fin de evitar poner en riesgo la salud de este grupo de edad.

Un desafío para la alimentación: mayor seguridad y etiquetados más claros

Unido a la necesidad de cambios en la publicidad para ciertos alimentos y productos sanitarios, los encuestados reclaman un mayor control sobre la información, de forma que se limiten los bulos e informaciones falsas sobre salud y alimentación. Según la encuesta, este problema inquieta a 8 de cada 10 ciudadanos. De hecho, el 71% asegura haberse sentido engañado por el etiquetado y la publicidad de productos de salud y alimentos en alguna ocasión

Evitar la publicidad engañosa y ser más transparente en ciertos alimentos, productos de salud o cuidado personal, es otra de las demandas aclamadas por los españoles. En este caso, el 86% de los ciudadanos encuestados cree que se deben realizar cambios no solo en la información, sino también en la composición de los alimentos procesados para que sean más saludables y contengan menos azúcar, sal y grasas saturadas. Por otro lado, el 82% de la población se siente preocupada por la seguridad y la calidad de los alimentos que consume.”

Llevar la voz de los ciudadanos a las instituciones

En base a estas demandas ciudadanas y con la determinación de optimizar aspectos relacionados con la salud de los españoles, OCU ha elaborado sus ‘9 retos en Defensa de tu Salud’, que incluye plan de trabajo con instituciones públicas y privadas para motivar estos cambios, especialmente relacionados con los derechos del paciente y la mejora de su calidad de vida.

Los retos proponen medidas como un nuevo sistema de información que incluya las listas de espera de la totalidad del proceso de atención médica, con el fin de garantizar unos tiempos máximos por paciente. En cuanto a salud dental, se promoverá el acceso a pruebas diagnósticas, asistenciales y terapéuticas a todos los menores de edad, y será para OCU una prioridad que se amplíen de forma progresiva las prestaciones de salud bucodental a toda la población, incluyendo planes de financiación.

Con el objetivo de mejorar la protección legal de los consumidores, OCU propone la revisión del Real Decreto 1907/1996 sobre publicidad y promoción comercial de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria. “Una norma que se creó en un marco muy distinto del que nos encontramos y que necesita ser actualizada, sobre todo en materia de sanciones para evitar que determinados productos se consideren beneficiosos para salud sin que tengan un aval científico”, se ha destacado desde la organización de consumidores.

Además, OCU se encargará de tomar las medidas necesarias para que se luche contra los bulos sobre salud y alimentación, que se favorezca el acceso de los mayores a los servicios asistenciales, así como que se fomente un estilo de vida saludable a través de una mejora en la composición de alimentos procesados.

Dos encuestas de OCU detectan diferencias significativas en la durabilidad de electrodomésticos

-La Organización de Consumidores y Usuarios lamenta que la vida útil de los electrodomésticos sea demasiado corta en muchos casos y advierte que existen grandes diferencias entre marcas

-En el caso de los grandes electrodomésticos, la Organización señala que estos pueden servir entre 15 y 17 años si se opta por la marca Miele o solo de 6 a 9 años si se elige Haier, Indesit o Beko

-Según OCU, en el caso de las lavadoras es donde más diferencias de duración se detectan, hasta 10 años de diferencia entre la marca más duradera (Miele) y la menos (Haier)

La Organización de Consumidores y Usuarios ha realizado durante 2018 dos encuestas en las que han participado un total de 15.000 usuarios de diferentes tipos de electrodomésticos para conocer cuál es la duración media de los mismos y detectar si existen diferencias significativas entre las marcas en este aspecto.

La primera de estas encuestas, a la que contestaron más de 8.000 usuarios, se centró en grandes aparatos como lavadoras, secadoras, lavavajillas y frigoríficos. La segunda, respondida por más de 7.400 consumidores, se basó en analizar la durabilidad de pequeños electrodomésticos, como microondas, planchas de vapor y aspiradoras, entre otros.

Con la información extraída de ambas encuestas, OCU ha elaborado una proyección del tiempo medio que se prevé que puede durar un electrodoméstico de una determinada marca. En total, OCU ha conseguido recabar datos de más de 70 marcas diferentes.

En general, OCU ha podido comprobar que existe una gran diferencia entre unas marcas y otras en cuanto a la durabilidad del producto. En el caso de los grandes electrodomésticos, por ejemplo, la Organización advierte que estos pueden servir entre 15 y 17 años si se opta por la marca Miele o solo de 6 a 9 años si se elige Haier, Indesit o Beko.  En el caso de las lavadoras, OCU advierte que es donde más diferencias de duración se detectan, siendo la media entre todas las marcas de 10 años.

Así, por ejemplo, las lavadoras Miele tienen una duración media de 16 años (3 años más que la siguiente en durabilidad, AEG) mientras que las de Marca Haier no superan los 6 años (un año menos que otras más conocidas como Samsung o Beko). Esto es, 10 años de diferencia entre la más y la menos duradera.

En cuanto al precio, OCU señala que las diferencias entre ambas marcas también son muy significativas (352 euros de media que cuestan las 3 lavadoras Haier que OCU analiza en su comparador, frente a los 1.200 de los 7 modelos de Miele).

Según OCU, la duración media de una lavadora es de 10 años, el tiempo que duran marcas como Hoover, Candy, Ignis, Aspes, Indesit o Whirlpool.

Otros electrodomésticos: 

– Secadoras: Miele es la más longeva (17 años), mientras que Indesit y Hoover son las menos, con solo 9 años. La duración media es de 11 años.

– Aspiradoras: Las más duraderas son las de la marca Vorwerk, Nilfisk, Panasonic y Filter Queen, hasta los 13 años. Por el contrario, Dirt Devil no suele superar los 4. La duración media de una aspiradora es de 8 años.

– Lavavajillas: Miele repite como las más duradera (15 años), mientras que Beko suele durar en torno a 7 años. La vida media es de 11 años.

– Frigoríficos: Bauknecht y Zanussi viven una media de 14 años, mientras que un Samsung habría que sustituirlo a los 9 y un Beko a los 8. La vida media de este electrodoméstico es de 12 años.

– Microondas: Estos electrodomésticos también pueden ser más o menos longevos según el fabricante. Miele y Philips, aunque ya no los fabrican, son los más duraderos (13 años), seguidos de Panasonic, Siemens y Moulinex (11 años). La vida media de un microondas es de 9 años, 4 más de lo que duran los de la marca Kunft.

– Planchas: Laurastar es la más duradera, con 9 años de vida esperada, el doble que Silvercrest, Flama, Carrefour Home o Kunf, que son las que menos duran (4 años). La media es de 6 años.

 

 

 

 

OCU aconseja a los Reyes Magos que elijan juguetes adecuados a la edad de cada niño

Los juguetes son uno de los grandes protagonistas en Navidad. OCU recomienda a los Reyes Magos y Papá Noel que tengan en cuenta los siguientes consejos:

1. El mejor juguete es aquel que se adapta a la edad de cada menora sus gustos, aquellos que le sirvan para divertirse, desarrollarse y aprender.

2. Deben ser atractivos, bien diseñados y por supuesto, seguros. A los peligros de siempre (piezas pequeñas, cordones, elementos inflamables o cortantes) se han sumado los que entrañan algunos juguetes de última generaciónjuguetes con conexión a Internet que plantean graves problemas de privacidad y seguridad.

3. Es importante que los Reyes lean las advertencias de seguridad y los consejos de uso: lo más seguro (y divertido) sobre todo cuando son pequeños, es que jueguen bajo la supervisión de un adulto.

4. Patines, monopatines, bicicletas… son un gran regalo, entre los preferidos de muchos niños, pero deben ir acompañados de un equipo de seguridad (casco, rodilleras…): los Reyes Magos deben de acordarse de regalar el kit completo.

5. Diversos estudios han demostrado que se venden productos para niños (por ejemplo, tapices de puzzle, pintura o el famoso slime) que incluyen en su composición sustancias tóxicas, como los ftalatos o el ácido bórico: cuidado, porque se los llevan a la boca.

6. Los Reyes Magos y Papá Noel tienen difícil ahorrar. El caso de los juguetes es una excepción que confirma la regla: anteriores estudios de OCU revelan que por más que se compare, las diferencias de precio entre tiendas son muy pequeñas (no superan el 5%) .

7. Una alternativa cómoda y practica es recurrir a las compras online: Sus Majestades deben hacerlo con tiempo, para asegurarse de que los juguetes llegarán a tiempo.

8. “Cada año, los juguetes de moda, los más anunciados en la tele, son los que disparan su precio, pero hay opciones clásicas, intemporales, que pueden tener precios más estables durante todo el año: intentar combinarlos en lo posible es la solución para que los Reyes Magos no se arruinen”, afirman desde OCU.

9. Es probable que haya que hacer sitio en casa para los nuevos “inquilinos” de las habitaciones de los niños: es buena idea donar o intercambiar los juguetes que ya no usen, siempre que estén en buen estado.

10. Y, sobre todo, los Reyes Magos y Papá Noel deben recordar que a los niños les encantan los juguetes… pero lo que más les gusta es tener a alguien con quien jugar, adultos (padres o abuelos) que les dediquen tiempo, otros niños con los que compartir la experiencia. “El mejor de los juguetes, por si solo, no hará feliz a un niño”, resaltan desde OCU.