Tu mundo, más eficiente
Tu mundo, más eficiente

Tag Archives | OCU

OCU exige responsabilidades por el brote de listeriosis

 
-Pide a la Junta de Andalucía y al Ministerio de Sanidad información clara y precisa sobre los establecimientos que han vendido la carne contaminada 
-Exige responsabilidades a la empresa y a las administraciones por los daños causados a las personas consumidoras afectadas

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) muestra su solidaridad con las víctimas y afectados por el brote de listeriosis y exige a la Junta de Andalucía y a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria que proporcionen información clara y precisa sobre el alcance del brote y los establecimientos que han vendido el producto a los consumidores.

Asimismo, OCU lamenta la escasa información proporcionada hasta ahora, que no permite a los consumidores conocer si pueden estar afectados o no por haber consumido la carne contaminada de la marca “La Mechá” responsable de la intoxicación, en especial aquellos que la han consumido en establecimientos de restauración. “Esta falta de información provoca incertidumbre entre los consumidores y pude dificultar la detección y tratamiento rápido de los posibles afectados” apuntan desde la organización.

Por otra parte, OCU exige responsabilidades a la empresa por los daños causados a los cientos de afectados por la intoxicación, que de acuerdo con la normativa de protección de los derechos de los consumidores tienen derecho a una indemnización por los daños sufridos.

Para ello OCU recomienda a las personas afectadas que acudan a su centro de salud o centro hospitalario de urgencias, a fin de que les valoren y emitan un informe médico. A continuación, a fin de obtener la correspondiente indemnización por los daños sufridos, podrán dirigir su reclamación, a la fábrica, como titular o causante del daño. A esa reclamación se debe adjuntar copia el ticket de compra o factura de pago, para acreditar la compra o ingesta causante del daño, así como el informe médico citado. Esta acción prescribe a los tres años desde que se produjo la intoxicación.

OCU recuerda la obligación de las autoridades sanitarias de la Junta de Andalucía de sancionar a la empresa responsable por una conducta constitutiva de infracción administrativa en materia de seguridad alimentaria por infracción del artículo 49 LGDCU al haber causado un riesgo para la salud.

Asimismo, conviene que se dirijan al Ministerio Fiscal para que valore si se ha cometido el delito que establece el artículo 363 del Código Penal, que conlleva una pena de prisión de uno a cuatro años.

Por último, OCU recuerda a los consumidores, que la intoxicación se debe al consumo directo de la carne mechada de la marca “La Mechá”. Aquellos que tengan constancia o sospechas de haber consumido el producto en las últimas semanas y que manifiesten alguno de los síntomas de la intoxicación (fiebre, trastornos gastrointestinales, dolores musculares, debilidad) deben acudir a los servicios de salud para su posible tratamiento, en especial si están dentro de los grupos de riesgo embarazadas, personas inmunodeprimidas, de edad avanzada y menores.

 

OCU advierte de la ineficacia de algunos productos contra los mosquitos

-La Organización advierte que las pulseras repelentes y los aparatos ultrasonidos no son productos eficaces contra los mosquitos

-OCU recuerda que, aunque los efectos de las lociones repelentes están demostrados, su eficacia depende del principio activo y su concentración

-La Organización de Consumidores recomienda volcar cualquier objeto con agua estancada que pueda contener sus huevos, como un cubo o una maceta vacía; usar mosquiteras en casa y, en zonas de riesgo, vestir con manga y pantalón largo

OCU advierte que los mosquitos pueden estropear las vacaciones e incluso convertirlas en una larga convalecencia hospitalaria. Solo pican las hembras de mosquito porque necesitan las proteínas de la sangre para producir sus huevos.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recuerda que estos insectos detectan a las personas o animales por el dióxido de carbono (CO2) exhalado al respirar y por el calor corporal. Por eso, prefieren a las personas con un ritmo metabólico elevado y con un cuerpo más grande y grueso (por ejemplo, las mujeres embarazadas). Además, les atraen sustancias de la piel como el ácido láctico, el ácido úrico y el amoniaco.

Los mosquitos rara vez se mueven en un radio de más de 300 metros de su lugar de nacimiento. Por eso, OCU informa de algunas medidas de prevención que pueden ser útiles para evitar el nacimiento, la picadura o la entrada al hogar de estos insectos:

1. Volcar cualquier objeto con agua estancada que pueda contener sus huevos, como un cubo, una lata o una maceta vacía. También es recomendable cambiar regularmente el agua de los floreros y la del cuenco con agua para mascotas.

2. Las mosquiteras suponen una barrera infranqueable para ellos, y al mismo tiempo, permiten refrescar la casa. También existen mosquiteras de viaje para colocar sobre la cama, algunas impregnadas con repelentes o insecticidas.

3. En zonas de riesgo, se recomienda vestir con manga y pantalón largo, preferiblemente de colores claros, y aplicar repelente en las zonas de la piel que queden expuestas.

Las lociones repelentes se aplican en la piel y se comercializan en forma de espray, barra o gel. “Estas sustancias no repelen a los mosquitos, sino que más bien los confunden” expresan desde OCU. Una vez que estos insectos han localizado a la persona y se acercan, los repelentes bloquean/saturan sus receptores olfativos haciendo al individuo prácticamente invisible.

OCU recomienda esperar 30 minutos antes de aplicar la loción o espray repelente si previamente se puso un protector solar, y no aplicar nunca repelente en las manos de los más pequeños, ya que podrían llevárselo a la boca o a los ojos.

Además, la Organización recuerda que, aunque los efectos de estos repelentes están demostrados por muchos estudios, entre ellos el que OCU realizó en 2015, su eficacia depende del principio activo y su concentración. Así, DEET (N,N-dietil-m-toluamida) y la Icaridina son los más eficaces respectivamente, seguidos del Citriodiol o PMD. El IR 3535 (Butilacetilaminopropionato de etilo), y los aceites esenciales (geraniol, aceite de lavandin, lavanda) son los menos eficaces, también son los menos tóxicos.

Asimismo, OCU destaca que, ante la sospecha de que los mosquitos hayan entrado en el hogar, no quedará más remedio que utilizar algún tipo de insecticida.

Los insecticidas están presentes en aerosoles y en enchufes de recarga, bien con líquidos o con pastillas. Éstos no ahuyentan a los mosquitos, los matan, y según algunos estudios, entre ellos de OCU, lo hacen en poco menos de cinco minutos.  Aun así, la Organización de Consumidores recomienda no abusar de ellos, ya que a largo plazo sus principios activos (las piretrinas), podrían resultar tóxicos. Por eso, en el caso de los aerosoles, la Organización recomienda ventilar la habitación pasados unos minutos desde su aplicación; y en el caso de los enchufes, quitarlos de día.

Por último, OCU advierte que las pulseras repelentes y los aparatos ultrasonidos no son métodos eficaces contra los mosquitos:

– El repelente de estas pulseras está impregnado sobre la propia pulsera o en una pastilla recambiable. Aunque los repelentes desorientan a los mosquitos, la escasa superficie de la pulsera limita su radio de acción a poco más de cuatro centímetros. Por lo tanto, el tipo de repelente que lleven es indiferente. Así lo demuestran varios estudios, entre ellos el que realizó OCU en 2015 cuando examinó tres pulseras repelentes con aceites esenciales sin constatar ningún resultado digno de mención.

– Los aparatos ultrasonidos son dispositivos electrónicos, aunque también pueden encontrarse en Apps para el móvil. Se supone que imitan el batir de las alas del mosquito macho, lo que ahuyentaría a las hembras ya inseminadas que son las que pican, “pero lo cierto es que no ahuyentan a los mosquitos”, han asegurado desde OCU. Así, en 2007 un equipo de Cochrane, tras revisar 10 estudios de campo sobre estos dispositivos, concluyó que carecían de eficacia alguna. Desde entonces y hasta ahora no ha surgido ninguna evidencia a favor de estos dispositivos. De hecho, hace cuatro años, OCU analizó dos Apps de ultrasonidos con resultados negativos.

Más información en este enlace.

OCU ofrece una serie de recomendaciones para proteger la vivienda de robos durante las vacaciones

-La Organización de Consumidores recomienda no dejarse intimidar por la presión de los comerciales en caso de querer instalar una alarma

-OCU ha comprobado que las empresas de seguridad son realmente alarmistas y persistentes

-La Organización recuerda que es posible conseguir un hogar protegido mediante la combinación de medidas disuasorias, elementos mecánicos de seguridad y sistemas electrónicos, y ofrece unos consejos básicos para proteger la vivienda

Desde OCU se ha indicado recientemente de que los robos en viviendas son algo común hoy en día, aunque la Organización de Consumidores y Usuarios advierte que no tanto como algunos pretenden hacer creer, especialmente las empresas de seguridad, que según ha comprobado OCU son realmente alarmistas y persistentes. Por eso, la Organización recomienda no dejarse intimidar por la presión de los comerciales en caso de querer instalar una alarma.

Según datos del Ministerio del Interior, el número de robos con fuerza se mantiene estable desde hace varios años en España, y es menos que el de otros países del entorno. También y según OCU, la mayoría de los robos se producen de día (61%), entre semana (69%) y cuando no hay nadie en casa (73%).

El número de los hogares que cuentan con sistema de seguridad electrónica crece poco a poco, hasta rondar el 7% de las viviendas españolas.

Además, según encuestas realizadas por la organización: 

• La satisfacción con el sistema de alarmas es en general bastante elevada, sin diferencias significativas entre las distintas compañías del mercado.
• Antes de contratar una central de alarmas, la Organización recomienda leer la letra pequeña, y comparar el servicio y el precio de al menos dos compañías.
• Como se trata de un contrato realizado fuera de establecimiento comercial, hay 14 días naturales para desistir del contrato sin necesidad de justificarse.

Asimismo, OCU recuerda que es posible conseguir un hogar protegido mediante la combinación de medidas disuasorias, elementos mecánicos de seguridad y sistemas electrónicos, y ofrece unos consejos básicos para proteger la vivienda.

Como primera medida, la Organización de Consumidores recomienda recorrer la casa para detectar puntos débiles, sobre todo los accesos, e intentar reforzarlos para impedir o retrasar la entrada de intrusos:

• Reforzar las puertas de acceso. tanto en la hoja como en el marco. Hay puertas de todo tipo: de madera maciza, blindadas…
• Instalar una buena cerradura que cuente con varios puntos de anclaje y cilindro de seguridad con escudo antitaladro. Si la cerradura tiene sólo un punto de anclaje, es recomendable disponer de un cerrojo adicional.
• Prestar atención a otros elementos de seguridad como el cerradero, una pieza metálica insertada en el cerco por donde encajan los pestillos cuando se gira la llave, y las bisagras.
• Prestar atención a los cristales y los marcos de las ventanas. Existen distintos sistemas de bloqueo con cerrojo según el tipo de ventana, también disponibles para persianas.
• Los cristales más resistentes a veces salen muy caros. Como solución intermedia, se puede instalar un cristal con doble capa o con película protectora.
• Las rejas y barrotes ofrecen buena protección, pero suponen un obstáculo de salida en caso de emergencias. Por eso, deben contar con un mecanismo de apertura desde el interior.

Además, OCU recuerda que es importante también respetar unos principios básicos de prudencia:

• No olvidar puertas ni ventanas abiertas al salir de casa, y girar por completo la llave para garantizar que la cerradura cumpla su función.
• No esconder la llave en el exterior (bajo el felpudo, una maceta, etc.).
• No abrir la puerta a desconocidos. Desconfiar de los servicios técnicos que se presenten sin avisar.
• Evitar dar detalles por las redes sociales y no comentar la ausencia a personas de poca confianza.
• Tomar medidas para dar la impresión de que la casa está ocupada (por ejemplo, instalar un programador electrónico para activar a determinadas horas algunas luces o el televisor).

 

OCU ofrece varias claves para mantener una dieta equilibrada y cuidar los alimentos en verano

• La Organización de Consumidores y Usuarios ha elaborado una guía práctica de 24 páginas con las claves para cuidar la alimentación, manejar los alimentos, conservarlos y cocinarlos sin perder sus propiedades
 
• OCU aconseja tomar menos comidas ricas en grasas, azúcar y sal y recudir los alimentos de origen animal, en beneficio de un mayor consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono complejos (legumbres, patatas, cereales y sus derivados), de frutas y verduras
 
• OCU recuerda que la alimentación no es igual para todos y que, a partir de los 40 años, es aconsejable reducir la ingesta calórica, desde un 5% entre los 40 y los 49 años hasta un 30% a partir de los 70 años
 
• La Organización advierte que no se deben consumir productos que hayan superado la fecha de caducidad por el riesgo microbiológico. La fecha de consumo preferente se aplica en productos más duraderos, por lo que no existe este riesgo

Con la llegada del verano y de las vacaciones, comer sano se convierte en una labor complicada. Para ayudar a las personas consumidoras en esta tarea, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) pone a su disposición una guía útil de 24 páginas donde explica cómo cuidar la alimentación en base a la edad y las claves para manejar los alimentos, conservarlos y cocinarlos sin perder sus propiedades.

“Tomar a diario un plato principal compuesto de patatas, arroz o pasta; tomar en cada comida algo de pan o evitar consumir más de cinco huevos a la semana son algunas de las claves para mantener una dieta sana”, indican desde OCU. Pero, ¿qué alimentos se deben tomar, qué cantidad y con qué frecuencia?

La alimentación no es igual para todos. A partir del año de edad, la cantidad de alimento que deben tomar los más pequeños va en aumento. Así, por ejemplo, los 60 g de patatas recomendados para los 3 primeros años de vida durante 4 veces por semana llegan hasta 150 g en el periodo de 10-12 años.

En la adolescencia se suele incrementar el consumo de bollería, aperitivos y comida fast food. Esta edad es, junto con el embarazo, el momento en el que se requiere la mayor cantidad de calcio, por eso, en el periodo 13-19 años se recomienda tomar 250 ml de leche 3 o 4 veces al día.

A partir de los 40 años, OCU aconseja reducir la ingesta calórica, desde un 5% entre los 40 y los 49 años hasta un 30% a partir de los 70. Además, las personas mayores son particularmente vulnerables a los peligros de los alimentos en mal estado.

En general, OCU recomienda tomar menos comidas ricas en grasas, azúcar y sal (presente sobre todo en productos elaborados) y recudir los alimentos de origen animal, en beneficio de un mayor consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono complejos (legumbres, patatas, cereales y sus derivados), de frutas y verduras, que son una fuente importante de vitaminas, minerales y fibra.

OCU recuerda que cocinar al vapor o al horno ofrece ventajas como la reducción de la pérdida vitamínica o una menor pérdida de nutrientes respectivamente, al contrario que la fritura, que provoca una degradación de las grasas por reutilización. En la guía, además, aparecen una serie de consejos a tener en cuenta en la cocina:

– Evitar que los alimentos cocinados y crudos entren en contacto hasta el momento justo de servirlos
– Al recalentar un plato cocinado se debe calentar bien y asegurarse de que el calor llega a todos los puntos
– No devolver las sobras al recipiente del que se ha sacado el alimento
– No dejar los platos cocinados a temperatura ambiente
– Recalentar solo las raciones que se vayan a servir.
– Si se va a tardar más de 2 o 3 días en tomar un plato cocinado, es preferible congelarlo.

La organización advierte además que consumir productos que hayan superado la fecha de caducidad puede ser peligroso por el riesgo microbiológico (carnes, pescados, salmón ahumado…), por lo que, antes de la fecha, se deben congelar. La fecha de consumo preferente se aplica en productos duraderos y estables, por eso, superada esta fecha, pueden perder propiedades, pero no hay riesgo microbiológico.

Asimismo desde OCU se apunta que la información del etiquetado de los alimentos debe ser veraz y no inducir a error al consumidor: en ningún caso puede atribuir al alimento efectos o propiedades que no posee, ni insinuar que tiene características propias especiales.  En este contexto, OCU recuerda a las personas consumidoras que todavía pueden participar en la campaña a favor del etiquetado nutricional frontal Nutriscore, que ofrece una información clara y útil sobre los alimentos en el momento de la compra.

También se puede obtener la guía gratuita a través del teléfono: 900 907 478

 

 

 

 

Fuente e imagen: OCU / José Carlos Sánchez Rodríguez (Infonuba)

OCU advierte que las colchonetas y las figuras hinchables en el mar son un peligro para los menores

• OCU alerta que las grandes figuras hinchables, tan de moda desde hace unos años, se consideran juguetes acuáticos y no son elementos de seguridad, por lo que suponen un grave riesgo para los niños

• Las colchonetas y flotadores solo deben usarse donde el niño haga pie y nunca en el mar, ya que pueden ser arrastrados hacia el interior

• OCU recuerda que los manguitos, chalecos, burbujas, etc. ayudan a la flotación en el proceso de aprender a nadar, pero no son elementos de seguridad. Por eso, aunque utilicen estos objetos, nunca se debe dejar de vigilar a los más pequeños mientras permanezcan en el agua

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomienda que los niños y niñas aprendan a nadar lo antes posible, no confiar en los juguetes acuáticos, pues no son elementos de seguridad, y mantener la vigilancia sobre ellos en todo momento siendo las mejores precauciones para evitar accidentes en el agua.

La Organización de Consumidores y Usuarios advierte que las figuras hinchables, los barcos y la mayoría de colchonetas y flotadores se consideran juguetes acuáticos y no son elementos de seguridad, por lo que no están obligados a cumplir unas normas básicas de flotabilidad.

Por eso, OCU recuerda que estos juguetes acuáticos:

– Deben usarse en zonas donde el menor pueda apoyar las plantas de los pies.

– Nunca deben usarse en el mar, ya que la corriente podría arrastrarles hacia dentro.

– Si miden menos de 120 cm, las colchonetas se consideran juguetes. Se debe extremar la precaución con llevarlas a zonas profundas, ¡y con dormirse encima!

– Tener mucho cuidado al tirarse sobre el juguete cerca del borde de la piscina: puede rebotar y golpearse contra el mismo bordillo; o incluso contra el fondo.

Además, OCU ofrece cinco consejos básicos de seguridad en el agua:

1. El socorrista, siempre cerca: En el mar o en la piscina la presencia del socorrista es imprescindible, por eso, OCU recomienda evitar las playas sin servicio de socorrista. En piscinas públicas, privadas, en comunidades de vecinos de más de 30 viviendas o en piscinas de más de 200 m2 de superficie, su presencia es obligatoria.

2. Respetar las banderas: las playas con bandera verde señalan un mar tranquilo, sin corrientes ni olas grandes, al contrario que la bandera roja, que prohíbe el baño. La bandera amarilla, por su parte, indica condiciones poco favorables para el baño: precaución y mucha atención a menores.

3. Embarcar de forma segura:  Si se va a navegar en una embarcación de recreo o a practicar algún deporte náutico, como el esquí acuático, hay que usar chaleco salvavidas y asegurarse de que los más pequeños van siempre protegidos.

4. Cuidado con los saltos: se debe evitar bucear o saltar en aguas turbias, podría haber rocas u otras personas nadando que no son visibles. En la piscina, evitar jugar en los bordillos y no dejar que los niños corran y jueguen cerca de los bordes. También hay que tener cuidado cuando salten y asegurarse de que no hay nadie sumergido en ese momento justo debajo.

5. Si hace falta, pedir ayuda: si estando en el mar se siente pérdida de fuerzas, se debe intentar conservar la calma. No nadar contra la corriente. Es conveniente ponerse de espaldas e impulsarse sólo con las piernas, en paralelo a la playa. Si el agua está muy fría, se deben extremar las precauciones. Y si se bebe alcohol, esperar a que se pasen los efectos.

En caso de accidente en el agua, OCU recuerda que se debe llamar a los servicios de emergencia al 112 y que no se deben asumir esfuerzos para los que no se está entrenados ni sobreestimar las fuerzas, especialmente en el mar.

OCU ofrece diez recomendaciones de para evitar problemas al viajar durante las vacaciones

Cancelaciones por sorpresa, cambios de última hora, servicios anulados o de categoría inferior a lo que se pagó, retrasos eternos… OCU recuerda que en verano podemos irnos de vacaciones, pero nuestros derechos no. Además, la Organización aprovecha el inicio de la temporada estival para publicar un decálogo sobre cómo prevenir imprevistos durante los viajes

1. Si se contrata en una agencia de viajes, debe elegirse bien: comprobar que tiene buenas referencias y está adherida al sistema arbitral de consumo (suelen colocar esta pegatina a la entrada del local o en otro lugar visible).

2. Elegir bien la web: si se compra online, leer atentamente las condiciones generales y comprobar que la página cuenta con una dirección física en España y/o con teléfono/email en el que poder contactar.

3. Si se opta por un alquiler turístico o por alquilar directamente a un particular, hacerlo todo por escrito, respetando las normas.

4. Planear bien las fechas: si se decide anular un viaje combinado con menos de 15 días de antelación, lo más probable es que haya que pagar una penalización de entre el 5% y el 15%, más gastos de anulación y gestión (a no ser que se deba a una causa de fuerza mayor). Si se trata de servicios sueltos, hay que informarse bien de las condiciones antes de pagar.

5. Usar pasarelas de pago seguras: su URL empieza por https:// (y aparece el icono de un candado). Pagar desde el ordenador personal (o smartphone/tablet) y evitar los equipos o redes WiFi públicas.

6. No perder los papeles: conservar los documentos que acrediten la reserva y el resto de datos (imprimir los emails, guardar recibos y pantallazos).

7. Guardar los folletos publicitarios o los pantallazos de la web. La publicidad se vincula al contrato y, si los servicios no se corresponden con los publicitados, se puede reclamar.

8. Llevar el móvil, tablet o cámara con la batería cargada: en el aeropuerto podrían impedir el embarco si las autoridades intentan encender el dispositivo y no funciona (por sospechar que se trata de otra cosa).

9. Los viajes combinados tienen más garantías: si se contrata un viaje combinado (que incluya al menos una noche de estancia u ofrezca al menos dos servicios que sobrepasen las 24 horas: transporte, alojamiento, excursiones…), habrá más protección legal que al comprar servicios sueltos. Esto es así porque la agencia de viajes es igual de responsable que la compañía que presta el servicio (compañía aérea, hotelera, tour operador, etc.), la agencia minorista y el organizador son responsables solidarios: se puede reclamar a la agencia para simplificar, aunque conviene dejar constancia de la queja cuando se produzca el problema y ante quien lo causa (si es con el hotel, el guía, etc.).

10. Llevar los teléfonos útiles siempre a mano: como mínimo el de la agencia en España y el de su representante en el lugar al que se viaja.

En caso de engaño

Siguen produciéndose casos de engaños y estafas, agencias o intermediarios que “venden” un viaje que en realidad no es tal. Si esto sucede, lo primero es presentar una denuncia ante la Guardia Civil o Policía. Además, es muy importante conservar cualquier documentación, desde el contrato hasta la publicidad del anuncio. Si se había financiado el viaje y aún no se había terminado de pagar, se puede reclamar la cancelación del préstamo a la entidad financiera.

Si te dejan en tierra

Si se viajaba en avión y el vuelo se retrasa o cancela, se tiene derecho a compensación, si bien la indemnización depende de varios factores, como el destino o el tiempo con el que te hayan avisado.

El 17% de los conductores encuestados por OCU reconoce que escribe en el móvil mientras conduce 

-El 52% de conductores admite que supera los 110 km/h en carreteras secundarias, un 43% de ellos reconoce que ha conducido habiendo bebido algo de alcohol y otro 12% señala que no se pone el cinturón en trayectos cortos
-El 24% habla por el móvil sin utilizar el manos libres y el 17% lo utiliza para escribir o leer wasaps o manipular el navegador instalado en el teléfono
-El 49% de los varones de entre 25 y 39 años encuestados fueron multados en el último año, mientras que apenas lo fueron el 19% de las mujeres de la misma edad. Entre los mayores de 60 años, la siniestralidad es igualmente alta
-Las sanciones relacionadas con la ingesta de alcohol y el uso del móvil durante la conducción apenas suman el 2% y las impuestas en carreteras secundarias son solo el 26%, a pesar de que entre ambas suman el 55% de las personas fallecidas en accidente de tráfico
-OCU no cree que la solución pase por aumentar el importe económico de las sanciones, sino por hacerlo con las consecuencias de una mala conducción: por ejemplo, aumentando la pérdida de puntos

Según la Dirección General de Tráfico, el exceso de velocidad y el consumo de alcohol son los responsables de más de la mitad de los accidentes mortales de tráfico. Además, las distracciones al volante (especialmente por el uso del móvil) y no utilizar el cinturón de seguridad, son otras de las conductas que suelen estar directamente implicadas en la mayor parte de los siniestros en carretera.

A pesar de estos datos, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha comprobado a través de una encuesta realizada a 1.125 conductores de entre 25 y 79 años, que aún son demasiados los que no son conscientes de los peligros asociados a una conducción imprudente.

Según esta encuesta, el 52% de conductores admite que supera los 110 km/h en carreteras secundarias (donde la velocidad máxima permitida es de 90 Km/h), un 43% de ellos reconoce que ha conducido habiendo bebido algo de alcohol (un 6% lo hizo habiendo bebido bastante); otro 12% señala que no se pone el cinturón en trayectos cortos y uno de cada cuatro indica que usa el móvil al volante, ya sea para realizar o responder una llamada (24%), escribir o leer un wasap o manipular el navegador instalado en el teléfono (17%).

Sin embargo, la encuesta de OCU también revela que no todos los conductores se comportan de la misma forma: mientras que el 49% de los varones de entre 25 y 39 años encuestados fueron multados en el último año, apenas lo fueron el 19% de las mujeres de la misma edad. Además, entre los mayores de 60 años, la siniestralidad es igualmente alta.  

 

La multa más frecuente, por exceso de velocidad 

Entre los conductores encuestados, la multa más frecuente durante los últimos cinco años fue por exceso de velocidad, sancionada con 132 euros de media, seguida por las sanciones por mal aparcamiento. Tras estas, aunque con mucha menos frecuencia, las impuestas por entrar en alguna zona urbana restringida para residentes y las originadas por saltarse un semáforo.

OCU considera llamativo que las sanciones relacionadas con la ingesta de alcohol y el uso del móvil durante la conducción apenas suman el 2% del total de multas impuestas, así como que el número de sanciones en carreteras secundarias representen tan solo el 26%, cuando entre ambas suman el 55% de las personas fallecidas en accidente de tráfico.

La Organización de Consumidores cree que estos datos revelan una preocupante falta de control en carreteras convencionales y sobre conductas especialmente peligrosas, como la ingesta de alcohol o el uso del móvil. Incluso, la mitad de los encuestados opina que deberían aumentarse las acciones de control sobre los conductores.

En este sentido, OCU no cree que la solución pase por aumentar el importe económico de las sanciones, sino por hacerlo con las consecuencias de una mala conducción: por ejemplo, aumentando la pérdida de puntos.

 

Afán recaudatorio de los ayuntamientos

Las multas debido a la restricción del tráfico en el centro de la ciudad y las limitaciones para aparcar han aumentado de manera considerable en los últimos años. De hecho, aquellas multas municipales, entre las que destacan las de aparcamiento en zonas restringidas a residentes, suponen ya más de la mitad de las que reciben las personas usuarias de vehículos, que residen en la Comunidad de Madrid, la Comunidad Valenciana o Cataluña.

Para OCU, el aumento en este tipo de sanciones, cuya influencia sobre la seguridad vial es muy escasa, hace pensar en un fin recaudatorio por parte de los Ayuntamientos. Más aun desde la introducción de la fórmula de reducir hasta el 50% el importe por pronto pago, que desincentiva a juicio de OCU- al conductor a iniciar cualquier acción legal incluso cuando considera que la sanción es injusta. De hecho, según la encuesta de OCU, solo el 8% de las multas fueron recurridas y entre estas solo en el 37% de los casos se le dio la razón al conductor.

 

Peticiones de OCU 

OCU cree que es necesario introducir cambios que disuadan las conductas temerarias al volante, aún demasiado numerosas según se desvela de los resultados de su encuesta. Por ello, la Organización de Consumidores pide:

  • Aumentar las medidas de control en las carreteras convencionales, ya que es allí donde se contabiliza un mayor número de personas fallecidas. Es decir, más presencia policial y más radares en las zonas de alta siniestralidad. Así como incidir en la mejora del firme.
  • Equiparar la retirada de puntos entre las conductas más temerarias. Esto es, que el uso del móvil al volante suponga la retirada de 6 puntos del carné, tal y como sucede con las sanciones por alcoholemia o exceso de velocidad.
  • Contar con recursos para incrementar las campañas de educación en este ámbito.

OCU recomienda adquirir entradas de festivales en sitios oficiales para evitar problemas de reventa

-OCU aconseja a los consumidores que presten especial atención en el momento de comprar su entrada y se aseguren de no pagar más del precio establecido por la organización del evento

-La Organización de Consumidores se ha puesto en contacto con la Dirección General de Consumo para solicitarles que investiguen las prácticas actuales de las páginas web de reventa de entradas y se aseguren de que cumplen con la ley del consumidor

Con la llegada de la temporada de conciertos y festivales, OCU, junto a otras nueve organizaciones de consumidores europeas, ha lanzado una campaña para advertir a la s personas consumidoras de los riesgos ligados a la compra de entradas en webs de reventa no autorizadas.

Según OCU, los consumidores pueden enfrentarse a diferentes problemas cuando compran en páginas web de reventa no autorizadas, como tener que pagar varias veces el precio oficial de la entrada, hasta descubrir que la misma no se corresponde con la descripción del vendedor o que está a nombre de otra persona. En ocasiones, esto puede llevar incluso a que el titular de la entrada sea rechazado en la entrada del evento. Por eso, OCU recomienda que se preste especial atención en el momento de comprar su entrada y asegurar de no pagar más del precio establecido por la organización del evento. Además, OCU aconseja comprar entradas solo a través de los canales de venta oficiales o a través de reventa autorizada.

La Organización de Consumidores también se ha puesto en contacto con la Dirección General de Consumo para solicitarles que investiguen las prácticas actuales de estas páginas web de reventa de entradas y se aseguren de que cumplen con la ley del consumidor.

Ileana Izverniceanu, portavoz de OCU, asegura que “comprar una entrada de reventa a un vendedor no autorizado a través de Internet es, a menudo, muy arriesgado y costoso.  Nuestra recomendación es sencilla: comprar las entradas en la taquilla oficial o a través de un revendedor autorizado que no esté cobrando la entrada a un precio superior al oficial”.

Las organizaciones de consumidores europeas advierten que los problemas derivados de la compra de entradas a través de webs de reventa se están extendiendo rápidamente por toda la Unión Europea. En muchas ocasiones, son las compañías que operan entre países las que tienen estas prácticas abusivas. Por eso, las distintas autoridades nacionales trabajan juntas para investigar estas páginas web de reventa y asegurar que sus prácticas sean justas y transparentes, tal y como lo exige la legislación de la UE. En los lugares en los que estas páginas no cumplan con la normativa, las autoridades deben intervenir para asegurarse de que lo hacen.

Entre las actividades de sensibilización lanzadas con esta campaña, las organizaciones han publicado tres videos (óperarock y fútbol) para ayudar a los consumidores a conocer los riesgos de la reventa de entradas en la web, pudiéndose además obtener más información en este enlace: https://www.ocu.org/consumo-familia/derechos-consumidor/consejos/entradas-punto-venta-oficial

Cepsa gana la V Compra Colectiva de Energía de la OCU

-Cepsa Hogar se ha posicionado como la oferta más competitiva, tanto en electricidad como en gas natural

-Los inscritos obtendrán un 15% de descuento sobre la factura de la luz o del gas natural, y hasta un 15% adicional en combustible

-La electricidad suministrada por Cepsa Hogar es de origen 100% renovable

-La compañía también es la adjudicataria de las últimas tres compras colectivas de carburante de la OCU

Cepsa se ha adjudicado la V Compra Colectiva de Energía organizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Una iniciativa que permitirá a los participantes acceder a descuentos en sus suministros de electricidad y gas natural durante un año.

La oferta de luz y gas natural de Cepsa, denominada Cepsa Hogar, se ha posicionado como la oferta más competitiva para la OCU, ofreciendo un 15% de descuento sobre la factura al contratar la electricidad o el gas natural, añadiendo a ello hasta un 15% de descuento adicional en carburante, en lugar del 12% habitual que ofrece este paquete comercial, siendo la energía suministrada por Cepsa Hogar  de origen 100% renovable.

Hasta la fecha, ya hay cerca de 15.000 personas inscritas a esta iniciativa, a los que se pueden seguir sumando nuevos clientes. A esta oferta puede adherirse cualquier consumidor, sea o no socio de la OCU. Las inscripciones se realizan a través de la página web www.quieropagarmenosluz.org, y el plazo permanecerá abierto hasta el 30 de junio.

Los consumidores que se inscriban en la oferta se beneficiarán de un abono directo de diez euros, canjeable durante los seis primeros meses de contrato. Según las estimaciones de la OCU, los inscritos podrán beneficiarse de un ahorro medio global de 194 euros al año (incluido el abono de diez euros).

En 2018, Cepsa dio el salto hacia el mercado residencial mediante el lanzamiento de Cepsa Hogar, convirtiéndose en la primera compañía a nivel nacional en ofrecer a sus clientes una oferta dual (luz y gas natural) vinculada con el consumo de carburantes en sus Estaciones de Servicio.

Actualmente, Cepsa cuenta con más de 36.000 contratos dentro de su paquete comercial Cepsa Hogar, con un ritmo de contratación de más de 3.000 contratos mensuales durante los últimos 6 meses.

En España, el consumo medio de gas natural por hogar al año está en torno a los 9 MWh. Se trata de un consumo al alza, pues cada vez son más las viviendas que utilizan este tipo de energía, siendo las comunidades autónomas con mayor demanda Navarra, Aragón, y Castilla y León.

El consumo medio de electricidad por los hogares españoles es de en 4 MWh al año; siendo Baleares, Cataluña y Madrid las regiones con mayor consumo de este suministro en el mercado residencial.

Se puede obtener más información en: www.quieropagarmenosluz.org

 

Cepsa es una compañía energética global, que opera de manera integrada en todas las fases de la cadena de valor de los hidrocarburos, además de fabricar productos a partir de materias primas de origen vegetal y contar con presencia en el sector de las energías renovables.

Cuenta con 90 años de experiencia y un equipo de cerca de 10.000 profesionales, con excelencia técnica y capacidad de adaptación. Está presente en los cinco continentes a través de sus áreas de negocio de Exploración y Producción, Refino, Química, Comercialización, Gas y Electricidad, y Trading.

 

 

 

Fuente e imagen: CEPSA / OCU.

Un estudio de OCU señala que la gestión de residuos urbanos ha empeorado en 42 ciudades en los últimos años

-La satisfacción de los vecinos con la recogida de residuos ha empeorado en 42 ciudades del estudio

-Bilbao es la ciudad donde hay mayor satisfacción con la recogida de residuos. Alicante y Jaén las ciudades peor valoradas por sus habitantes

-Más del 85% afirma que separa siempre o a menudo envases, vidrio y papel

-OCU denuncia que España se encuentra lejos del objetivo del 50% de recuperación de residuos por reciclaje para 2020

-Solo el 28% de las ciudades ha implantado ya la recogida selectiva de orgánicos

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha llevado a cabo recientemente un estudio sobre los servicios municipales de recogida de residuos de 60 ciudades. Los datos comparados revelan que la satisfacción con la gestión de los residuos ha empeorado en 42 ciudades, descendiendo la valoración media que dan las personas usuarias de 55 a 53 puntos. Los resultados de este estudio se ha publicado en la revista OCU-Compra Maestra del mes de junio.

A la par de su estudio de limpieza, OCU realiza cada 4 años un análisis sobre la gestión de los residuos por parte de los municipios. Para su realización OCU tiene en cuenta, por una parte, los datos proporcionados por los diferentes ayuntamientos (14 de ellos no han facilitado ninguna información) y de otra una encuesta a la que han respondido 5.260 habitantes en la que dan su valoración sobre diferentes aspectos relacionados con la recogida de residuos que se lleva a cabo en su ciudad.

Bilbao (74) Pamplona (73) y Oviedo (71) son las ciudades con una satisfacción mayor. En las últimas posiciones se sitúan Lugo y Huelva (41) Jaén (37) y Alicante (35). Además se indica que para la ciudadanía la gestión de los residuos aprueba sólo en 34 ciudades, pudiéndose consultar los datos completos por ciudades.

Toledo, Vigo y Ciudad Real son las ciudades donde más ha subido la satisfacción con la gestión de los residuos respecto al año 2015 (al menos 5 puntos de mejora). Por el contrario La Coruña, Lérida y Guadalajara lideran el listado de ciudades en las que más ha empeorado esta gestión. Las tres con un descenso de al menos 10 puntos respecto a 2015.

Por tipo de residuos, la ciudadanía se muestra más satisfecha con la recogida del vidrio (71) seguido a corta distancia del papel (67) y envases (66). Para todos estos residuos se cuenta con un servicio de recogida totalmente implantado en las ciudades con ratios de al menos 1 contenedor por cada 500 habitantes.

La recogida selectiva de materia orgánica sigue siendo el punto negro. Aunque en 2020 debería estar totalmente implantada, por el momento sólo 13 de las 46 ciudades que respondieron al estudio de OCU indicaron que está en funcionamiento. De esta forma- expresan desde OCU- son muchas las ciudades que ni siquiera han iniciado su implantación y difícilmente cumplirán el objetivo marcado. Se trata del residuo peor valorado (60).

Además se ha destacado que el nivel de colaboración de los ciudadanos en la recogida selectiva de residuos es muy elevado. Según el estudio de OCU el 89% de los ciudadanos reconoce que separa siempre o casi siempre los residuos de papel. Le siguen el vidrio con el 86%, los envases el 85% y en menor media la orgánica con el 72%: un porcentaje en cualquier caso elevado para la limitada implantación de esta recogida, lo que muestra que muchos ciudadanos consideran que la están realizando al depositar este residuo en la fracción resto.

Asimismo, las diferencias entre ciudades son notables, más del 70% de los habitantes de Tarragona, Vitoria, Pamplona o San Sebastián separan siempre papel y vidrio. Por el contrario, solo la mitad de los habitantes de Elche o Huelva reconoce separar siempre el vidrio y el papel, pese a que en todas ellas existen recursos como para hacer una razonable separación de este y otros residuos.

La situación es más crítica para otros residuos. Medicamentos (59) pilas (57) y aceite de cocina (52) aprueban por los pelos. Suspende la recogida de pinturas y barnices (45). Se trata de productos que para su reciclaje es preciso en muchos casos acudir a un punto limpio: la falta de información sobre cómo recoger adecuadamente o el desconocimiento de la ubicación y la lejanía de los puntos limpios hacen que haya todavía un elevado porcentaje de personas que nunca o rara vez separa este tipo de residuos con lo que se genera un elevado impacto ambiental.

OCU denuncia que España se encuentra lejos de la media europea en materia de reciclaje de residuos, señalando los últimos datos disponibles, de 2016, que España tiene una tasa de recuperación de residuos del 30% frente al 47% de la media europea; todavía muy lejos del objetivo del 50% fijado para 2020.

Para OCU la ciudadanía debe ser la protagonista a la hora de diseñar e implementar los diferentes sistemas de gestión de los residuos. En este contexto, OCU señala que para obtener una mayor colaboración es necesario priorizar modelos de gestión comunes que faciliten la divulgación del correcto tratamiento de los residuos.

OCU también cree necesario que se facilite información, con garantías, del destino y tratamiento de los residuos que el ciudadano se ha esforzado en separar. Así, el 90% de los entrevistados cree que incrementaría su esfuerzo en separar correctamente con esta información.

“Pero no es suficiente con pedir un mayor esfuerzo a los ciudadanos”, indican desde OCU que señala igualmente que es necesario explorar otras vías, como la posibilidad de incorporar sistemas de compensación por envase recuperado, al igual que ya sucede en otros países del entorno, o buscando otro tipo de incentivos (en impuestos o tasas municipales por ejemplo) para los ciudadanos que colaboren activamente en la separación de residuos, como han empezado hacer ciudades como San Sebastián, incentivando el compostaje y la recogida de residuos orgánicos.