Tu energía más eficiente

Tag Archives | suelos contaminados

Investigadores demuestran la validez de dos tipos de cardos como cultivos energéticos en suelos contaminados

  • Investigadores de la Universidad de Huelva y del CSIC han participado en esta investigación

Investigadores de la Universidad de Huelva y del CSIC han comprobado en ensayos en invernadero la eficacia de dos especies vegetales mediterráneas como cultivos energéticos que son capaces de crecer en suelos altamente contaminados. En el artículo The potential of native species as bioenergy crops on trace-element contaminated Mediterranean lands, publicado en Science of The Total Environment, el equipo de expertos liderado por científicos del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología (Sevilla) y de la Onubense han encontrado, no obstante, posibles problemas asociados con la acumulación de cadmio en su biomasa aérea que deberían ser evaluados de forma adicional en un futuro.

La puesta en marcha de cultivos energéticos en suelos contaminados podría ser una opción interesante para el manejo de tierras degradadas y contaminadas, donde no competirían con la producción de alimentos por el uso de la tierra. Así, un equipo de científicos de la Universidad de Huelva y del grupo SoilPlant del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología (IRNAS-CSIC) ha demostrado en estudios de campo y ensayos en invernadero la capacidad fitoestabilizadora de dos tipos de cardo y, en paralelo, su capacidad calorífica, con lo que podrían convertirse en candidatos para ser empleados como cultivos aptos para la obtención de biomasa con fines energéticos. Los estudios han contado con el apoyo de la Fundación Iberdrola y con el proyecto AGL2014-55717-R del Ministerio de Economía y Competitividad. En el artículo The potential of native species as bioenergy crops on trace-element contaminated Mediterranean lands, liderado por María T. Dominguez y publicado en Science of The Total Environment, el grupo del CSIC y la UHU ha evaluado la respuesta de varios tipos de cardo (Cynara cardunculus, o alcachofa silvestre; y Silybum marianum, conocido comúnmente como cardo mariano) y del arbusto Dittrichia viscosa (olivarda) a un suelo hostil (con altas concentraciones de metales pesados y bajo pH), así como los efectos de estas especies en algunos parámetros microbianos del suelo involucrados en el ciclo de nutrientes (como actividades enzimáticas y colonización por micorrizas en raíces).

Así, según relatan en el trabajo, en condiciones de campo Silybum Marianum fue capaz de colonizar suelos altamente contaminados (afectados por el vertido de Aznalcóllar de 1998), “mostrando un valor calorífico en su biomasa relativamente alto, aunque esta biomasa acumuló cadmio”. Este valor calorífico fue similar al alcanzado en suelos con contaminación moderada o escasa. “El experimento de invernadero confirmó que la producción de biomasa de S. Marianum y su valor calorífico apenas se ven afectados por la contaminación del suelo”, subrayan en el artículo.

En el texto, sus autores señalan que Dittrichia Viscosa es otra especie con un gran potencial para catalogarla como cultivo energético “dada su capacidad para producir -en suelos ácidos- una alta biomasa con alto valor calorífico”. “Sería necesario sin embargo realizar una corrección de pH en el suelo antes de establecer estos cultivos en suelos extremadamente ácidos”, aclaran. Por último, el artículo considera necesaria “una evaluación adicional del riesgo de transferencia del cadmio y otros elementos traza en la cadena alimentaria para confirmar la idoneidad de estas especies para la revegetación de suelos contaminados y obtener energía a partir de biomasa”.

Fuente e imagen: UHU

Diputación acerca a los Ayuntamientos la protección de la calidad del suelo a través de una jornada técnica

Jornada Técnica de presentación a entidades locales sobre suelos contaminados.

El Espacio ‘Huelva Inteligente’ ha acoge la presentación a Entidades Locales del reglamento relativo al régimen aplicable a los suelos contaminados

Con el objetivo de dar a conocer a los Ayuntamientos de la provincia el reglamento relativo al régimen aplicable a los suelos contaminados, la Diputación de Huelva, a través del Servicio de Medio Ambiente y Energía, ha organizado una Jornada Técnica de presentación a entidades locales, celebrada en el Espacio Huelva Inteligente y en la que han participado más de medio centenar de personas.

La diputada en funciones de Desarrollo Local, Innovación, Medio Ambiente y Agricultura, Esperanza Cortés, ha inaugurado la jornada, en la que se ha puesto de manifiesto el papel fundamental de las entidades locales de Andalucía en la protección de la calidad de los suelos.

Esta jornada, organizada junto a la consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, se ha abordado el Reglamento de suelos contaminados -aspectos administrativos y las competencias municipales en materia de suelos contaminados-, a cargo del jefe del Departamento de Calidad de Suelos de la Dirección General de Prevención y Calidad Ambiental, David Fernández.

Asimismo los aspectos técnicos sobre el estudio y la descontaminación de suelos han sido desarrollados por la técnica de Planificación y Evaluación Ambiental de la Agencia de Medio Ambiente y Agua, Reyes García. . Al finalizar las exposiciones se ha mantenido un amplio e interesante debate entre los asistentes y los ponentes,

A nivel estatal los suelos contaminados se regulan en la Ley 22/2011, de 28 de julio, de Residuos y suelos contaminados, así como en el Real Decreto 9/2005, de 14 de enero, por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo y los criterios y estándares para la declaración de suelos contaminados.

En Andalucía, la Ley 7/2007, de 9 de julio, de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental, incluye distintas disposiciones sobre suelos contaminados. Dicha ley ha sido desarrollada por el Decreto 18/2015, de 27 de enero, por el que se aprueba el Reglamento que regula el régimen aplicable a los suelos contaminados, norma de referencia para la gestión de los suelos contaminados, así como a las actividades potencialmente contaminantes de los suelos en Andalucía.

Este reglamento aplica las competencias específicas de los ayuntamientos establecidaza es la Ley de Autonomía Local de Andalucñía, entre ellas las relativas a la declaración, aprobación de proyectos de descontaminación y desclasificación de los suelos contaminados comprendidos íntegramente en sus términos municipales. Asimismo define los procedimientos administrativos correspondientes y diversas competencias en materias de carácter auxiliar o derivadas de las anteriores, como las relativas a los inventarios municipales de suelos contaminados.

Por otra parte, este decreto contempla las diferentes obligaciones de los propietarios de los terrenos que hayan soportado en el pasado alguna actividad contaminante, así como de los titulares de las actividades potencialmente contaminantes del suelo.

Finalmente, el reglamento recoge los criterios técnicos necesarios para la realización de estudios de caracterización y análisis de riesgos, los niveles genéricos de referencia para los distintos elementos presentes en los contaminantes y los procedimientos para evaluar los emplazamientos afectados.

Fuente e imagen: Diputación de Huelva.

 

 

 

 

Entra en vigor el reglamento de suelos contaminados de Andalucía

Imagen de la Consejería

La norma, publicada en BOJA, se adapta a la Ley andaluza de Gestión Integral de la Calidad Ambiental y a las diferentes legislaciones estatales y europeas.

Hoy entra en vigor el reglamento que regula el régimen jurídico y técnico aplicable a la gestión de los suelos contaminados y a las actividades susceptibles de ocasionar impacto ambiental en los mismos, tras su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía ((BOJA). Esta nueva norma, aprobada el 27 de enero por el Consejo de Gobierno de la Junta, se adapta a la Ley andaluza de Gestión Integral de la Calidad Ambiental (GICA), así como a las diferentes legislaciones estatales y europeas aprobadas en los últimos años, que establecen la relación de estas actividades y los criterios para la calificación de los terrenos.

Este reglamento contempla la creación de un registro autonómico de actuaciones voluntarias, con el que se asegurará la publicidad de estas iniciativas, y se elaborará un programa andaluz de periodicidad quinquenal con dos grandes líneas de medidas: prevención de la contaminación potencial y recuperación de los terrenos históricamente afectados. También recoge la realización de dos inventarios de ámbito regional (de suelos contaminados ya declarados y de potencialmente contaminados) y los correspondientes a los municipios, con información detallada sobre los emplazamientos y el tipo de actividades que acogen los terrenos.

De otro lado, la norma regula las competencias concretas de los ayuntamientos ya reconocidas en la Ley de Autonomía Local de 2010, en concreto las relativas a la declaración, delimitación, aprobación de planes de contaminación o la desclasificación de los suelos contaminados situados en sus términos municipales.

Por su parte, los propietarios o titulares de suelos potencialmente contaminados deberán presentar ante la administración competente la solicitud de inicio del procedimiento de descontaminación. Los correspondientes trabajos deberán ser asignados a una empresa, distinta de la entidad colaboradora encargada de la certificación de los resultados. En el caso de que los terrenos hayan soportado en el pasado alguna actividad potencialmente contaminante, el propietario deberá presentar un informe de situación cuando solicite una autorización para usos diferentes.

El reglamento publicado hoy en BOJA recoge también los criterios técnicos necesarios para la realización de estudios de caracterización, análisis de riesgos, los niveles genéricos de referencia para los distintos elementos presentes en los contaminantes y los procedimientos para evaluar los emplazamientos afectados. De esta manera, se define como suelo contaminado a aquel cuyas características han sido alteradas negativamente por la presencia de componentes químicos de carácter peligroso en concentración tal que comporte un riesgo inaceptable para la salud humana o el medio ambiente.

Cabe destacar que los proyectos de recuperación de suelos se rigen desde 2005 por normativas estatales y autonómicas que atribuyen la responsabilidad de su realización a los causantes de la contaminación y, subsidiariamente, a los propietarios o poseedores de los terrenos.

Según dichas normas, entre las actividades industriales o comerciales susceptibles de contaminar los suelos figuran las relacionadas con la fabricación de papel y cartón, perfumes y productos de belleza, transformación de metales, productos químicos, vehículos, muebles, aparatos electrodomésticos, extracción de crudos de petróleo y gas natural, transporte de ferrocarril, depósito y almacenamiento de mercancías peligrosas, venta con almacenamiento de carburantes para la automoción y mantenimiento y reparación de vehículos de motor.

Fuente e imagen: Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva.