Tu mundo, más eficiente

UPA y COAG valoran negativamente las pretensiones de la Comisión Europea sobre el presupuesto de la PAC 

COAG ha destacado que los recortes en la PAC propuestos por la UE supondrían una pérdida real del 17% de las ayudas para los agricultores, mientras que UPA califica de “imposibles” las pretensiones de la Comisión Europea con el presupuesto de la PAC 

  • Si se tiene en cuenta la inflación a lo largo de todo el periodo presupuestario, el recorte del 5% en las ayudas agrarias anunciado por la Comisión tendría un impacto mucho más acusado para las rentas agrarias. 
  • COAG considera inaceptable el tijeretazo a los fondos PAC porque resulta contradictorio con las nuevas exigencias, compromisos y retos que plantea la comunicación de reforma de la PAC en materia medioambiental, lucha contra el cambio climático, seguridad alimentaria, economía circular, desarrollo sostenible del medio rural y transformación digital de las explotaciones agrarias.

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) considera inaceptable el recorte del 5% en el presupuesto de la Política Agraria Común (PAC) anunciado por la Comisión Europea en la propuesta de perspectivas financieras comunitaria para 2021-2027. Si se tiene en cuenta la inflación a lo largo de todo el periodo presupuestario (estimada por la CE en el 2% anual), el recorte anunciado supondría una pérdida real del 16,6% de las ayudas que perciben los agricultores, tal y como refleja el análisis comparativo elaborado por los Servicios Técnicos de COAG.

Asimismo, COAG considera que el marco presupuestario presentado es a todas luces insuficiente para abordar las nuevas exigencias, compromisos y retos planteados en la comunicación de la Comisión Europea sobre el futuro de la PAC, la alimentación y la agricultura tras 2020. “Resulta contradictorio e incoherente que para dar respuesta a las principales demandas de los ciudadanos europeos (lucha contra el cambio climático, seguridad alimentaria, conservación del medio ambiente, economía circular, desarrollo del medio rural), la UE proponga una nueva reducción del apoyo comunitario a las agricultores y ganaderos. La implementación de las nuevas medidas supondría mayores costes en las explotaciones agrarias y por lo tanto se hace más necesario que nunca una mayor dotación presupuestaria para mantener la viabilidad de las pequeñas y medianas explotaciones”, ha subrayado Miguel Blanco, Secretario General de COAG.

Además, COAG critica que en un contexto de recortes no se plantean medidas de priorización de las ayudas en favor de los verdaderos activos agrarios, hombres y mujeres del campo que trabajan directamente en la explotación, generan empleo y fijan población en el medio rural, y no haya elementos novedosos de apoyo a la incorporación de jóvenes al sector agrario. “Y no sólo eso: teniendo en cuenta que el 80% de los ingresos de las explotaciones se generan vía precios, en la comunicación de la reforma de la PAC no se establecen medidas de regulación de los mercados, defensa de la preferencia comunitaria y protección de los parámetros de calidad y seguridad alimentaria del modelo de producción europeo frente a importaciones. Al contrario, se ahonda en mayor liberalización con acuerdos de libre comercio con terceros países para facilitar la entrada de empresas mercantiles y fondos inversión ajenos al sector que acaban desplazando a los verdaderos agricultores y ganaderos profesionales”, ha lamentado Blanco.

Una protesta de agricultores y ganaderos frente a la Comisión Europea en Bruselas, en septiembre de 2015

Posición de UPA

Por otra parte, tras conocer la propuesta de presupuesto de la UE para los años 2021 a 2027, desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos se ha manifestado que: “Lo que pretende la Comisión Europea con la PAC es imposible”, “Quieren que los agricultores y ganaderos hagamos milagros”, han afirmado. “Que nos digan cómo vamos a producir más alimentos, más variados y sostenibles, a precios bajísimos, cada vez con menos ayudas”, se preguntan.

A los agricultores y ganaderos españoles no les salen las cuentas. La Comisión Europea pretende acometer un recorte de más de 40.000 millones para los próximos seis años en la Política Agraria Común. Al mismo tiempo, los objetivos de esta política son producir cada vez más, con normas más estrictas y con menores protecciones a los agricultores y ganaderos. Algo que es, para la organización agraria UPA, “sencillamente imposible”.

Para el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, la Unión Europea “quiere que seamos los agricultores y ganaderos, una vez más, los paganos de despropósitos históricos como el Brexit, o que asumamos los incrementos de presupuesto en otros ámbitos”. Sin embargo, esto es “una trampa”, afirma, ya que la PAC “no es una política para los agricultores, sino para toda la sociedad”.

“La PAC permite que disfrutemos de los alimentos más sanos, más variados, más seguros y de más calidad del mundo. Y para que pueda seguir cumpliendo sus objetivos debe tener un presupuesto fuerte y unos objetivos claros”, ha descrito Lorenzo Ramos.

“Los agricultores y ganaderos españoles no vamos a admitir el recorte que ha planteado la Comisión”, ha asegurado Ramos, a la par que ha instado al Parlamento Europeo y al Consejo de la UE a oponerse a esta propuesta. “Nos tendrán enfrente”, ha sentenciado.

Menos PAC significa menos Europa

La Política Agraria Común es, desde su creación, uno de los pilares de la construcción europea. Sin embargo, ha ido perdiendo peso reforma tras reforma. Con esta última propuesta que acaba de conocerse, la PAC supondría apenas el 30% del presupuesto europeo, cuando en sus orígenes significaba más del 50%.

Una protesta de agricultores y ganaderos frente a la Comisión Europea en Bruselas, en septiembre de 2015

Fuente gráfico: capreform.eu

La propuesta quiere recortar también intensamente los llamados fondos de cohesión y los destinados al desarrollo rural, que son los que deben servir para frenar uno de los principales retos demográficos a los que se enfrenta Europa: el despoblamiento de las zonas rurales.

“Todos queremos una Europa más sostenible, más respetuosa con el medio ambiente, con una economía fuerte y diversificada. Cargarse la PAC no parece el mejor camino para alcanzar estos objetivos”, han señalado desde UPA, organización que cree que este recorte perjudicaría especialmente a los pequeños y medianos agricultores y ganaderos, haciéndoles más vulnerables frente a las grandes corporaciones.

 

 

 

Fuentes e imágenes: UPA / COAG.

, , , ,

Comments are closed.