Tu energía más eficiente

El Alferez del puesto de Almonte ordena a un Guardia Civil, barrer el patio del cuartel

Imagen del Guardia Civil realizando las labores de limpieza.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles AUGC, ha pedido al Coronel Jefe de la Comandancia de Huelva, que se abra un expediente disciplinario al Alférez Jefe del Puesto de Almonte, por “ORDENAR A LOS SUBORDINADOS LA EJECUCIÓN DE PRESTACIONES DE TIPO PERSONAL AJENAS AL SERVICIO”, “LA NEGLIGENCIA EN EL CUMPLIMIENTO DE LAS OBLIGACIONES” o “EL ABUSO DE AUTORIDAD EN EL EJERCICIO DEL CARGO” prevista en el artículo 8 de la Ley Orgánica 12/2007, de 22 de octubre, de Régimen disciplinario de la Guardia Civil.

Dicho Oficial, ordenó a un guardia civil, barrer el patio del cuartel, para ello transmitió las ordenes a través de un sargento del puesto, dándole al guardia las llaves para abrir el cuarto de la limpieza donde se guardan los utensilios de la empresa que se encarga de hacerla en el cuartel.

No contento con esto, ordenó a otro guardia civil que comprobara la limpieza que había hecho este compañero, lo que denota ya, un deseo de humillación y de trato degradante hacia el guardia civil, el sentimiento de humillación aumentó precisamente con la observación de este otro guardia civil.

El guardia civil, para evitar represalias disciplinarias realizó la limpieza del patio, con los medios que tenía a mano, escoba de pequeña dimensiones y recogedor pequeño y dentro de sus posibilidades, dicha circunstancia pudo ser vista por otros guardias civiles y por los familiares.

Hay que señalar que el Cuartel de Almonte, cuenta con una empresa contratada para la realización de la limpieza, pagada por la propia Guardia Civil, por lo que estos cometidos no deben ser realizados por los guardias civiles.

El mismo día, también fue ordenada la limpieza de los vehículos oficiales, cometido que el mismo guardia realizó, pero sin ningún tipo de protección, guantes, botas, ropas adecuadas, aspiradores, mascarillas, etc, vulnerándose toda la normativa de prevención de riesgos laborales, no le fue entregada ningún tipo de material con el que pudiera protegerse.

La AUGC considera que las ordenes impartidas, en cuanto a la limpieza del patio no guardan ni siquiera relación con el servicio de seguridad ciudadana que debe cumplir un guardia civil.

Los Guardias Civiles para el ingreso de la escala de Cabos y Guardias no reciben por parte de la Dirección General de la Guardia Civil la formación continua en temas de “limpiar, barrer, fregar, recogida de basura, o similares” y en su documentación no aparece mención alguna de que los mismos tengan conocimientos de ellos.

Las misiones de la especialidad de Seguridad Ciudadana son “los relacionados con la responsabilidad de la prevención primaria, la investigación de gran parte de las infracciones penales y la asistencia y atención próxima al ciudadano, sin dejar de hacer mención expresa a la Ley Orgánica 2/1986 de 13 de noviembre, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.”

Tomando en consideración lo recogido en el artículo 19 del Código Penal Militar que establece que “orden es todo mandato relativo al servicio que un superior militar da, en forma adecuada y dentro de las atribuciones que legalmente le corresponden a un subordinado para que lleve a cabo u omita una acción concreta” y el artículo 15 del mismo texto legal que indica que “son actos de servicio todos los que tengan relación con las funciones que correspondan a cada militar en el cumplimiento de sus específicos cometidos y que legalmente le correspondan.”, por lo que no pueden considerarse ordenes la limpieza de un patio de cuartel.

No es esta la primera vez que AUGC HUELVA, denuncia las irregularidades de este Oficial, al menos, se han presentado cinco escritos denunciando las mismas, al Coronel y al Capitán de la Compañía de La Palma, sin que la actitud o las acciones de dicho mando se hayan cambiado.

Así esta organización no puede entender que en el año 2015, se obligue a un guardia civil a barrer el patio de un cuartel, salvo que se busque con ello la humillación o darle un trato degradante, al mismo ante sus propios compañeros, o que se tengan otros intereses espurios contra dicho agente, precisamente estas acciones coinciden con el nombramiento de este agente como vocal de AUGC HUELVA y el hecho de haber presentado varias instancias pidiendo el cumplimiento de la normativa interna.

Consideran que se está intentando acallar la voz critica, de uno de los vocales de AUGC HUELVA, algo que esta asociación no puede permitir y que se intenta con ello, que las irregularidades que puedan darse en el Puesto de Almonte, no sean denunciadas.

Como ya se ha expuesto con anterioridad esta es la quinta vez, al menos, que se presentan denuncias contra este Alférez y sigue teniendo la misma actitud, es evidente que nadie ha actuado para solucionar el problema, por lo que a partir de este momento, cualquier irregularidad de las que tengamos conocimiento y pruebas serán denunciadas ante los organismos correspondientes, habida cuenta que la denuncia interna no ha dado resultado.

 Fuente e imagen: AUGC.

Comments are closed.