Infonuba

  • Leaderboard Ad

  • El escritor y periodista Víctor Márquez Reiviriego relata el germen de la Constitución de 1978 y confía en que “nos dé muchos más años de paz”

    • El onubense abre el ciclo de conferencias conmemorativas organizado por la Academia de Ciencias, Artes y Letras de Huelva y apuesta por “hacer reformas en la Constitución, no por reformarla”

    El escritor y periodista Víctor Márquez Reiviriego ha sido el encargado de abrir el ciclo de conferencias conmemorativas ‘La Constitución Española cuarenta años después’, organizado por la Academia de Ciencias, Artes y Letras de Huelva, desgranando el germen de la Constitución de 1978 desde su posición como periodista de la época, que le permitió conocer los pormenores de la redacción y aprobación de la Carta Magna, detalles que han sido recogidos en varios trabajos del autor onubense.

    El presidente de la Academia de las Ciencias, Artes y Letras de Huelva, Emilio Pascual, fue el encargado de presentar al primer invitado del ciclo de conferencias, destacando de él su conocimiento, su memoria, su humor; e invitando a los presentes a disfrutar de la sabiduría de Víctor Márquez Reiviriego.

    El periodista onubense comenzó su ponencia ‘La gestación de la Constitución Española de 1978 vista por un testigo presencial’ haciendo un recorrido histórico y resaltando que la historia constitucional española, que empieza oficialmente con la de Cádiz de 1812, es “larga, pero muy débil, puesto que las cuatro diferentes constituciones que ha habido anteriormente, o han durado muy poco, o no se les ha hecho caso”.

    En este punto, destacó la excepción de la Constitución de Cánovas del Castillo (“el político más listo del siglo XIX según Márquez Reiviriego), que duró 47 años, cifra que confió en que sea superada por la Constitución actual, de la que defendió su vigencia apostando por “hacer reformas en la Constitución, pero no reformarla”, subrayando que “nos ha dado muchos años de paz” y recordando que la de EEUU data de 1787 para rechazar el argumento de que una constitución no puede servir para las personas que no la votaron.

    Según el relato de Víctor Márquez Reiviriego, la necesidad de redactar una nueva Constitución surge de la debilidad del régimen de Franco en sus últimos años y de la debilidad de la oposición política al régimen y comienza en 1976, momento desde el que se enfrenta a numerosos problemas, como la elección de República o Monarquía, las nacionalidades, las legalizaciones sindical y política, la edad de mayoría de edad… todas ellas superando por el principal problema y el peligro mayor que supusieron las terribles muertes de ETA.

    Con estos problemas y los antecedentes de constituciones breves y débiles marcadas por cambios de gobierno e incluso una guerra civil, el periodista onubense quiso insistir en el “mérito que tiene que nuestra actual Constitución haya durado 40 años y con la aspiración de seguir rigiendo nuestros designios” porque, “lo mejor de una constitución es que obliga a solucionar los problemas por la vía legal”.

    Márquez Reiviriego destacó a Torcuato Fernández Miranda, Adolfo Suárez, el Rey Juan Carlos I, Manuel Fraga y Santiago Carrillo como los “grandes protagonistas de la Constitución, los tres primeros “como artífices del paso de la dictadura a la democracia” y los dos últimos porque “pusieron el límite por la derecha y por la izquierda”, respectivamente.

    Leaderboard Ad

    La próxima ponencia del ciclo

    En la segunda de las sesiones del ciclo de conferencias conmemorativas sobre ‘Los 40 años de la Constitución Española’, el miembro del Tribunal Constitucional Andrés Ollero Tassara disertará sobre la ‘Aportación del Tribunal Constitucional al Desarrollo de la Constitución’. La intervención tendrá lugar el próximo 27 de mayo a partir de las 20:00 horas también en el salón de actos de la Fundación Caja Rural del Sur en el Centro Cultural José Luis García Palacios.

    Andrés Ollero Tassara es catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid desde 1999, después de que su actividad docente e investigadora transcurriera en Granada desde 1965, siendo nombrado, a propuesta del Congreso de los Diputados, Magistrado del Tribunal Constitucional en 2012.

    Es autor de más de 350 publicaciones científicas que le han reportado el reconocimiento positivo por parte de la Comisión Nacional de Evaluación Científica de seis sexenios de investigación. Participante asiduo en congresos y coloquios internacionales de filosofía jurídica y social. Colaborador habitual de varios diarios y revistas nacionales, acaba de publicar Filosofía del Derecho y Constitución, libro que recoge las publicaciones realizadas desde que desempeña su papel de magistrado del Tribunal Constitucional

    Diputado por Granada desde la III a la VII Legislatura (de 1986 a 2003); tras encabezar en cinco ocasiones la candidatura popular, abandonó voluntariamente su escaño para dedicarse en exclusiva a la Universidad. Fue portavoz de su grupo en la Comisión de Justicia y en la de Educación del Congreso de los Diputados, de la que fue también vicepresidente, así como vocal de la Diputación Permanente de la Cámara; y, a propuesta de los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados, también miembro de la Junta Electoral Central en la VIII Legislatura.

     
     
    Fuente e imágenes: Academia de Ciencias, Artes y Letras de Huelva.

    Comparte:
    error0
    300x250 AD

  • Leaderboard Ad

  • Back to top
    P