Tu energía más eficiente

El Juzgado de lo Penal Nº3 de Huelva dicta sentencia condenando a un ciudadano por un Delito de Acusación y Denuncia Falsa contra dos guardias civiles

La sentencia considera probado declara que en las diligencias previas del Juzgado de Instrucción Nº 5 de Ayamonte, abiertas a raíz de la recepción de un parte de lesiones del acusado y ahora condenado, llamado a declarar manifestó como perjudicado, ante el Juez Instructor y bajo la fe del Secretario Judicial que las lesiones que se recogían en el parte médico habían sido causadas por agentes de la Guardia Civil, a raíz de una detención de su vehículo por parte de dos agentes del Puesto de Gibraleón, “ya que ambos agentes estaban enfadados a causa de que el acusado no se había detenido en un control de tráfico establecido unos kilómetros antes”. En el parte de lesiones se recogía que las mismas consistían en inflamación labial y nasal y dolor en el costado derecho, no precisando para su sanidad más que una primera asistencia facultativa. En la declaración judicial prestada manifestó que “habían sido dos agentes en concreto quienes le habían agredido, que le rompieron la nariz, que le golpearon dándole patadas y que dichos agentes eran denunciados”.

Estas manifestaciones las realizó el acusado con total desprecio hacia la verdad y con la intención de ejercer presión sobre los agentes ante la incoación de un procedimiento contra el acusado como autor de un Delito de Resistencia o Atentado en el que los agentes actuarían como testigos.

Con el asesoramiento de los servicios jurídicos de AUGC HUELVA, y su Letrado Juan Rodríguez, los Guardias Civiles, instaron, que se dedujera testimonio, por si el ahora condenado, hubiera cometido un ilícito penal, de Acusación y Denuncia Falsa, instruyéndose el procedimiento por el que ahora ha sido condenado, a la pena de multa.

La reclamación de daños a los guardias civiles y la acusación particular, no estaba recogida en la legislación de los Guardias Civiles, por lo que los mismos se veían indefensos a la hora de poder actuar contra estas denuncias falsas y pedir las indemnizaciones contra las personas que los denunciaban falsamente.

Por este motivo, los servicios jurídicos de AUGC HUELVA, asociación mayoritaria en la Guardia Civil, con más de 31.000 asociados a nivel nacional y casi 800 a nivel provincial, se han hecho cargo de este tipo de situaciones, en la que los agentes se ven indefensos por denuncias falsas en sus actuaciones.

Esta sentencia se viene a sumar a otras que ya se han dictado en defensa de los guardias civiles y en la que se condena a un ciudadano por acusación y denuncia falsa, contra un guardia civil, y en la que AUGC HUELVA se ha personado en la causa, para defender la actuación de sus afiliados.

 

 

Fuente e imagen: AUGC Huelva.

, ,

Comments are closed.