Infonuba

  • Leaderboard Ad

  • Jesús Maeztu defiende en un curso en la UNIA la mediación para llegar acuerdos con la Administración

    “Estoy orgulloso de estar aquí y de que este primer curso que se hace de mediación desde la Defensoría se haga en la UNIA”, con estas palabras comenzaba su intervención el Defensor del Pueblo Andaluz, que ha participado en el curso “Taller práctico de mediación: las especificidades de la mediación en las administraciones públicas”, que dirige Marina Otero de la Oficina del Defensor.

    La mediación es para el Defensor del Pueblo “un instrumento más, junto a la herramienta más clásica; donde un tercero intenta arreglar el problema sin la participación del ciudadano. Estamos tratando, en este caso, de los derechos de la ciudadanía, que han perdido”.

    Jesús Maeztu, ha abogado por la mediación, ya que, según ha manifestado,” este país no tiene cultura de la negociación y por eso se ha elegido hacer este primer curso desde la Defensoría del Pueblo”, porque con la mediación sale no sólo la copa del árbol- haciendo un símil con un árbol- sino que vamos a la raíz y salen muchas cosas que en principio no pensábamos salen a relucir”.

    Para Maeztu la mediación tiene una riqueza impresionante. La mediación significa romper la cultura tradicional de que “otros arreglen el problema que tengo yo”, ha dicho. La ciudadanía está aprendiendo una cultura del diálogo y el consenso. Ahí sale todo lo que no sale en un expediente de queja. “Se trata en el fondo de que no nos ponemos de acuerdo, porque no dialogamos”, ha concluido.

    Leaderboard Ad

    Para Marina Otero, directora de la actividad formativa, “la UNIA nos daba rigor y garantía de que se iba hacer un buen curso, por eso hemos elegido esta Universidad para hacer esta primera edición”. La temática es novedosa en cuanto a la medición en la Administración Pública. “Las ventajas para la Administración cuando lo utilizan para arreglar sus problemas con otras administraciones es que encuentran un aval, que garantiza un mayor cumplimiento”, ha dicho.

    En cuanto al desarrollo del curso, Otero ha dicho que “el curso se ha diseñado como un taller práctico, porque la gente tiene que aprender cómo es la mediación”. En relación con el profesorado, el elenco de docentes especialmente seleccionados cuenta con más de 20 años de experiencia y acreditado prestigio en el campo de la mediación, suponiendo una garantía que avala la propia Institución del Defensor del Pueblo Andaluz.

    El curso se dirige a personas que representan intereses colectivos en asociaciones, ONGs o entidades similares que puedan incorporar la mediación a su actividad profesional. Así mismo, está orientado a cargos públicos y personal funcionario del ámbito de la Administración local y autonómica, que trabajan de forma habitual con gestión de conflictos o que puedan precisar de habilidades y herramientas para la negociación y resolución de problemas.

     
     
     
     
    Fuente e imágenes: UNIA.

    Comparte:
    error0
    300x250 AD

  • Leaderboard Ad

  • Back to top
    P