Tu energía más eficiente

Mesa de la Ría afirma que sus acciones han hecho reconocer a la Junta de Andalucía la existencia de depósitos de residuos procedentes del Polo Químico en las minas de Huelva.

Imagen del río Tinto a su paso por la localidad de Nerva en la tarde de hoy.

La Mesa de la Ría expresa su satisfacción por el hecho de que, finalmente, después de siete meses de retraso desde la publicación de la Autorización Ambiental Unificada (AAU) sobre el Proyecto de Emed Tartessus para la Mina de Riotinto, la Delegación Territorial de Huelva de la Consejería de Medio Ambiente reconozca oficialmente la existencia de TODOS los residuos industriales sólidos (cientos de miles de toneladas) que esta Asociación ha puesto en evidencia en sus alegaciones, que hasta entonces permanecían interesadamente ocultos y sin referencia alguna en documentos oficiales.

Constituye un éxito de y para la ciudadanía que, gracias a su presión ejercida por Mesa de la Ría, la Junta de Andalucía no haya tenido más remedio que expresarse evidenciando lo que era una realidad conocida por ella misma sin ningún género de duda, pero en cuyo ocultismo ha colaborado durante veinticinco años.

Las empresas Atlantic Copper y Tioxide, del Polo Químico de Huelva, han sido identificadas de forma absolutamente inequívoca como las responsables de la deposición ilegal de esos residuos en la Mina de Riotinto durante numerosos años, evidenciando que han incurrido en un fraude de ley al utilizar un sistema de engaño tan simple como mentir diciendo que los residuos se los vendían a la Mina para un pretendido aprovechamiento, cuando lo que hacían eran enterrarlos en las escombreras incluso con las propias bolsas en las que los trasladaban. Todo ello ratifica el criterio que siempre ha sostenido la Mesa de la Ría de que las minas de Huelva y Sevilla han sido el sumidero de los residuos industriales del Polo Químico de Huelva gracias a la permisividad irresponsable de la Administración de la Junta de Andalucía.

Lo grave de este asunto es que durante todo este tiempo, e incluso en este momento, continúan descendiendo por los ríos Tinto y Odiel los elementos contaminantes procedentes de los lixiviados de estos residuos, que llevan decenas de años sin control ambiental alguno gracias a la connivencia activa en la ocultación de lo que es una realidad irrefutablemente perjudicial para el Medio Natural y para la salud de los ciudadanos. Ello contradice la tesis, siempre defendida por la Junta, de que lo que baja por esos ríos es de “origen natural”. Ésta vez es ella misma la que pone en evidencia sus engaños al ciudadano.

Es por esto que exigimos la actuación inmediata – y sin más demora- de quien legalmente corresponda para efectuar las acciones de eliminación y gestión correcta de esos residuos industriales peligrosos, advirtiendo a los responsables que no se tolerarán soluciones inadecuadas cuya finalidad sea solo la de aparentar soluciones ficticias para ahorrarle dinero a las empresas responsables.

La AAU aprobada establece de forma bien explícita en su condicionado del punto 304 y último que “en cualquier caso deberán haberse gestionado antes del inicio de la actividad”.

Fuente: Mesa de la Ría.

Imagen: José Carlos Sánchez (Multimagenestudio)

, , , , , , , , ,

Comments are closed.