Tu energía más eficiente

La unidad neonatal del Hospital Juan Ramón Jiménez se abre a los padres 24 horas para favorecer el desarrollo del recién nacido

La Unidad de Gestión Clínica de Pediatría del Complejo Hospitalario Universitario de Huelva ha incorporado en el área neonatal del Hospital Juan Ramón Jiménez una novedosa línea de cuidados.

La participación activa de los progenitores en los cuidados de su bebé, guiados por los profesionales de enfermería, afianza el vínculo familiar protegiendo al menor

La Unidad de Gestión Clínica de Pediatría del Complejo Hospitalario Universitario de Huelva ha incorporado en el área neonatal del Hospital Juan Ramón Jiménez una novedosa línea de cuidados con una apertura permanente a los padres basándose en la evidencia científica, que demuestra que el contacto con el recién nacido afianza los vínculos emocionales familiares y protege el neurodesarrollo del bebé.

Este nuevo programa de apertura en los cuidados va dirigido a los padres de los menores recién nacidos y prematuros que se encuentran hospitalizados en la Unidad de Cuidados Intensivos y en Neonatología del Hospital Juan Ramón Jiménez y está suponiendo un importante cambio cultural tanto para los profesionales como para los progenitores, ya que estas unidades asistenciales, altamente especializadas y con horarios de visitas tradicionalmente muy restringidos, han pasado a ser unidades abiertas a los padres las 24 horas del día, invitándoles a la implicación y la participación activa en los cuidados de su bebé.

Se trata de potenciar el apego o vínculo madre-padre-hijo/a, reduciendo la ansiedad que supone tanto para el niño como para sus progenitores la ruptura derivada de la hospitalización. Según la literatura científica más actualizada, sentirse cerca, olerse y acariciarse, percibir los cuidados y el contacto del núcleo familiar directo resulta beneficioso para todos y protege al menor, proporcionándole la seguridad emocional indispensable para un adecuado desarrollo.

La apertura de la unidad a los padres las 24 horas del día viene a facilitar la participación en la medida que cada familia considere conveniente, siempre guiados, acompañados y aconsejados por los profesionales de enfermería de la unidad, que están especializados en el cuidado de recién nacidos y prematuros. Junto a ellos planifican las actividades en las que desean implicarse y los horarios de las mismas, pudiendo acompañarlos durante el tiempo que consideren en cualquier momento del día.

Una participación que posibilita a los progenitores bañar a su hijo/a, dar las tomas de leche o realizar el método madre canguro, que consiste en mantener al bebé en contacto piel con piel con su madre o padre, reforzando el vínculo afectivo. Este método favorece la lactancia materna, reduce el llanto, mejora los períodos de sueño y reduce la excitación por estímulos ambientales como la luz o los ruidos, y esta relajación se traduce en crecimiento y ganancia de peso. Además, ayuda al desarrollo neuromotor del recién nacido y sirve de transición a los padres para perder el miedo y habituarse a los cuidados que precisará el bebé en el hogar.

Asimismo, en casos de familias con necesidades especiales, los profesionales de la Unidad de Pediatría planifican junto a los padres un período de adaptación antes del alta hospitalaria. Para ello, se dispone de unos boxes donde la unidad familiar pasa unos días, apoyados por el personal de enfermería, hasta que los progenitores se sienten capaces de llevar a cabo todos los cuidados en el domicilio.

La puesta en marcha de esta iniciativa se basa en las recomendaciones de un grupo de trabajo de profesionales de enfermería de la Unidad de Pediatría constituido para mejorar la atención sanitaria en el marco del Proyecto de Humanización de la Atención Perinatal de Andalucía. Previamente a su implantación, medio centenar de profesionales de la Unidad de Pediatría han participado en actividades formativas sobre competencias personales y sociales para la humanización de la atención sanitaria infantil y se ha elaborado una guía de acogida con información dirigida a los padres.

Apoyo psicológico a los padres

En todo este proceso postparto algunos padres sufren estrés postraumático que a veces cuesta afrontar, ya que se acumulan experiencias no esperadas como pueden ser un parto difícil, una cesárea, un bebé que no se va de alta junto a su madre… Por ello, para ayudar a las familias a abordar la nueva situación, los padres en la Unidad de Neonatología cuentan con apoyo psicológico, que se encuentra centrado muy especialmente en las madres por ser ellas las más afectadas.

Todo ello gracias a un programa de voluntariado de la Fundación Andaluza Beturia de Investigación en Salud (FABIS), dentro de la línea de investigación de la Unidad de Gestión Clínica de Pediatría ‘desarrollo de intervenciones e iniciativas para la mejora de la calidad de vida del niño ingresado y su familia’. De este modo, los padres que lo desean reciben apoyo psicológico para adaptase a esta nueva experiencia, pudiendo resolver sus dudas y temores sobre los cuidados de su hijo y, en definitiva, ayudarles a canalizar el ajuste emocional que necesitan en esos momentos.

Fuente e imagen: Unidad de Comunicación y Participación Ciudadana del Área Hospitalaria Juan Ramón Jiménez.

,

Comments are closed.