Tu energía más eficiente

Tag Archives | Agencia Tributaria.

Desarticulada una de las principales organizaciones de tráfico de hachís que operaba en el sur de España

-En una operación conjunta de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria

-La organización criminal, liderada por un empresario onubense que está considerado como uno de los principales narcotraficantes de la península, se dividía en dos ramas perfectamente diferenciadas y estancas; una encargada de los aspectos financieros y otra dedicada en exclusiva a los aspectos operativos como el transporte y el almacenamiento de la droga

-En la actualidad, la organización estaba ampliando su actividad criminal al gestionar la compra de terrenos para construir un narco aeroclub y comenzar a introducir cocaína a través de hidroavionetas

El encargado de la rama operativa aprovechaba su profesión como mecánico naval para preparar las embarcaciones semirrígidas en una finca taller de Cartaya (Huelva)

 –Detenidas 14 personas e incautados 5.100 kilos de hachís, seis embarcaciones, dos motos de agua, un helicóptero, una avioneta, un ultraligero, así como diversas armas de fuego con munición y material telefónico, electrónico e informático

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, de manera conjunta con funcionarios de la Agencia Tributaria, han desarticulado una de las principales organizaciones dedicadas al tráfico de hachís que operaba en el sur de España. La red estaba liderada por un empresario onubense considerado como uno de los principales narcotraficantes de la península. Han sido detenidas 14 personas y se han incautado de 5.100 kilos de hachís, además de material telefónico, electrónico e informático, seis embarcaciones, dos motos de agua, un helicóptero, una avioneta, un ultraligero, diversas armas de fuego y munición. Los arrestados se encontraban en trámites para adquirir unos terrenos para la construcción de un narco aeroclub que les permitiera comenzar a introducir cocaína a través de hidroavionetas. La investigación ha sido dirigida por la Fiscalía Antidroga y el juzgado Central de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional.

Estricto régimen militar

Las investigaciones se iniciaron hace 22 meses. Los agentes incautaron 2.700 kilos de hachís y arrestaron a tres personas que transportaban un alijo de hachís desde las playas de Huelva hasta la zona en la que iban a almacenar el estupefaciente. Esto situó a los agentes tras la pista de una organización dedicada al tráfico marítimo de hachís que distribuía tanto a nivel nacional como internacional.

Los indicios de esta primera fase de la operación desvelaron un entramado dirigido por un conocido empresario onubense con dos estructuras totalmente diferenciadas. Una de ellas se dedicaba a los aspectos financieros recaudando dinero, blanqueando y financiando las actividades delictivas; la otra rama se encargaba del transporte, almacenamiento y distribución de hachís por todo el territorio nacional y estaba dirigida por un mecánico naval. Esta parte de la organización funcionaba con un estricto régimen paramilitar y contaba con sofisticados medios tecnológicos para la identificación y seguimiento de vehículos policiales en la zona.

Tras continuar con las pesquisas en una segunda fase de la investigación se tuvo conocimiento de la infraestructura con la que contaban destinada a introducir embarcaciones semirrígidas por el río Piedras, a la altura del municipio de Cartaya (Huelva). El empresario contactaba con los proveedores marroquíes y negociaba los términos de los transportes de droga, ofreciendo seguridad y garantías para la llegada de la mercancía a tierra firme

Posteriormente la rama operativa, ubicada en Cartaya, se comunicaba con el empresario a través de teléfonos encriptados o personas que servían de enlace para asegurarse confidencialidad. A partir de este momento los investigados preparaban dispositivos de vigilancia terrestre, marítima y aérea para asegurar la introducción de la droga, en las que participaban hasta 30 personas que se distribuían de forma coordinada en ambas orillas del río Piedras para dar cobertura y seguridad a las embarcaciones cargadas con la sustancia estupefaciente. Al frente de esta rama operativa se encontraba un individuo que aprovechaba su profesión como mecánico naval para preparar las embarcaciones semirrígidas.

Código desde un teléfono de Marruecos

Una vez que el hachís era introducido en costas españolas se procedía a su distribución y venta. Para ello la organización recibía un código desde un teléfono de Marruecos, impreso también en los fardos de mercancía, el cual indicaba la cantidad pagada y su calidad, de este modo sabían qué partida de droga debía distribuir a cada uno de sus múltiples clientes. La última fase consistía en blanquear los ingresos a través de diferentes establecimientos hosteleros, lo que permitía a los miembros de la trama justificar la posesión de inmuebles, vehículos y medios aéreos.

Fruto de las pesquisas policiales los agentes tuvieron conocimiento de que los investigados planeaban introducir el pasado agosto una gran partida de droga mediante el empleo de una lancha rápida, por lo que se estableció un dispositivo de vigilancia en el río Piedras. Tras detectarse la entrada de la embarcación y su posterior descarga de la mercancía, esta fue recogida por dos vehículos todoterreno que la trasladaron hasta una finca próxima momento en el que fueron interceptados por los investigadores. En total fueron incautados 73 fardos de hachís con un peso aproximado de 2.300 kilos, se detuvo a dos de los participantes en el alijo y se recuperaron los dos vehículos utilizados, uno de los cuales había sido sustraído en Málaga.

Planeaban introducir cocaína a través de hidroavionetas

Finalmente la tercera fase de la investigación culminó con 11 entradas y registro en Huelva, y en las localidades onubenses de Cartaya y Almonte, y la detención de 9 personas – 7 en Huelva y 2 en Santa Cruz de Tenerife-. También se intervinieron abundantes efectos, material telefónico, electrónico e informático, embarcaciones, motos de agua, vehículos de alta gama, helicópteros y avionetas, armas de fuego y abundante munición. La organización ahora desmantelada se encontraba gestionando la compra de terrenos para la construcción de un narco-aeroclub que les permitiera la introducción de importantes cantidades de cocaína mediante una avioneta adaptada como hidroavioneta.

 

 

 

 

Fuente, vídeo e imágenes: Subdelegación del Gobierno en Huelva / Dirección Nacional de la Policía.

Intervenida una tonelada de hachís a una organización de narcotráficantes de Huelva

En una operación conjunta de la Policía Nacional y la Agencia Tributaria

El grupo se dedicaba al “narcotransporte” de fardos de hachís por vía marítima mediante el uso de lanchas rápidas que luego descargaban en la playa

En la operación han sido detenidas tres personas y se han recuperado cuatro vehículos sustraídos donde transportaban la droga

Agentes de la Policía Nacional, junto con funcionarios de la Agencia Tributaria, han intervenido una tonelada de hachís a una organización de narcos que operaba en Huelva. El grupo se dedicaba al “narcotransporte de fardos de hachís por vía marítima mediante el uso de lanchas rápidas que luego descargaban en la playa. En la operación han sido detenidas tres personas y se han recuperado cuatro vehículos sustraídos donde transportaban la droga.

La investigación comenzó el pasado mes de junio cuando los agentes tuvieron conocimiento de una organización criminal compuesta por ciudadanos españoles afincados en distintas poblaciones de la provincia de Huelva y que, al parecer, se dedicaban al transporte de hachís mediante embarcaciones de alta velocidad.

Nave en Lepe como centro logístico

Las primeras pesquisas dieron como resultado la localización de una nave en un polígono industrial, situado en la localidad de Lepe (Huelva), que era utilizada por la red para llevar a cabo la logística de los transportes de droga. En su interior el grupo guardaba una embarcación semirrígida equipada con dos motores fuera borda de 300 caballos cada uno, cuatro coches todoterreno de alta gama que habían sido sustraídos y varias garrafas de gasolina.

A finales del mes de julio los investigadores detectaron que la embarcación era trasladada hasta un varadero en la localidad de Isla Cristina, donde fue botada al mar para poner rumbo a Marruecos. Con la colaboración de la Agencia Tributaria, los investigadores constataron que la lancha, ya cargada con los 35 fardos de hachís, se dirigió a la playa del Hoyo de Isla Cristina (Huelva). Allí los miembros de la organización descargaron la droga, la introdujeron en dos vehículos todoterreno y la llevaron a una zona de alijo donde la escondieron en la ladera de un camino, tapándolos después con una lona.

Con esta información los agentes llevaron a cabo las detenciones de los tres implicados cuando los vehículos se dirigieron de nuevo a la nave industrial. La embarcación fue intervenida cuando se localizó abandonada en uno de los caños del río Guadalquivir a su paso por Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

 

 

 

Fuente e imagen: Subdelegación del Gobierno en Huelva.

Desmanteladas tres fábricas clandestinas e incautadas 39 toneladas de tabaco picado de contrabando

  • Además del tabaco incautado, que incluye 260.656 cajetillas  y valorado en 7.100.000 euros, se ha intervenido diversa maquinaria para todo el proceso de producción, cartonaje y leyendas sanitarias de distintos países
  • Ha sido desarticulada una organización criminal que trasladaba clandestinamente la hoja de tabaco y la maquinaria desde Bulgaria a España, para realizar la fabricación ilegal en nuestro país
  • En la operación han sido detenidas 22 personas, 20 de nacionalidad búlgara y dos de nacionalidad española
  • Una vez en nuestro país, utilizaban tres naves sitas en las provincias de Málaga, Toledo y Salamanca como auténticas fábricas equipadas con maquinaria industrial necesaria para la producción de cajetillas de tabaco
  • La organización había convertido las tres naves en burbujas, aisladas del exterior, y su trabajadores pernoctaban en ellas para no ser detectados

Una operación conjunta de la Policía Nacional y la Agencia Tributaria, con la colaboración del Ministerio del Interior de Bulgaria, ha conducido al desmantelamiento de tres fábricas clandestinas de cigarrillos y a la incautación de 39 toneladas de tabaco picado que supuestamente iba a ser distribuido en España. Ha sido desarticulada una organización, con 22 detenciones (12 en Toledo, 9 en Málaga y una en Salamanca), que transportaba clandestinamente en camiones desde Bulgaria a España el tabaco a granel. Una vez en nuestro país, utilizaban tres naves sitas en las provincias de en Málaga, Toledo y Salamanca acondicionadas como auténticas fábricas equipadas con maquinaria industrial en las que fabricaban los cigarrillos y los empaquetaban para su distribución ilegal. Las tres naves industriales contaban con maquinaria de fabricación y empaquetado de cigarrillos que había sido transportada desde Bulgaria y cuyo valor es aproximadamente de un millón de euros. Además, estaban acondicionadas para que la actividad que se desarrollaba en ellas fuera indetectable desde el exterior, de forma que en las mismas los miembros de la organización desarrollaban su actividad ilícita y vivían sin ningún contacto con el exterior. En ellas se vendrían realizando “campañas” de producción cada dos meses aproximadamente.

A mediados del mes de octubre de 2014, la Policía Nacional recibió información procedente de la Dirección General de Lucha contra el Crimen Organizado del Ministerio del Interior de Bulgaria sobre la existencia de un grupo organizado de origen búlgaro asentado en España. Las autoridades búlgaras alertaban que los integrantes de este grupo podrían dedicarse a actividades que podrían ser constitutivas de delitos de contrabando, contra la propiedad industrial, blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal y contra la Hacienda Pública. Miembros de la organización se habrían desplazado desde Bulgaria hasta nuestro país con la finalidad de establecer fábricas para elaborar tabaco ilegal, así como crear una red de distribución de este producto, tanto a nivel nacional como internacional.

El líder de la organización dirigía la misma desde Bulgaria. Esta persona habría creado una red criminal con las siguientes funciones:

1.-Transporte de tabaco a granel oculto, desde Bulgaria a España, para lo cual utilizaría camiones de su propia empresa.

2.-Utilización de naves industriales en España para el almacenaje de tabaco a granel y el montaje de fábricas dedicadas a la transformación de este tabaco en cigarrillos, para su posterior venta en cajetillas.

3.-Distribución de los cigarrillos fabricados en España, a partir del tabaco a granel traído desde Bulgaria.

Ventanas tapiadas e inhibidores de frecuencia

Las tres naves estaban perfectamente acondicionadas con habitáculos para la estancia de los miembros de la organización (camas, aseos, duchas) y una zona común con cocina y comedor. Los miembros de la organización vivían en el interior de las naves en total clandestinidad mientras duraba la “campaña”, con las puertas cerradas por fuera con cerraduras de seguridad, las ventanas totalmente tapiadas, e incluso en la nave de Toledo fueron hallados dispositivos de inhibición de la señal de telefonía móvil, para impedir cualquier comunicación con el exterior.

Las tres naves contaban con sistemas de insonorización para evitar que el ruido de las máquinas, extractores y generadores de corriente fueran detectados en el exterior, contando con sistemas de refrigeración y extracción de humos, ya que las ventanas estaban también tapiadas e insonorizadas. La basura y restos generados por el sistema de producción eran almacenados en grandes cajas y apilados en palés a la espera de su recogida por uno de los camiones que empleaba la organización. Tanto en el interior como en el exterior de las naves había cámaras de seguridad conectadas en red, evitando que las imágenes quedaran registradas en ningún sistema de almacenamiento.

39 toneladas de tabaco picado, 260.656 cajetillas de cigarrillos y 207.000 cigarrillos

El operativo final desarrollado simultáneamente en las tres naves industriales ha conducido a la detención de 22 personas y a la incautación de un total de 39 toneladas de tabaco picado, 260.656 cajetillas de tabaco, 207.000 cigarrillos (sin empaquetar), cartonaje para el empaquetamiento con distintas leyendas, maquinaria apta para añadir tabaco, picarlo, y por la tolva introducirlo en un tambor donde se le añaden otros ingredientes, máquinas entubadoras y máquinas empaquetadoras de cajetillas y cartones.

La capacidad de fabricación de cigarrillos en cada una de las tres fábricas se estima en más de 11.000.000 cigarrillos/semana, por lo que el fraude fiscal potencial por Impuesto especial sobre las labores de Tabaco e IVA podría alcanzar en conjunto más de 5.000.000 euros por semana. Más concretamente, el fraude fiscal evitado por el tabaco y las cajetillas intervenidos, valorados en 7.100.000 euros, asciende a más de 5.700.000 euros.

Una de las mayores actuaciones contra fábricas clandestinas de tabaco en Europa

En España, la fabricación ilegal de cigarrillos en instalaciones industriales fijas junto con la elaboración artesanal de cigarrillos -es decir el comercio ilegal de hoja de tabaco con destino a la distribución minorista-,  son las tipologías de contrabando que actualmente tienen mayor incidencia negativa en la recaudación del Impuesto sobre las Labores del Tabaco, si se consideran los datos que las actuaciones realizadas significan una vez transformadas las Tm. de hoja incautadas en posible elaboración de cigarrillos ilegales (a razón de 1 gr. por cigarrillo). Desde el año 2015 se ha incautado un total de 500 Tm.  de tabaco preparado para la elaboración –industrial o artesanal- de cigarrillos, lo que supone un fraude fiscal evitado de alrededor de 80.000.000 euros

Conviene resaltar que, además del perjuicio en la recaudación tributaria por los impuestos indirectos, IVA e Impuestos Especiales, y directos, tanto la fabricación ilegal como la venta ilegal de hoja de tabaco con destino a consumidores para elaboración de cigarrillos tiene otras perjuicios añadidos, ya que se trata de procesos que se realizan en la clandestinidad sin que se tengan en cuenta normas de control de calidad, o de higiene en la manipulación o el almacenamiento del producto sin garantías de que no se produzca la mezcla con otros productos nocivos, etc…).

La fabricación ilegal de cigarrillos es un fraude que se ha extendido por toda la UE, significando perdidas enormes en los presupuestos nacionales y de la Unión Europea. Desde 2005 hasta la fecha se han desmantelado más de 150 fábricas ilegales instaladas dentro de la Unión Europea, en su mayor parte en países comunitarios del Este de Europa.

La operación ha sido desarrollada conjuntamente por la Policía Nacional y la Agencia Tributaria, y en ella han intervenido agentes de la Comisaría General de Policía Judicial y de la UDYCO Costa del Sol de Málaga, GOIT, GOES de Málaga, las UPR de Salamanca y Toledo, así como por funcionarios de los servicios centrales de la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduaneras del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria y de las unidades de Vigilancia Aduanera de Madrid, Salamanca y Málaga; en colaboración con las autoridades de Bulgaria.

Fuente e imagen: Policía Nacional / Ministerio de Interior/ Subdelegación del Gobierno en Huelva.

Detenidas en Huelva doce personas responsables de introducir en España 1.220 kilos de hachís ocultos en garrafas de plástico

Imagen de los bidones que contenían la droga.

  • Además se han intervenido seis embarcaciones, dos vehículos, tres armas simuladas y 60.000 euros en efectivo
  • Una operación realizada conjuntamente por la Policía Nacional y la Agencia Tributaria

En una operación conjunta de la Policía Nacional y de la Agencia Tributaria han sido detenidas en Huelva 12 personas, responsables de introducir en España 1.220 kilos de hachís ocultos en garrafas de plástico. La droga se encontraba en un chalé de la localidad onubense de El Portil. Además se han intervenido seis embarcaciones, dos vehículos y 60.000 euros en efectivo.

Las investigaciones se iniciaron a principios de 2015, cuando los investigadores se percataron de que en la zona de Punta Umbría se había producido las adquisiciones de embarcaciones sospechosas de ser utilizadas para el transporte de droga en alta mar. Este hecho permitió desvelar un entramado en el que una organización se ayudaba de testaferros y “hombres de paja” para comprar barcos de recreo y motores que, posteriormente, eran botados para cargar hachís procedente de Marruecos.

Siguiendo con las pesquisas, se reveló la existencia de una amplia red que operaba de forma continua y constante en Punta Umbría y Huelva, compuesta por una serie de individuos con papeles y roles bien diferenciados. En la organización se encontraban lancheros, conductores, tesoreros, personas encargadas de la vigilancia, de alquiler de vehículos para el transporte de droga en tierra firme, de la botadura y de la guarda de embarcaciones.

Con toda esta información, el pasado mes de marzo, los agentes realizaron un dispositivo que culminó con la incautación de 1.220 kilos de hachís almacenados en un chalé de El Portil. La droga se encontraba dispuesta en fardos y oculta en garrafas de combustibles a las que habían practicado dobles fondos. Posteriormente, los policías iniciaron un operativo para identificar y detener a los miembros de este grupo. Se consiguió así detener recientemente a los doce integrantes de la red de narcotraficantes. Además se intervinieron dos embarcaciones deportivas de fibra y cuatro semirrígidas, 60.000 euros en efectivo, tres vehículos, tres armas de fuego simuladas, una catana y material de comunicaciones.

La operación ha sido realizada de forma conjunta por agentes de la Brigada Central de Estupefacientes de la UDYCO Central de la Comisaría General de Policía Judicial, agentes de la UDYCO de la Comisaría de Huelva y funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria.

Todas las actuaciones, consecuencia de la lucha contra el contrabando y narcotráfico en el marco de coordinación de la Policía Nacional y de la Agencia Tributaria, así como todo lo incautado han sido puestos a disposición del Juzgado Central de Instrucción nº 3 de la Audiencia Nacional.

Fuente e imagen: Subdelegación del Gobierno en Huelva.

 

Interceptados 171 kilos de cocaína ocultos en bananas sintéticas procedentes de Colombia

Imagen de algunas de las bananas.

  • Operación conjunta de la Policía Nacional y de la Agencia Tributaria
  • La organización responsable del transporte de la droga utilizaba una empresa de frutas como plataforma para importar el estupefaciente en contenedores desde Sudamérica
  • Las bananas de plástico rellenas de cocaína estaban en el interior de 19 cajas apiladas en el único palé marcado con una “x” de color rojo
  • Se ha detenido al gerente de otra mercantil, también del sector frutícola, que prestaba sus instalaciones para almacenar la mercancía desembarcada en el Puerto de Algeciras

Agentes de la Policía Nacional y funcionarios de la Agencia Tributaria han interceptado 171 kilogramos de cocaína ocultos en bananas sintéticas procedentes de Colombia. La organización responsable del transporte de la droga utilizaba una empresa de frutas como plataforma para importar el estupefaciente en contenedores desde Sudamérica. Otra mercantil del mismo sector prestaba sus instalaciones para almacenar la mercancía legal y la cocaína desembarcada en el Puerto de Algeciras.

Las investigaciones se iniciaron en julio de 2014 cuando se detectó la presencia de una organización criminal dedicada a la introducción vía marítima de contenedores con cocaína, para su posterior distribución. Fruto de estas indagaciones, se localizó una empresa de frutas que podría estar siendo utilizada como plataforma para transportar la droga.

Un agente de la Policía Nacional muestra la droga oculta en una de las bananas de plástico.

Un palé marcado con una “X” roja

Gracias a la coordinación entre la Policía Nacional y el Servicio de Vigilancia Aduanera, se averiguó que la mercantil investigada había importado dos contenedores desde la localidad de Turbo (Colombia). Este transporte llegó al Puerto de Algeciras el pasado 29 de abril y una vez descargado se realizó una revisión de su contenido, hallando en uno de ellos un palé marcado con una “x” de color rojo. Sobre la plataforma de madera se apilaban 19 cajas, portando cada una de ellas 88 bananas de plástico que simulaban las auténticas. Las falsas bananas ocultaban en su interior 171 kilogramos de cocaína.

Una vez comprobada la existencia de estupefaciente, se esperó a que la empresa importadora del contenedor se hiciese cargo de la mercancía. De este modo se pudo comprobar que dos camiones frigoríficos recogían los palés de bananas en el Puerto de Algeciras y los transportaban hasta una nave propiedad de una empresa de frutas, distinta a la importadora, radicada en la localidad de Lepe (Huelva). En la instalación los agentes pudieron observar como un hombre -que posteriormente se comprobó que era el gerente de la empresa propietaria de la misma- receptaba la droga.

Cuando la mercancía fue descargada se procedió al registro de la nave y se detuvo al responsable de recibirla. La investigación sigue abierta para determinar la participación de otras personas en el tráfico de cocaína, en especial las relacionadas con la empresa utilizada como plataforma para las importaciones.

La investigación ha sido desarrollada por agentes del Grupo 42 de la Brigada Central de Estupefacientes de la UDYCO Central de la Comisaría General de Policía Judicial y de la UDYCO de Algeciras, conjuntamente con el Servicio de Vigilancia Aduanera de Algeciras de la Agencia Tributaria.

Imagen del contenido de las bananas.

Fuente e imágenes: Policía Nacional /Subdelegación del Gobierno en Huelva.

Desarticulado un grupo de narcotraficantes que utilizaba España para transportar droga de Marruecos a Francia

Imagen de los fardos de hachís.

  • Han sido arrestadas 19 personas involucradas en la organización y se han intervenido más de tres toneladas de hachís
  • Trasladaban el estupefaciente en embarcaciones desde el norte de África hasta la Península y posteriormente utilizaban la vía terrestre para llevarlo al país galo

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con la Agencia Tributaria, unidades francesas de la Oficina Central Estupefacientes -OCRTIS- y la Policía Judicial de Nantes, han desarticulado un grupo de narcotraficantes que utilizaba España para trasladar droga desde Marruecos a Francia. Han sido arrestadas 19 personas en diferentes provincias españolas, así como en Francia y Marruecos, todas involucradas en la organización y se han intervenido más de 3.000 kilos de hachís. Transportaban la mercancía ilegal en embarcaciones desde el norte de África hasta nuestro país y, una vez en él, utilizaban la vía terrestre para acceder al país galo.

La investigación se inició en el mes de diciembre de 2014 cuando las autoridades francesas informaron a los agentes españoles sobre un grupo de origen franco-marroquí que, al parecer, se había asentado en el sur de nuestro país con la intención de introducir grandes cantidades de estupefaciente desde Marruecos a España. El destino final de la droga sería Francia donde la organización contaba, según las informaciones de la policía francesa, con una importante red de distribución. Tras realizar las primeras gestiones, los investigadores consiguieron averiguar la identidad del principal responsable de la red y de uno de sus colaboradores. Estas dos personas se encargaban de negociar, principalmente en las provincias de Málaga, Cádiz y Huelva, la entrada de la droga por vía marítima con transportistas asentados en nuestro país y después la trasladaban al país galo por carretera.

 

Cargamento ilegal con destino Isla Cristina

Avanzada la investigación se averiguó que la red pretendía hacer un pase de droga desde Marruecos al sur de España y para ello se había provisto de una embarcación semirrígida. Tras cargar la droga en el municipio marroquí de Larache, fondearon el estupefaciente a una distancia máxima de 10 millas de la costa española con la intención de que un barco, que habitualmente faenaba en las aguas, la acercase a solo dos millas de la costa, donde dos embarcaciones más rápidas la recogerían. Después de varios intentos, los miembros de la organización lograron recuperar varios fardos de hachís y se dirigieron a la costa a través del río Carreras, próximo al municipio onubense de Isla Cristina, con el objetivo de introducir la mercancía ilegal en nuestro país. Pero, en ese lugar, agentes de la Agencia Tributaria intervinieron la embarcación aunque sus tripulantes ya habían huido. Los investigadores localizaron ocho fardos de droga en la embarcación con un peso aproximado de 285 kilogramos, ya que los narcotraficantes habían conseguido arrojar al mar gran parte del cargamento.

Imagen de embarcación utilizada.

Más de mil kilos de hachís

A partir de este momento las investigaciones siguieron su cauce con el objetivo de detener a los tripulantes de la embarcación intervenida y al resto de los miembros de la organización, los cuales trataban de recuperar la parte del cargamento de droga que permanecía en el fondo del mar. Una vez tuvieron el hachís en su poder, dos individuos se dispusieron a trasladar por carretera parte del estupefaciente. Al mismo tiempo, y fuera del marco de la operación, una patrulla de la Guardia Civil interceptó dicho coche, al sospechar que podría estar relacionado con algún tipo de delito y, después de comprobar que transportaban un cargamento de hachís, detuvo a sus dos ocupantes. Tras entrevistarse con los arrestados averiguaron que se dirigían hacia el domicilio de un colaborador. Por este motivo los agentes de la Guardia Civil realizaron un registro en la propiedad del destinatario del estupefaciente -una finca ubicada en Ayamonte (Huelva)- donde se intervinieron de 975 kilogramos de hachís.

Inmediatamente y gracias a la buena cooperación entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, los investigadores tuvieron conocimiento de las dos detenciones y del registro que habían realizado los agentes de la Guardia Civil. Poco después se averiguó que el propietario de la finca era uno de los responsables de la organización y que el resto de la droga que los narcotraficantes habían recuperado con éxito del fondo del mar, había sido trasladada desde la provincia de Huelva a Francia. Una vez realizadas estas gestiones se localizó a varios integrantes en el país vecino y se detuvo a cuatro personas. También se intervinieron 100 kilos de hachís. Tras estos arrestos, uno de los miembros huyó a Marruecos donde fue arrestado en virtud de una Orden Internacional de Detención. Esta primera fase culminó a finales de septiembre de 2015 con la detención de siete personas y más de mil kilos de hachís incautados.

En enero de este año, intentaron sin éxito realizar otro transporte de hachís desde Marruecos a España atravesando ésta vez el Delta del Río Guadalquivir. Al observar presencia policial arrojaron el cargamento al agua en un punto del río denominado “Caño de la Torre”. Poco después los agentes recuperaron en esa ubicación 59 fardos de hachís con un peso aproximado de 1.850 kilos.

 

12 arrestados en Huelva, Sevilla y Cádiz

El pasado mes de febrero, con la intención de detener al resto de los implicados, se organizó un dispositivo en las localidades de Huelva, Sevilla y Cádiz que culminó con la detención de otras 11 personas, cuatro en Sevilla, cinco en varios municipios de Huelva y dos más en la provincia de Cádiz. Unos días más tarde se detuvo al último miembro de la organización en la localidad gaditana de Chipiona.

La operación ha culminado con la detención de un total de 19 personas implicadas en la introducción en nuestro país de hachís procedente de Marruecos. Se han intervenido más de 3.000 kilos de hachís, 16.000 euros en efectivo, un vehículo de alta gama y tres embarcaciones. Además se han realizado tres registros en varios domicilios, uno en la provincia de Huelva y dos en Francia.

La operación se ha llevado a cabo por agentes de la Brigada Central de Estupefacientes de la UDYCO Central, el GRECO-Costa del Sol de la Brigada Central de Crimen Organizado pertenecientes a la Comisaría General de Policia Judicial, UDYCO-Sevilla de la Jefatura Superior de Andalucía Occidental y la Brigada Local de Policía Judicial de Sanlúcar de Barrameda en una operación conjunta con la Agencia Tributaria, unidades francesas de la Oficina Central de Estupefacientes -OCRTIS- de la Dirección General de Policía Judicial y la Policía Judicial de Nantes y con la colaboración de la Guardia Civil.

Fuente e imágenes: Subdelegación del Gobierno en Huelva.

Intervenidos 200 kilos de cocaína ocultos en el interior de piñas frescas procedentes de Centroamérica

Interior de la piñas.

Operación conjunta de la Policía Nacional y la Agencia Tributaria

Una pequeña cantidad de piezas de fruta, de las miles que ocupaban los 11 contenedores que han sido intervenidos en España, habían sido vaciadas en origen y rellenadas con estupefaciente recubierto por una cera amarilla que simulaba el color de la pulpa de la piña

En Bélgica ha sido interceptado otro contenedor que ocultaba otros 20 kilogramos de cocaína, en esta ocasión dispuestos en láminas introducidas en los embalajes

Hasta el momento se ha arrestado a tres miembros de la organización, siendo dos de ellos los socios únicos de la empresa destinataria de la carga

La Policía Nacional y la Agencia Tributaria han desarrollado de forma conjunta una operación que ha permitido la intervención de 200 kilogramos de cocaína ocultos en el interior de piñas frescas procedentes de Centroamérica. Una pequeña cantidad de piezas de fruta, de las miles que ocupaban los 10 contenedores que han sido intervenidos en España, habían sido vaciadas en origen y rellenadas con estupefaciente recubierto por una cera amarilla que simulaba el color de la piña. Además, en Bélgica ha sido interceptado otro contenedor que ocultaba otros 20 kilogramos de cocaína, en esta ocasión dispuestos en láminas introducidas en los embalajes. Hasta el momento se ha arrestado a tres miembros de la investigación, siendo dos de ellos los socios únicos de la empresa destinataria de la carga.

La investigación se inició gracias a una serie de informaciones obtenidas por los agentes de la Policía Nacional especializados en la lucha contra el narcotráfico. Estas informaciones apuntaban a la próxima llegada a nuestro país por vía marítima de once contenedores que iban a ser desembarcados en el Puerto de Algeciras, cuya carga legal declarada era fruta, y que podrían esconder una importante cantidad de estupefaciente.

Sofisticados sistemas de ocultación

Una vez descargados los contenedores, los agentes de la Policía Nacional y funcionarios de Vigilancia aduanera de la unidad de Algeciras llevaron a cabo un examen minucioso de la carga. Entre las miles de piñas frescas que contenían, se hallaron piezas de fruta que habían sido vaciadas y rellenadas con estupefaciente recubierto por una cera amarilla que simulaba el color de la pulpa de la piña. Cada recipiente contenía aproximadamente 18 kilogramos de cocaína de gran pureza.

Además de interceptar los contenedores con la droga, los agentes averiguaron que las destinatarias de las piñas eran dos empresas cuyo fin social era la importación y exportación de alimentos, una de ellas radicada en Madrid y la otra en Sant Quirzé del Vallés (Barcelona), dirigidas ambas por ciudadanos españoles de origen colombiano, con nulo volumen de trabajo y escasa actividad comercial. Esta información ha permitido detener hasta el momento a tres miembros de la organización, dos de ellos los socios únicos de una de las mercantiles investigadas. Las pesquisas continúan para determinar la implicación de más personas en el tráfico de estupefacientes.

20 kilos más en otro contenedor interceptado en Amberes

Además, gracias a la información obtenida por los agentes de la Policía Nacional, se pudo localizar otro contenedor que iba a ser desembarcado en el puerto de Amberes (Bélgica), con destino a Holanda. Este cargamento fue interceptado por las autoridades belgas que comprobaron que en esta ocasión el estupefaciente estaba dispuesto en láminas dentro de las cajas de cartón que contenían las piñas.

La investigación ha sido desarrollada por agentes de la Sección IV (grupos 43 y 45) y el Greco Chiclana de la Brigada Central de Estupefacientes de la Comisaría General de Policía Judicial, con la colaboración de la Brigada de Policía Judicial de Barcelona y de funcionarios de Vigilancia Aduanera de Madrid, Algeciras y Barcelona.

Imagen de la droga camuflada en una piña.

 

 

 

 

Fuente e imágenes: Ministerio del Interior.

Operación ‘Renacer’: Incautados más de 300.000 productos falsificados en una gran operación antipiratería en la Aduana de Algeciras

Material intervenido en la Operación Renacer.

  • Se trata de la mayor aprehensión de la que tiene constancia la Agencia Tributaria, equivalente al 10% de las incautaciones de productos falsos que realizó Aduanas en todo el año 2014.
  • La mercancía falsificada se encontraba en 11 contenedores procedentes de China y que tenían por destino África y España.

La Agencia Tributaria, en colaboración con la Guardia Civil, ha completado una gran operación antipiratería en la Aduana de Algeciras con la incautación de un total de 309.416 artículos falsificados con un valor estimado de 17,5 millones de euros. Se trata de la mayor aprehensión de productos falsos de la que se tiene conocimiento en España, superando la desarrollada, también bajo la dirección de la Agencia en Algeciras, en 2008, cuando se incautaron 231.000 artículos falsificados.

La operación, denominada ‘Renacer’, parte de investigaciones iniciadas el pasado 12 de marzo cuando, en el curso de los habituales controles aduaneros de las mercancías que entran en el territorio aduanero de la Unión Europea, se decide la apertura de una serie de contenedores procedentes de Yantián (China), que tenían por destino declarado Marruecos, Senegal y España.

Fruto del análisis de la información recibida y procesada por la Agencia Tributaria, y en base a los perfiles de riesgo preestablecidos, se llevó a cabo una investigación que permitió la detección de inconsistencias, tanto en los datos declarados, como en la ruta utilizada y las características del envío, lo que llevó a la Agencia Tributaria a decidir una exhaustiva inspección física de los contenedores.

Al proceder a la apertura se detecta, oculta tras una primera pantalla de artículos legales, la mercancía ilegal. Los hechos han sido ya puestos en conocimiento de los respectivos titulares de los derechos de propiedad industrial protegidos y se remitirán al juzgado de guardia de Algeciras para el inicio de las correspondientes actuaciones judiciales.

La operación, ha sido desarrollada por la Unidad de Análisis de Riesgos de la Aduana de Algeciras, compuesta por funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y funcionarios de la Guardia Civil. Asimismo ha intervenido la Oficina de Análisis e Investigación (ODAIFI) del Instituto Armado.

Intervención sin precedentes

La incautación de productos falsos en la operación ‘Renacer’ representa, por sí sola, el equivalente al 10% de toda la mercancía falsa incautada por la Agencia Tributaria en el pasado año, cuando se intervinieron algo más de tres millones de productos falsificados en 2.300 operaciones llevadas a cabo por el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales.

En términos de importe, la mercancía falsa ahora incautada en Algeciras representa el 11,5% de todo el valor estimado para la mercancía incautada el pasado año (17,5 millones en la operación ‘Renacer’, frente a un total de 151,9 millones de euros en todo el año 2014).

Textil, calzado y electrónica, principales productos incautados

Atendiendo a la distribución por grupos de productos de la incautación realizada en Algeciras, destacan los relacionados con el calzado, el textil y la electrónica. Por valor de los productos incautados, el grupo más relevante es el del calzado, que suma un valor de casi 7,6 millones de euros, el 43% del total. Por número de unidades, el mayor grupo es el de la electrónica, con 153.590 unidades intervenidas, incluyendo sistemas ‘manos libres’, cargadores de teléfono móvil, memorias USB, mesas mezcladoras y micrófonos wifi.

  Unidades Valor (euros)
Electrónica 153.590 2.695.590
Textil 81.716 6.769.400
Calzado 63.058 7.599.600
Bolsos y complementos 11.052    455.600
TOTAL 309.416 17.520.190

  

Lucha contra la piratería

La lucha contra la falsificación y la piratería es una de las áreas preferentes de investigación de la Agencia Tributaria, que de esa forma combate el riesgo causado al consumidor por los artículos falsificados y la competencia desleal que suponen para el sector empresarial.

A lo largo de 2014, la Agencia Tributaria levantó 137 atestados, con las correspondientes denuncias por delitos contra la propiedad intelectual e industrial, y se procedió a la detención de 124 personas presuntamente vinculadas con esta actividad ilícita.

Consciente del grave perjuicio económico y social que supone el negocio de las falsificaciones, el plan anual de control del fraude de la Agencia Tributaria viene considerando una de sus prioridades el control integral de la importación y venta de mercancía, con el objetivo de desarticular posibles circuitos de economía sumergida.

Para ello, la Agencia Tributaria realiza un análisis por perfiles de riesgo de todas las importaciones que se realizan en territorio nacional atendiendo al país de origen, tipo de producto, intervinientes y otras muchas características de la operación mercantil.

Fuente e imagen: Agencia Tributaria.