Tu energía más eficiente

CCOO denuncia presiones en el servicio informático del SAS Huelva para empeorar las condiciones de trabajo.

Imagen del logotipo del SAS 

  • El sindicato no descarta denunciar “para que se cumpla la legalidad en la subrogación de la plantilla en sus condiciones laborales anteriores”. 
  • Según han explicado el secretario general de la Federación de Servicios de CCOO Huelva, Juan Carlos Liébana “la nueva concesionaria (Fujitsu-Ingenia) ha entrado amenazando y presionando a los trabajadores y trabajadoras del servicio de mantenimiento informático del SAS, en Huelva y en toda Andalucía, con perder sus puestos de trabajo si no aceptan un importante rebaja en sus condiciones laborales”. 

El sindicato CCOO de Huelva, a través de su Federación de Servicios, ha denunciado las presiones y amenazas que la nueva concesionaria del servicio de mantenimiento informático del SAS (Fujitsu-Ingenia) está ejerciendo sobre los trabajadores y trabajadoras para que “aceptan una importante rebaja en sus condiciones de trabajo, y si no es así, los presionan y amenazan con la pérdidas de sus puestos de trabajo”, ha explicado Juan Carlos Liébana, quién además ha hecho hincapié en que “este tipo de acciones por parte de la empresa, además de ir contra los trabajadores encargados de este servicio repercute directamente en la atención del servicio que el SAS presta a los pacientes, ya que afecta a servicios que son de importancia estratégica y de los que dependen labores tales como la cita previa, la consulta del historial médico, la gestión de las listas de espera o las recetas virtuales”.

Según han relatado desde el sindicato, “nada más llegar, la nueva concesionaria han obligado a la plantilla a solicitar su baja voluntaria de la anterior prestataria del servicios (UTE Novasoft-Sadiel-Diasoft) para hacerles un contrato nuevo de trabajo, cuyas condiciones están ofertadas en Infojob y que si ellos no aceptan las nuevas condiciones, otras muchas personas si lo harán”.

Para Liébana, “estas acciones implican que los trabajadores y trabajadoras pierdan su antigüedad, tanto a efectos de indemnización futura como del cobro del complemento que recoge el convenio colectivo, que les hayan rebajado el sueldo de unos 16-18000 €/año a 12-13000 €/año y, no contento con todo ello, planean una reducción de plantilla de más de 10 personas en toda Andalucía”.

En este sentido, desde el sindicato ya se ha denunciado en repetidas ocasiones que “la responsabilidad de estos desmanes, no es sólo la empresa adjudicataria, sino sobre todo, de la Administración Autonómica que sigue haciendo recaer sobre los eslabones más débiles de su estructura de producción -el personal subcontratado- los recortes presupuestarios”.

“Esta misma administración, ha continuado Liébana, consiente hechos verdaderamente escandalosos como que la nueva concesionaria Fujitsu-Ingenia, apenas si abone 12 o 13 mil euros anuales de nóminas de los 31.0000 euros que cobra a la Junta por trabajador, o que la antigua concesionaria, Novasoft -empresa que solicitó concurso de acreedores en 2013-, mantenga el 50% del desarrollo del servicio”.

Por todo ello, desde CCOO se instará al SAS y la Consejería de Salud que obligue a la nueva empresa prestataria a cumplir la legalidad en relación a la subrogación de toda la plantilla en sus condiciones laborales preexistentes.

Fuente: CCOO.

Imagen: José Carlos Sánchez. (Multimagenestudio).

, ,

Comments are closed.