Tu energía más eficiente

Mesa de la Ría insta al Pleno a declarar la estación de trenes y el Colegio de Ferroviarios como Bien de Interés Cultural en la tipología de Zona Patrimonial

Imagen de los edificios.

La protección física y cultural de estos edificios, su plaza y jardines aledaños es clave para la futura integración Ensanche-Casco Histórico

Mesa de la Ría propondrá instar a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía a que inicie el expediente necesario para la inscripción del conjunto conformado por los edificios Estación de Sevilla y Colegio de Ferroviarios, por el enclave y sus jardines en el Catálogo General del Patrimonio Histórico andaluz como Bien de Interés Cultural(BIC)en la categoría de Zona Patrimonial “Ferroviaria”, conforme al procedimiento establecido en la Ley 14/2007, de 26 de noviembre, de Patrimonio Histórico de Andalucía.

Ambas edificaciones relacionadas en su uso, conforman un espacio común y único en la ciudad con grandes posibilidades, pues la zona constituirá en breve, un área de conexión entre el casco histórico y el nuevo crecimiento del Ensanche Sur, estableciendo un conjunto patrimonial, diverso y complementario, integrado por bienes representativos del impulso y desarrollo histórico del ferrocarril, con un valor y un potencial innegable para la colectividad.

Por un lado, resulta urgente dotar de un mayor grado de protección físico al Colegio de Ferroviarios y, por otro, pensar futuros usos que pueden estar orientados al desarrollo museístico de carácter ferroviario, especialmente para la estación de ferrocarril que quedará en desuso en breve, por lo que consideramos que el Ayuntamiento debe instar a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía a que inicie el expediente necesario para la inscripción del conjunto en el Catálogo general del Patrimonio Histórico andaluz como Bien de Interés Cultural(BIC)en la categoría de Zona Patrimonial Ferroviaria.

La estación de tren de la Avda. de Italia de los ingenieros Jaime Font y Escola y Pedro Soto, construida entre los años 1875-1880, supuso la aparición de una nueva tipología arquitectónica que hubo de ser íntegramente codificada ante la absoluta falta de precedentes.

La guía de Arquitectura del Colegio Arquitectos de Huelva considera que el carácter representativo de este modelo arquitectónico de la estación conllevará el automático recurso a los principios de la arquitectura tradicional, desplegados en las fachadas de corte academicista, en este caso de estilo neomudéjar, que esconden avanzadas carcasas de estructura metálica.

Los orígenes de la línea Sevilla-Huelva se remontan a 1858 en el que por Real Orden de 17 de Julio se autoriza a Carlos Lamiable y Waltrin para que lleve a cabo un proyecto de ferrocarril encargándose de su construcción la sociedad Shundheim y Doetch. El complejo ferroviario de Huelva fue el primero del país levantado íntegramente con capital privado, su inauguración data del 15 de marzo de 1880.

A escasos metros de la Estación, se encuentra el denominado “Colegio de Ferroviarios”, antiguo edificio de la Asociación General de Empleados y Obreros de los Ferrocarriles, que hace ya más de una década cerró sus puertas como Colegio San José de Calasanz, tras el deterioro de su estructura.

Un edificio de trazo incipiente racionalista diseñado en 1929 por Francisco Alonso Martínez en unos terrenos que fueron cedidos por la Autoridad Portuaria a la Asociación de Empleados y Obreros de los Ferrocarriles para albergar a los hijos de los trabajadores. Un edificio exento con unos jardines históricos construidos con la edificación.

El edificio de titularidad privada, pese a estar catalogado por el Plan General de Ordenación Urbana, se deteriora progresivamente desde hace más de una década, sin que se actúe en su rehabilitación.

Fuente e imagen: Mesa de la Ría.

, , , ,

Comments are closed.