Tu energía más eficiente

Siete playas idílicas para sentir la luz de Huelva

imagen de la playa de Matalascañas.

Huelva la Luz, es un destino cada vez más consolidado y este año las perspectivas de negocio son mejores que nunca para un lugar que presume de playas, de sol irradiado en fina arena y de kilómetros de línea de costa sin atestar. Son playas por lo general muy cuidadas y rodeadas de un entorno natural privilegiado. Entre Doñana, y el Guadiana, con zonas de marismas como las de Isla Cristina o las del Odiel, la costa atlántica dibuja en Huelva un ancho paisaje costero que aún está por descubrir. Hoy en Infonuba nos adentramos en las siete playas de Huelva en las que puedes descubrir tu paraíso particular.

Imagen de la Playa de Islantilla.

Islantilla

La playa de Islantilla cuenta con un paseo marítimo en la que ondean las tres marcas más importantes en relación a calidad turística de las actualmente vigentes en España y en Europa: la Q de Calidad Turística, la Bandera Azul y la Bandera de EcoPlayas 2016. Señal inequívoca de la calidad de sus aguas y sus arenas. 1,6 kilómetros de litoral dorado y un ancho medio que supera los 40 metros con todo tipo de servicios pero con gran respeto por la limpieza y la pulcritud. Con un entorno en un sistema dunar propio en el que habitan camaleones, es la playa elegida por muchos ciudadanos de Badajoz y la predilecta de muchos de los extranjeros que eligen Huelva en sus vacaciones, sobre todo ingleses y alemanes.

Flecha de El Rompido

Flecha de El Rompido

También llamada de Nueva Umbria, ya que su territorialidad se la disputan los municipios de Lepe y Cartaya. Se trata de un sistema peculiar que se forma con la arena que se arrastra del Río Piedras cada año. Un paraíso que crece 40 metros anualmente y que es uno de los pocos sistemas vírgenes que se pueden apreciar en Andalucía y en toda España. La Flecha de El Rompido no cuenta con ninguna construcción. No hay chalet, ni hotel ni chiringuito que amordace su belleza natural. Llegar hasta esta playa te costará tres horas andando o unos minutos si pagas la embarcación que hace el recorrido diario. Fue la primera playa nudista como tal de la provincia, declarada así desde 2001. Playa muy poco masificada por la falta de servicios, pero muy apreciada por la población local de Cartaya, Lepe e Isla Cristina.

torre-higuera-10

 

Playa urbana de Matalascañas

Un precioso paseo marítimo de 5,5 kilómetros de longitud y una larga tradición de visitas. Fue quizás la primera playa onubense descubierta al turismo. De ambiente familiar, hoy por hoy, miles de personas, muchas de ellas procedentes de Sevilla siguen peregrinando en devoción estival a una playa que nunca pasa de moda. Justo a las puertas de Doñana, es factible también disfrutar de actividades relacionadas con la naturaleza como paseos a caballo. La típica torre almenara volcada en el océano desde 1755 sigue siendo otro de los símbolos de una playa de la que se puede sacar mucho jugo.

Visitantes en la playa de Cuesta Maneli.

 

La línea natural al este de Mazagón

Entre Mazagón y Matalascañas hay una vasta extensión de playas poco concurridas, muy poco urbanizadas y que cuentan en su mayoría con entre 50 y 80 metros de anchura. Son además playas rodeadas de naturaleza. Entre ellas, destacan la del Parador de Mazagón, de dos kilómetros de longitud junto a un acantilado y a zonas de gran belleza natural como el Parque Nacional de Doñana, el Paraje Natural de Marismas del Odiel, la Laguna de las Madres y el Estero Domingo Rubio. La de Cuesta Maneli tiene difícil acceso pero cuenta con preciosas dunas y pinares, y la de Torre del Loro, ya adentrada en Matalascañas tiene la peculiaridad de los restos de la torre que dan nombre a la zona. Esta zona pintada a trazos verdes y amarillos, es especialmente apreciada por los municipios del Condado de Huelva que la eligen como su playa predilecta cuando llega el calor.

Turistas llegan a la Playa Central de Isla Cristina.

 

Playa Central de Isla Cristina

Dos kilómetros de longitud, 70 metros de anchura y justo al lado del Parque Natural Marismas de Isla Cristina. De fina arena dorada y oleaje moderado, cuenta además con todos los servicios de una playa urbana y el encanto de una gastronomía típica, con el atún como protagonista. Los isleños se quedan en su playa para disfrutarla y muchos habitantes de la zona del Andévalo la eligen también para pasar las tardes al sol en un entorno vibrante.

Imagen de la playa del cruce de La Redondela.

 

Playa del cruce de La Redondela

La playa del cruce de la Redondela tiene una característica muy difícil de encontrar en otro lugar. Su ermita, al lado del pinar donde se celebra cada año la romería en honor a la Virgen de la Esperanza la hace peculiar, pero al margen de esto, la playa cuenta a cada uno de sus flancos con un camping por lo que, tiene un ambiente familiar, no masificado y muy heterogéneo. Campista de Madrid, La Mancha o Extremadura se mezclan con la población local que busca un entorno diferente y tranquilo. Otro de esos lugares por descubrir que en marea baja, deja un arenal de 70 metros para deleitarse y disfrutar.

Acceso a la playa de Punta del Moral.

Playa de Punta del Moral

Junto al estuario del río Carreras, dentro del Paraje Natural de las Marismas de Isla Cristina, aunque perteneciente a Ayamonte, la playa de Punta del moral sigue teniendo un encanto propio. En una zona llena de servicios pero bien maridados con el entorno, es una zona predilecta por el turista extranjero y nacional que quiere pasar una temporada en las playas de Huelva, incluido algún portugués que busca huir del país por unas horas. Es una zona de suave oleaje y una anchura que también alcanza los 70 metros y que bien merece un lugar entre las siete playas predilectas de Huelva.

La Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía a través del servicio de Emergencias 1-1-2 nos recuerda una serie de recomendaciones para disfrutar del baño en cualquiera de estos lugares.

 

Texto: Juan F. Caballero.

Imágenes: José Carlos Sánchez Rodríguez.

, , ,

Comments are closed.