Tu mundo, más eficiente

Tag Archives | OCU

OCU inicia una campaña ciudadana para promover mejoras en el ámbito sanitario

-La iniciativa “Defiende tu salud” busca la participación de los usuarios para motivar cambios en materia sanitaria que se sustenten en los intereses de la población

-OCU trabajará en los objetivos fijados por los ciudadanos y se comprometerá a motivar medidas en los diferentes ámbitos sanitarios, tanto públicos como privados, que repercutan en un avance de la calidad de vida y el bienestar

-La Organización de Consumidores cree que a los ciudadanos les preocupa su salud, pero que no siempre es fácil motivar el cambio de manera individual. Por eso, esta campaña pretende unir y alzar la voz de todos los ciudadanos por un bien común: la defensa de la salud.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha puesto en marcha la campañaDefiende tu Salud” con la que, mediante la consulta a los ciudadanos, pretende recoger las preocupaciones y propuestas de la población en materia sanitaria, para poder así generar cambios que mejoren su calidad de vida y repercutan en un avance de su bienestar.

A través de urnas situadas en estaciones de Metro de Madrid (Moncloa: del 19 al 21 de noviembre), Bilbao (Abando: del 26 al 28 de noviembre) y Sevilla (Puerta de Jerez: del 3 al 5 de diciembre), así como en la web www.ocu.org/defiendetusalud, los ciudadanos podrán opinar sobre las diferentes temáticas sanitarias que más les preocupan y sobre las que OCU se compromete a trabajar de manera específica.

La Organización de Consumidores y Usuarios cree que a los ciudadanos les preocupa su salud y que aún hay mucho por hacer para mejorarla, especialmente en aspectos relacionados con los derechos del paciente, la sostenibilidad del sistema sanitario, los engaños que hay en torno a ciertos productos, el etiquetado de medicamentos o el consumo elevado de azúcar o tabaco.

Así, por ejemplo, OCU ha detectado a través de encuestas realizadas en los últimos años datos tan relevantes como que el 92% de los niños están influenciados por los anuncios de TV a la hora de elegir sus preferencias alimentarias, que el 68% de la población no come de forma saludable, que un 62% de los ciudadanos sin enfermedades crónicas admite tomar algún medicamento al mes o que un 15% ha tenido que endeudarse alguna vez para cubrir tratamientos insuficientemente cubiertos por la sanidad pública.

Sin embargo, no siempre es fácil motivar el cambio de manera individual. Por eso, a través de esta campaña, la Organización pretende unir y alzar la voz de todos los ciudadanos por un bien común: la defensa de la salud. OCU cree que la participación de los ciudadanos es necesaria e imprescindible para que los cambios repercutan directamente en ellos, sobretodo en temas tan importantes como su salud y bienestar.

Llevar la voz de los ciudadanos a las instituciones

Con todas las ideas que se recojan, OCU establecerá objetivos y medidas concretas sobre las que pretende trabajar para conseguir cambios en materia sanitaria, especialmente relacionados con los derechos del paciente y sostenibilidad del sistema, la publicidad e información sobre ciertos medicamentos, la prevención de enfermedades, el fomento de un estilo de vida saludable o los retos a los que se enfrenta el sistema sanitario en el siglo XXI.

Una vez se conozcan los resultados de las encuestas, OCU iniciará un plan de trabajo con instituciones públicas y privadas con las que avanzar en sanidad, llevando la voz de las personas a donde se toman las decisiones.

OCU advierte de los peligros de coger setas que no se conocen

  • La Organización de Consumidores recomienda abstenerse de recolectar setas para el consumo si no se conocen muy bien y no tomarlas ni cogerlas en caso de duda

Comienza la temporada de setas. Por eso, la Organización de Consumidores y Usuarios recomienda que, si no se conocen muy bien, lo mejor es abstenerse de cogerlas, pues hay ejemplares venenosos muy similares a otros comestibles.

La única forma de saber si una seta es tóxica o no es conocerla muy bien, identificar su nombre y apellido; o lo que es lo mismo, la especie concreta a la que pertenece, para poder saber si se puede comer o no. OCU recomienda que, ante la mínima duda, es mejor no tomarlas y ni siquiera cogerlas.

Seis falsas creencias

Las fotos de las guías de setas tampoco suelen ser una fuente fiable de información, puesto que tanto el color como el tamaño pueden cambiar según la zona donde crezcan. Por ello, OCU recomienda que se recolecten solo en zonas bien conocidas, no en lugares donde no se puedan reconocer adecuadamente las especies de la zona y como crecen allí.

Además, la Organización advierte de que se debe recelar de las ‘creencias populares’ y de los consejos “de andar por casa”, ya que circulan demasiados mitos sobre cómo reconocer las setas tóxicas y ninguno de ellos es efectivo.

La Organización de Consumidores aclara algunos ejemplos:

  • Es falso que si están mordidas por animales sean comestibles. Las setas pueden ser comestibles para algunos animales y tóxicas para los humanos, y no necesariamente tienen los mismos efectos. Que estén mordidas o agusanadas no es indicador de seguridad.
  • Es falso que si se hierve la seta con una cuchara o utensilio de plata y éste se vuelve negro la seta es tóxica, y si la plata no se ennegrece es comestible. Esto no tiene fundamento.
  • Es falso que una seta sea tóxica si al cocer con ajos o cebollas oscurece.
  • Es falso que una seta deje de ser tóxica si se cuece o se pone en vinagre o salmuera, y también es falso que las setas sólo son peligrosas crudas o poco cocinadas.
  • Es falso que únicamente son tóxicas las setas que cambian de color al partirlas. Por ejemplo, los níscalos no son tóxicos y cambian de color al partirlos, mientras que la Amanita falloides no cambia de color y es tan tóxica que puede resultar mortal.
  • Es falso que las setas que crecen en la madera son siempre comestibles. Ni todas son tóxicas ni todas pueden comerse.

No existen trucos para una identificación certera de las setas. Por eso, antes de cogerlas o consumirlas, la Organización de Consumidores recomienda:

  • No consultar una guía, sino varias. 
  • Coger sólo las setas que se conozcan a la perfección.
  • Ante la mínima duda, ni siquiera cogerlas
  • No tomar nunca setas que se ofrezcan sin la garantía de que son comestibles. Antes se debe consultar con un micólogo.

OCU ofrece un decálogo de consejos para preparar el hogar frente al frío

Ante la bajada de las temperaturas, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ofrece una serie de consejos para preparar el sistema de calefacción de casa y hacer frente al frío.

1. Poner a punto los radiadores

Antes de encender o cambiar la configuración de la caldera de casa, es importante comprobar el estado de los radiadores y que funcionan correctamente. Si se cerraron las llaves de paso de todos los radiadores o de uno en concreto cuando acabó la temporada pasada, hay que acordarse de abrirla y hacer una prueba para comprobar que el agua circula sin problemas. En el caso de que no sea así, es probable que sea necesario purgarlos o equilibrar el sistema de calefacción.

2. Comprobar la caldera

Independientemente de que la caldera le toque pasar o no la inspección este año, es conveniente realizar las siguientes comprobaciones antes de poner en marcha el sistema de calefacción:

  • Revisar la presión de la caldera y hacerlo cuando esté en frío. Aunque generalmente la presión debe estar entre 1-1,5 bares (zona verde del manómetro), OCU recomienda consultar antes el manual de instrucciones del aparato y asegurarse de cuál es la presión recomendada por el fabricante. Si tuviese una presión inferior a 0,5 bares, los más probable es que la caldera no funcione, aunque las calderas suelen contar con un sistema de seguridad que las desactiva en el caso de presiones excesivamente bajas.
  • Si la caldera también sirve para calentar el agua sanitaria, OCU recuerda que se debe cambiar a Modo inverno o Calefacción + ACS.  Normalmente, viene indicado con los símbolos de un radiador para la calefacción y de un grifo para el agua caliente.
  • Ajustar la temperatura de trabajo de la caldera. Si esta es de condensación, se aconseja que la temperatura sea de 55-60 ˚C. En el caso de una mixta (calefacción+ACS), la temperatura de salida del agua de los grifos recomendada dependerá de si se trata de un sistema instantáneo (40-50 ˚C) o de una caldera con acumulador incorporado (55-60 ˚C).

3. Revisar el termostato

El termostato es el dispositivo encargado de regular el encendido y el apagado del sistema de calefacción, por lo que hay que asegurarse de que funciona correctamente. Para ello, OCU recomienda subir la temperatura ambiente y comprobar si la caldera se pone en funcionamiento. Después, se debe bajar la temperatura del termostato y comprobar si el sistema se apaga. Y comprobar las pilas en caso de que el termostato sea digital.

4. ¡No pasarse con la temperatura!

Según OCU, establecer la temperatura de la casa a 21 ˚C puede lograr un ahorro de hasta un 20 % de energía.  Además, si se baja la temperatura a 16 ˚C durante la noche, se estaría ahorrando un 13% con respecto a mantenerla encendida a 20 ˚C.

5. Instalar válvulas termostáticas en los radiadores

En ocasiones, tener un solo termostato para toda la casa conlleva que algunas estancias estén más frías que otras o que el calor en unas habitaciones sea excesivo. Si lo que se quiere es regular la temperatura de los radiadores según el gusto, OCU recomienda instalar válvulas termostáticas.

6. Tener abiertos solo los radiadores que se van a utilizar

Cerrar tanto los radiadores como las puertas y las ventanas de las habitaciones que no se utilizar hasta que se necesiten.

7. No cubrir los radiadores

OCU recuerda que cubrir los radiadores con elementos decorativos o usarlos como tendedero-secadora conlleva que la calefacción tenga que hacer un mayor esfuerzo para ofrecer la temperatura a la que la se ha configurado y, por tanto, un mayor consumo de energía.

8. Poner reflectores en los radiadores

Colocar un panel reflectante entre el radiador y la pared ayuda a aprovechar y distribuir mejor el calor, recuperando entre un 10-20 % del calor que se pierde hacia el muro.

9. La decoración también aísla

Utilizar alfombras y cortinas de color oscuro para que absorban la radiación solar ayudará a mantener, e incluso subir, la temperatura del hogar. También lo hará usar cortinas dobles como, por ejemplo, una cortina fina que permita entrar la luz y el calor del sol y otra más gruesa que no deje pasar el frío nocturno.

Otras formas de mejorar el aislamiento es cubrir las paredes con cuadros o estanterías (la temperatura de una pared donde hay un cuadro puede llegar a ser 1,5 ˚C más alta que una desnuda), o bien poner un zócalo para proteger del frío que sube del suelo.

10. Revisar el aislamiento de puertas y ventanas

OCU recomienda taponar la entrada de corrientes de aire colocando pequeños sistemas de plástico en puertas y ventanas. De esta manera, se impide tanto la entrada de frío como la salida de calor y, además, ayuda a mantener la temperatura interior de la casa.

Si hay grietas en los muros alrededor de puertas y ventanas, deben sellarse con masilla resistente al agua por el exterior de la casa.

Más información en este enlace:

https://www.ocu.org/vivienda-y-energia/calefaccion/consejos/consejos-prepararse-para-frio

OCU denuncia fraude en el etiquetado de 20 marcas de aceite de oliva virgen extra

-20 de las 41 marcas de aceite de oliva virgen extra no superan los análisis realizados. Otras 21 sí cumplen los requisitos y comercializan su aceite de forma correcta

-A pesar de lo que indica el etiquetado se trata de aceite de oliva virgen, y no virgen extra, es en realidad una categoría inferior y con un precio medio también inferior

-OCU ha denunciado a todas las empresas afectadas por un fraude en el etiquetado ante las Comunidades Autónomas y pide sanciones públicas y contundentes

-A pesar de que los incumplimientos detectados son menos graves que en estudios anteriores, afectan a un mayor porcentaje de las muestras

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado un análisis de 41 marcas de Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE). Los resultados de laboratorio no dejan lugar a dudas, 20 de las 41 marcas analizadas, no cumplen los requisitos del Reglamento Europeo que regula la comercialización del aceite y no son Aceite de Oliva Virgen Extra, sino una categoría inferior, Aceite de Oliva Virgen (AOV) más barata. Los resultados del estudio se publican en el número de noviembre de la revista OCU-Compra Maestra.

Para llegar a la publicación de estos resultados, OCU ha seguido al pie de la letra, El RD 538/2015 que regula la realización de estudios y análisis comparativos de productos de alimentación. Esta norma, obliga a realizar los análisis en laboratorios acreditados, permite realizar a la industria análisis contradictorios, y en casos de incumplimiento legal, como el que se denuncia, permite la realización de un análisis dirimente cuyo resultado será el de la publicación.

De acuerdo con este procedimiento OCU denuncia que los productos analizados de Hojiblanca El nuestro, Carbonell pet , Koipe, Eroski pet y vid, Dintel Clássico, Alipende pet, Coosur Origen, Coviran aceites del sur y Exquisite Aceites del sur , Dia pet,vid y Afrutado, Hacendado pet, La Masía Excelencia, Olearia del Olivar (Aldi), Guillen, Olisone (Lidl) pet y vid y La Española se etiquetan como virgen extra, cuando en realidad se trata de solo virgen.

OCU recuerda que es una normativa europea la que regula las condiciones de comercialización del aceite de oliva y los requisitos que deben cumplir cada una de las categorías para su correcto etiquetado. Esta normativa establece que para determinar si un aceite reúne los requisitos necesarios para ser calificado como virgen extra ha de superar una prueba sensorial a través de un panel acreditado y bajo una metodología concreta que establece el propio reglamento. Los resultados del laboratorio acreditan que las muestras de las citadas marcas no superan esta cata y por tanto no puede ser calificado como aceite de oliva virgen extra.

OCU recuerda que la normativa española establece que es una infracción administrativa en materia de protección al consumidor el fraude en el etiquetado de los productos, cuando este no se corresponde con la verdadera naturaleza y características de los mismos. En el caso de las marcas señaladas todas etiquetan su producto como AOVE, cuando en realidad, a la vista de los análisis realizados, se trata de una categoría inferior, lo que supone un claro incumplimiento de la normativa de consumo.

OCU ha denunciado a todas las marcas que incumplen la normativa ante las Comunidades Autónomas, que son las administraciones públicas con competencias en materia de inspección y sanción en esta materia. Además, ha pedido que de acuerdo con la normativa que regula los análisis comparativos, los resultados de estos análisis se tengan en cuenta a la hora de inspeccionar a las empresas infractoras.

OCU advierte que se trata de un engaño de carácter económico, ya que de media el AOVE resulta 0,50 euros por litro más caro que el AOV. No se trata de un problema que afecte a la salud publica pues todos los aceites analizados cumplen los requisitos de la normativa para ser comercializados, eso sí en categorías diferentes.

No todas las muestras incumplen, el resto hasta las 41 analizadas, sí cumple los requisitos que establece la normativa, se trata de Ybarra pet y vid, Mar de olivos, Hojiblanca bravío, Olearia del olivar (aldi)  Alipende vid, Carbonell Gran Selección, Gutbio (aldi), Consum, Dccop, Maeva pet y ecológico, Auchan vid, Carreofour ecológico, Borges, El Corte Inglés bio , Auchan pet  , Hacendado Gran Selección coop, Carrefour pet y Oleostepa, siendo estos tres últimos los que mejores resultados obtienen. Algunas de estas marcas ponen en el mercado productos distintos en función del envase o con diferente denominación por lo que se incluyen en un grupo u otro de acuerdo con los resultados de la muestra analizada.

A pesar de que no ha habido casos de comercialización de aceite lampante, o de mezclas de distintos tipos de aceites como en estudios anteriores, sí ha aumentado la proporción de aceites que no superan los requisitos establecidos por la legislación para comercializarse como AOVE. OCU lamenta esta situación “crónica” que tiene funestas consecuencias para la imagen del sector y de un producto tan importante como el aceite de oliva. Al mismo tiempo recuerda que, son solo los fabricantes que lo hacen mal, los únicos responsables del perjuicio que las denuncias sobre el aceite, reiteradas por parte de la Comisión Europea u otros organismos de protección del consumidor de diferentes países causan en la imagen de un sector tan importante en España.

OCU denuncia la alarmante inacción de algunas comunidades autónomas, responsables de inspeccionar y sancionar estos hechos que permiten que esta situación se mantenga en el tiempo. A pesar de que hay inspecciones en el sector se desconocen su número y sobre todo sus efectos. En este sentido OCU lamenta que de las denuncias que presentó raíz de su último estudio, en el año 2012 nada sepa sobre sus resultados. Por ello pide a todas las administraciones implicadas que lleven a cabo una reforma de la legislación que endurezca las sanciones, permitiendo que estas sean públicas y se ponga fin a una situación que perjudica a los consumidores y a la imagen de España en el exterior.

OCU en su tarea de garantizar el derecho de los consumidores a una información veraz ha publicado los resultados de este estudio en su página web www.ocu.org

OCU alerta sobre dos modelos de secadores potencialmente peligrosos

Imagen de Rowenta CV5384. Imagen del secador Becken BPHD 2663.

 

 

 

 

 

 

 

-La Organización de Consumidores portuguesa DECO Proteste ha detectado a través de un análisis fallos de seguridad en los modelos Rowenta CV5384 y Becken BPHD 2663, ambos de venta en España

-OCU recomienda a los consumidores que tengan alguno de esos modelos que dejen de usarlo y se pongan en contacto con el vendedor o el fabricante para devolverlo o reclamar

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha alertado recientemente sobre dos modelos de secadores potencialmente peligrosos: el Rowenta CV5384 y el Becken BPHD 2663, ambos de venta en España.

OCU lanza esta alerta después de que su organización hermana en Portugal, la asociación de consumidores DECO Proteste, haya realizado un análisis entre varios modelos de secadores y haya detectado que estos dos modelos son potencialmente peligrosos.  Según el análisis, el problema del modelo Rowenta CV5384 se basa en que la pieza que recubre los botones del secador es muy endeble, y puede llegar a soltarse, con lo que la mano del usuario podría llegar a tocar el interior del dispositivo, con el consiguiente riesgo eléctrico.

Por su parte, el secador modelo Becken BPHD 2663, que se vende solo en tiendas Worten, se ha revelado como un producto inseguro porque, en caso de que se produzca un bloqueo del motor por alguna razón, el aparato se sobrecalienta, llegando a incendiarse.

Según OCU, estos fallos de seguridad se han detectado en el transcurso de un análisis comparativo realizado por DECO Proteste en un laboratorio acreditado y siguiendo lo estipulado en la normativa europea. Según OCU, se trata de productos inseguros, que no deberían tener la marca CE y, desde luego, no deberían comercializarse en ningún país europeo.

OCU recomienda a los consumidores que comprueben si tienen alguno de estos modelos y, de ser así, dejen de usarlo y se pongan en contacto con el vendedor o el fabricante. La Organización recomienda devolverlo si está en periodo de prueba y, si no es así, dejar de usarlo y reclamar. Según OCU, DECO Proteste ya ha emprendido acciones ante los fabricantes y las autoridades para conseguir que se retiren del mercado estos productos defectuosos.

Se puede obtener más información en este enlace: https://www.ocu.org/electrodomesticos/pequenos-electrodomesticos/noticias/secadores-inseguros

 

 

Según el Estudio Anual de Supermercados de OCU, el ahorro máximo posible varía de 257 a 3.000 euros según la ciudad donde se realicen las compras

 -El supermercado Dani de Granada y el Súper Carmela de Jerez de la Frontera son los más baratos de España, mientras que el Sánchez Romero de Madrid repite como el más caro

-Puertollano, Jerez de la Frontera y Ciudad Real son las ciudades donde más barato resulta de media hacer la compra. Getxo, Palma de Mallorca y Barcelona son las ciudades más caras según el estudio

OCU ha publicado su estudio anual de supermercados correspondiente a 2018. La Organización de Consumidores y Usuarios ha analizado 173.305 precios en 1.176 supermercados, hipermercados y tiendas de descuento de 64 ciudades españolas e Internet. La “cesta de la compra” elaborada por OCU está compuesta por 242 productos de diversas categorías que incluyen frescos (carne, pescado, frutas y verduras), envasados, higiene y droguería, tanto de marcas líderes en su segmento como de marca blanca.

Este conjunto de productos permite recoger el nivel general de precios de los distintos establecimientos comerciales y, mediante la construcción de un índice, OCU pretende facilitar a los consumidores la comparación de precios entre supermercados y que puedan así ahorrar en su cesta de la compra.

¿Dónde es más caro y más barato comprar?

Los resultados del estudio de supermercados de OCU permiten detectar cuáles son los supermercados más caros y los más baratos España. Este año, dos establecimientos empatan como los más baratos del país: un supermercado Dani de Granada y el súper Carmela de Jerez de la Frontera. En el lado opuesto, un año más, el establecimiento más caro es un Sánchez Romero en Madrid, cuya cadena también encabeza el ranking de las más caras del país, con unos precios un 71% más caros de media que los de la cadena más barata.

Por cadenas, repite la andaluza Dani como la más barata, seguida de cerca por Supeco (con pocas tiendas repartidas por regiones distantes) y Vidal (implantada en Levante). Atendiendo solo a las cadenas establecidas en todo el territorio, destacan por tener los precios más económicos Alcampo y Mercadona, mientras que El Corte Inglés y Ulabox.com son las que registran los precios más elevados.

Del mismo estudio se desprende también que, salvo Supersol, todas las principales cadenas han subido sus precios en el último año, algunas incluso notablemente por encima del IPC del periodo, que ha sido del 2%, como Carrefour Express (4%), Alcampo (3,2%) e Hipercor (3%). Así, Alcampo, aunque se mantiene como la cadena nacional más barata, ha moderado su ventaja, como ya hizo el año pasado.

OCU apunta que, en general, hay cierta tendencia a la convergencia de precios entre cadenas, especialmente para la cesta de los productos más económicos o marca blanca.

Por tipología, la de productos frescos, sobre todo en el pescado, es donde las subidas han sido más notables este año, especialmente en las cadenas nacionales. Según OCU, la mayoría de las más importantes han registrado incrementos del 3,5% o superiores. Como ejemplo, la merluza fresca ha incrementado su precio un 20%, los calabacines un 26%, las sardinas gordas un 19% y un 18% la sepia limpia o las manzanas golden.

Por otro lado, con este análisis se aprecia que los precios de la alimentación varían de unas ciudades a otras. Puertollano, seguida de Jerez de la Frontera y Ciudad Real, son las ciudades donde más barato resulta hacer la compra. Por el contrario, Getxo, Palma de Mallorca y Barcelona son las ciudades más caras según el estudio de OCU. Si se comparan las Comunidades Autónomas, repiten La Rioja y Galicia como las más baratas y Cataluña y Baleares como las más caras.

¿Cuánto se puede ahorrar?

Según los resultados del estudio de OCU, los consumidores pueden ahorrar una media de 947 € al año en la cesta de la compra según compren en el supermercado más caro o en el más barato de la ciudad.

Pero además del tipo de establecimiento, el nivel de ahorro que se puede alcanzar depende también de la ciudad y de la oferta comercial que cada una tenga. Madrid es la ciudad donde esta oferta comercial cuenta con los dos extremos más alejados, siendo el máximo ahorro posible de 3.000 euros, igual que ocurre en la zona de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes, próximas a la capital. Según estas cifras, una familia que haga la compra en el establecimiento más caro de estas poblaciones durante un año podría abastecerse durante ocho meses extra por el mismo precio en la tienda más barata del municipio.

La siguiente ciudad en la lista de los máximos ahorros posibles es Barcelona, aunque con bastante diferencia con respecto a Madrid: 1.547 euros. Por el contrario, hay ciudades donde el ahorro que se obtiene con la comparación de precios es muy pequeño. Así, Puertollano es la ciudad en la que menos se nota el esfuerzo por buscar el establecimiento más barato, aunque, pese a todo, el ahorro máximo posible es de 257 euros al año, seguida de Soria, donde es posible ahorrar 265 euros al año de media en función de si se elige el supermercado más barato o el más caro de la ciudad.

Más información sobre el estudio en este enlace: www.ocu.org/supermercados

 

 

 

Fuente: OCU.

Imagen: José Carlos Sánchez Rodríguez (Infonuba)

OCU pide una revisión completa del sistema eléctrico para reducir la factura de la luz

-Tras las medidas propuestas por el Gobierno

-La Organización de Consumidores cree que la eliminación del Impuesto a la Generación solo beneficia a la industria y no supondrá una rebaja en el precio de la energía para los consumidores

-OCU ve necesaria una revisión completa del sistema energético, en el que los diferentes agentes que participan en él reciban una remuneración razonable, pero también en el que los consumidores tengan unas tarifas transparentes, justas y accesibles para todos los hogares

El mercado mayorista acumula desde marzo seis meses de continuas subidas. Además, según OCU, el mes de septiembre se podría cerrar con precio en torno a los 70 €/MWh, lo que supondrá un nuevo incremento en la factura de la luz en otro 3,3%. Así, un hogar medio acumula durante 2018 una factura de 598 euros, 16 euros más que en el mismo periodo (enero- septiembre) del pasado año y 80 euros más que la factura de ese mismo periodo en 2016.

Estos incrementos afectan directamente a los hogares con la tarifa PVPC y a los beneficiarios del bono social, e indirectamente al resto de consumidores que tienen contrato con una comercializadora en el mercado libre, que ven cómo sus revisiones de tarifa también aumentan, pese a que mucho de ellos ya sufrían tarifas mucho más elevadas que la tarifa PVPC.

Ante esta situación, OCU valora positivamente el avance que supone que el Ministerio de Transición Ecológica identifique como un problema el sistema de fijación de precio del mercado mayorista y que plantee la necesidad de revisar el bono social ampliándolo también a la calefacción, sin embargo, la ausencia de detalles concretos sobre las medidas propuestas genera serias dudas sobre su utilidad real para el consumidor.

En este sentido, OCU considera que la única medida concreta planteada, basada en la eliminación del Impuesto a la Generación, a corto plazo sólo traerá consigo que la industria se ahorre un importante coste, que era empleado para aliviar la importante factura de los peajes que también paga el consumidor final. OCU considera que la medida anunciada no provocará de forma automática una rebaja en el precio de la energía y según OCU, puede provocar, si no se cuenta con ingresos adicionales, que haya una subida de las tarifas de acceso en enero de 2019.

Ante la declaración de intenciones planteada por el Gobierno, OCU pide que se concreten las acciones y propone una combinación de medidas que permitan una factura más justa. Entre otras, retirar o limitar conceptos que incrementan artificialmente la factura, asignar una mejor distribución de los costes entre los diferentes tipos de consumidores, aplicar mecanismos para frenar el incremento artificial del precio de la energía en el mercado mayorista y destinar recursos para proteger a los hogares más desfavorecidos.

De manera concreta, OCU propone:

  • Revisión de sistema de precios mayorista: según OCU, es imprescindible que este sistema incorpore nuevos ajustes que remuneren de forma justa a las tecnologías más caras e infrautilizadas, pero sin que eso suponga que las tecnologías con costes más reducidos como la nuclear o la hidráulica se beneficien de esos elevados precios. En este sentido se valora positivamente que el Gobierno por fin comparta este análisis de la situación.
  • Penalizar las manipulaciones del mercado: esta revisión del mercado mayorista debe completarse con una estricta supervisión y fuertes penalizaciones para prevenir esa manipulación.
  • Revisión y redistribución de los peajes de acceso: los peajes de acceso deben ser revisados y en algún caso eliminados del sistema eléctrico, pero sobre todo es importante que se haga una correcta distribución de estos peajes, de manera que no sean los pequeños consumidores los que subvencionen los costes a los grandes fabricantes.
  • Revisión del IVA: la luz es un producto de primera necesidad y el tipo impositivo del 21% debería revisarse a la baja, aplicando tipos impositivos reducidos como ya hacen otros países europeos.
  • Eliminación del Impuesto de la Electricidad: antes de abordar el Impuesto a la Generación, OCU considera imprescindible que se elimine el Impuesto de Electricidad. Este impuesto supone encarecer la factura eléctrica en un 5.11% y supone una recaudación de aproximadamente 1.500 millones. Con la eliminación de este impuesto a los consumidores se podría compensar la reciente subida de la electricidad.
  • Impulso del Bono Social: sobre una previsión de 2,5 millones de hogares como potenciales beneficiarios de esa tarifa, solo un 28% lo ha solicitado. Por ello, OCU cree que se debe facilitar su tramitación simplificando el proceso con fórmulas de aplicación automática como ya se hace en otros países. Además, cree que el bono social debe ampliarse a otros servicios, como el suministro de gas.
  • Transparencia en las tarifas aplicadas: el desconocimiento del mercado energético por el consumidor y la confusión interesada provocada por las comercializadoras de energía hace que muchos clientes estén en el mercado libre con tarifas muy elevadas. OCU exige transparencia sobre las tarifas que las comercializadores aplican en las revisiones de contrato a sus clientes, que son totalmente opacas para la administración y en la práctica, también para los clientes.
  • Afrontar en beneficio de los consumidores los nuevos retos y posibilidades que ofrece el mercado: eliminando barreras al autoconsumo y diseñando nuevas relaciones entre consumidores-distribuidora-comercializadora aprovechando las posibilidades del nuevo contador digital.

OCU lanza la campaña #PideJarraDeAgua por una ley que obligue a ofrecer a restaurantes agua del grifo gratis

-Con motivo del lanzamiento, OCU ha construido hoy una gran escultura de arena en la playa de la Victoria de Cádiz con forma de jarra y ha pedido el apoyo de todos los ciudadanos que se quieran sumar a esta petición

-OCU lamenta que, en muchos establecimientos, el consumidor tenga que asumir con resignación pagar por una botella de agua mineral cuando la del grifo es perfectamente apta para su consumo

-Según una encuesta de OCU, el 14% de los establecimientos en España no ofrece agua del grifo, aunque se le solicite expresamente. Y uno de cada diez españoles no la pide, por vergüenza, o por pensar que no se la van a dar

Tras haberlo requerido ya en varias ocasiones, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha decidido poner en marcha una campaña que, bajo el nombre #PideJarraDeAgua, pretende reunir el apoyo de todos los ciudadanos para solicitar una ley nacional que obligue a bares y restaurantes a ofrecer agua del grifo de manera gratuita a sus clientes.

Con esta iniciativa, OCU pretende que este servicio deje de ser una cortesía para convertirse en una obligación por parte de los establecimientos de hostelería, que, en opinión de la Organización, deberían de ofrecer siempre la posibilidad de un recipiente con agua del grifo de forma gratuita y complementaria a la oferta del propio establecimiento.

Según OCU, el agua es un bien básico que debería estar a disposición de los usuarios en los establecimientos de manera gratuita. Así, la Organización cree que el consumidor no debería tener que justificarse ante un camarero cuando pide una jarra de agua para acompañar la comida, ni que tenga que aceptar con resignación pagar por una botella de agua envasada cuando el agua del grifo puede consumirse con todas las garantías de calidad.

Por derecho, por salud y por ecología

OCU cree que, además del económico, son varios los motivos por los que es necesario promover el agua del grifo gratis en establecimientos de restauración, ocio y hostelería, frente a la botella de agua mineral.

  1. Por ética: el agua es desde 2010 un derecho humano reconocido por Naciones Unidas. Se trata de un bien de primera necesidad, fundamental para la vida.
  2. Por salud: beber agua es saludable y tener acceso a ella de manera gratuita promueve hábitos de consumo saludables.
  3. Por ecología: las botellas de plástico generan enormes cantidades de residuos, muchos de los cuales terminan contaminando el medio ambiente.

El coste para el establecimiento es mínimo

Un litro de agua del grifo cuesta menos de 0,002 euros. A pesar de este reducido coste, algunos establecimientos de restauración alegan que ofrecer agua gratis supone una serie de costes asociados, como el servicio y la limpieza. Sin embargo, la Organización de Consumidores considera que existen sencillas medidas para salvar estos argumentos, como colocar sobre una mesa un par de jarras junto a varios vasos, para que sea el propio cliente el que se sirva el agua o aprovechar los muchos usos del lavavajillas para limpiar los vasos que se utilicen.

Según OCU, la reticencia de los hosteleros se encuentra más en la cuenta de resultados, ya que, según la Organización, cada vez que un cliente elige el agua del grifo frente a la mineral embotellada, el establecimiento deja de ingresar, de media, dos euros por botella. Una botella que, en la mayoría de los casos, no les cuesta más de 0,2 euros.

Además, OCU cree que el empresario debería valorar que, para el cliente, un buen recibimiento y un buen servicio son fundamentales para que éste quede satisfecho, algo que normalmente redunda en que decida repetir la experiencia, recomendar su establecimiento o dejar una propina.

El 14% de los establecimientos la niegan

La Organización de Consumidores ha realizado una encuesta entre más de 1.250 personas de entre 25 y 74 años, para conocer su experiencia sobre este asunto en los últimos 12 meses.

Algunos de los datos más llamativos de esta encuesta son:

  • El 17% de los usuarios que no pidió agua del grifo fuera de casa alega que no se le ocurrió hacerlo. Según OCU, este “olvido” está motivado, en gran parte, por la publicidad del mercado del agua embotellada, muy presente en España.
  • Al 14% de los usuarios que pidieron agua del grifo en un establecimiento no se la dieron, aunque lo hicieran de forma expresa.
  • Entre quienes no la pidieron, un 18% señala que fue por vergüenza o porque pensaron que no se la iban a dar.
  • El 34% de los que no hicieron argumentan que fue porque no les gustaba. Según OCU, aunque en España hay algunas zonas o municipios donde el agua no sabe bien, esto no significa que sea de mala calidad o que no pueda consumirse.

En Castilla y León ya es obligatorio

En muchos países, como Francia o Estados Unidos, recibir a los clientes con una jarra de agua con hielos en los bares y restaurantes es una práctica habitual.   En España, la Junta de Castilla y León prohíbe desde 2016 a los establecimientos de restauración cobrar por el consumo de agua no envasada. En Andalucía existe un proyecto normativo similar, en el marco de la promoción de una vida saludable y una alimentación equilibrada, mientras que en Baleares y Navarra están vinculados a sus leyes de prevención de residuos.

Además, existe una propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a la calidad de las aguas destinadas a consumo humano, que establece, en su artículo 13, que los estados miembros fomentarán el suministro gratuito de esta agua en restaurantes, cantinas y servicios de comidas.

OCU espera que, a través de esta campaña y con el apoyo de todos los consumidores, finalmente se establezca una ley que recoja esta obligación en todo el territorio nacional, no solo para cafés, bares y restaurantes, sino para toda la hostelería y en los espacios de ocio.

Más información en este enlace: www.pidejarradeagua.org

 

 

 

Vuelta al cole: Los libros de texto de enseñanza obligatoria suben un 4,2% en 2018


-La subida supone que el gasto medio en libros de texto se incrementará con respecto a 2017 en 10 euros para los alumnos de ESO (de 239€ a 249€) y en 7,5€ para los estudiantes de Primaria (de 178€ a 185€)

-Por editoriales, Casals, Santillana y BYME son las que más han incrementado el precio de los libros (por encima del 6%). Por tiendas, las mayores subidas se han producido en Casa del Libro y Agapea

-Carrefour, Casa del Libro, Amazon y El Corte Inglés, las tiendas on-line más baratas para comprar libros de texto este año. Imosver y Agapea, las más caras

-OCU recomienda comparar precios antes de comprar, lo que puede suponer un ahorro de hasta 40 euros en el caso de libros de la ESO y de 30 en el de Primaria

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado un estudio en el que ha analizado más de 3.300 referencias de libros de texto de diferentes cursos para conocer la evolución de su precio con respecto a 2017.

El análisis permite además comparar los precios según los diferentes niveles de enseñanza, qué editoriales han aumentado más su importe con respecto al año pasado, así como identificar en qué establecimientos se pueden adquirir más baratos. Según OCU, el gasto medio en libros de texto en 2017 fue de 200 euros por estudiante, si bien las cifras varían según el nivel de estudios que esté cursando, desde los 131 euros de media para los libros de Educación Infantil, hasta los 301 euros los de Bachillerato.

OCU recuerda que, a pesar de que el precio de los libros es fijo (por ley se puede hacer un descuento máximo del 5%), los libros de texto de la enseñanza obligatoria (Primaria y ESO) son una excepción y su precio es libre, por lo que la diferencia de precio entre un establecimiento y otro puede ser muy elevada.

Un 4,2% más caros que en 2017

A partir de este estudio, OCU ha comprobado que el precio medio de los libros de texto ha subido un 3,4% respecto a 2017.  Según la Organización, esta subida de precio ha sido discreta para los libros con precios fijos (enseñanzas no obligatorias, como Bachillerato). Sin embargo, si se analizan solo aquellos con precio libre, es decir, los de la enseñanza obligatoria, el aumento alcanza el 4,2%, una subida muy significativa teniendo en cuenta que el IPC de junio de 2017 a junio de 2018 ha sido del 2,3%.

Según OCU, esta subida supone que el gasto en libros de texto se incrementará este año en 10 euros para los alumnos de ESO (de 239€ a 249€) y en 7,5€ para los estudiantes de Primaria (de 178€ a 185€).

La editorial, principal responsable del precio

Esta subida de precios en los libros de texto detectada por OCU no es homogénea, sino que varía de manera significativa en función de la editorial. Según el análisis de OCU, Casals, Santillana y BYME son, en general, las editoriales que protagonizan las subidas de precios más importantes. De media, por encima del 6% con respecto al año pasado. Las que por el contrario han aplicado una subida más moderada son Bruño, Edebé, Cambridge, Teide y Burlington, todas por debajo del 2%.

Diferencias por establecimientos

OCU apunta que no son solo las editoriales las responsables de los precios, ya que los establecimientos también pueden modificarlos cuando se trata de libros con precios no regulados.

Así, los datos de este estudio muestran que Casa del Libro y Agapea han sido las dos tiendas que más han elevado el precio de los libros de enseñanza obligatoria este año, un 6% y un 5,3% respectivamente. Por el contrario, el Corte Inglés destaca por la moderada subida (un 1,3%, por debajo del IPC), seguida de Imosver (2,3%) y Amazon (4,7%).

¿Dónde se encuentran más baratos?

OCU ha querido también averiguar cuáles son los establecimientos más baratos para comprar libros de texto este año. Para ello, la Organización ha comparado los precios en cinco establecimientos online: Agepea, Amazon, Carrefour, Casa del Libro, El Corte Inglés e Imosver para conocer cuál tiene, de media, mejor nivel de precios.

Según los resultados, en los libros con precio fijo las diferencias son poco significativas. Sin embargo, los que permiten un precio libre sufren variaciones más acusadas, llegando a superar el 10% en algunos casos. En general, el mejor nivel de precios es el de Carrefour, seguido de cerca por Casa del Libro, Amazon y El Corte Inglés. Las plataformas Imosver y Agapea, por el contrario, son las más caras.

Según OCU, la diferencia en el precio de los libros de enseñanza obligatoria puede suponer un importe significativo para el consumidor. Por eso, la Organización de Consumidores recomienda comparar entre diferentes establecimientos antes de comprar, ya que el ahorro puede llegar a ser de hasta 40 euros en el caso de libros de la ESO y de 30 en el caso de los de Primaria. La web de OCU dispone de un comparador de precios de libros de texto para ayudar a los usuarios en esta tarea.

Se puede encontrar más información en este enlace: https://www.ocu.org/consumo-familia/compras-online/noticias/libros-texto-mas-caros

OCU lanza una acción judicial contra Ryanair para defender a los afectados por las huelgas

-Ante la pasividad de Ryanair y el incumplimiento de la obligación de compensar a los usuarios afectados, la Organización de Consumidores pone en marcha una acción judicial contra la compañía para exigirle que cumpla con la normativa

-A través de la mediación en primer lugar y de la vía judicial si fuera necesario, OCU pedirá, de forma individualizada para todos los afectados, la compensación legal que les corresponde, así como una indemnización por los daños materiales y morales causados por las cancelaciones y retrasos provocados por las huelgas

La Organización de Consumidores y Usuarios ha decidido poner en marcha una acción judicial contra Ryanair, ante la pasividad y la falta de cumplimiento por parte de la compañía para indemnizar a todos los usuarios afectados por retrasos y cancelaciones con motivo de las huelgas convocadas este verano.

Según OCU, tanto las huelgas del 25 y 26 de julio como la del pasado 10 de agosto, no pueden considerarse causa extraordinaria, ya que su gestación es de dominio público y, por tanto, la compañía debería haber tomado las medidas necesarias para paliar las previsibles molestias a los viajeros.

Además, OCU recuerda que, cuando se cancela un vuelo o se produce un gran retraso, sea o no responsabilidad de la compañía aérea, los usuarios tienen derecho a información, asistencia y a una compensación, que varía en función de la distancia y el destino y que oscila entre los 250 euros y 600 euros por pasajero.

Sin embargo, Ryanair no ha cumplido ninguno de estos requerimientos, por lo que la Organización de Consumidores y Usuarios ha decidido dar un paso más y poner en marcha una acción judicial contra la compañía aérea para exigir que cumpla con la normativa.

A través de la mediación en primer lugar, y de la vía judicial si posteriormente fuera necesario, OCU pedirá, de forma individualizada para todos los afectados, la compensación legal correspondiente, así como una indemnización por los daños materiales y morales causados por los más de 400 vuelos que de momento han sido cancelados en lo que va de verano.

OCU anima a todos los usuarios afectados por las huelgas de Ryanair a unirse a esta acción y a reclamar, y recuerda que es la única manera de defender los derechos y de luchar contra los repetidos abusos y malas prácticas que la compañía está llevando a cabo con sus clientes.

Los usuarios afectados pueden ponerse en contacto con OCU en el siguiente enlace www.ocu.org/acciones-colectivas/reclamacion-vuelos o a través del número de teléfono 917-91-22-90.

 

 

Fuente: OCU.

Imagen: José Carlos Sánchez Rodríguez (Infonuba)