Tu mundo, más eficiente

Tag Archives | OCU

OCU advierte que las colchonetas y las figuras hinchables en el mar son un peligro para los menores

• OCU alerta que las grandes figuras hinchables, tan de moda desde hace unos años, se consideran juguetes acuáticos y no son elementos de seguridad, por lo que suponen un grave riesgo para los niños

• Las colchonetas y flotadores solo deben usarse donde el niño haga pie y nunca en el mar, ya que pueden ser arrastrados hacia el interior

• OCU recuerda que los manguitos, chalecos, burbujas, etc. ayudan a la flotación en el proceso de aprender a nadar, pero no son elementos de seguridad. Por eso, aunque utilicen estos objetos, nunca se debe dejar de vigilar a los más pequeños mientras permanezcan en el agua

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomienda que los niños y niñas aprendan a nadar lo antes posible, no confiar en los juguetes acuáticos, pues no son elementos de seguridad, y mantener la vigilancia sobre ellos en todo momento siendo las mejores precauciones para evitar accidentes en el agua.

La Organización de Consumidores y Usuarios advierte que las figuras hinchables, los barcos y la mayoría de colchonetas y flotadores se consideran juguetes acuáticos y no son elementos de seguridad, por lo que no están obligados a cumplir unas normas básicas de flotabilidad.

Por eso, OCU recuerda que estos juguetes acuáticos:

– Deben usarse en zonas donde el menor pueda apoyar las plantas de los pies.

– Nunca deben usarse en el mar, ya que la corriente podría arrastrarles hacia dentro.

– Si miden menos de 120 cm, las colchonetas se consideran juguetes. Se debe extremar la precaución con llevarlas a zonas profundas, ¡y con dormirse encima!

– Tener mucho cuidado al tirarse sobre el juguete cerca del borde de la piscina: puede rebotar y golpearse contra el mismo bordillo; o incluso contra el fondo.

Además, OCU ofrece cinco consejos básicos de seguridad en el agua:

1. El socorrista, siempre cerca: En el mar o en la piscina la presencia del socorrista es imprescindible, por eso, OCU recomienda evitar las playas sin servicio de socorrista. En piscinas públicas, privadas, en comunidades de vecinos de más de 30 viviendas o en piscinas de más de 200 m2 de superficie, su presencia es obligatoria.

2. Respetar las banderas: las playas con bandera verde señalan un mar tranquilo, sin corrientes ni olas grandes, al contrario que la bandera roja, que prohíbe el baño. La bandera amarilla, por su parte, indica condiciones poco favorables para el baño: precaución y mucha atención a menores.

3. Embarcar de forma segura:  Si se va a navegar en una embarcación de recreo o a practicar algún deporte náutico, como el esquí acuático, hay que usar chaleco salvavidas y asegurarse de que los más pequeños van siempre protegidos.

4. Cuidado con los saltos: se debe evitar bucear o saltar en aguas turbias, podría haber rocas u otras personas nadando que no son visibles. En la piscina, evitar jugar en los bordillos y no dejar que los niños corran y jueguen cerca de los bordes. También hay que tener cuidado cuando salten y asegurarse de que no hay nadie sumergido en ese momento justo debajo.

5. Si hace falta, pedir ayuda: si estando en el mar se siente pérdida de fuerzas, se debe intentar conservar la calma. No nadar contra la corriente. Es conveniente ponerse de espaldas e impulsarse sólo con las piernas, en paralelo a la playa. Si el agua está muy fría, se deben extremar las precauciones. Y si se bebe alcohol, esperar a que se pasen los efectos.

En caso de accidente en el agua, OCU recuerda que se debe llamar a los servicios de emergencia al 112 y que no se deben asumir esfuerzos para los que no se está entrenados ni sobreestimar las fuerzas, especialmente en el mar.

OCU ofrece diez recomendaciones de para evitar problemas al viajar durante las vacaciones

Cancelaciones por sorpresa, cambios de última hora, servicios anulados o de categoría inferior a lo que se pagó, retrasos eternos… OCU recuerda que en verano podemos irnos de vacaciones, pero nuestros derechos no. Además, la Organización aprovecha el inicio de la temporada estival para publicar un decálogo sobre cómo prevenir imprevistos durante los viajes

1. Si se contrata en una agencia de viajes, debe elegirse bien: comprobar que tiene buenas referencias y está adherida al sistema arbitral de consumo (suelen colocar esta pegatina a la entrada del local o en otro lugar visible).

2. Elegir bien la web: si se compra online, leer atentamente las condiciones generales y comprobar que la página cuenta con una dirección física en España y/o con teléfono/email en el que poder contactar.

3. Si se opta por un alquiler turístico o por alquilar directamente a un particular, hacerlo todo por escrito, respetando las normas.

4. Planear bien las fechas: si se decide anular un viaje combinado con menos de 15 días de antelación, lo más probable es que haya que pagar una penalización de entre el 5% y el 15%, más gastos de anulación y gestión (a no ser que se deba a una causa de fuerza mayor). Si se trata de servicios sueltos, hay que informarse bien de las condiciones antes de pagar.

5. Usar pasarelas de pago seguras: su URL empieza por https:// (y aparece el icono de un candado). Pagar desde el ordenador personal (o smartphone/tablet) y evitar los equipos o redes WiFi públicas.

6. No perder los papeles: conservar los documentos que acrediten la reserva y el resto de datos (imprimir los emails, guardar recibos y pantallazos).

7. Guardar los folletos publicitarios o los pantallazos de la web. La publicidad se vincula al contrato y, si los servicios no se corresponden con los publicitados, se puede reclamar.

8. Llevar el móvil, tablet o cámara con la batería cargada: en el aeropuerto podrían impedir el embarco si las autoridades intentan encender el dispositivo y no funciona (por sospechar que se trata de otra cosa).

9. Los viajes combinados tienen más garantías: si se contrata un viaje combinado (que incluya al menos una noche de estancia u ofrezca al menos dos servicios que sobrepasen las 24 horas: transporte, alojamiento, excursiones…), habrá más protección legal que al comprar servicios sueltos. Esto es así porque la agencia de viajes es igual de responsable que la compañía que presta el servicio (compañía aérea, hotelera, tour operador, etc.), la agencia minorista y el organizador son responsables solidarios: se puede reclamar a la agencia para simplificar, aunque conviene dejar constancia de la queja cuando se produzca el problema y ante quien lo causa (si es con el hotel, el guía, etc.).

10. Llevar los teléfonos útiles siempre a mano: como mínimo el de la agencia en España y el de su representante en el lugar al que se viaja.

En caso de engaño

Siguen produciéndose casos de engaños y estafas, agencias o intermediarios que “venden” un viaje que en realidad no es tal. Si esto sucede, lo primero es presentar una denuncia ante la Guardia Civil o Policía. Además, es muy importante conservar cualquier documentación, desde el contrato hasta la publicidad del anuncio. Si se había financiado el viaje y aún no se había terminado de pagar, se puede reclamar la cancelación del préstamo a la entidad financiera.

Si te dejan en tierra

Si se viajaba en avión y el vuelo se retrasa o cancela, se tiene derecho a compensación, si bien la indemnización depende de varios factores, como el destino o el tiempo con el que te hayan avisado.

El 17% de los conductores encuestados por OCU reconoce que escribe en el móvil mientras conduce 

-El 52% de conductores admite que supera los 110 km/h en carreteras secundarias, un 43% de ellos reconoce que ha conducido habiendo bebido algo de alcohol y otro 12% señala que no se pone el cinturón en trayectos cortos
-El 24% habla por el móvil sin utilizar el manos libres y el 17% lo utiliza para escribir o leer wasaps o manipular el navegador instalado en el teléfono
-El 49% de los varones de entre 25 y 39 años encuestados fueron multados en el último año, mientras que apenas lo fueron el 19% de las mujeres de la misma edad. Entre los mayores de 60 años, la siniestralidad es igualmente alta
-Las sanciones relacionadas con la ingesta de alcohol y el uso del móvil durante la conducción apenas suman el 2% y las impuestas en carreteras secundarias son solo el 26%, a pesar de que entre ambas suman el 55% de las personas fallecidas en accidente de tráfico
-OCU no cree que la solución pase por aumentar el importe económico de las sanciones, sino por hacerlo con las consecuencias de una mala conducción: por ejemplo, aumentando la pérdida de puntos

Según la Dirección General de Tráfico, el exceso de velocidad y el consumo de alcohol son los responsables de más de la mitad de los accidentes mortales de tráfico. Además, las distracciones al volante (especialmente por el uso del móvil) y no utilizar el cinturón de seguridad, son otras de las conductas que suelen estar directamente implicadas en la mayor parte de los siniestros en carretera.

A pesar de estos datos, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha comprobado a través de una encuesta realizada a 1.125 conductores de entre 25 y 79 años, que aún son demasiados los que no son conscientes de los peligros asociados a una conducción imprudente.

Según esta encuesta, el 52% de conductores admite que supera los 110 km/h en carreteras secundarias (donde la velocidad máxima permitida es de 90 Km/h), un 43% de ellos reconoce que ha conducido habiendo bebido algo de alcohol (un 6% lo hizo habiendo bebido bastante); otro 12% señala que no se pone el cinturón en trayectos cortos y uno de cada cuatro indica que usa el móvil al volante, ya sea para realizar o responder una llamada (24%), escribir o leer un wasap o manipular el navegador instalado en el teléfono (17%).

Sin embargo, la encuesta de OCU también revela que no todos los conductores se comportan de la misma forma: mientras que el 49% de los varones de entre 25 y 39 años encuestados fueron multados en el último año, apenas lo fueron el 19% de las mujeres de la misma edad. Además, entre los mayores de 60 años, la siniestralidad es igualmente alta.  

 

La multa más frecuente, por exceso de velocidad 

Entre los conductores encuestados, la multa más frecuente durante los últimos cinco años fue por exceso de velocidad, sancionada con 132 euros de media, seguida por las sanciones por mal aparcamiento. Tras estas, aunque con mucha menos frecuencia, las impuestas por entrar en alguna zona urbana restringida para residentes y las originadas por saltarse un semáforo.

OCU considera llamativo que las sanciones relacionadas con la ingesta de alcohol y el uso del móvil durante la conducción apenas suman el 2% del total de multas impuestas, así como que el número de sanciones en carreteras secundarias representen tan solo el 26%, cuando entre ambas suman el 55% de las personas fallecidas en accidente de tráfico.

La Organización de Consumidores cree que estos datos revelan una preocupante falta de control en carreteras convencionales y sobre conductas especialmente peligrosas, como la ingesta de alcohol o el uso del móvil. Incluso, la mitad de los encuestados opina que deberían aumentarse las acciones de control sobre los conductores.

En este sentido, OCU no cree que la solución pase por aumentar el importe económico de las sanciones, sino por hacerlo con las consecuencias de una mala conducción: por ejemplo, aumentando la pérdida de puntos.

 

Afán recaudatorio de los ayuntamientos

Las multas debido a la restricción del tráfico en el centro de la ciudad y las limitaciones para aparcar han aumentado de manera considerable en los últimos años. De hecho, aquellas multas municipales, entre las que destacan las de aparcamiento en zonas restringidas a residentes, suponen ya más de la mitad de las que reciben las personas usuarias de vehículos, que residen en la Comunidad de Madrid, la Comunidad Valenciana o Cataluña.

Para OCU, el aumento en este tipo de sanciones, cuya influencia sobre la seguridad vial es muy escasa, hace pensar en un fin recaudatorio por parte de los Ayuntamientos. Más aun desde la introducción de la fórmula de reducir hasta el 50% el importe por pronto pago, que desincentiva a juicio de OCU- al conductor a iniciar cualquier acción legal incluso cuando considera que la sanción es injusta. De hecho, según la encuesta de OCU, solo el 8% de las multas fueron recurridas y entre estas solo en el 37% de los casos se le dio la razón al conductor.

 

Peticiones de OCU 

OCU cree que es necesario introducir cambios que disuadan las conductas temerarias al volante, aún demasiado numerosas según se desvela de los resultados de su encuesta. Por ello, la Organización de Consumidores pide:

  • Aumentar las medidas de control en las carreteras convencionales, ya que es allí donde se contabiliza un mayor número de personas fallecidas. Es decir, más presencia policial y más radares en las zonas de alta siniestralidad. Así como incidir en la mejora del firme.
  • Equiparar la retirada de puntos entre las conductas más temerarias. Esto es, que el uso del móvil al volante suponga la retirada de 6 puntos del carné, tal y como sucede con las sanciones por alcoholemia o exceso de velocidad.
  • Contar con recursos para incrementar las campañas de educación en este ámbito.

OCU recomienda adquirir entradas de festivales en sitios oficiales para evitar problemas de reventa

-OCU aconseja a los consumidores que presten especial atención en el momento de comprar su entrada y se aseguren de no pagar más del precio establecido por la organización del evento

-La Organización de Consumidores se ha puesto en contacto con la Dirección General de Consumo para solicitarles que investiguen las prácticas actuales de las páginas web de reventa de entradas y se aseguren de que cumplen con la ley del consumidor

Con la llegada de la temporada de conciertos y festivales, OCU, junto a otras nueve organizaciones de consumidores europeas, ha lanzado una campaña para advertir a la s personas consumidoras de los riesgos ligados a la compra de entradas en webs de reventa no autorizadas.

Según OCU, los consumidores pueden enfrentarse a diferentes problemas cuando compran en páginas web de reventa no autorizadas, como tener que pagar varias veces el precio oficial de la entrada, hasta descubrir que la misma no se corresponde con la descripción del vendedor o que está a nombre de otra persona. En ocasiones, esto puede llevar incluso a que el titular de la entrada sea rechazado en la entrada del evento. Por eso, OCU recomienda que se preste especial atención en el momento de comprar su entrada y asegurar de no pagar más del precio establecido por la organización del evento. Además, OCU aconseja comprar entradas solo a través de los canales de venta oficiales o a través de reventa autorizada.

La Organización de Consumidores también se ha puesto en contacto con la Dirección General de Consumo para solicitarles que investiguen las prácticas actuales de estas páginas web de reventa de entradas y se aseguren de que cumplen con la ley del consumidor.

Ileana Izverniceanu, portavoz de OCU, asegura que “comprar una entrada de reventa a un vendedor no autorizado a través de Internet es, a menudo, muy arriesgado y costoso.  Nuestra recomendación es sencilla: comprar las entradas en la taquilla oficial o a través de un revendedor autorizado que no esté cobrando la entrada a un precio superior al oficial”.

Las organizaciones de consumidores europeas advierten que los problemas derivados de la compra de entradas a través de webs de reventa se están extendiendo rápidamente por toda la Unión Europea. En muchas ocasiones, son las compañías que operan entre países las que tienen estas prácticas abusivas. Por eso, las distintas autoridades nacionales trabajan juntas para investigar estas páginas web de reventa y asegurar que sus prácticas sean justas y transparentes, tal y como lo exige la legislación de la UE. En los lugares en los que estas páginas no cumplan con la normativa, las autoridades deben intervenir para asegurarse de que lo hacen.

Entre las actividades de sensibilización lanzadas con esta campaña, las organizaciones han publicado tres videos (óperarock y fútbol) para ayudar a los consumidores a conocer los riesgos de la reventa de entradas en la web, pudiéndose además obtener más información en este enlace: https://www.ocu.org/consumo-familia/derechos-consumidor/consejos/entradas-punto-venta-oficial

Cepsa gana la V Compra Colectiva de Energía de la OCU

-Cepsa Hogar se ha posicionado como la oferta más competitiva, tanto en electricidad como en gas natural

-Los inscritos obtendrán un 15% de descuento sobre la factura de la luz o del gas natural, y hasta un 15% adicional en combustible

-La electricidad suministrada por Cepsa Hogar es de origen 100% renovable

-La compañía también es la adjudicataria de las últimas tres compras colectivas de carburante de la OCU

Cepsa se ha adjudicado la V Compra Colectiva de Energía organizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Una iniciativa que permitirá a los participantes acceder a descuentos en sus suministros de electricidad y gas natural durante un año.

La oferta de luz y gas natural de Cepsa, denominada Cepsa Hogar, se ha posicionado como la oferta más competitiva para la OCU, ofreciendo un 15% de descuento sobre la factura al contratar la electricidad o el gas natural, añadiendo a ello hasta un 15% de descuento adicional en carburante, en lugar del 12% habitual que ofrece este paquete comercial, siendo la energía suministrada por Cepsa Hogar  de origen 100% renovable.

Hasta la fecha, ya hay cerca de 15.000 personas inscritas a esta iniciativa, a los que se pueden seguir sumando nuevos clientes. A esta oferta puede adherirse cualquier consumidor, sea o no socio de la OCU. Las inscripciones se realizan a través de la página web www.quieropagarmenosluz.org, y el plazo permanecerá abierto hasta el 30 de junio.

Los consumidores que se inscriban en la oferta se beneficiarán de un abono directo de diez euros, canjeable durante los seis primeros meses de contrato. Según las estimaciones de la OCU, los inscritos podrán beneficiarse de un ahorro medio global de 194 euros al año (incluido el abono de diez euros).

En 2018, Cepsa dio el salto hacia el mercado residencial mediante el lanzamiento de Cepsa Hogar, convirtiéndose en la primera compañía a nivel nacional en ofrecer a sus clientes una oferta dual (luz y gas natural) vinculada con el consumo de carburantes en sus Estaciones de Servicio.

Actualmente, Cepsa cuenta con más de 36.000 contratos dentro de su paquete comercial Cepsa Hogar, con un ritmo de contratación de más de 3.000 contratos mensuales durante los últimos 6 meses.

En España, el consumo medio de gas natural por hogar al año está en torno a los 9 MWh. Se trata de un consumo al alza, pues cada vez son más las viviendas que utilizan este tipo de energía, siendo las comunidades autónomas con mayor demanda Navarra, Aragón, y Castilla y León.

El consumo medio de electricidad por los hogares españoles es de en 4 MWh al año; siendo Baleares, Cataluña y Madrid las regiones con mayor consumo de este suministro en el mercado residencial.

Se puede obtener más información en: www.quieropagarmenosluz.org

 

Cepsa es una compañía energética global, que opera de manera integrada en todas las fases de la cadena de valor de los hidrocarburos, además de fabricar productos a partir de materias primas de origen vegetal y contar con presencia en el sector de las energías renovables.

Cuenta con 90 años de experiencia y un equipo de cerca de 10.000 profesionales, con excelencia técnica y capacidad de adaptación. Está presente en los cinco continentes a través de sus áreas de negocio de Exploración y Producción, Refino, Química, Comercialización, Gas y Electricidad, y Trading.

 

 

 

Fuente e imagen: CEPSA / OCU.

Un estudio de OCU señala que la gestión de residuos urbanos ha empeorado en 42 ciudades en los últimos años

-La satisfacción de los vecinos con la recogida de residuos ha empeorado en 42 ciudades del estudio

-Bilbao es la ciudad donde hay mayor satisfacción con la recogida de residuos. Alicante y Jaén las ciudades peor valoradas por sus habitantes

-Más del 85% afirma que separa siempre o a menudo envases, vidrio y papel

-OCU denuncia que España se encuentra lejos del objetivo del 50% de recuperación de residuos por reciclaje para 2020

-Solo el 28% de las ciudades ha implantado ya la recogida selectiva de orgánicos

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha llevado a cabo recientemente un estudio sobre los servicios municipales de recogida de residuos de 60 ciudades. Los datos comparados revelan que la satisfacción con la gestión de los residuos ha empeorado en 42 ciudades, descendiendo la valoración media que dan las personas usuarias de 55 a 53 puntos. Los resultados de este estudio se ha publicado en la revista OCU-Compra Maestra del mes de junio.

A la par de su estudio de limpieza, OCU realiza cada 4 años un análisis sobre la gestión de los residuos por parte de los municipios. Para su realización OCU tiene en cuenta, por una parte, los datos proporcionados por los diferentes ayuntamientos (14 de ellos no han facilitado ninguna información) y de otra una encuesta a la que han respondido 5.260 habitantes en la que dan su valoración sobre diferentes aspectos relacionados con la recogida de residuos que se lleva a cabo en su ciudad.

Bilbao (74) Pamplona (73) y Oviedo (71) son las ciudades con una satisfacción mayor. En las últimas posiciones se sitúan Lugo y Huelva (41) Jaén (37) y Alicante (35). Además se indica que para la ciudadanía la gestión de los residuos aprueba sólo en 34 ciudades, pudiéndose consultar los datos completos por ciudades.

Toledo, Vigo y Ciudad Real son las ciudades donde más ha subido la satisfacción con la gestión de los residuos respecto al año 2015 (al menos 5 puntos de mejora). Por el contrario La Coruña, Lérida y Guadalajara lideran el listado de ciudades en las que más ha empeorado esta gestión. Las tres con un descenso de al menos 10 puntos respecto a 2015.

Por tipo de residuos, la ciudadanía se muestra más satisfecha con la recogida del vidrio (71) seguido a corta distancia del papel (67) y envases (66). Para todos estos residuos se cuenta con un servicio de recogida totalmente implantado en las ciudades con ratios de al menos 1 contenedor por cada 500 habitantes.

La recogida selectiva de materia orgánica sigue siendo el punto negro. Aunque en 2020 debería estar totalmente implantada, por el momento sólo 13 de las 46 ciudades que respondieron al estudio de OCU indicaron que está en funcionamiento. De esta forma- expresan desde OCU- son muchas las ciudades que ni siquiera han iniciado su implantación y difícilmente cumplirán el objetivo marcado. Se trata del residuo peor valorado (60).

Además se ha destacado que el nivel de colaboración de los ciudadanos en la recogida selectiva de residuos es muy elevado. Según el estudio de OCU el 89% de los ciudadanos reconoce que separa siempre o casi siempre los residuos de papel. Le siguen el vidrio con el 86%, los envases el 85% y en menor media la orgánica con el 72%: un porcentaje en cualquier caso elevado para la limitada implantación de esta recogida, lo que muestra que muchos ciudadanos consideran que la están realizando al depositar este residuo en la fracción resto.

Asimismo, las diferencias entre ciudades son notables, más del 70% de los habitantes de Tarragona, Vitoria, Pamplona o San Sebastián separan siempre papel y vidrio. Por el contrario, solo la mitad de los habitantes de Elche o Huelva reconoce separar siempre el vidrio y el papel, pese a que en todas ellas existen recursos como para hacer una razonable separación de este y otros residuos.

La situación es más crítica para otros residuos. Medicamentos (59) pilas (57) y aceite de cocina (52) aprueban por los pelos. Suspende la recogida de pinturas y barnices (45). Se trata de productos que para su reciclaje es preciso en muchos casos acudir a un punto limpio: la falta de información sobre cómo recoger adecuadamente o el desconocimiento de la ubicación y la lejanía de los puntos limpios hacen que haya todavía un elevado porcentaje de personas que nunca o rara vez separa este tipo de residuos con lo que se genera un elevado impacto ambiental.

OCU denuncia que España se encuentra lejos de la media europea en materia de reciclaje de residuos, señalando los últimos datos disponibles, de 2016, que España tiene una tasa de recuperación de residuos del 30% frente al 47% de la media europea; todavía muy lejos del objetivo del 50% fijado para 2020.

Para OCU la ciudadanía debe ser la protagonista a la hora de diseñar e implementar los diferentes sistemas de gestión de los residuos. En este contexto, OCU señala que para obtener una mayor colaboración es necesario priorizar modelos de gestión comunes que faciliten la divulgación del correcto tratamiento de los residuos.

OCU también cree necesario que se facilite información, con garantías, del destino y tratamiento de los residuos que el ciudadano se ha esforzado en separar. Así, el 90% de los entrevistados cree que incrementaría su esfuerzo en separar correctamente con esta información.

“Pero no es suficiente con pedir un mayor esfuerzo a los ciudadanos”, indican desde OCU que señala igualmente que es necesario explorar otras vías, como la posibilidad de incorporar sistemas de compensación por envase recuperado, al igual que ya sucede en otros países del entorno, o buscando otro tipo de incentivos (en impuestos o tasas municipales por ejemplo) para los ciudadanos que colaboren activamente en la separación de residuos, como han empezado hacer ciudades como San Sebastián, incentivando el compostaje y la recogida de residuos orgánicos.

Los precios en los aparcamientos de pago se incrementan de media hasta un 28% en 12 años

-OCU denuncia que en más del 40% de los aparcamientos las tarifas no están visibles antes de entrar

-OCU señala además que los precios por aparcar se han incrementado de media hasta un 28% en 12 años. Alrededor del doble del IPC para ese mismo periodo

-Barcelona, Alicante, Granada, Murcia, Palma, Sevilla y Vigo son las ciudades que más han sufrido estas subidas

-Según OCU, el 30% de las plazas de aparcamiento municipales y privados es más estrecha de lo adecuado para los coches actuales y en la mayoría no es posible recargar los eléctricos

-La Organización ha comprobado que en más del 40% de los aparcamientos las tarifas no son visibles antes de entrar y ha dado parte a los ayuntamientos correspondientes para que inspeccionen y sancionen si es el caso

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha visitado en 27 ciudades un total de 231 aparcamientos abiertos al público de gestión municipal y privada, con el fin de comparar sus precios y valorar el tamaño de sus plazas, así como para comprobar si cuentan con servicios como enchufes para coches eléctricos o plazas para discapacitados. OCU ha analizado además si los aparcamientos cumplen con la normativa vigente en cuanto a la visibilidad de las tarifas antes de acceder al recinto.

Para poder comparar el coste de la estancia en distintos aparcamientos, la Organización ha calculado cuánto cobrarían por dejar el coche durante 48 minutos, dos horas, cinco horas y el máximo diario (24 horas).

En cuanto a la forma de facturar, OCU ha detectado multitud de variedades. En general, la Organización ha comprobado que, mientras que el cobro por bloques de tiempo es una práctica residual (solo en seis de los 231 visitados), sí es frecuente que apliquen precios muy altos para los primeros momentos de estacionamiento (uno de cada diez).

Barcelona, Madrid y Valencia, las tarifas más caras

De todos los parkings visitados en este estudio, los de Adeba en Badajoz son los más baratos para estancias de 120 minutos, ya que el importe es de 1,5 euros, independientemente del tiempo que se estacione el vehículo.  Mientras, en Madrid y Barcelona hay otros que pueden cobrar más de 7 euros por ese mismo periodo.

Por este mismo motivo, Badajoz es la ciudad que tiene también los precios más bajos de media para estancias de 300 minutos, mientras que los más caros para esta duración son los de Madrid, Barcelona y Valencia, donde se pagan de media 6 euros por dos horas y 14 por cinco.

Estas tres ciudades son también las más caras para las estancias cortas, donde de media hay que abonar alrededor de 2,50 euros por estacionar durante 48 minutos. Por el contrario, el aparcamiento más barato para este periodo está en Salamanca y cobra solo 60 céntimos.

En general, OCU ha comprobado que los garajes privados suelen ser más caros que los públicos para estancias cortas, pero que las tarifas se suelen igualar a medida que el tiempo se alarga.

Por ciudades, también existen notables diferencias en los precios. En Toledo y Murcia, por ejemplo, no hay diferencias significativas entre los diferentes aparcamientos. En Málaga, en cambio, la diferencia del más caro al más barato para 120 minutos es de casi el 200%, mientras que en Alicante también existe gran variabilidad para estancias medias y largas, mientras que para estancias de 48 minutos las mayores diferencias de precios se encuentran en Salamanca y Madrid.

Solo un tercio muestra bien su tarifa

A través de este estudio, OCU también ha comprobado que, en muchos casos, no se muestra a la persona usuaria la información de las tarifas de forma clara y completa y por adelantado. De hecho, en más del 40% de los aparcamientos visitados, las tarifas no estaban visibles antes de contratar, contrariamente a lo que exige la ley.

Por eso, OCU ha dado parte a los ayuntamientos correspondientes para que inspeccionen y sancionen a los aparcamientos que no cumplan con esta normativa.

Según OCU, este problema se repite casi por igual tanto en parkings públicos como privados, aunque sí varía en función de las ciudades. Así, en Palma, Salamanca y Vigo no suspende ningún parking en este aspecto, mientras que en Bilbao, Valladolid, San Sebastián, Oviedo, Albacete y Málaga no aprueba casi ninguno.

 

Un 28% más caros que hace 12 años

Según ha podido comprobar OCU comparando con anteriores estudios, los precios de los aparcamientos han aumentado notablemente en la última década a pesar de la crisis: de media, un 22% para periodos de 48 minutos, un 28% para los de 120 minutos y un 27% para los de 300 minutos. Alrededor del doble que el IPC para ese mismo periodo, que se ha situado en un 14,4%.

Los incrementos son algo menores en estancias cortas, cuyos precios ya suelen estar inflados. Incluso en algunas ciudades, como en Valencia y Tarragona, ha bajado el precio medio para una estancia de 48 minutos.

Por su parte, las subidas más acusadas se han producido en Barcelona, Alicante, Granada y Murcia, así como en Palma, Sevilla y Vigo, con incrementos del 40% o superiores en las estancias medias y largas.

El tamaño, insuficiente para los coches actuales

Según OCU, solo un 46% de las plazas de todos los aparcamientos visitados tiene una anchura cómoda para aparcar un coche con el tamaño estándar que actualmente tienen los vehículos del mercado. Un 24% tienen el tamaño justo (entre 2,30 y 2,39 m) y el 30% son estrechas, con menos de 2,30 metros o bien con columnas que entorpecen al abrir la puerta.

Por ciudades, Badajoz, Bilbao, Logroño y Palma ofrecen las plazas más amplias, al contrario que Málaga, donde el 90% de las plazas es insuficiente en tamaño. Por otro lado, Barcelona destaca por el gran número de plazas estrechas (2,20 m) especialmente municipales.

Según OCU, esto es debido a que actualmente no existe ninguna legislación nacional sobre dimensiones mínimas, solo normas urbanísticas locales o requisitos para viviendas de protección oficial. Por eso, la Organización pide una norma sobre aparcamientos más concreta que especifique un tamaño mínimo para las plazas. Al menos, para los parkings de nueva apertura, ya que actualmente solo se menciona que deben ofrecer “un espacio suficiente”.

Por su parte, las plazas para personas con discapacidad se encuentran en dos tercios de los aparcamientos públicos y son más raras en los privados, siendo solo un tercio de ellos que los ofrecen. Por ciudades, Granada cuenta con plazas para discapacitados en todos los aparcamientos visitados durante este estudio, y también son muy frecuentes en Albacete, Alicante y Zaragoza. En Madrid, en cambio, solo las hay en el 18% de los parkings visitados.

Por último, OCU destaca las desigualdades por ciudades en cuanto a puntos para recarga de coche eléctrico en los aparcamientos. Mientras que destaca la abundancia de ellos en Bilbao y Palma, en otras ciudades como Albacete, Gijón, Málaga, Oviedo y, Santander o Toledo OCU no encontró un enchufe en ninguno de los aparcamientos visitados.

OCU aplaude la nueva normativa del pan tras su aprobación en el Consejo de Ministros

-La norma aporta más claridad y mayor protección a las personas consumidoras y recoge buena parte de las peticiones de la organización

-Pide controles a las administraciones para garantizar su cumplimiento

El pasado viernes 26 de abril el Consejo de Ministros aprobó por fin la nueva normativa sobre el pan, que tiene como objetivo modernizar la legislación vigente desde el año 1984 que “había quedado claramente desfasada”, según ha calificado la organización de consumidores. Además ésta ha indicado que la normativa incorpora muchas de sus reivindicaciones que tenía como objetivos garantizar que el consumidor reciba una información adecuada sobre los diferentes tipos de panes y su forma de elaboración. Además, la normativa incorpora importantes avances en materia de composición y fiscalidad de un alimento básico en la dieta como es el pan.

La normativa clarifica la definición de pan integral restringiendo su uso al elaborado con harina 100% integral, evitando de esta forma la situación actual donde se atribuían esta condición sin cumplir todos los requisitos. De la misma forma se establecen requisitos para el pan elaborado con masa madre.

Para OCU el decreto recién aprobado incorpora novedades importantes desde el punto de vista de las normas de calidad de los alimentos. Se trata de la primera normativa que restringe el uso del término artesano, reservándolo para aquellos productos elaborados mediante procedimientos manuales evitando la publicidad engañosa sobre las formas de producción que OCU ha denunciado en reiteradas ocasiones.

La novedad más importante radica en la ampliación de la definición de pan común, que incluye al pan integral y de cualquier cereal permitiendo a este producto una rebaja del IVA al 4%. Esta rebaja fomentará el consumo de productos integrales (o a base de grano entero) una medida beneficiosa para la salud, ya que diferentes estudios epidemiológicos avalan que comer estos alimentos reduce la posibilidad de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad, etc.

OCU cree en este contexto que es necesario generalizar esta “fiscalidad positiva” a los alimentos más saludables. Por último, la norma también contempla un avance en el camino de la reformulación, para conseguir alimentos más sanos. Establece incentivos para reducir la cantidad de sal en el pan, aunque lo retrasa hasta 2022, un plazo que OCU considera demasiado largo.

 

OCU advierte de posibles riesgos en el uso continuado de carbón activado para el blanqueamiento dental

-OCU recuerda que el carbón activado es un ingrediente abrasivo y existe el riesgo de que, a la larga, desgaste el esmalte o cause recesión de las encías y sensibilidad dental

-La Organización señala que, al contrario de lo que presumen, la acción blanqueante de estos productos es solo superficial y no cambian el color natural de los dientes

-OCU recuerda que estos blanqueadores no garantizan una correcta higiene bucal y recomienda que no se utilicen como sustitutos de la pasta de dientes tradicional

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha advertido recientemente de los riesgos que supone utilizar de manera habitual y continuada carbón activado para blanquear los dientes.

Así, la organización asegura que a pesar de que algunos productos prometen blanquear la sonrisa, eliminar las manchas del esmalte y rebajar varios tonos su color gracias al efecto del carbón activado, la Organización de Consumidores advierte de que la realidad es mucho menos prodigiosa y que además su uso puede suponer algunos riesgos.

Por un lado, OCU recuerda que este tipo de productos, ya sean en formato pasta o polvo, son abrasivos y aunque pueden blanquear ligeramente los dientes al quitar las manchas causadas por el café o el tabaco, su acción es solo superficial y no aclaran manchas más profundas ni cambian el color de los dientes.

Por otro lado, la Organización advierte de que el uso continuado de este tipo de productos, debido al efecto abrasivo del carbón, puede provocar a largo plazo el desgaste del esmalte, una recesión de las encías y sensibilidad dental.

Por último, OCU advierte de que seguir las recomendaciones de uso de algunos de estos productos, en las que aconseja su empleo dos veces al día, puede suponer en la práctica la sustitución de la pasta de dientes e impedir con ello la correcta higiene bucal que estos blanqueadores no garantizan.

Santander y Granada, ciudades españolas mejor valoradas por el turismo según una encuesta de OCU

-La encuesta de OCU revela que la satisfacción global en 19 ciudades españolas supera el 80 sobre 100

-Oviedo y Salamanca destacan por ser muy seguras; San Sebastián, Oviedo y León por su oferta gastronómica; Oviedo, Cádiz y León por su hospitalidad y Salamanca, Oviedo y Granada, por la conservación del patrimonio

-Madrid y Barcelona obtienen la misma puntuación (80 sobre 100) y en ambas los turistas valoran alto la red de transporte público

-En Europa, Tallin recibe la mejor valoración, seguida de Cracovia, Bolonia, Turín y Munich.

-El 30% de los encuestados declara que ha evitado visitar alguna ciudad en los últimos cinco años por miedo al terrorismo

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado una encuesta para conocer cuáles son las ciudades españolas y extranjeras que más satisfacen a los turistas. Para ello, la Organización ha recogido más de 10.500 respuestas de personas residentes en España, Bélgica, Francia Italia y Portugal que han visitado una ciudad (dentro o fuera de España) por placer en los últimos dos años y han pasado al menos una noche en el destino.

La encuesta recoge la valoración de quince aspectos diferentes, como la calidad del transporte público, la oferta turística y cultural, la hospitalidad, la sensación de seguridad, la restauración, vida nocturna, compras y nivel de precios, así como una puntuación de satisfacción global con la ciudad.

Santander y Granada, las españolas mejor valoradas

Santander es la ciudad que ha conseguido una mayor valoración en satisfacción global (87 sobre 100). Además, la sensación de seguridad es muy alta en esta localidad (92 sobre 100), y los turistas valoran de forma muy positiva la amabilidad de sus habitantes y su gastronomía. El único aspecto negativo es el nivel de precios, algo elevado según los encuestados (77 sobre 100).

La segunda ciudad mejor valorada es Granada, con una satisfacción global de 85 sobre 100. En total, 15 ciudades repartidas por toda España obtienen entre 84 y 81 de satisfacción global.

Así, Oviedo (83) y Salamanca (84) destacan especialmente por su seguridad; San Sebastián (81), Oviedo y León (83) por su oferta gastronómica; Oviedo, Cádiz (84) y León por la hospitalidad local. En cuanto al nivel de precios, Valencia (84) es la más favorable, mientras que San Sebastián se sitúa como la más cara para los encuestados, recibiendo reciben las mejores menciones en cuanto a la conservación del patrimonio, Salamanca, Oviedo y Granada.

Barcelona y Madrid gustan por igual

Madrid y Barcelona coinciden con una satisfacción global de 80 sobre 100. En ambas ciudades, además, los turistas valoran de forma especialmente positiva la red de transporte público (también ocurre en Bilbao, Sevilla y Valencia), las atracciones orientadas a menores y jóvenes (al igual que en Málaga, Sevilla y Valencia) y las compras (como también pasa en Granada, León y Valencia).

La principal diferencia entre ambas capitales es que, mientras que Barcelona es considerada un buen destino para desplazarse utilizando una bicicleta de alquiler, Madrid está mejor valorada por su oferta cultural.

 

Tallin y Cracovia, las mejor valoradas de Europa 

Las ciudades europeas más visitadas por los encuestados son París, Londres, Lisboa, Roma, Barcelona, Ámsterdam, Madrid, Venecia, Berlín y Praga. Sin embargo, la mayoría de estas ciudades no ocupan las mejores posiciones en el ranking de satisfacción global. Solo Lisboa (83), Berlín (82) y Praga (82) se encuentran en una posición satisfactoria de la lista.

En cambio, las ciudades europeas (sin tener en cuenta las españolas) que más gustan a las personas encuestadas para una escapada corta y que consiguen una mayor puntuación en la calificación global son Tallin (87), Cracovia (86), Bolonia (86), Turín (85) y Munich (85).

Estas destacan de Tallin su tranquilidad (94 sobre 100), la amabilidad de sus habitantes y la calidad de la restauración, a pesar de que el nivel de precios no está entre los más baratos. Cracovia, por su parte, está muy bien valorada por su nivel de precios (solo superada por Estambul) mientras que las valoraciones de los turistas sitúan a Bolonia como la ciudad donde mejor se come.

En el extremo opuesto, con satisfacciones globales inferiores a 78 sobre 100, se sitúan Marsella, Palermo, Nápoles, Bruselas, Zurich y París. En algunas de ellas, como Marsella y Nápoles, penaliza especialmente la escasa sensación de seguridad en las calles (69 sobre 100 en los dos casos).

Los países nórdicos, por su parte, confirman su fama de tranquilos, aunque caros. Así, la encuesta clasifica a Oslo con un 44 sobre 100 en cuanto a nivel de precios, seguida de Helsinki, Copenhague y Estocolmo, mientras que la sensación de seguridad está por encima de 90 sobre 100 en todos los casos.

El miedo al terrorismo pasa factura al turismo

El 30% de los encuestados declara que ha evitado alguna ciudad en los últimos cinco años por miedo al terrorismo. París, Estambul, Bruselas y Londres son las ciudades a las que más les ha afectado. Según los datos de la encuesta realizada por OCU, París y Bruselas han podido perder el 17% de los potenciales turistas en los últimos cinco años por este motivo.