Tu energía más eficiente

Tag Archives | OCU

OCU advierte de deficiencias en la información sobre alérgenos en alimentos a granel

-OCU ha analizado las condiciones de venta en 80 comercios de Barcelona, Bilbao, Madrid y Sevilla

-El 97% de los vendedores solo informa verbalmente y únicamente el 26% lo hace leyendo la lista de ingredientes de la ficha del alimento

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha visitado 80 establecimientos de venta de productos de alimentación a granel para evaluar la información que proporcionan a los consumidores sobre la presencia de alérgenos en los productos en venta. Los resultados del estudio publicado en el número de diciembre de su revista OCU Salud, señalan que en la mayoría de los establecimientos se informa solo de forma verbal y que esta información presenta lagunas y deficiencias.

El estudio se ha realizado en supermercados, pastelerías/panaderías y tiendas de precocinados de 4 ciudades: Barcelona, Bilbao, Madrid y Sevilla. Por tipo de establecimientos, es más fácil encontrar información sobre alérgenos en un supermercado que en los otros tipos de establecimientos, ya que en dos tercios de supermercados se proporcionó información escrita sobre alérgenos frente al 23% en tiendas de precocinados y al 17% en pastelerías.

OCU señala que la información sobre la presencia de alérgenos en los alimentos es esencial para las muchas personas que padecen alergia o intolerancia a determinados alimentos. La presencia de alérgenos no deseada es el tercer motivo de notificaciones en la Red de Alerta Alimentaria Europea. Por ello, en la alimentación envasada es obligatorio identificar de forma destacada la presencia de 14 sustancias que causan alergia o intolerancia (gluten, crustáceos, huevos, pescado, cacahuetes, soja, leche y lactosa, frutos de cáscara, semillas de sésamo, apio, dióxido de azufre y sulfitos, mostaza, altramuces y moluscos) en la etiqueta para facilitar al consumidor alérgico identificar estas sustancias.

En el caso de los alimentos vendidos a granel o envasados en el propio establecimiento, la legislación obliga a que se informe al consumidor cuando éste lo solicita. En el 97% de los establecimientos se informa a los consumidores de forma verbal, que, aunque está permitida por la legislación no es la forma más adecuada y solo el 26% de los vendedores informa leyendo la ficha técnica del producto lo que para OCU es lo deseable.

La información mayoritariamente verbal presenta lagunas.  Dos de cada tres vendedores en los establecimientos visitados nos contestan con seguridad. En 50 tiendas afirman que no hay alérgenos. En 15 establecimientos dicen que tienen alérgeno, pero no pueden garantizar que no exista contaminación cruzada. En 3 sí dicen que hay alérgeno y proporcionan un producto alternativo. Tan solo en 16 establecimientos la información del vendedor se basa en información escrita. Una garantía claramente insuficiente para una persona con alergia que en la mayoría de los casos los lleva a rechazar el producto y tener que buscar uno alternativo.

Otro de los aspectos que ha tenido en cuenta OCU en su estudio es si se toman medidas para evitar la contaminación cruzada. Solo en un 20% de los establecimientos se ha evitado la contaminación cruzada, algo bastante fácil en determinados alimentos porque se encuentran en contacto o se manipulan sin cuidado. En 60 de los 80 establecimientos visitados por OCU los alimentos se encontraban en el mismo mostrador sin ningún tipo de barrera, aunque solo 19 de ellos si tenían el cartel que indicaba la presencia de alérgenos.

En cuanto a la manipulación, en 62 establecimientos no se cumplieron las normas mínimas para garantizar que no existiera contaminación cruzada, y eso a pesar de que se advertía que era un alimento para una persona alérgica. A la vista de los resultados de este estudio, para OCU queda mucho trabajo por hacer en cuanto a la información proporcionada a los consumidores y la formación del personal, considerando necesario que:

-Se proporcione información específica del producto por escrito sobre la presencia de alérgenos en cada producto y no contentarse con el mero letrero general que exige la norma.

-Los dependientes que dispensan los productos deben informar al cliente que lo solicita leyendo la lista de ingredientes.

-Debe haber más formación del personal para evitar la contaminación cruzada en la elaboración y venta del producto.

En este sentido, OCU, junto con las organizaciones de consumidores belga (Test Achats), italiana (Altroconsumo) y portuguesa (DECO) va enviar una petición a la Comisión Europea para pedir la puesta en marcha de un protocolo para informar a los consumidores sobre la posible contaminación cruzada o no intencionada en alimentos que causan alergias o intolerancias. Para estas organizaciones es importante una redacción uniforme del posible riesgo de presencia no intencional (contaminación cruzada), preferiblemente con el término “puede contener …”. Además, es importante que estas advertencias de precaución solo se utilicen en solo en casos en que las buenas prácticas de fabricación (limpieza y separación en el lugar o el tiempo) no puedan excluir la posible presencia de alérgenos en umbrales predefinidos y no de forma generalizada.

 

 

Fuente: OCU

Imagen: (Alexas_Fotos)-Pixabay.

El 82% de los mayores españoles quiere envejecer en su propia casa

-La encuesta de OCU revela que los españoles entre 65 y 84 años prefieren seguir viviendo en su casa antes que trasladarse a otra vivienda o a una residencia para mayores

-La situación económica y el nivel de dependencia son los principales factores que influyen para decidir un cambio de domicilio a edad avanzada

-El 93% de los encuestados vive en su propia casa, solo un 4% vive de alquiler, y el 3% reside en casa de familiares 

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado una encuesta entre 1.380 personas de entre 65 y 84 años con el fin de conocer dónde prefieren los mayores españoles pasar sus últimos años de vida. Los datos completos de esta encuesta se han publicado en la revista OCU-Compra Maestra de diciembre 2017.

La información de los cuestionarios recibidos refleja que el 82% de los mayores españoles tienen intención de quedarse en casa tanto tiempo como pueda. Solo el 4% cree que se mudará en breve y el 1% piensa que lo hará en un par de años. Además, los datos reflejan que las personas mayores con dificultades económicas tienen menos claro cómo afrontarán el futuro en relación con sus opciones de vivienda que aquellos que parten de una situación más acomodada.

Además de la situación económica, la encuesta de OCU refleja que el nivel de dependencia es también un factor que influye de forma determinante en la intención de trasladarse a otra vivienda. A mayor dependencia, mayor es la necesidad de cambiarse. Sin embargo, incluso entre quienes tienen un alto grado de dependencia, la gran mayoría (el 74%), prefiere seguir viviendo en su casa actual.

Por otro lado, de los pocos encuestados que tienen propósito de vivir en otro lugar, solo el 8% planea marcharse a una residencia para mayores.

 

El 93% de los mayores vive en su propia casa

Nueve de cada diez encuestados viven en una vivienda en propiedad. Solo un 4% vive de alquiler y el 3% reside en casa de familiares. El apego de los mayores a sus viviendas se refleja también en que la gran mayoría de ellos tiene su casa pagada (solo un 6% aún paga hipoteca), y en que el 63% de los encuestados lleva más de 30 años viviendo en la misma casa.

Para los mayores españoles, tener una casa cómoda y bien equipada es un requisito indispensable para permanecer en el hogar. En la mayoría de los casos, la vivienda de los mayores cuenta con suficientes habitaciones para los miembros del hogar, incluso con habitaciones de más. El 86% afirma que su casa está en buen o excelente estado, mientras que el 2% considera que está en mal estado. Esta situación afecta principalmente a quienes se encuentran en peor situación económica.

Además, la encuesta de OCU refleja que, aunque todavía no les urge, el 28% de los mayores prevé que en el futuro necesitará un equipamiento especial o infraestructura para moverse por casa, que será de más relevancia según sea el nivel de dependencia que lleguen a tener. A corto plazo, estos mayores tienen intención de realizar algunas adaptaciones, casi todos relacionados con el cuarto de baño (bañera e inodoro) y eliminación de barreras arquitectónicas (instalación de dispositivos elevadores).

La mitad de los encuestados también afirma que solo podrá quedarse a vivir en su casa si cuenta con ayuda para las tareas domésticas. En estos casos OCU recuerda que para afrontar los gastos que suponga contar con esta ayuda, así como los derivados de la adaptación de la casa, las Administraciones públicas disponen de ayudas económicas.

En este sentido, OCU recomienda a las personas mayores que necesiten esta ayuda, que soliciten una entrevista con el departamento de Servicios Sociales de su ayuntamiento, para informarse sobre las subvenciones, préstamos de ayudas técnicas y disponibilidad de servicios a domicilio para mayores.

La Organización de Consumidores y Usuarios tiene también disponible una serie de consejos para mayores sobre pequeñas reformas y ayudas técnicas en la vivienda, como eliminación de obstáculos y barreras arquitectónicas o reducción de alturas en la cocina.

Además, con el fin de conseguir que las personas mayores tengan más protección como consumidores, OCU tiene en marcha la campaña de movilización “Consumidor Mayor, Protección Mayor”. Con ella, la Organización pretende conseguir un apoyo unánime, que permita la modificación de la Ley de Consumidores en beneficio de los mayores, para que puedan disfrutar de forma plena y efectiva de todos sus derechos como se merecen.

Fuente: OCU.

Imagen: José Carlos Sánchez Rodríguez (Infonuba)

OCU pone en marcha una campaña informativa para promover el reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos

-OCU, con el apoyo de la AECOSAN, ha iniciado una campaña informativa con el fin de fomentar el reciclaje de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos

-La Organización de Consumidores pone a disposición de los ciudadanos en su web un buscador actualizado de puntos limpios, que informa sobre los espacios donde se pueden depositar los diferentes tipos residuos para su reciclaje, además de otra información de utilidad

La Organización de Consumidores y Usuarios, en colaboración con la AECOSAN, ha puesto en marcha una campaña para informar a los consumidores sobre el adecuado tratamiento de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE).

A través de esta campaña, OCU pretende poner al alcance de los consumidores, por un lado, información independiente y objetiva sobre los beneficios de la gestión adecuada de RAEE y sobre el impacto que estos tienen en la economía y en el medio ambiente, y por otro, recomendaciones y herramientas útiles que faciliten a los consumidores la entrega de estos residuos para su reutilización o reciclaje.

Según OCU, el reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos posibilita el aprovechamiento de materiales que posteriormente son incorporados a nuevos procesos productivos, uno de los objetivos del nuevo modelo de economía circular de la Unión Europea.  Al mismo tiempo, el desmantelamiento en plantas especializadas permite retirar las sustancias peligrosas reduciendo los posibles riesgos para el medio ambiente y para la salud humana que pueden derivarse de una eliminación directa o inadecuada de los mismos.

OCU recuerda, por ejemplo, que algunos metales pesados de los dispositivos electrónicos son muy dañinos para la salud y el entorno, que el vertido incontrolado de los gases de frigoríficos contribuye directamente a la destrucción de la capa de ozono y al calentamiento del planeta, o que los aceites de condensadores de lavadoras contaminan de manera permanente el suelo si se dispersan sin control y, sin embargo, se podrían reutilizar.

Para OCU, el consumidor es una pieza fundamental en el manejo de residuos, y su contribución inicial hace posible una correcta gestión posterior de los mismos. Por eso, la Organización tiene disponible en su web un buscador de puntos limpios actualizado, donde se puede consultar información detallada sobre estos centros de reciclaje: cuál es el más cercano, qué tipo de residuos recoge, los horarios, el responsable de la instalación, datos de contacto, etc. facilitando así la participación por parte de los usuarios.

La Organización anima a todos los consumidores a participar de forma activa en el reciclaje, así como a apoyar esta campaña de información y concienciación a través de su web, donde además se puede descargar una guía exprés de reciclaje, con claves para poder dar nueva vida a los residuos.

 

 

Fuente: OCU.

Imágenes: José Carlos Sánchez Rodríguez (Infonuba)

OCU pide modificaciones en la Directiva Europea sobre electricidad en favor de los consumidores

-La Organización de Consumidores y Usuarios manifiesta su preocupación por el contenido del texto que actualmente se está debatiendo en el Consejo Europeo para dar forma a la nueva Directiva y Reglamento europeos sobre electricidad

-OCU, al igual que el resto de las 41 asociaciones de consumidores que conforman el BEUC, considera que algunas propuestas pueden limitar, o incluso bloquear, la participación del consumidor en los futuros mercados de electricidad

-La Organización solicita que se revisen 10 puntos de la propuesta en favor de una mayor protección para los consumidores en el mercado de la electricidad

La Organización de Consumidores y Usuarios ha remitido una carta al Ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, manifestando su preocupación por el contenido del texto que actualmente se está debatiendo en el Consejo Europeo y que dará forma a la nueva Directiva y Reglamento europeos sobre electricidad.

OCU, al igual que el resto de las 41 asociaciones de consumidores que conforman el BEUC (The European Consumer Organisation), dan la bienvenida a varias propuestas incluidas en el último borrador de esta Directiva, al entender que serán beneficiosas para los consumidores. Sin embargo, considera que algunas de ellas pueden ralentizar la desaparición progresiva del uso del carbón en el sector de la energía y limitar, o incluso bloquear, la participación del consumidor en los futuros mercados de electricidad.

Por este motivo, y dado que una vez aprobado el texto, la Directiva tendrá especial incidencia en el mercado de la electricidad, y, por tanto, en la vida de los consumidores. En este sentido OCU ha trasladado una serie de propuestas con el fin de que se tengan en cuenta en las negociaciones llevadas a cabo durante la revisión de los textos de esta Directiva.

A través de esta carta, OCU solicita que se revisen 10 puntos en favor de una mayor protección para los consumidores en el mercado de la electricidad:

  1. La información al consumidor debe ser básica, accesible, transparente y amigable.  La reducción de los requisitos mínimos que ha establecido la Comisión, la disminución de la frecuencia de las facturas y la información que contienen, así como el suministro de información importante solo cuando los solicita el consumidor, pueden aumentar la insatisfacción de este y provocar un mayor desconocimiento del que ya tiene sobre el mercado.
  2. Cambios de suministro. OCU cree que los consumidores que desean cambiar de suministrador pueden verse afectados por cláusulas de permanencia que en la práctica suponen un importante freno a la ya de por si escasa competencia en el sector. En este sentido, la Organización aboga por que los consumidores no solo estén informados con antelación acerca de las condiciones de permanencia y las cantidades a pagar en caso de cambio de suministrador, sino que también debe respetarse la normativa española de protección de los consumidores sobre cláusulas abusivas.
  3. Contadores inteligentes. En opinión de OCU, el despliegue de nuevas tecnologías, como los contadores inteligentes, debería ofrecer beneficios a los consumidores y permitir que estos accedan a la información que proporcionan de forma adecuada.  Para OCU es necesario garantizar que los consumidores tengan un control total sobre sus datos, y para ello es necesario evitar que las empresas puedan utilizar los datos de los consumidores sin su consentimiento.
  4. Procedimientos de resolución de reclamaciones. Los consumidores deben tener acceso a procedimientos de tramitación de reclamaciones rápidos y eficaces para abordar cualquier posible disputa con sus proveedores de energía
  5. Proporcionar a los consumidores nuevas herramientas y no nuevos riesgos en mercados liberalizados de electricidad. Los mercados abiertos de electricidad deben apoyar la participación del consumidor y promover la competencia entre los distintos actores del mercado. Por lo tanto, las herramientas de comparación de precios deberían incluir nuevos tipos de tarifas y ofertas para ayudar a los consumidores a elegir la más adecuada para ellos. Además, los contratos deben estar libres de penalizaciones de permanencia que puedan impedir el cambio de suministrador.
  6. La transparencia es un requisito previo para la confianza del consumidor en los futuros mercados de electricidad. Al igual que los proveedores, los nuevos participantes en el mercado también deberían asumir la responsabilidad de proporcionar a los consumidores contratos claros e información periódica sobre el servicio prestado.
  7. Crear un marco propicio para el autoconsumo. Con el proyecto de texto actual, a los “autoconsumidores” individuales les resultará difícil participar en los mercados generadores sin intermediarios. Además, debido a las limitaciones que les afectan, no habrá una regulación equilibrada, dejándolos en clara desventaja.
  8. Redes más justas y más inteligentes. Las tarifas deben reflejar los costes y beneficios de los que están conectados a la red e incentivar la flexibilidad. Esto debería basarse en sólidos análisis de coste-beneficio sin que la legislación de la UE determine previamente una estructura arancelaria determinada, para que el resultado de proceso no dependa de las condiciones locales. En este sentido, OCU considera necesario garantizar la igualdad de todos los consumidores en el acceso en condiciones similares al suministro eléctrico.
  9. Neutralidad de los Operadores de Red. Debe salvaguardarse la función neutral de los Operadores del Sistema de Distribución (DSO). Si bien el borrador actual otorga poderes a la Entidad Europea para operadores de sistemas de Distribución. A OCU le preocupa la insuficiente supervisión de esta entidad.
  10. Garantizar la seguridad del suministro al menor coste para los consumidores. Varios Estados miembros han puesto en marcha, o están planeando introducir, mecanismos de capacidad destinados a mejorar la seguridad del suministro. Si no están bien diseñados, estos mecanismos nacionales pueden elevar artificialmente las facturas de electricidad de los consumidores durante un largo período de tiempo. OCU cree que deben analizarse las razones para introducir mecanismos de capacidad y que solo deberían ser una medida temporal de último recurso, limitada en el tiempo y acompañada de una estrategia clara para su eliminación.

Fuente: OCU.

Imagen: Pixabay.

OCU exige garantías a Volkswagen en la actualización de los “softwares defectuosos”

-La Organización de Consumidores y Usuarios está preocupada por la incertidumbre que generan las actualizaciones de los softwares en los vehículos Volkswagen afectados por el Dieselgate

-OCU exige a Volkswagen que ofrezca soluciones a los consumidores que experimenten problemas con su vehículo después de la actualización del software, que deberán ver solucionado su problema de forma gratuita

Cada vez salen a la luz más casos de consumidores que detectan problemas en sus vehículos tras la actualización del software que Volkswagen decidió realizar a aquellos coches afectados por el llamado Dieselgate. Los problemas detectados incluyen desde ruidos extraños en el vehículo, rotura de flaps, hasta un mayor consumo de combustible y menor potencia. OCU denuncia que, en muchos casos, la factura que los consumidores deben pagar para solucionar estos problemas es elevada.

Por su parte, el grupo Volkswagen continúa afirmando que “las medidas técnicas realizadas no tendrán un impacto negativo en el consumo de combustible, emisiones de CO2, rendimiento del motor, o nivel de sonido del vehículo” y que “todos los datos relacionados con la aprobación del tipo de vehículo permanecerán sin cambios”.

Además, Volkswagen se niega a entregar documentos o cualquier resultado de pruebas, y remite directamente a la KBA (autoridad de homologación alemana que aprobó la actualización de software propuesta por el grupo Volkswagen), para remediar cualquier problema que surja con el dispositivo defectuoso instalado por la compañía automovilística.

Ante esta situación, OCU se ha dirigido a la KBA para exigir responsabilidades. En este sentido, la Organización de Consumidores y Usuarios ha solicitado formalmente a esta autoridad de homologación, que explique exactamente cómo verificaron las soluciones técnicas que proponía Volkswagen y si las actualizaciones de softwares están siendo correctas. Además, OCU solicita que entreguen todos los informes de prueba, así como la información necesaria que respalde su decisión de aprobación de estas soluciones.

Hasta la fecha, la KBA no ha proporcionado dicha documentación, y su decisión es incluso parte de una investigación criminal, por lo que las asociaciones de consumidores están encontrando fuertes obstáculos para verificar esta cuestión de manera objetiva.

Este hermetismo y falta de transparencia en la información por parte tanto de Volkswagen como de la KBA, hace que los consumidores aún no tengan claro si la actualización del software realmente resuelve el problema de las emisiones de CO2, sin que esto tenga ningún impacto negativo en su automóvil.

En el mismo sentido OCU considera inaceptable que se les pida a los consumidores que confíen en Volkswagen, cuando no se les está ofreciendo ninguna información sobre lo que están haciendo con su vehículo. En este sentido, la Organización de Consumidores y Usuarios pide a la autoridad en materia de consumo que intervenga en este problema, y se asegure de que, en los talleres de Volkswagen, se informe adecuadamente a los consumidores afectados sobre esta actualización de software y los problemas que puede acarrear.

OCU exige además a Volkswagen que ofrezca soluciones a los consumidores que experimenten problemas con su vehículo después de la actualización del software, que deberán ver solucionado su problema de forma gratuita. Y a los que ya pagaron por la reparación, que se les reembolse el dinero entregado, ya que cualquier daño causado por la eliminación del software defectuoso es exclusivamente responsabilidad de la compañía.

OCU recuerda que ha demandado a Volkswagen mediante una acción judicial colectiva, representando a más de 7.500 afectados y exigiendo más de 22 millones de euros en indemnizaciones.

 

Fuente: OCU Consumidores en Acción.

Imagen: José Carlos Sánchez Rodríguez (Infonuba)

OCU cuestiona el coste de los nuevos tratamientos contra la leucemia de Gilead y Novartis

-Las compañías acaban de lanzar dos nuevas terapias contra la leucemia, la de Novartis a un precio de 475.000 dólares y la de Gilead a 373.000 dólares

-La Organización de Consumidores promueve la campaña No es Sano, que ha enviado una carta a ambas farmacéuticas para conocer qué criterios se utilizan y dan lugar a estos desorbitados precios

-Parte del origen de estas terapias está en el trabajo desarrollado con fondos públicos

La cirugía, la quimioterapia y la radioterapia han conformado siempre el arsenal terapéutico para combatir los diferentes tipos de cáncer. Sin embargo, en la última década, se ha desarrollado un nuevo tipo de tratamiento que empieza a posicionarse como una de las alternativas con más futuro para acabar con esta enfermedad: la inmunoterapia, que modifica las propias células del sistema inmunitario del paciente para que detecte y destruya a las células causantes del cáncer.

Recientemente, la Agencia Americana del Medicamento (Food and Drug Administration – FDA, en inglés) ha aprobado dos tipos de inmunoterapias denominadas CAR-T (Chimeric Antigen Receptors- T Cells, en inglés), empleadas para tratar leucemias. Kymriah, de la farmacéutica Novartis, y Yescarta, de Gilead. Ambas con precios que rondan los 400 mil dólares por tratamiento. “Estas nuevas terapias abren un camino muy prometedor en la lucha contra el cáncer, pero también marcan un punto de partida de precios que serán tomados como referencia para el resto de tratamientos CAR-T que estén por llegar”, asegura Roberto Sabrido, presidente de la Asociación por un Acceso Justo al Medicamento.

Los precios con los que salen al mercado estadounidense estos medicamentos son habitualmente tomados como referencia a la hora de comercializarlos en Europa y, por tanto, también en España. Por ello, la campaña No Es Sano ha enviado una carta dirigida a los presidentes de Novartis y Gilead en España y a sus sedes centrales para trasladarles la enorme preocupación que suponen los precios de estas nuevas terapias y conocer los criterios que se han empleado para imponer dichos precios.

Kymriah de Novartis: 475.000 dólares

Hace unas semanas, la farmacéutica Novartis anunció el lanzamiento de su nueva terapia CAR-T Kymriah contra la leucemia linfoblástica aguda (LLA), un tipo de cáncer de la médula ósea y de la sangre que, según la Agencia Americana del Medicamento, afecta especialmente a la población infantil y cuyos resultados podrían ser muy prometedores entre los niños y jóvenes menores de 25 años.

“Este hallazgo es prometedor, pero se ha visto ensombrecido por la preocupación que genera su alto coste: 475.000 dólares por tratamiento”, añade Elena Urdaneta, coordinadora general de Médicos del Mundo. Además, su aprobación en la FDA se ha basado en un ensayo clínico que contó con la participación de tan sólo 63 pacientes, generando todavía dudas en cuanto a su eficacia y seguridad. “Se está consolidando un modelo de innovación de alto riesgo caracterizado por la debilidad de las evidencias y por precios desorbitados e inaccesibles”, Carlos Ponte, portavoz de No Gracias. “Un modelo que a medio y largo plazo amenaza muy seriamente la sostenibilidad de los sistemas nacionales de salud”, añade José María González, coordinador de Salud de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Yescarta de Gilead: 373.000 dólares

A finales del mes de agosto, Gilead anunció también la compra de la compañía Kite Pharma por 11.900 millones de dólares y, con ello, la compra de todas sus innovaciones en inmunoterapias. Entre ellas, Yescarta, la segunda terapia CAR T que ha sido aprobada por la FDA hace tan sólo unos días para el tratamiento de un tipo de leucemia en adultos. 373.000 dólares por tratamiento es su precio de salida. La solicitud de autorización en Europa también se espera para finales de este año.

“Nos preocupa mucho la tendencia de los precios que vemos en estas nuevas terapias. Por eso nos parece tan importante la transparencia sobre las inversiones reales en I+D de las compañías. Además, una cosa es la inversión en innovación biomédica y otra la compraventa de empresas bajo una lógica especulativa”, asegura Vanessa López, directora de Salud por Derecho.

Investigaciones con dinero público

Al problema del precio desorbitado que ha abierto el mercado de estos nuevos tratamientos, se une la falta de retorno de inversión pública de unas terapias que han sido ampliamente desarrolladas en numerosos centros públicos de todo el mundo con fondos procedentes de la recaudación de impuestos de los ciudadanos y ciudadanas. Solo en EEUU, las instituciones públicas han invertido más de 200 millones de dólares desde 1993 en el desarrollo de estas terapias.

No Es Sano ha preguntado a las compañías sobre los criterios utilizados para la fijación del precio de estas terapias, sobre todo en un momento tan incipiente, y su inversión en I+D separada de la inversión destinada a las compras de licencia.

Carta enviada a Gilead y a Novartis

 

 

 

 

Fuente: OCU.

Imagen: Pixabay /No es Sano.

OCU advierte del peligro de las bacterias resistentes por el mal uso de antibióticos en animales

-OCU se suma a la campaña del BEUC (Organización Europea de Consumidores) para informar sobre el riesgo que supone el uso de antibióticos en animales y su contribución al incremento de resistencias bacterianas

-La Organización de Consumidores y Usuarios ha lanzado también una campaña de movilización para pedir al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente medidas concretas que solucionen el problema y protejan la salud de los consumidores

-Según la Agencia Europea de Medicamentos, España es el país de la Unión Europea donde más antibióticos veterinarios se venden, la mayor parte de ellos destinados a su uso en ganadería  

Los antibióticos son indispensables para nuestra salud. Sin embargo, el mal uso o abuso de estos fármacos ha estimulado la resistencia de las bacterias, hasta el punto de que ya se habla de “superbacterias” y el asunto se ha convertido en una de las principales preocupaciones sanitarias en Europa.

Según OCU, uno de los principales errores que se cometen actualmente con los antibióticos es el de suministrarlos de forma abusiva a los animales. Aunque los residuos de antibióticos no suelen estar presentes en la carne o la leche que consumimos (antes era habitual, ahora está más controlado y es poco frecuente), esta situación supone un grave problema de salud pública, ya que, a mayor uso de antibióticos, mayor probabilidad hay de desarrollar bacterias resistentes a estos fármacos.

Las bacterias resistentes de los animales pueden llegar a los humanos a través del contacto directo o la dispersión medioambiental en el aire o el agua, por lo que no solo la carne, sino también los alimentos vegetales pueden contenerlas. ¿Cómo? A partir del abono o del agua de riego contaminadas con las heces de (aquellos) animales.

Según la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), España es el país de la Unión Europea donde más antibióticos veterinarios se venden, la mayoría de ellos destinados a su uso en ganadería.

OCU quiere advertir de este riesgo para la salud humana y por ello se suma a la campaña europea puesta en marcha por el BEUC (Organización Europea de Consumidores), para exigir a los Ministerios de Sanidad y Agricultura un uso más responsable de los antibióticos en los animales destinados a la producción de alimentos y frenar la expansión de las bacterias resistentes.

A través de esta campaña, una organización de consumidores integrante del BEUC (incluida OCU), alojará virtualmente cada semana a una Superbacteria resistente (The Superbug Tour) para informar a los consumidores sobre el uso de antibióticos en animales de granja y cómo contribuyen a la resistencia de las bacterias a los mismos. El tour finalizará el 18 de noviembre coincidiendo con el Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos.

Aprovechando la llegada de la Superbacteria resistente a España, OCU, pone en marcha además una campaña de movilización contra bacterias resistentes con el objetivo, no solo de que los consumidores estén informados, sino de que los ministerios correspondientes lleven a cabo una serie de medidas para solucionar este importante problema y proteger así la salud de los consumidores.

De forma específica, OCU pide que:

  • Se cambie la normativa vigente, de forma que solo se permita el uso de antibióticos en animales enfermos.
  • Se reserven para uso exclusivamente humano, y nunca se utilicen en las granjas, los antibióticos en los que ya se haya encontrado una elevada tasa de resistencias.
  • Se refuercen los controles para supervisar el cumplimiento de la normativa.
  • Se mejoren las prácticas de higiene y cuidado de los animales en las granjas, con lo que se reduciría la necesidad de recurrir a los antibióticos.

 

 

 

Fuente: OCU.

Imagen: José Carlos Sánchez Rodríguez (Infonuba)

OCU enseña a los consumidores las claves para elegir y comprar un buen pescado

-La Organización de Consumidores y Usuarios ha organizado una visita guiada a la nave de pescados de Mercamadrid, donde un grupo de consumidores ha podido conocer de primera mano uno de los mercados de pescado más importantes del mundo

-Tras la visita por las instalaciones, los consumidores han recibido una clase práctica de la mano de expertos de OCU, quienes han mostrado las claves para reconocer y comprar un buen pescado fresco

-OCU ha organizado esta sesión lúdica y formativa con los consumidores con el fin de que, conociendo el producto, se animen a su consumo y lo disfruten. La Organización advierte de que la ingesta de pescado está bajando en los últimos años y es un alimento muy importante en la dieta

OCU, en colaboración con FEDEPESCA (Federación Nacional de Asociaciones de Empresarios Detallistas de Pescado y Productos Congelados) y la AMPM (Asociación de Empresarios Mayoristas de Pescado de Madrid, ha organizado una visita a Mercamadrid, en la que un grupo de consumidores ha podido conocer de primera mano y en pleno funcionamiento, las instalaciones de la nave de pescados de uno de los mercados más importantes del mundo. La nave de pescados de Mercamadrid es la primera en variedad y la segunda en volumen, donde cada día se comercializan 150.000 toneladas de pescado y marisco al año, distribuido a través del comercio detallista.

Durante la visita, los mayoristas de pescados de Mercamadrid han explicado a los asistentes aspectos tan importantes como qué pescado llega a este mercado central, de dónde procede, así como qué tipos de pescado se comercializan. Tras ella, los consumidores han recibido una clase práctica impartida por un detallista de FEDEPESCA y de los especialistas de OCU sobre el pescado fresco, en la que han dado consejos y recomendaciones para saber cómo deben valorar su calidad y frescura, así como de qué forma deben pedirlo y conservarlo según vayan a consumirlo.

Para OCU, conocer bien los productos facilita su consumo y disfrute.  En este caso, la Organización ha celebrado esta jornada con los consumidores con el fin de que un buen conocimiento del pescado fresco sea el primer paso para que los consumidores lo aprecien e incluyan en su dieta, algo que considera importante ya que su consumo está bajando en los últimos años: 25,49 Kg. por persona y año en 2016, 25,90 Kg.  en 2015 y 26,40 Kg en 2014, según datos del MAGRAMA.

OCU destaca la importancia de consumir pescado fresco y de incluirlo de forma regular en la dieta, ya que es un producto con múltiples ventajas nutricionales: es una proteína de alta calidad, tiene un bajo aporte graso y contiene hierro, calcio, fósforo y por supuesto, grasa rica en omega 3.  Por ello, se recomienda incluir pescado en la dieta al menos 3 veces por semana y que al menos una de ellas sea pescado azul.

La Organización destaca además la gran variedad, cantidad y calidad del pescado en España, tan abundante y diversa que permite al consumidor elegir entre multitud de opciones según gusto y presupuesto.

 

El consumo de pescado en España según OCU

Los productos frescos son uno de los elementos claves en la decisión de compra de los consumidores españoles a la hora de ir a un establecimiento u otro, y por ello hay una gran competencia en las grandes empresas de distribución y muchos cambios recientes en las secciones de frescos. Sin embargo, este tipo de productos tienen todavía una importante cuota de mercado el establecimiento más tradicional.

Los productos frescos tienen también unas características de precio y calidad que dificultan que se pueda informar a los consumidores a través de un análisis comparativo tradicional. Sin embargo, los consumidores se suelen mostrar muy interesados por toda la información relativa a los productos frescos en general y el pescado en particular.

El precio del pescado puede variar de forma considerable dependiendo de la especie, la zona de donde proceda, el arte de la pesca o captura, la frescura, y de la oferta y la demanda, que puede ser muy variable según la época del año.

El etiquetado del pescado se ha ido modificando de forma progresiva en España en los últimos años. Actualmente debe incluir obligatoriamente información que hace unos años no era necesario indicar, como la zona de captura, el arte de pesca utilizado, la especie concreta, o si es descongelado.

Sin embargo, aunque todas estas informaciones son útiles, en opinión de OCU no son suficientes para que el consumidor pueda comprar fiándose solo de lo que se indica en la etiqueta. Para saber realmente lo que se compra y por tanto, lo que se come, es importante conocer bien los productos y evaluar su frescura. Y en caso de duda, pedir consejo a los profesionales.

 

 

Fuente: OCU.

Imagen: José Carlos Sánchez Rodríguez (Infonuba).

OCU denuncia ante AECOSAN fallos de seguridad en 5 modelos de calefactores

Imagen de un aparato de calefacción (Imagen: Pixabay)

-La Organización de Consumidores y Usuarios ha denunciado ante la AECOSAN que los modelos de calefactores: Kunft KPTC-1819, Jata TV64-2017, Saivod CH-215, Taurus TFH-2000-ES y Universal Blue UTVH2000-16 presentan defectos de seguridad

-OCU también ha puesto en conocimiento de los respectivos fabricantes las irregularidades encontradas en dichos modelos para que los retiren y tomen las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los consumidores

-La Organización anima a los consumidores afectados a reclamar al fabricante y a que soliciten el cambio del aparato o la devolución del coste del mismo

Los calefactores portátiles pueden ser una buena solución cuando se busca caldear de manera rápida, barata y fácil una habitación o un espacio pequeño. Son cómodos, versátiles y tienen buen precio, pero a la hora de utilizarlos también se deben tener en cuenta los inconvenientes, sobre todo aquellos relacionados con la seguridad, ya que en ocasiones pueden calentarse en exceso y suponer un riesgo.

Para comprobarlo, la Organización de Consumidores y Usuarios ha realizado un estudio tomando como muestra los modelos de calefactores más vendidos del mercado. Entre ellos hay aparatos de buena calidad, que cumplen con eficacia su misión y en los que no se han presentado problema alguno. Sin embargo, OCU ha detectado cinco modelos que presentan defectos de seguridad, por lo que desaconseja su compra y uso.

Los modelos que OCU califica como inseguros son: Kunft KPTC-1819, Jata TV64-2017, Saivod CH-215, Taurus TFH-2000-ES y Universal Blue UTVH2000-16. El problema es distinto en cada aparato, pero el resultado es un sobrecalentamiento que supone un riesgo real de incendio.

Tras conocer los resultados, OCU ha contactado tanto con las empresas responsables de la fabricación de cada uno de ellos como con la AECOSAN, (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición), para que procedan a su retirada. Además, ante la evidente falta de control en este ámbito, OCU exige:

-A las autoridades competentes: que establezcan una mayor vigilancia del mercado para evitar que productos inseguros lleguen a los hogares de los consumidores.

-A los fabricantes: Por un lado, que revisen sus protocolos de seguridad y si varían algo del producto, le cambien también su nombre. Y por otro, que acojan las quejas de los consumidores y les ofrezcan la posibilidad de cambiar el aparato inseguro por otro seguro o que les devuelvan el importe del aparato.

-A los consumidores: que comprueben si tienen alguno de los modelos de calefactores inseguros y si es así, se dirijan al fabricante o distribuidor para reclamar, ya que tienen derecho a que se lo cambien por otro o le devuelvan el dinero. Igualmente, OCU recomienda a los consumidores que tengan pensado comprar un calefactor eléctrico, consulte el comparador de OCU y elija el mejor para evitar riesgos.

 

Otros resultados del estudio

Aparte de estos 5 modelos con defectos en seguridad, OCU ha analizado un total de 26 calefactores y ha elaborado un comparador para conocer cuáles son los mejores y los peores del mercado. Los modelos analizados tienen una potencia que oscila entre los 1.500W y los 2.400 W.

Como ya hizo en anteriores análisis, OCU ha puesto a prueba el termostato de los calefactores para verificar el riesgo de sobrecalentamiento en caso de que se olvide el aparato encendido en una habitación pequeña. Esta eficiencia del termostato se ha comprobado mediante dos pruebas: estabilidad y distribución del calor, y máxima temperatura de funcionamiento, que han servido no solo para conocer la seguridad del sistema, sino también el confort que genera el aparato.

El estudio de OCU también ha medido el tiempo que el calefactor tarda en calentar la sala climatizada de 15 a 22º, así como el consumo eléctrico durante ese tiempo, con todos los aparatos a su máxima potencia. En este sentido, el modelo con mejores resultados ha sido el Rowenta SO 2330, que tardó solo 6 minutos y 34 segundos en alcanzar la temperatura deseada, consumiendo 254 Wh.

En cuanto al ruido que generan los calefactores durante el funcionamiento, se detecta que los niveles no son elevados, pero pueden resultar molestos si se mantienen en funcionamiento durante mucho tiempo. Por ello, la mayoría de los modelos han conseguido una baja valoración en este aspecto, ya que casi todos superan los 60 dB, salvo el Mejor del Análisis, el Rowenta SO6510F0 Instant Comfort Aqua.

 

Fuente: OCU.

Imagen: Pixabay.

OCU publica su estudio anual de supermercados con el fin de que los consumidores puedan comparar los precios entre establecimientos y ahorrar en su cesta de la compra

-Según el estudio, los consumidores pueden ahorrar de media en España 909 € en la cesta de la compra según compren en el supermercado más caro o en el más barato de cada ciudad

-El supermercado Dani de Granada es el más barato de España, mientras que el Sánchez Romero de Madrid es el más caro

-Almería, seguida de Puertollano, es la ciudad donde más barato resulta de media hacer la compra. Palma de Mallorca, Barcelona y Teruel son las ciudades más caras según el estudio

OCU ha publicado en la revista OCU-Compra Maestra del mes de octubre su esperado estudio de supermercados de 2017. La Organización ha analizado más de 164.000 precios de una cesta de 233 productos en 1.137 establecimientos repartidos por todo el territorio nacional e Internet.

La “cesta de la compra” elaborada por OCU está compuesta por 233 productos de diversas categorías que incluyen productos frescos (carne, pescado, frutas y verduras), envasados, higiene y droguería, tanto de marcas líderes en su segmento como de marca blanca.

Este conjunto de productos permite recoger el nivel general de precios de los distintos establecimientos comerciales y mediante la construcción de un índice. De esta manera OCU pretende facilitar a los consumidores la comparación de precios entre supermercados y así ahorrar en su cesta de la compra.

¿Dónde es más caro y más barato comprar?

Los resultados del estudio de supermercados de OCU permiten detectar cuáles son los supermercados más caros y los más baratos de España. Este año, el establecimiento más barato es el supermercado Dani de Granada, seguido del hipermercado Alcampo de Vigo. En el lado opuesto, un año más, los establecimientos más caros de España son los de la cadena Sánchez Romero en Madrid, seguido del supermercado on line Ulabox y Sorli Discau en Barcelona. En cuanto a las cadenas, la más barata es la local Dani, seguida de la regional Cash & Fresh, y la nacional Alcampo.

Del mismo estudio se desprende también que el coste de la cesta en las diferentes cadenas ha sufrido una variación media del 0,1 % con respecto al año pasado. En especial han subido los productos frescos, que se ha visto compensado con la bajada de precios de los productos económicos (productos básicos de alimentación y droguería). Lidl es con diferencia la cadena que más ha subido sus precios (un 4,3%), seguida de Maxi Dia (1,8%) y Alimerka (1,6%). Por el contrario, las cadenas que más han bajado sus precios son BM Urban (-3,2%), Lupa (-2,9%) y Más y Más (-2,3%).

Por otro lado, con este análisis se sabe que los precios de la alimentación varían de unas ciudades a otras. Almería, seguida de Puertollano, es la ciudad donde más barato resulta hacer la compra. Por el contrario, Palma de Mallorca, Barcelona y Teruel son las ciudades más caras según el estudio de OCU. Si se comparan las Comunidades Autónomas, La Rioja y Galicia son las más baratas y Cataluña y Baleares las más caras.

 

¿Cuánto se puede ahorrar?

Según los resultados del estudio de OCU, los consumidores pueden ahorrar de media en España 909€ en la cesta de la compra según compren en el supermercado más caro o en el más barato de cada ciudad. Esta cantidad supone un 2,5% menos respecto al año anterior, como consecuencia de la reducción de las diferencias de precios entre supermercados.

La cifra de ahorro calculada (909€) supone un 19% del gasto anual en alimentación del hogar medio, que alcanza los 4.783€ al año, lo que destaca la importancia que para las familias tiene poder comparar precios y elegir un establecimiento con precios bajos, frente a otros más caros. Pero además del tipo de establecimiento, el nivel de ahorro que se puede alcanzar depende también de la ciudad y de la oferta comercial que cada una tenga. Madrid sigue siendo la ciudad donde es posible un mayor ahorro, con 3.013€ al año. La zona de Alcobendas-San Sebastián de los Reyes es la segunda con 2.850€, le siguen Internet (que en el estudio se trata como una ciudad más) con 1.518€, San Sebastián, 1.502€ y Santa Cruz de Tenerife con 1.410€. Por el contrario, hay ciudades donde el ahorro que se obtiene con la comparación de precios es muy pequeño. En Segovia, el ahorro es de solo 266 €, en Pontevedra 343€ y Ciudad Real 344€.

 Las principales conclusiones del estudio de supermercados 2017 de OCU son:

  • El Supermercado Dani de Granada es el establecimiento más barato a nivel nacional, Sánchez Romero de Madrid el más caro.
  • Por cadenas, las más baratas son Supermercados Dani, Cash & Fresh, Alcampo, Familia y Supeco.
  • Las cadenas más caras son Sánchez Romero, Ulabox y Sorli Discau
  • Las ciudades más baratas para hacer la compra son Almería y Puertollano, seguidas de Ciudad Real, Jaén, Vigo, Logroño, Burgos, Granada y Sevilla. Las más caras, Palma de Mallorca, Barcelona, Badalona-Sta. Coloma y Teruel.
  • La Rioja y Galicia son las Comunidades Autónomas más baratas, mientras que Cataluña y Baleares son las más caras.
  • El ahorro medio es de 909€ al año, 24€ inferior al año pasado debido a un pequeño aumento en la homogeneidad y la convergencia de las cadenas.
  • Madrid es la ciudad donde más se puede ahorrar, Segovia la que menos.
  • Los hipermercados son el formato comercial donde más barato resulta llenar la cesta de la compra (de OCU). Este año, a diferencia de años anteriores, son también los hipermercados los más baratos en el segmento de productos económicos (marca blanca). Esto es debido a que los supermercados de descuento duro (Lidl, Dia, Aldi) están cambiado su imagen y su oferta para acercarse más a los supermercados tradicionales.
  • Mercadona es la opción más barata en la mitad de las ciudades estudiadas, pero si Alcampo está presente en la ciudad (ocurre en ciudades medias y grandes), suele ser Alcampo la más barata.
  • El coste medio de la cesta ha aumentado levemente, un 0,1%. En especial han subido los productos frescos, aunque se han compensado por la bajada de los precios de los productos económicos (marca blanca). Las principales cadenas han experimentado pocas variaciones de precios.

 

 

 

Fuente: OCU.

Imagen: José Carlos Sánchez Rodríguez (Infonuba)