Tu mundo, más eficiente

Palos vuelve a demostrar su papel en el Descubrimiento gracias a su Feria Medieval

Palos de la Frontera se ha trasladado al siglo XVIII durante un fin de semana en su ya consolidada Feria Medieval del Descubrimiento. Un evento que este año ha alcanzado su mayoría de edad y que ha coincidido con el 525 aniversario de la gesta colombina, aunque el viento y la lluvia deslucieron un tanto la primera jornada de esta edición, miles de onubenses volvieron a acercarse hasta la localidad para rememorar no sólo el Descubrimiento, sino el Palos de los hermanos Pinzón.

Esta feria celebra la vuelta al Puerto de Palos de las Carabelas Pinta y Niña tras alcanzar América. De este modo, el municipio vuelve a situarse como el centro neurálgico de la hazaña descubridora.

Se había preparado dos jornadas repletas de actividades, tanto fue así, que cada 15 minutos se pudo disfrutar de una de estas acciones. En total, una veintena de actividades durante ambas jornadas, programándose desde exhibiciones como probar suerte con el arco, dominar el arte milenario de la cetrería o la lucha medieval o la esgrima tradicional hasta representaciones teatrales, danzas medievales y pasacalles por los puestos.

Sin embargo, la meteorología hizo que la jornada del sábado se viera afectada, aunque las ganas de los palernos por la celebración de esta feria hizo que la lluvia fuera otro elemento más en el gran desfile de apertura en el que participaron más de 300 personas. Con él, se escenificaba la llegada el 15 de marzo de 1493 de los marineros que partieron en las tres carabelas del Puerto de Palos. El alcalde de Palos de la Frontera, Carmelo Romero, presidió dicha comitiva y estuvo acompañado por el alcalde de Santa Fe, Manuel Gil, hermanado con Palos por su vinculación a la gesta del Descubrimiento. y el concejal del Ayuntamiento de Bayona, Raúl Costas, otro municipio con una estrecha relación. Tras ello, se pudo disfrutar del grupo de Gaiteros ‘A Seneira’ y Grupo de Baile de Bayona.

Por suerte, el domingo, palermos y visitantes pudieron aprovechar la feria sin contratiempos de la meteorología. Así, pudieron disfrutar de pasacalles, escenificaciones sobre el ataque de los portugueses o la ‘Alegría del regreso’ o el “preso perico”, entre otras.

El visitante, desde que pisa el recinto acotado para la feria se traslada, como si de una máquina del tiempo se tratase al siglo XV. Así, puede ver a caballeros, inquisidores, religiosos, e incluso a los mismísimos Reyes Católicos. Todo ello , gracias al esfuerzo de todos los participantes, los cuales están ataviados con los ropajes de la época e incluso alguno se atrevía con la jerga o el español de entonces.

 

 

 

 

 

 

Además, este año se ha pensado sobretodo en los más pequeños y se han intensificados las actividades con una tirolina, una zona con atracciones o un rocódromo, todo, en las inmediaciones de La Fontanilla.

El Palos del siglo XV se extendía por cuatro calles principales: Fray Juan Pérez, Vicente Yáñez Pinzón, Castilla y Colón, todas ellas situadas en torno a la Iglesia de San Jorge Mártir y a los pies del Antiguo Castillo de Palos. Además, se cuenta en los mismos lugares con cuatro plazas (Plaza de la Iglesia, Puerta de los Novios, Plaza Juan Pablo II que se ha ampliado y el Mirador del Puerto de Palos) y además con los jardines de la Fontanilla.

En su itinerario el espectador puede observar los productos que ofrecen los 190 mercaderes que han participado en esta edición, ofreciendo desde comidas, pasando a productos naturales, orfebrería, manufacturas, escudos y espadas. Otro de los alicientes son los puestos de bares, hermandades y asociaciones en la que disfrutar de platos típicos, carnes a la brasa, dulces y los mejores vinos y cerveza.

Des esta forma, un año más, Palos de la Frontera ha querido recordar su papel vital en el Descubrimiento de América con su Feria Medieval del Descubrimiento.

 

 

Texto: Manuel Rodríguez.

Reportaje gráfico: José Carlos Sánchez Rodríguez.

,

Comments are closed.