Tu mundo, más eficiente

Tag Archives | Hospital Juan Ramón Jiménez

El Hospital Juan Ramón Jiménez sensibiliza a la población onubense para dejar de fumar en el Día Mundial sin Tabaco

  • La relación entre tabaco y patologías cardíacas están centrando las actividades este año, con un desayuno cardiosaludable para pacientes y berries para los que dejen de fumar  

El Hospital Juan Ramón Jiménez ha organizado diversas actividades de sensibilización en torno a la celebración del Día Mundial sin Tabaco, con la finalidad de hacer un llamamiento a ciudadanos y pacientes hospitalizados sobre la prioridad de abandonar el tabaquismo, que sigue constituyendo la principal causa prevenible de mortalidad. El consumo de tabaco está relacionado con el desarrollo de múltiples patologías, siendo las enfermedades cardiovasculares, las respiratorias como la EPOC y el cáncer, las que guardan una relación más directa.

Con el lema ‘El tabaco rompe corazones. Elija salud, no tabaco’, la campaña de este año moviliza a los profesionales del centro hospitalario para llamar la atención sobre la relación del tabaquismo con las cardiopatías y otras enfermedades cardiovasculares, entre ellas el accidente cerebrovascular, que constituyen las principales causas de muerte a nivel mundial.

En este mensaje se incidió durante toda la mañana de ayer en la mesa informativa instalada en las Consultas Externas del Hospital Juan Ramón Jiménez. Los ciudadanos que acudieron al centro pudieron realizarse cooximetrías para medir el nivel de monóxido de carbono en el aire espirado, elevado en personas fumadoras y directamente relacionado con la patología cardiovascular. Los fumadores que deciden dejar su cajetilla de cigarrillos recibieron como intercambio un producto marcadamente onubense, las berries de Cuna de Platero, reconocidas por la Fundación Española del Corazón como productos saludables, ideales para fortalecer el corazón y prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Una iniciativa en la que se ha querido hacer partícipes también a los pacientes hospitalizados en el centro. De este modo, desde el servicio de Hostelería se ha propiciado que, coincidiendo con esta efeméride, reciban un desayuno especialmente cardiosaludable incorporando aceite virgen de oliva, tomate y fruta, además de la leche y el pan, con la colaboración de Mediterránea.

Los especialistas del servicio de Neumología del centro hospitalario asesoraron en todo momento a los ciudadanos que se han acercado a las mesas, aprovechando para animarles al abandono de este perjudicial hábito y orientándoles hacia los diferentes recursos públicos que tienen a su alcance para la deshabituación. En esta labor contaron también con los enfermeros de la Unidad y los alumnos de la Facultad de Enfermería de la Universidad.

Las personas que desean dejar de fumar deben acudir a su centro de salud donde su médico de familia le aconsejará sobre los pasos a seguir. De manera más específica, los pacientes con problemas respiratorios graves y teniendo en cuenta que muchos de ellos presentan además otras patologías asociadas, se atienden en la consulta de deshabituación de tabaquismo especializada ubicada en el Centro de Especialidades Virgen de la Cinta. En este dispositivo, los neumólogos han atendido desde su puesta en marcha en 2010 más de 2.200 consultas.

En el Hospital Juan Ramón Jiménez se viene haciendo además un especial esfuerzo para diagnosticar el tabaquismo en los pacientes hospitalizados y ofrecerles terapia sustitutiva con nicotina en sus diversos formatos mientras dura la estancia hospitalaria. El objetivo de esta iniciativa es reducir el síndrome de abstinencia que presentan los pacientes durante el ingreso por la adicción al tabaco, haciéndoles más llevadero el tiempo de hospitalización y, lo que es más importante, aprovechar ese momento para comenzar el proceso de deshabituación tabáquica.

En los últimos años se observa una tendencia a la disminución del consumo de tabaco a nivel nacional, habiendo contribuido a ello la prohibición de fumar en los lugares públicos. Con las campañas de promoción se persigue continuar progresando en el abandono de este hábito e incluso evitar que la situación de marcha atrás. De ahí la importancia de continuar difundiendo todos los recursos asistenciales con los que cuentan los fumadores en el sistema sanitario público andaluz para, con el apoyo del personal especializado, poder afrontar este reto. En este sentido, conviene recordar que la Consejería de Salud pone a disposición de toda la población de Andalucía un teléfono gratuito a través de Salud Responde (900 850 300) para la ayuda al fumador.

Fuente e imágenes: Unidad de Comunicación y Participación Ciudadana del Hospital Juan Ramón Jiménez Huelva.

El Hospital Juan Ramón Jiménez amplía la angioplastia primaria para el tratamiento del infarto 24 horas, 365 días

Presentación de la ampliación de la angioplastia primaria desde hoy en el Hospital Juan Ramón Jiménez para el tratamiento del infarto. Equipo de los profesionales de la Unidad. Realización de una angioplastia en la sala de Hemodinámica del Hospital Juan Ramón Jiménez.

  • La Unidad de Hemodinámica aplica desde hoy esta técnica como primera opción terapéutica de manera generalizada para todos los pacientes de la provincia de Huelva

La Unidad de Hemodinámica del Hospital Juan Ramón Jiménez amplía desde hoy la angioplastia primaria las 24 horas, los 365 días del año, para el tratamiento del infarto agudo de miocardio. De este modo, se extiende esta técnica como primera opción terapéutica para todos los pacientes tras sufrir este evento cardíaco de extrema gravedad, de manera generalizada para toda la provincia de Huelva.

El delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Rafael López, y el director gerente del Juan Ramón Jiménez, Antonio León, han informado hoy de este avance en compañía de profesionales del Servicio de Cardiología. La angioplastia primaria ya se venía realizando en la Unidad de Hemodinámica del Hospital Juan Ramón Jiménez en horario matinal, de lunes a viernes, atendiéndose a unos 80 pacientes anuales. Asimismo, se realizaba durante las 24 horas todos los días, como segunda alternativa de tratamiento, en caso de ser necesario tras la trombólisis. A partir de ahora, se incorpora la angioplastia primaria de manera continuada como primera opción, estimándose que el número de estos procedimientos podría ascender a unos 250 al año.

En el infarto agudo de miocardio se produce una obstrucción completa de una de las arterias coronarias (vasos por los que llega sangre para nutrir al corazón) que se manifiesta con unos síntomas característicos, como son, dolor intenso en el pecho, habitualmente acompañado de sudoración y náuseas, con posible irradiación al cuello y los brazos, que se prolonga por más de 30 minutos.

En esta situación, de máxima gravedad porque puede llegar a producir un paro cardíaco o bien generar una grave discapacidad posterior por pérdida de músculo en el corazón, existen varias alternativas de tratamiento. Éstas son la angioplastia primaria (cateterismo cardíaco de urgencia en la Sala de Hemodinámica del hospital de referencia) y la opción farmacológica (trombólisis).

En la trombólisis, se inyecta por vía intravenosa un medicamento con gran capacidad para disolver coágulos que es capaz de restaurar el paso de la sangre en un 60-70% de los casos. Si no es efectiva, el paciente es sometido de forma urgente a un cateterismo (angioplastia de rescate). Este tratamiento no se encuentra exento de riesgos, pidiéndose producir sangrados graves, en particular sangrado cerebral, en un 1-2% de los pacientes.

La angioplastia primaria constituye la mejor opción de tratamiento si puede realizarse a tiempo. En este caso, a través de un cateterismo urgente se restaura la circulación de la sangre gracias a la colocación de una malla llamada stent coronario. La eficacia de la angioplastia primaria es muy superior a la trombólisis, y restaura la circulación en más de un 90% de los casos, siendo también mucho menos probable la aparición de hemorragias graves. Así, si la mortalidad global de los pacientes con infarto tratados con trombólisis se sitúa en el 6-7%, con la angioplastia primaria se reduce al 3-4%.

Sin embargo, no todos los pacientes con infarto pueden ser sometidos a angioplastia primaria, siendo el tiempo un factor determinante. Para ello, se ha establecido un protocolo de actuación en la provincia de Huelva, el ‘Código Infarto’, en el que se establece cuál es la mejor estrategia de tratamiento en cada situación de acuerdo a las guías de práctica clínica. Esto supondrá que, en determinados casos, el paciente seguirá teniendo más beneficios con la trombólisis y se derivará a continuación al Hospital Juan Ramón Jiménez por si fuera necesaria la angioplastia urgente, lo cual supone también un avance respecto a la situación actual.

En la atención de este proceso cardíaco, es crucial la coordinación y rápida intervención de los profesionales implicados, fundamentalmente, los dispositivos de Cuidados Críticos y Urgencias de Atención Primaria, en la detección inicial; el 061 y otros dispositivos de transporte sanitario urgente; los servicios de Urgencias de los centros hospitalarios onubenses, en la estabilización inicial; la Unidad de Hemodinámica del Hospital Juan Ramón Jiménez, en la realización de la técnica; las Unidades de Cuidados Intensivos hospitalarias, en la fase aguda del infarto; y el Servicio de Cardiología en el manejo posterior. Todo ello de acuerdo a los protocolos y circuitos de pacientes consensuados en el ‘Código Infarto’ en la provincia.

Las enfermedades cardiovasculares son actualmente la primera causa de muerte en los países desarrollados y constituyen uno de los principales problemas sanitarios. Dentro de la enfermedad coronaria, la forma más grave es el infarto de miocardio, siendo la incidencia en hombres el doble que en mujeres. Los principales riesgos que predisponen a un infarto son la arterosclerosis, producida por los factores de riesgo clásicos, que son la edad (principalmente en hombres mayores de 40 años y mujeres mayores de 50), y ciertos hábitos modificables, como el tabaquismo, la diabetes, la hipertensión, la hipercolesterolemia y el sedentarismo.

 

 

Fuente e imágenes:  Unidad de Comunicación y Participación Ciudadana del Hospital Juan Ramón Jiménez.

La dirección del Área Hospitalaria Juan Ramón Jiménez condena las agresiones sufridas en los últimos días por dos profesionales en el área de Urgencias

La dirección del Área Hospitalaria Juan Ramón Jiménez condena las agresiones sufridas en los últimos días por dos profesionales en el área de Urgencias del Hospital Juan Ramón Jiménez, un enfermero y un vigilante de seguridad, durante el desempeño de su labor habitual en este servicio, al mismo tiempo que muestra su solidaridad con los profesionales afectados. Ambos han presentado la correspondiente denuncia de los hechos ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Desde el centro hospitalario se quiere, una vez más, mostrar su rechazo a esta clase de actos, resaltando que cualquier tipo de violencia, tanto física como verbal, no puede justificarse bajo ningún concepto, por lo que se quiere hacer un llamamiento público en contra de esta clase de comportamientos incívicos. Al mismo quiere destacar que este hecho aislado no refleja el comportamiento habitual de los usuarios que son atendidos en el Área Hospitalaria.

En este sentido, conviene recordar que la agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial viene siendo considerada como delito de atentado por los tribunales de justicia, y así se han dictado ya numerosas sentencias en estos casos, castigándose con penas de uno a tres años de prisión, a lo que han contribuido los encuentros entre los responsables de la Consejería de Salud y del ámbito judicial para promover esta tipificación.

De hecho, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) obtuvo el año pasado un total de siete sentencias condenatorias por agresiones a profesionales en los centros sanitarios públicos de la provincia de Huelva, en el marco del ‘Plan de prevención y atención de agresiones para los profesionales’ que tiene en marcha la Junta, primero a nivel nacional en este ámbito.

De estas sentencias condenatorias, logradas gracias a las asistencias letradas prestadas por la Asesoría Jurídica del SAS a profesionales víctimas de agresiones en el desempeño de su trabajo, una ha sido por delito de atentado y el resto por amenazas, lesiones e injurias, entre otras.

En 2017 se registraron en la provincia de Huelva un total de 95 agresiones a profesionales de la sanidad pública, 12 de ellas físicas y 83 verbales. Se trata de unas cifras que se han reducido en comparación con el año anterior, en el que se notificaron 133 (14 físicas y 119 verbales), concentrándose la mayoría de agresiones en el personal sanitario (médicos, profesionales de enfermería y auxiliares de enfermería), con un 78% del total.

El Servicio Andaluz de Salud cuenta con un ‘Plan de prevención y atención de agresiones para los profesionales del sistema sanitario público andaluz’ que engloba asistencia jurídica, apoyo psicológico, formación y diferentes medidas y protocolos que tienen como objetivo prevenir y minimizar las posibles agresiones que puedan sufrir en sus centros de trabajo.

Este plan establece un protocolo de actuación en el que se recomienda a los profesionales qué hacer ante una agresión física o verbal. La primera medida que se aconseja a los profesionales es solicitar ayuda a una tercera persona (personal de seguridad o un compañero) para manejar la situación y, al mismo tiempo, para que pueda ser testigo de los hechos. Si la situación persiste, se recomienda avisar a los Cuerpos de Seguridad para que se personen en el centro y notificar el hecho al responsable del centro sanitario.

 

 

Fuente:  Unidad de Comunicación y Participación Ciudadana del Hospital Juan Ramón Jiménez.

Imagen: José Carlos Sánchez Rodríguez (Infonuba)

El Hospital Juan Ramón Jiménez acomete la última fase de las obras de la nueva Unidad de Cuidados Intermedios

Estado actual de los boxes de la nueva Unidad , cuyas obras se encuentran prácticamente concluidas.

  • A partir de hoy se abordan la apertura de los circuitos de comunicación con la UCI Polivalente y actuaciones de mejora en la misma

El Hospital Juan Ramón Jiménez acomete a partir de hoy la última fase de las obras para la creación de una Unidad de Cuidados Intermedios. Este dispositivo de nueva incorporación en el que se viene trabajando desde el pasado año se ubica junto a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y estará dedicado a la atención específica de pacientes semicríticos de diferentes especialidades que requieren una monitorización, una estrecha vigilancia y unos cuidados superiores a las que se realizan en una planta de hospitalización convencional.

La Unidad de Cuidados Intermedios contará con 10 camas y su puesta en marcha conllevará de manera global una inversión superior a los 600.000 euros entre las obras de acondicionamiento y remodelación, la adquisición de equipamiento y mobiliario clínico, así como la dotación del personal necesario para su puesta en funcionamiento.

Hasta el momento se ha venido trabajando en la remodelación integral de varias dependencias de la tercera planta para configurar un espacio de casi 200 metros cuadrados que albergará la nueva unidad. Esta área ha estado en todo momento acotada y los trabajos en su interior se encuentran prácticamente concluidos.

En la recta final de las obras, las actuaciones previstas a partir de hoy aprovechando la baja ocupación de estas fechas, se centran en la apertura del acceso a la nueva unidad y los circuitos de comunicación con la actual UCI polivalente. En consecuencia, los boxes de la UCI no estarán disponibles durante escasos días, habiéndose habilitado dispositivos asistenciales alternativos. La dirección del centro hospitalario desea pedir disculpas a los profesionales y a los ciudadanos por las molestias que puedan ocasionarles estas obras que, por otro lado, resultan imprescindibles para finalizar esta mejora asistencial.

La atención a los pacientes que requieren una asistencia en la Unidad de Cuidados Intensivos está completamente garantizada, habiéndose establecido para ello un procedimiento asistencial específico para los próximos días atendiendo a las necesidades que requieren los pacientes críticos, así como los circuitos de coordinación necesarios intrahospitalarios y también con el Hospital Infanta Elena. Asimismo, desde el punto de vista de la seguridad clínica, se sigue en todo momento las recomendaciones del Servicio de Medicina Preventiva del centro hospitalario.

De este modo, los pacientes críticos serán hospitalizados de manera temporal en los próximos días en la UCI Coronaria, que también registra una menor ocupación en estos momentos, así como en la Unidad de Observación de Urgencias. En esta última se han habilitado 4 puestos adicionales, completamente diferenciados para la atención al paciente crítico, dotados con todo el equipamiento electromédico necesario y que estarán atendidos por el mismo equipo de profesionales médicos y de enfermería de la UCI. Asimismo, se cuenta con la UCI del Hospital Infanta Elena y, finalmente, si se requiere, se habilitarán otros 4 puestos adicionales más en la Unidad de Reanimación Quirúrgica, con las mismas garantías.

Estos días se aprovecharán también para llevar a cabo determinadas obras de mantenimiento y mejora de las instalaciones en la UCI Polivalente, unas actuaciones que, de otro modo, sería imposible efectuarlas al resultar incompatibles con el normal desarrollo de la actividad asistencial en la Unidad.

Con estas actuaciones finalizarán las obras de remodelación de los espacios en la tercera planta, que comenzaron el pasado año con la creación de una nueva Sala de Familiares. Desde octubre, los acompañantes cuentan con nuevas dependencias más amplias y adaptadas a sus necesidades para facilitar una estancia más confortable durante el tiempo que deseen permanecer en el centro mientras el paciente se encuentra hospitalizado en situación crítica.

Esta iniciativa se identificó por los profesionales del centro hospitalario el pasado año como un proyecto prioritario para la mejora de la asistencia y, en consecuencia, ha sido uno de los primeros impulsados por la dirección del centro con la finalidad de ampliar la cartera de servicios y mejorar la calidad de atención sanitaria a la ciudadanía onubense.

 

 

Fuente e imagen:  Unidad de Comunicación y Participación Ciudadana del Hospital Juan Ramón Jiménez.

Un estudio del Hospital Juan Ramón Jiménez sobre diagnóstico precoz del cáncer de pulmón, premiado por Neumosur

  • Los investigadores han obtenido biomarcadores en la sangre y orina de los pacientes que son potencialmente útiles en la detección precoz de este tumor

Un estudio de investigación en cáncer de pulmón del Hospital Juan Ramón Jiménez ha sido premiado en el Congreso de la Asociación de Neumología y Cirugía Torácica del Sur (Neumosur), celebrado en Almería del 15 al 17 de marzo. Los investigadores han obtenido en el suero sanguíneo y la orina de los pacientes una serie de biomarcadores que pueden resultar potencialmente útiles para el diagnóstico precoz de este tumor.

El trabajo galardonado ha sido coordinado por Antonio Pereira-Vega, responsable del Servicio de Neumología y Alergia del Hospital Juan Ramón Jiménez, en colaboración con José Luis Gómez-Ariza, catedrático del Departamento de Química Analítica de la Universidad de Huelva, y expuesto por Byron Urizar, residente del Servicio. Los resultados ahora presentados son fruto de una intensa línea de trabajo que vienen desarrollando en los últimos años, con el respaldo de la Sociedad Española de Patología Respiratoria (SEPAR) y de Neumosur, mediante la dotación de diversas Becas de Investigación competitivas.

El cáncer de pulmón es el tumor que provoca mayor mortalidad, tanto en hombres como en mujeres. Esta mortalidad se relaciona, entre otros aspectos, con su frecuente diagnóstico tardío, en fases avanzadas, en las cuales las opciones terapéuticas son escasas. El tratamiento habitual en estos casos es la quimioterapia, la radioterapia, o recientemente la inmunoterapia, siendo la supervivencia a los cinco años del 5-10%.

Sin embargo, cuando se diagnostica en fases precoces de la enfermedad, en las que habitualmente se puede realizar una cirugía con intención curativa, la supervivencia a los cinco años puede rondar el 65%. Por tanto, para intentar disminuir la mortalidad de este tipo de cáncer, resulta fundamental incidir en su prevención, fundamentalmente mediante la disminución del tabaquismo, su diagnóstico precoz y en los nuevos tratamientos oncológicos.

Este estudio se centra en su diagnóstico precoz utilizando técnicas avanzadas de análisis metabolómico en muestras de suero sanguíneo y orina, las cuales son obtenidas de forma muy poco invasiva, lo que podría permitir en un futuro próximo realizar screening de cáncer de pulmón en la población con mayor riesgo de padecerlo, como pueden ser fumadores mayores de 40 años y con patologías concomitantes o pacientes con enfisema pulmonar, entre otros.

Este hecho tiene gran relevancia clínica ya que podría modificar las técnicas de screening seleccionando a personas que podrían ser candidatos posteriores a la realización de un TAC de baja dosis, incrementando la eficacia y eficiencia de dicha técnica.

Los resultados presentados por este grupo de investigadores pueden suponer un avance en la comunidad científica, al obtener una serie de metabolitos que se pueden utilizar como biomarcadores precoces del cáncer de pulmón. Además, estos metabolitos se relacionan claramente con vías metabólicas implicadas en el cáncer de pulmón, lo que valida claramente los resultados obtenidos.

Este grupo de investigación lleva trabajando en el diagnóstico precoz de esta enfermedad desde 2012, habiendo identificado mediante técnicas avanzadas de análisis químico (espectrometría de masas y cromatografía de gases), una serie de biomarcadores con gran potencial para su diagnóstico precoz. Estos prometedores resultados, han sido publicados previamente en Proteomic, una de las publicaciones internacionales con mayor impacto a nivel de química analítica, y en la Revista Española de Patología Torácica, estando en vías de publicación en otras revistas internacionales de impacto.

El cáncer de pulmón ha sido uno de los temas estrella en el Congreso Neumosur, habiéndose presentado diversas comunicaciones relacionadas con su prevalencia, incidencia y mortalidad. En general, resulta destacable que a pesar de las intervenciones realizadas en los centros sanitarios, desafortunadamente, se mantiene en la mayoría de los casos su diagnóstico en fases avanzadas de la enfermedad, con escasas posibilidades terapéuticas. Otros grupos de investigación también han presentado interesantes investigaciones sobre la genómica, con la intención de avanzar en su patogenia, la terapia génica o en el diagnóstico precoz.

A pesar de que se mantienen las cifras elevadas de mortalidad en cáncer de pulmón en las últimas décadas, se abren nuevos horizontes en la lucha contra esta mortífera enfermedad. No obstante, es fundamental seguir insistiendo en la prevención del tabaquismo, los nuevos tratamientos y en su diagnóstico precoz.

 

 

Fuente e imágenes: Unidad de Comunicación y Participación Ciudadana del Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva.

Un estudio de investigación de cáncer de mama del Hospital Juan Ramón Jiménez, premiado por la Sociedad Andaluza de Análisis Clínicos 

  • El trabajo avanza en la identificación de marcadores tumorales para el diagnóstico precoz de este tumor mediante una analítica de sangre 

Un estudio de investigación en cáncer de mama del Hospital Juan Ramón Jiménez, ha recibido el primer premio en la XXV reunión científica de la Sociedad Andaluza de Análisis Clínicos (SANAC), celebrada del 8 al 10 de marzo en Huelva. El trabajo galardonado, seleccionado de entre un total de 202 comunicaciones científicas aceptadas en el congreso, avanza en la identificación de marcadores tumorales que permitirían el diagnóstico precoz del tumor maligno más frecuente en la mujer mediante una analítica de sangre.

Esta investigación ha sido coordinada por el Jefe de Oncología del Hospital Juan Ramón Jiménez, Juan Bayo, y realizada de forma conjunta con los facultativos de análisis clínicos del centro Miguel Ángel Castaño, y del Hospital de la Cruz Roja de Ceuta, Jacobo Díaz, así como el doctor en Biología Celular de la Universidad de Huelva, Francisco Navarro. El estudio ha contado también con otros profesionales del Hospital Juan Ramón Jiménez y de la fundación onubense de investigación FABIS.

El avance presentado por este grupo de investigadores a la comunidad científica es la creación de un nuevo modelo probabilístico que predice el riesgo de cáncer de mama mediante una analítica de sangre. De este modo, se mejoraría la sensibilidad y especificidad de las actuales pruebas analíticas para el diagnóstico de estas pacientes, avanzando aún más en el diagnóstico precoz. Con todo ello se contribuiría a la mejoría de su evolución clínica, con el consiguiente aumento potencial de la supervivencia.

Este grupo de investigación lleva años trabajando en el diagnóstico de esta enfermedad, habiendo identificado un algoritmo experimental basado en una combinación de distintos marcadores sanguíneos para diagnosticarla en fases precoces. Estos prometedores resultados iniciales, han sido publicados recientemente en la revista científica ‘Clinical Traslacional Oncology’, de reconocido prestigio en el campo de la Oncología.

Siguiendo la misma línea de investigación, el estudio galardonado propone una nueva fórmula matemática que calcula la probabilidad de padecer cáncer de mama, con la simple utilización de tres marcadores tumorales medidos en sangre (8HdG, EFGR y Ca15.3). Esta fórmula diagnóstica simplifica la presentada en el estudio anterior, mejora su eficiencia y facilita su aplicabilidad, lo que resulta fundamental a la hora de estar disponible en cualquier laboratorio clínico.

Las enfermedades oncológicas constituyen una línea prioritaria en la investigación médica, siendo el cáncer de mama una de las principales dianas. Los programas de detección precoz mediante mamografías bianuales consiguen diagnosticar la enfermedad en fases iniciales, cuando es fácilmente curable y con más del 90% de supervivencia. Su especial naturaleza y prevalencia ha motivado importantes estudios para mejorar los resultados aportados por esta técnica y avanzar aún más en diagnóstico precoz, con la finalidad de mejorar su pronóstico.

En el momento actual, los autores pretenden continuar con el trabajo ampliando considerablemente el número de pacientes a través de un ensayo multicéntrico internacional. Asimismo, el equipo se encuentra diseñando nuevos ensayos clínicos para la aplicación de estos marcadores tumorales también en el diagnóstico precoz del cáncer de colon, ya que es el tumor más frecuente en la población. Al igual que el cáncer de mama, se trata de una enfermedad en la cual es posible realizar un diagnóstico en fases iniciales, consiguiéndose así altos niveles de supervivencia.

 

 

Fuente e imagen:  Unidad de Comunicación y Participación Ciudadana del Hospital Juan Ramón Jiménez.

El Hospital Juan Ramón Jiménez y ANCCO comienzan el ciclo anual de escuelas de pacientes cardiacos

  • Esta iniciativa cuenta con una excelente acogida entre los afectados y sus familias, ampliándose cada vez más el número de talleres realizados en la provincia

El Hospital Juan Ramón Jiménez y la Asociación Nuevo Camino para el Corazón Onubense (ANCCO) inician un nuevo ciclo de la Escuela de Pacientes con Insuficiencia Cardiaca que, a lo largo de todo el año, proporcionará a los ciudadanos con esta patología un espacio de encuentro cuyo objetivo es facilitarles la formación e información necesarias para un mejor conocimiento y manejo de su proceso de salud que les permita mejorar su calidad de vida.

De este modo, un grupo de pacientes que han padecido un infarto de miocardio en los últimos meses, participan desde la pasada semana en los talleres que se están llevando a cabo en el centro hospitalario y que finalizan en la tarde de hoy. En estas sesiones se persigue que los afectados tomen conciencia de que es de vital importancia, además de tomar adecuadamente la medicación, también cambiar o adaptar determinados hábitos de vida para mejorar los síntomas y el pronóstico, evitando nuevos episodios cardiacos.

Para ello, se profundiza en la manera de controlar los factores de riesgo cardiovascular, prestando atención a la hipertensión arterial, la diabetes, el colesterol, el mantenimiento de una dieta baja en sal, el tabaquismo y el desarrollo de una actividad física adecuada. También se aborda el aspecto psicológico, ya que resulta fundamental conocer la enfermedad, sus limitaciones y afrontarla aprendiendo a vivir con ella.

Estas escuelas de pacientes se iniciaron en el Hospital Juan Ramón Jiménez en 2015, con el impulso del servicio de Cardiología y la estrecha colaboración de la recién constituida asociación ANCCO. Desde entonces, más de 130 afectados han participado en alguna de las siete Escuelas de Insuficiencia Cardiaca llevadas a cabo en el centro hospitalario con una valoración muy positiva.

La excelente acogida entre los afectados y sus familiares ha alentado a la asociación a ir extendiendo esta experiencia a otros centros de la provincia de Huelva, en colaboración con los distritos de atención primaria. De este modo, durante el pasado año se llevaron a cabo también en Aljaraque, Bollullos Par del Condado, Cartaya, Lepe, Punta Umbría y San Juan del Puerto, alcanzando a cerca de 160 pacientes más, estando previsto su inicio en los próximos meses en Cartaya y Gibraleón.

Esta línea de trabajo se enmarca dentro de la estrategia de la Escuela de Pacientes de la Consejería de Salud, para facilitar el intercambio de experiencias entre las personas afectadas por la misma enfermedad de modo que aprendan a vivir con su nueva realidad. Por este motivo, entre los docentes se encuentran pacientes cardiacos con un infarto previo, que pasaron por la misma situación hace un tiempo, así como una cardióloga y una enfermera de la planta de Cardiología del Hospital Juan Ramón Jiménez.

Las vivencias de estos pacientes expertos son compartidas con los nuevos afectados en un ambiente participativo, transmitiéndoles confianza, ayudándoles a superar los temores iniciales para afrontar la nueva situación y contribuyendo a la normalización de su vida personal y la de su entorno familiar. Todos ellos han participado previamente en un taller de formación de primer nivel con la finalidad de garantizar que cuentan con los conocimientos y habilidades necesarias para formar, en un segundo nivel, a otros pacientes.

Los docentes cuentan con el apoyo de materiales didácticos rigurosos y útiles sobre la patología, diseñados especialmente para estas sesiones. Entre ellos, se dispone de un vídeo sobre el funcionamiento del corazón y una guía informativa sobre la enfermedad que lleva por título ‘De todo corazón’, para cuya elaboración se ha contado con personas expertas en esta enfermedad. Asimismo, la experiencia acumulada en los talleres anteriores por los pacientes formadores de ANCCO, ha propiciado la ampliación de los contenidos en los temas más demandados, entre los que se encuentran el conocimiento en detalle de la dieta mediterránea, el afrontamiento de las relaciones sexuales y la necesidad de autonomía dentro del entorno familiar.

La asociación de pacientes ANCCO tiene como objetivo primordial la mejora de la calidad de vida de las personas con patología cardiaca. Para ello, desde que se constituyera con el impulso y apoyo continuado del servicio de Cardiología del centro hospitalario, la asociación ha ido desarrollando un intenso programa de actividades -cursos, jornadas, marchas y senderismo, talleres de cocina, encuentros, etc.- para la promoción de hábitos saludables dirigidos a los pacientes y sus familias.

 

 

Fuente e imágenes: Unidad de Comunicación y Participación Ciudadana del Hospital Juan Ramón Jiménez.

El Hospital Juan Ramón Jiménez tramita más de 1.100 inscripciones de nacimientos en el Registro Civil durante 2017

  • Los padres eligen de manera voluntaria inscribir al bebé en las primeras 72 horas desde el centro hospitalario o bien desplazarse a las oficinas de los registros

El Hospital Juan Ramón Jiménez ha tramitado un total de 1.126 inscripciones de nacimientos vía telemática con el Registro Civil el pasado año, una opción por la que optaron uno de cada tres progenitores de los recién nacidos en este centro hospitalario por la mayor rapidez y comodidad que les supone presentar toda la documentación necesaria en las dependencias hospitalarias, evitando el desplazamiento a las oficinas de los registros habilitadas con este fin.

Las comunicaciones presentadas al Registro Civil desde el centro hospitalario corresponden a 36 localidades diferentes, siendo la mayoría de ciudadanos de Huelva capital, con un total de 727, que suponen el 65% de todas ellas. Aunque a distancia, le siguen las localidades de Aljaraque (45), Almonte (32), Lepe (32), Cartaya (31), Ayamonte (30) y Moguer (27), distribuyéndose el resto entre otras 29 localidades más.

Desde la implantación de esta iniciativa en el Hospital Juan Ramón Jiménez en octubre de 2015, más de 2.600 ciudadanos se han beneficiado hasta el momento actual de este procedimiento realizado en el centro, a modo de ventanilla única, para la inscripción de los recién nacidos. Se trata de uno de los primeros hospitales a nivel nacional incorporado en este proyecto que facilita la tramitación a la ciudadanía, enmarcado en la ley de medidas de reforma administrativa en el ámbito de la Administración de Justicia y del Registro Civil.

Para poder registrar a su hijo en el Hospital Juan Ramón Jiménez, los padres deben solicitarlo en un plazo máximo de 72 horas desde el nacimiento del bebé. Este dato es importante tenerlo en cuenta, ya que una vez superado el tiempo indicado, la ley no permite que se realice en los centros hospitalarios y tendrán que desplazarse a las oficinas del Registro Civil para hacerlo de manera presencial. Los progenitores pueden utilizar de forma voluntaria este sistema de comunicación electrónica a través del centro sanitario, o bien, si lo desean, pueden tramitar su solicitud presencialmente en la forma y plazos habituales.

Si deciden registrarlo desde el hospital, los padres deben acudir a la secretaría de Pediatría del Hospital Juan Ramón Jiménez, ubicada junto al Área de Maternidad. En estas dependencias presentarán el documento oficial acreditativo del nacimiento con la firma del médico que asista el parto, el DNI o NIE original de ambos progenitores y, si están casados, el libro de familia o certificado de matrimonio. El personal administrativo escanea estos documentos y los adjunta al formulario oficial de la inscripción, que debe incluir la rúbrica de los progenitores, tramitándolo vía telemática a través de un programa interconectado con el Registro Civil.

En los días siguientes, una vez finalizado todo el proceso telemático, los padres reciben el certificado literal de nacimiento por correo ordinario o correo electrónico, pudiendo imprimirlo y añadirlo al Libro de Familia si ya cuentan con él. Si no disponen del Libro de Familia, basta con que tengan este certificado.

Aunque el servicio se ofrece para todos los usuarios, de acuerdo a la ley existe una serie de excepciones en las que los hospitales públicos no pueden llevarlo a cabo, como son: la superación del plazo de las 72 horas desde el nacimiento, mencionado anteriormente; cuando la madre renuncia a la maternidad; cuando la declaración sea contraria a la presunción de paternidad; si alguno de los progenitores es menor de edad; que se dé la situación que el padre y la madre sean extranjeros de distinta nacionalidad; y, en el caso que deseen inscribirse como progenitores dos mujeres, deben estar casadas legalmente para que el centro la pueda tramitar. En estos casos, es necesario seguir el procedimiento presencial.

 

 

Fuente e imágenes: Unidad de Comunicación y Participación Ciudadana del Hospital Juan Ramón Jiménez / José Carlos Sánchez Rodríguez (Infonuba)

 

El Servicio de Oncología del Hospital Juan Ramón Jiménez atiende a más de 25.000 consultas al año

Profesionales de enfermería preparan tratamientos en el Hospital de Día Oncológico.

  • El centro hospitalario tiene en marcha en la actualidad 19 estudios de investigación en cáncer, orientados a cinco líneas fundamentales

El Servicio de Oncología del Hospital Juan Ramón Jiménez ha registrado en 2017 un total de 25.149 consultas de oncología médica y radioterápica, lo que supone cerca de un 3% más respecto al año pasado. De ellas, casi un 10% se han llevado a cabo en el Hospital Comarcal de Riotinto, hasta donde se desplaza un médico oncólogo del servicio para facilitar la accesibilidad de la población de referencia del Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva, evitando la necesidad de acudir a la capital para una buena parte de sus consultas, una prestación que ha sido ampliada en el último año.

Asimismo, se han administrado a la población onubense un total de 8.065 sesiones de quimioterapia. Si bien esta prestación se realiza mayoritariamente en el Juan Ramón Jiménez, cada vez es mayor el número de pacientes del Área Sanitaria Norte que acuden al Hospital de Riotinto para recibir su tratamiento, lo que representa un 18% del total. En cuanto a las sesiones de radioterapia, alcanzaron la cifra de 15.643 en el Hospital Juan Ramón Jiménez, para pacientes de toda la provincia.

El centro hospitalario ha realizado este balance asistencial con motivo de la reciente celebración del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer y ha querido hacer especial énfasis en la importancia de la prevención y la detección precoz. El cáncer es una enfermedad evitable en casi la mitad de los casos cambiando los estilos de vida no saludables. Igualmente, es posible reducir la mortalidad con un diagnóstico precoz y unos tratamientos eficaces. La incidencia de los tumores, al igual que ocurre en España y el resto de Europa, parece seguir una tendencia al alza, asociada al envejecimiento de la población.

Para incidir en este diagnóstico precoz, la Consejería de Salud desde 1995 cuenta con un programa de detección precoz de cáncer de mama gracias al que, en sus veintidós años de funcionamiento, se han detectado en Huelva, 783 tumores entre las mujeres citadas para realizarse una mamografía y han sido exploradas más de setenta y cuatro mil mujeres de entre 50 y 69 años, siendo la tasa de captación en la provincia en este periodo ha sido del 86,65% y la tasa de participación del 85,40%.

El cáncer de mama es la primera causa de muerte por patología tumoral en la mujer en todos los países occidentales y la tasa de supervivencia mejora cuando se diagnostica a tiempo. De hecho, se estima que la detección precoz, cuando el tumor no está extendido ni evolucionado, eleva el porcentaje de curación a más del 90%.

En este sentido, el Hospital Juan Ramón Jiménez ha incorporado el año pasado una nueva técnica de biología molecular capaz de aportar un diagnóstico definitivo del estado de los ganglios axilares de las pacientes mientras están siendo intervenidas, habiéndose analizado un total de 173 ganglios en 2017. Esta nueva prueba supone un indudable beneficio para las pacientes, que salen del quirófano con la tranquilidad de tener un resultado intraoperatorio definitivo, con una fiabilidad del 100%. Asimismo elimina reintervenciones y permite una mejor planificación del tratamiento oncológico.

También se encuentra plenamente consolidada en el centro la técnica de ganglio centinela, que evita, en el 70% de los casos, el vaciado de la axila y sus problemas secundarios como el linfedema. En el pasado año se beneficiaron un total de 190 pacientes en el Hospital Juan Ramón Jiménez.

Por otra parte, la Junta cuenta con un programa de detección precoz de cáncer de cérvix y continúa avanzando en la implantación del cribado de cáncer colorrectal iniciado en 2014, estando incorporado en Huelva en los municipios de Isla cristina, Punta Umbría y Puebla de Guzmán.

Uno de los dos aceleradores lineales de la Unidad de Radioterapia.

Más de 400 beneficiarios del consejo genético

El Hospital Juan Ramón Jiménez es uno de los 12 centros de la sanidad pública en los que se desarrolla el consejo genético, un test genético de biología molecular para determinar la presencia de mutaciones que pueden transmitirse a la descendencia y que incrementan la susceptibilidad al cáncer, y el establecimiento de medidas preventivas para impedir la aparición de esta enfermedad, diagnosticarlo lo más precozmente posible y establecer el tratamiento más adecuado en cada caso. Durante el pasado año, se atendieron alrededor de 280 pacientes y 120 familiares en el centro.

Entre un 5-10% del total de los casos de cáncer diagnosticados cada año tiene naturaleza hereditaria, lo que conlleva importantes implicaciones a nivel social, familiar e individual, ya que las personas portadoras de mutaciones hereditarias, a diferencia de la población general, tienen un riesgo elevado de desarrollar cáncer y, además, a edades más tempranas. En esta línea, Salud prevé seguir avanzando en el desarrollo de Unidades de Cáncer Hereditario en el contexto del Plan Integral de Oncología y del  Plan Andaluz de Genética.

Salud ofrece también en su cartera de servicios, a través de las plataformas genómicas, pruebas diagnósticas de biología molecular del cáncer de mama para identificar mejor a las pacientes que pueden someterse a quimioterapia, mejorar la precisión y respuesta al tratamiento. En el último año, se han realizado los primeros 7 test de este tipo en el Juan Ramón Jiménez.

Estas pruebas estiman el riesgo de recurrencia de la enfermedad (alto o bajo riesgo) o predicen con mayor precisión que los criterios clínicos la respuesta a la terapia adyuvante. De esta forma, se pueden clasificar a las pacientes en diferentes subtipos genéticos para determinar el tratamiento más adecuado de manera individualizada. La indicación de la prueba la realizan los oncólogos, tras haber informado a la paciente sobre el procedimiento y sus consecuencias.

 

Investigación

El Hospital Juan Ramón Jiménez tiene en marcha en la actualidad 19 estudios de investigación en cáncer, orientados en cinco líneas fundamentales, como son, la determinación de biomarcadores en la detección precoz, la mejora en la calidad de vida del paciente oncológico y su entorno, la teragnosis en el diagnóstico y el tratamiento oncológico, la influencia de factores ambientales y su interacción con factores genéticos en tumores frecuentes y, finalmente, el desarrollo de nuevos fármacos para el tratamiento de la enfermedad.

De ellos, 8 corresponden a proyectos de investigación financiados a nivel nacional y regional, de los cuales, tres son liderados por profesionales del centro hospitalario como investigadores principales y en otros cinco participan como colaboradores. Asimismo, se llevan a cabo en el Hospital Juan Ramón Jiménez 7 ensayos clínicos en distintas fases de ejecución y otros 4 estudios post-autorización de tipo observacional.

 

Incremento de equipos de alta tecnología

Seis de cada diez pacientes diagnosticados de cáncer obtendrán un beneficio probado gracias a la radioterapia en sus distintas modalidades, según la evidencia científica. Gracias a un convenio con la Fundación Amancio Ortega, los hospitales públicos andaluces incrementarán su capacidad de tratamiento oncológico con la incorporación de 25 nuevos aceleradores lineales (ALEs), con una inversión de 40 millones de euros. En concreto, con estos nuevos equipamientos de última tecnología, se podrá aumentar los tratamientos radioterápicos en un 10% y evitar los desplazamientos de pacientes a centros alejados de su residencia, convirtiéndose en la red de interconexión de radioterapia más compleja y mayor de toda Europa.

En este sentido, el Hospital Juan Ramón Jiménez cuenta con dos aceleradores lineales para atender a una población de aproximadamente 1.000 pacientes candidatos a radioterapia cada año. En el convenio con la Fundación, está prevista la actualización de uno de los equipos y la renovación de otro de ellos en su totalidad.

De hecho, la actualización en uno de los equipos está finalizándose para incorporar radioterapia volumétrica con imagen guiada, que permite aumentar la precisión geométrica en los tratamientos. Asimismo, desde octubre ha sido instalada en el centro la nueva red corporativa creada para todos los servicios de radioterapia andaluces con objeto de garantizar que el tratamiento en todos los pacientes sea completamente homogéneo en la comunidad, independientemente del lugar de residencia del paciente.

El abordaje de un proyecto de esta magnitud no tiene precedentes en España y colocará a Andalucía a la cabeza de la innovación en el tratamiento con radioterapia, pero sobre todo este proyecto permitirá que más pacientes puedan ser curados en el futuro y con mejor calidad de vida. Asimismo, permitirá la posibilidad de investigar en el campo de las nuevas tecnologías y generar conocimiento nuevo que ayude a mejorar las posibilidades de curación del cáncer.

La evidencia científica ha demostrado que, de todos los pacientes curados de cáncer, al menos un 40% ha recibido radioterapia como parte de su tratamiento curativo y que en un 16% de los casos la curación se debe exclusivamente a la radioterapia. También que, en total, 6 de cada 10 pacientes diagnosticados de cáncer obtendrán un beneficio probado gracias al tratamiento con radiaciones en sus distintas modalidades.

 

Escuelas de Pacientes

Finalmente, se han llevado a cabo por cuarto año consecutivo en el Hospital Juan Ramón Jiménez las Escuelas de Pacientes de Cáncer de Mama y de Ostomías -que en su mayoría son consecuencia de un proceso de cáncer-, con un elevado número de participantes y un alto grado de satisfacción. En este programa de la Consejería de Salud, pacientes, personas cuidadoras, familiares, asociaciones, ciudadanía y profesionales participan en actividades formativas para aprender y enseñar las mejoras formas de cuidar y de cuidarse.

 

 

Fuente e imagen: Unidad de Comunicación y Participación Ciudadana del Hospital Juan Ramón Jiménez.

El Hospital Juan Ramón Jiménez acogerá un programa que ayudará a pacientes con cáncer a restablecer su imagen

  • Salud y la Fundación Stanpa colaborarán en la organización de talleres gratuitos que buscan recuperar la autoestima y autoconfianza de estas personas

El Hospital Juan Ramón Jiménez será uno de los primeros centros hospitalarios andaluces en contar con un programa de ayuda al restablecimiento de la imagen de los pacientes con cáncer, gracias al protocolo de colaboración firmado esta semana entre el Servicio Andaluz de Salud y la Fundación Stanpa. Se trata de la iniciativa ‘Ponte guapa, te sentirás mejor’, conocida a nivel internacional como ‘Look good, feel better’ y que en España está extendida a otras comunidades autónomas y centros públicos, habiendo participado ya más de 5.000 pacientes con cáncer en más de 470 talleres gratuitos impartidos por más de un centenar de voluntarios profesionales de la estética y la belleza.

El objetivo de estos talleres es facilitar la recuperación de la autoestima y autoconfianza en pacientes con cáncer. Hasta el momento, siempre se habían realizado con mujeres y, en Andalucía, se extenderán por primera vez a hombres, habiendo sido designado el Hospital Juan Ramón Jiménez para colaborar con la Fundación Stanpa en la adaptación y pilotaje de este programa destinado a los pacientes oncológicos masculinos. La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha asistido a la firma del acuerdo que han rubricado la gerente del Servicio Andaluz de Salud, Francisca Antón, y la directora de la Fundación Stanpa, Val Díez.

El protocolo permite expandir este programa al sistema sanitario público más extenso del país, facilitando que cualquier hospital público andaluz pueda celebrar estos talleres desarrollados por la Fundación Stanpa y en los que también se implicarán los propios profesionales sanitarios y voluntarios de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC). El Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla será el primer centro hospitalario que acoja estos talleres antes del verano y le seguirán en esta primera fase otros cinco centros andaluces: Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, Hospital Torrecárdenas de Almería, Hospital Reina Sofía de Córdoba, Hospital Regional Universitario de Málaga y Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, calculándose que podrán beneficiarse de este programa entre 80 y 100 pacientes por hospital.

Desde hace más de 30 años, el programa ‘Look good, feel better’ ha ayudado a mujeres con cáncer de todo el mundo a recuperar su imagen afectada por los efectos secundarios del tratamiento oncológico, mediante talleres centrados en el cuidado de la piel y el uso del maquillaje. Desde entonces, 1,5 millones de pacientes han sido atendidos a nivel internacional por más de 25.000 profesionales de la cosmética voluntarios, con la colaboración de los hospitales y distintas asociaciones médicas y de pacientes. El programa es gratuito (para las pacientes y para el hospital), no interfiere con la asistencia médica o de enfermería y es totalmente neutro en cuanto a las marcas, no teniendo ninguna finalidad promocional ni publicitaria.

En 2012 la Fundación Stanpa incorpora el programa ‘Look good, feel better’ a España con el nombre ‘Ponte guapa, te sentirás mejor’. El programa, organizado en hospitales, se realiza a través de talleres destinados a grupos de pacientes. La dirección de los talleres corre a cargo de profesionales de la cosmética voluntarios y cuentan con la colaboración de los profesionales de la salud (médicos, enfermeros, psicólogos y coordinadores de la AECC).

La consejera de Salud ha manifestado que esta iniciativa contribuirá a “hacer más visible esta enfermedad, creando redes que fomenten una actitud más positiva y mejoren la calidad de vida de las personas afectadas”. Asimismo, Marina Álvarez ha señalado que con una firma única se establece un marco de colaboración necesario para que el programa tenga un acceso homogéneo y, en este caso, llegue a todo el territorio andaluz.

Por su parte, la directora de la Fundación Stanpa, Val Díez, ha destacado que “nos satisface enormemente el hecho de que un ejemplo sanitario y social como es el Servicio Andaluz de Salud cuente con la Fundación Stanpa e incluya en su ámbito de actuación la vertiente humana y social que representa este programa para fomentar la calidad de vida y el bienestar de las pacientes”.

Las personas voluntarias, pilar clave del programa

Durante el tratamiento oncológico el cuerpo, cabello o la piel pueden experimentar algunos cambios que afectan tanto al confort personal como a la propia imagen, de ahí la idea de organizar estos talleres en los que profesionales voluntarios guían a las participantes a través de los 12 pasos esenciales para el cuidado de la piel, el cabello y las manos y el uso del maquillaje. El objetivo es reforzar la confianza de las pacientes ayudándoles a restablecer su propia imagen para recuperar la autoestima y llevar adelante su enfermedad con mayor normalidad, ya que sentirse bien siempre es importante y más especialmente durante la etapa del tratamiento oncológico. Las sesiones se desarrollan en grupo, generando un ambiente distendido y agradable junto al resto de pacientes.

En ‘Ponte guapa, te sentirás mejor’ las personas voluntarias aportan su tiempo, su ilusión y entusiasmo, además de su profesionalidad y su creatividad para que el taller sea una experiencia diferente y positiva para las pacientes que participan en el mismo. Todas las personas voluntarias de la Fundación Stanpa reciben una formación específica en colaboración con la Asociación Española Contra el Cáncer sobre la aproximación al paciente con cáncer y los principios cosméticos para el cuidado de la piel y maquillaje durante el tratamiento oncológico.

La Fundación Stanpa es una organización sin ánimo de lucro promovida por Stanpa, la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética, para la realización de actividades que promuevan la Responsabilidad Social del sector cosmético en España. El programa está presente actualmente en 28 hospitales públicos de Albacete, Alicante, Barcelona, Girona, Madrid, Santiago de Compostela, Tarragona, Valladolid, Vitoria, Pontevedra, Toledo, Vigo, Ciudad Real, Cáceres, Zaragoza y, ahora, llega a Andalucía.

 

 

 

Fuente e imagen: Unidad de Comunicación y Participación Ciudadana del Hospital Juan Ramón Jiménez.