Tu mundo, más eficiente

Tag Archives | simulacro

Bomberos de la Unidad Canina de Huelva participan en el simulacro de un rescate de personas sepultadas en un derribo

 

  • Esta práctica ha tenido lugar en el solar del edificio demolido en la calle Arquitecto Pérez Carasa, contando con la intervención de cuatro perros adiestrados para esta tarea

Bomberos de la Unidad Canina de Rescate del Servicio de Extinción de Incendios del Ayuntamiento de Huelva han realizado esta semana una práctica de simulación de un rescate de personas vivas sepultadas tras un derribo. Una intervención que ha tenido lugar en el solar del edificio demolido en la calle Arquitecto Pérez Carasa de la capital, antiguo Juguetoon, contando para ello con cuatro perros adiestrados que han puesto de manifiesto su rápida y eficaz habilidad para llevar a cabo esta difícil tarea.

Tal como ha querido destacar el concejal de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Tráfico, Enrique Gaviño, “contamos con un cuerpo de bomberos que es un referente internacional en el auxilio y salvamento en todo tipo de situaciones de catástrofes, sin olvidar la importantísima la labor que realizan también estos canes para llegar hasta las personas cuando más vulnerables, débiles y asustadas pueden llegar a encontrarse”.

En este marco, como ha indicado el responsable de la Unidad Canina del Ayuntamiento de Huelva, Antonio Nogales, “hemos recreado una búsqueda real, ya que el entrenamiento de esta Unidad nos exige estar continuamente haciendo ejercicios de este tipo en el que sepultamos personas vivas, pero lo que no contamos siempre es con la suerte de disponer con un escenario como éste, un derribo que muestra el estado de una vivienda ante una causa de gran envergadura como un terremoto, una explosión por una acumulación de gas o un colapso por construcción deficiente”.

Asimismo se señala que la Unidad Canina de Rescate onubense, que cuenta con una trayectoria de 21 años, dispone en estos momentos de un total siete equipos operativos con los que se trabaja con un régimen de entrenamiento muy exigente, empleando para estas tareas el denominado ‘método arcón’, un sistema que los Bomberos de Huelva ya han podido comprobar en numerosas catástrofes que resulta muy efectivo.

Para este simulacro, los efectivos participantes han contado con cuatro perros de diferentes razas que pertenecen a esta Unidad Canina. Un pastor belga malinois, un labrador, un perro de agua y un pastor alemán, ejemplares que en menos de un minuto han conseguido dar con el cuerpo que minuciosamente habían sepultado y escondido los bomberos para dificultar este ejercicio y poner a prueba su destreza y olfato. De esta forma, se ha podido comprobar cómo han respondido los canes de forma ejemplar en este siniestro recreado en pleno centro de Huelva, alertando con sus ladridos una vez han hallado a la persona oculta entre los escombros.

En este sentido, como ha expresado uno de los responsables de la formación de esta Unidad Canina, Florentino Luque, “no es fácil tener un perro de rescate, ya que requiere un proceso formativo de gran exigencia y contar con unas características esenciales, entre las que se incluyen ser muy autónomos, con un alto perfil exploratorio, con un ladrido muy fluido, con mucha dureza física y mental, así como que disfrute con lo que hace y que tenga mucha perseverancia, ya que no siempre las localizaciones son fáciles”.

Finalmente, hay que destacar que esta Unidad de la capital está adherida además a la ONG Bomberos Sin Fronteras y desde su fundación han intervenido en decenas de países para auxiliar a las víctimas de diferentes catástrofes, participando igualmente en diferentes proyectos de formación del ‘método arcón’ para bomberos de Hispanoamérica y en acciones de solidaridad internacional.

 

 

Fuente e imágenes: Ayuntamiento de Huelva.

Un centenar de efectivos participan en un simulacro de contaminación del litoral en Huelva 

  • El ensayo de emergencia se ha realizado en el Puerto de Huelva y ha contado con efectivos de las tres administraciones bajo la dirección y coordinación de la Delegación del Gobierno de la Junta en Huelva

La Delegación del Gobierno de la Junta en Huelva ha coordinado hoy un simulacro de contaminación del litoral en el Puerto de Huelva en el que han participado un centenar de efectivos de las tres administraciones y que ha supuesto la activación del Plan de Emergencias ante el Riesgo de Contaminación del Litoral andaluz (PECLA) en situación 1 (nivel en la que se ve afectado de forma grave el litoral en el ámbito provincial), según ha informado el 112.

El ensayo de hoy ha servicio para reforzar la cooperación y evaluar el grado de coordinación entre las diferentes administraciones, organismos, instituciones y empresas que tendrían que trabajar juntas en caso de emergencia real. En el mismo, se ha recreado un derrame de diez metros cúbicos de un residuo oleoso, derivados de la limpieza y mantenimiento de los buques, durante las tareas de descarga, en las instalaciones de la empresa IMPALA, centro logístico de recepción y almacenamiento de concentrados de minerales.

Debido a las condiciones meteorológicas, con viento Terral del Noreste y marea subiendo, los operativos han trabajado para que el derrame no alcanzase a las Marismas del Odiel, por lo que se han colocado unas barreras anticontaminación para proteger la costa. El ejercicio ha emulado que parte del derrame ha alcanzado la costa para organizar la respuesta inmediata de las cuadrillas de limpieza que han realizado las tareas de recogida e inspección de las orillas.

Durante el ejercicio, además de la activación del PECLA en situación 1, se han activado también el Plan Interior Marítimo (PIM) de la Autoridad Portuaria de Huelva, el Plan Marítimo Nacional en fase de alerta y otros planes de autoprotección de las diferentes entidades que han participado en el ensayo.

Coordinación y gestión eficaz

El delegado del Gobierno andaluz en Huelva, Francisco José Romero Rico, ha explicado que “este tipo de ejercicios de emergencia nos ayudan a estar preparados para dar la mejor respuesta a la ciudadanía en el mejor tiempo posible en caso de que existiera una situación de emergencia real. La buena coordinación entre los intervinientes y la gestión eficaz de todos los recursos desplegados ha marcado el desarrollo de este ensayo”.

Romero Rico ha indicado, además, que “el simulacro de hoy ha servido para comprobar la eficacia en las comunicaciones entre los distintos órganos y los servicios operativos con el Centro de Coordinación Operativa 112 y con el Puesto de Mando Avanzado (PMA), así como la movilización de los recursos de intervención que tendrían que hacer frente a esta situación en caso de emergencia real, todas estas actuaciones suponen mejorar los tiempos de respuesta”.

En la misma línea, la subdelegada del Gobierno central en Huelva, Manuela Parralo, ha afirmado que “los simulacros de emergencia son necesarios para que las personas responsables conozcan y entiendan mejor sus funciones, para detectar deficiencias y proponer medidas correctoras, y mantener el plan actualizado, es decir, para comprobar la eficacia del plan en su conjunto”. “Por otra parte, son ejercicios prácticos, que implican la participación de medios y recursos de las diferentes administraciones, organismos, instituciones y empresas involucradas; es por ello, que requieren de una preparación conjunta, cuya realización oportuna nos permita obtener resultados y conclusiones que mejoren el Plan de Emergencia existente”, ha añadido Parralo.

La coordinación de la emergencia se ha realizado desde el Puesto de Mando Avanzado (PMA) desplegado por el Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA) en la zona próxima al derrame. El PMA es el centro neurálgico de coordinación desde el que se lleva a cabo la dirección de la emergencia y en el que están representados todos los operativos. Este espacio está conectado a su vez con las salas de coordinación del 112.

A este simulacro se han sumado recursos tanto de las administraciones estatal, autonómica y local, alrededor de efectivos de las tres administraciones han trabajado de forma coordinada. De este modo, en el Puerto de Huelva se han desplegado hoy medios de la Autoridad Portuaria de Huelva y de la Junta de Andalucía (Delegación del Gobierno en Huelva, Emergencias 112 Andalucía, Unidad Adscrita de la Policía Nacional, Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio), Guardia Civil, Policía Nacional, Salvamento Marítimo, Policía Local, Ayuntamiento y Puerto de Huelva, Autoridad Portuaria y efectivos de la empresa IMPALA.

 

 

 

Fuente e imagen: Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva.

 

 

El Hospital Juan Ramón Jiménez realiza un simulacro de atención a víctimas procedentes de una catástrofe

  • Un accidente de origen nuclear, biológico, químico o radiológico requiere una exhaustiva descontaminación de las personas previa a la asistencia sanitaria

El Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva ha realizado hoy una simulación de atención a las víctimas procedentes de una potencial catástrofe de riesgo tecnológico, es decir, un accidente de origen nuclear, biológico, químico o radiológico (NBQR), en el marco de una jornada práctica de adiestramiento a los profesionales del centro sanitario de diversas categorías, fundamentalmente, médicos, personal de enfermería, celadores, de mantenimiento y de seguridad, que se verían implicadas en su caso.

Asimismo, se ha mostrado el funcionamiento de las instalaciones y el modo de equiparse a los operativos de emergencias sanitarias, bomberos, agentes y mandos de Policía Local y Policía Portuaria, así como a personal voluntario de Protección Civil y el alumnado del IES Fuentepiña de la capital, que cursa el módulo de grado superior en Prevención de Riesgos Laborales.

Estos simulacros garantizan la seguridad para las personas que han tenido un accidente y suponen también una garantía para el resto de pacientes y profesionales de que los afectados que entran en las instalaciones hospitalarias han sido previamente descontaminados. Se trata, por ello, de la sexta práctica de este tipo que organiza el Hospital Juan Ramón Jiménez con la finalidad de reciclar cada vez a un mayor número de profesionales y que los formados previamente adquieran una mayor experiencia.

Durante el desarrollo de la misma, se ha desplegado la Unidad de Descontaminación NBQR del Hospital Juan Ramón Jiménez en las inmediaciones del servicio de Urgencias, con la finalidad de simular durante toda la mañana la atención a los afectados, llegando a participar un centenar de personas con la finalidad de conocer la forma de gestionar una exhaustiva descontaminación y una eficaz coordinación ante un potencial evento de estas características.

En este tipo de incidentes resulta fundamental que previamente a la asistencia sanitaria que pudieran precisar, las víctimas sean aisladas y permanezcan en una determinada área para proceder a su descontaminación. De ahí que se utilice un dispositivo y un material específico para equipar a los profesionales que los atienden. Con ello se evita que, ante una hipotética situación real, la contaminación se propague por el interior de las instalaciones hospitalarias y provoque la paralización de diferentes actividades sanitarias.

La actividad, organizada por las Unidades de Prevención de Riesgos Laborales y de Urgencias del Hospital Juan Ramón Jiménez, ha consistido en el despliegue y montaje de la Unidad de Descontaminación NBQR con tomas de electricidad, agua y climatización. Una vez verificado su correcto funcionamiento, los profesionales han sido adiestrados sobre la utilización de los distintos equipos de protección y descontaminación, simulando distintas situaciones en las que víctimas de accidente NBQR habrían sido tratadas en el proceso de descontaminación, resultando fundamental la pericia en el montaje del módulo y en la utilización de los equipos  para garantizar una rápida respuesta en una situación real.

Los profesionales y los dispositivos de Emergencia que han acudido a la práctica, han conocido los distintos equipos de protección personal que se usan para evitar contaminación cruzada entre las victimas y los trabajadores, abordándose también el método de triaje y el posterior traslado al edificio hospitalario una vez conseguida la descontaminación. El módulo dispone también de un dispositivo especial para la recogida de residuos contaminados con objeto de no interferir en la contaminación del entorno.

Los dispositivos de descontaminación cuentan con capacidad para descontaminar a un ritmo de más de 100 personas a la hora, en el supuesto de personas sin restricción de movimiento y de 10 a 12 personas a la hora para personas con lesiones que limiten su movilidad, siendo ambos circuitos independientes y compatibles en el tiempo. Estas unidades están destinadas tanto a las personas expuestas a contaminantes como a aquéllas que precisan descontaminación al mismo tiempo que están recibiendo atención sanitaria.

 

Plan de Catástrofes Externas

Esta actuación se enmarca en el Plan de Catástrofes Externas del Área Hospitalaria Juan Ramón Jiménez, que persigue garantizar una asistencia rápida y eficaz en caso de accidentes con múltiples víctimas o con riesgos especiales como es el caso de NBQR. La posibilidad de que aumenten los accidentes denominados de origen tecnológico, fundamentalmente por los avances en el sector industrial, obliga a la organización sanitaria a contar con los recursos necesarios para dar una respuesta adecuada a este tipo de emergencias, siendo Huelva una zona sensible por el gran tráfico de vehículos de mercancías peligrosas asociado al tejido industrial. El Hospital Juan Ramón Jiménez se encuentra en un enclave muy adecuado para abordar este tipo de situaciones dada su ubicación rodeada de los distintos accesos de la capital.

 

 

Fuente e imagen: Unidad de Comunicación y Participación Ciudadana del Hospital Juan Ramón Jiménez.

La sede de La Rábida realiza un simulacro de incendio dentro del Plan de Autoprotección

La sede de La Rábida fue ayer el escenario de un simulacro de incendio dentro del Plan de Autoprotección, que la UNIA tiene en sus cuatro sedes. Anteriormente a este ejercicio, se procedió en dos jornadas, 21 y 22, a la formación de todo el personal de La Rábida, incluido los de los servicios externos ( limpiadoras, cocina, seguridad, jardinería, etc.).

El objetivo de este curso era capacitar y concienciar a los trabajadores para las funciones que se les asigne y que están recogidas en el Plan de Autoprotección; que los usuarios conozcan sus funciones y responsabilidades dentro del Plan y también  la formación a nivel básico en Autoprotección; prevención y control de riesgos; y primeros auxilios.

Tres fueron los supuestos a los que se debía enfrentar los trabajadores de la sede de La Rábida. En primer lugar, en caso de incendio entre otras recomendaciones están la de mantener la calma, cerrar las puertas del recinto incendiado, así como avisar a los servicios de emergencia y proceder a la evacuación de los trabajadores y los alumnos. Fue en este caso donde una vez terminado el curso se procedió hacer un simulacro, evacuando al punto de encuentro señalizado y con los coordinadores encargados a la evacuación de los alumnos  que en ese momento estaban en clase.

Otro de los aspectos  que se trataron en el curso y a los que podían enfrentarse los alumnos y trabajadores de la sede de La Rábida,  podría ser un derrumbe, debiendo alejarse de las ventanas, situarse debajo de las mesas y de los dinteles de las puertas y sobre todo  avisar a emergencias.

Por último, otro de los casos tratados fue una amenaza de bomba. En ese caso las recomendaciones son no mover ni tocar nada de lo que parezca sospechoso y comprobar que no queda nadie en las aulas ni los despachos y dirigirse al punto de encuentro señalizado.

También los trabajadores de La Rábida conocieron el Plan de Emergencias del sector Químico de Huelva , donde el coordinador provincial del 112, José Blas García informó de las actuaciones al encontrase la universidad cercana a la zona industrial de Palos de la Frontera.

Dentro del cursos también se procedió a un taller de primeros auxilios donde se hicieron practicas de reanimación cardiopulmonar, atragantamiento, así como la prevención de accidentes.

Bajo la coordinación del director de la sede, Agustín Galán que fue el responsable junto a al profesor Alfonso García de la empresa Amasplus Ingeniería, redactora del Plan fueron los encargados del simulacro.

 

 

Fuente e imágenes: UNIA  Huelva.

Un total de 20 miembros de Bomberos Unidos Sin Fronteras participan en el simulacro de atención a heridos y atrapados en catástrofes

  • Esta intervención se enmarca dentro de la edición anual del curso Asistencia Sanitaria en Catástrofes de BUSF que se ha realizado esta semana en el Parque de Bomberos

Huelva se ha vuelto a convertir hoy en el escenario de uno de los simulacros para la formación de los profesionales de la ONG Bomberos Unidos Sin Fronteras (BUSF), una práctica que ha recreado diferentes situaciones de catástrofes en viejas naves del Polígono Mirador del Odiel y en la que han participado 20 integrantes de esta entidad, entre médicos, sanitarios y bomberos.

La iniciativa forma parte de la edición anual del curso Asistencia Sanitaria en Catástrofes, que desde el pasado miércoles se viene desarrollando en el Parque de Bomberos del Ayuntamiento de Huelva, en virtud del convenio de colaboración que el Consistorio de la capital tiene con la Bomberos Unidos Sin Fronteras, y con el objetivo de ofrecer unos conocimientos al Grupo de Intervención en Catástrofes que le permitan cubrir con calidad las necesidades de asistencia sanitaria que suelen aparecer en los siniestros donde habitualmente actúan.

Para ello, se han recreado en cuatro escenarios algunas de las situaciones reales más frecuentes, sobre todo en el caso de terremoto, en las que los participantes, bajo la supervisión de 9 instructores, han tenido que atender a víctimas confinadas, atrapadas o precipitadas.

El concejal de Seguridad, Movilidad y Tráfico, Enrique Gaviño, que ha estado presente en el simulacro, ha señalado que “la realización de este curso en nuestra ciudad, bajo la supervisión de nuestros bomberos, confirma que son una referencia mundial en este campo y que, gracias a su preparación, Huelva se ha convertido en una sede permanente de los miembros de Bomberos Unidos Sin Fronteras, recibiendo a efectivos de todo nuestro país para su formación en cuatro programas diferentes a lo largo del año”. Asimismo, ha reafirmado “el compromiso por parte del Ayuntamiento de continuar apoyando su labor y de colaborar de manera permanentemente con esta ONG.”

Por su parte, la responsable de la Unidad Médica de BUSF, Cindia Morales, ha puesto en valor la importancia de esta iniciativa, ya que “la preparación y el entrenamiento en la asistencia sanitaria a las víctimas nos da más posibilidades de salvar vidas y de evitar patologías posteriores”.

Morales ha informado que el Grupo de Intervención en Catástrofes es una parte fundamental de Bomberos Unidos Sin Fronteras, compuesta por médicos y enfermeros que dan asistencia sanitaria a los efectivos de BUSF desplazados en los primeros contingentes, encargándose de estabilizar y extraer a las víctimas localizadas por los equipos caninos de localización.

Además, esta Unidad está capacitada y dotada de los medios necesarios para la instalación y puesta en marcha de hospitales de campaña que den asistencia a la población una vez transcurrida la primera fase de rescate.

El simulacro ha sido el punto y final de un programa de formación de tres días en el que han participado bomberos y sanitarios de Madrid, Córdoba, Murcia, Alicante, Málaga o Zaragoza, que han adquirido conocimientos teóricos fundamentales y habilidades prácticas para mejorar sus funciones.

 

 

 

Fuente e imágenes: Ayuntamiento de Huelva.

El Hospital Juan Ramón Jiménez evacua a pacientes, familiares y profesionales en un doble simulacro de incendio 

  • Doscientas personas se han visto implicadas en esta práctica que ha contado con la colaboración de Bomberos, 112, Policía Nacional, Local y Protección Civil

El Hospital Juan Ramón Jiménez evacuó en la mañana del pasado jueves la Unidad de Hospitalización de Oncohematología y la Lavandería del centro en el marco de un doble simulacro de incendio que conllevó el traslado de profesionales, pacientes y figurantes encamados, así como familiares. Con ello se ha verificado el correcto funcionamiento del Plan de Autoprotección para garantizar la adecuada seguridad de los profesionales y los ciudadanos ante posibles situaciones de emergencia real.

El objetivo principal de este doble simulacro es generar una hipotética situación de crisis al unir un incendio en una zona de instalaciones como es la Lavandería con otro más en una Unidad asistencial con pacientes ingresados y, con ello, tensionar todos los efectivos internos y externos del centro de cara a la máxima coordinación y eficacia para controlar la situación en el menor tiempo posible y prevenir posibles escenarios que pudieran presentarse en el futuro.

Por ello se han barajado dos escenarios diferentes en horas de máxima actividad, en dos alturas (la planta baja y la cuarta), cada uno situado en un extremo del centro hospitalario y siendo necesario la utilización de cuatro salidas de emergencias y tres escaleras distintas. Con esta situación se ha puesto a prueba los equipos de rescate tanto del dispositivo de Bomberos como de las brigadas contra incendios del Hospital Juan Ramón Jiménez, habiendo concluido con éxito

Más de 200 personas han participado en esta práctica, que ha comenzado con una simulación de incendio en las instalaciones de la Lavandería en donde se encontraban trabajando más de 40 profesionales, originándose una gran cantidad de humo que ha obligado a su evacuación completa al exterior, así como al rescate de supuestas víctimas que han sido trasladadas al servicio de Urgencias. Las actuaciones han sido dificultadas además por un forzado corte de luz.

Cuando el incendio estuvo controlado en la Lavandería, se simuló de manera sorpresiva para los efectivos participantes una entrada de humo en la Unidad 4.1., obligando al desplazamiento de todos ellos a la cuarta planta para una actuación inmediata y poder así controlar la situación. Allí se encontraron con quince pacientes encamados, reales y figurantes, algunos de ellos con movilidad reducida, junto a sus familiares y profesionales del hospital.

Los familiares fueron evacuados de inmediato hacia el exterior del edificio bajando las cuatro plantas de escaleras, mientras que los pacientes encamados se quedaron en el vestíbulo en espera de la evolución del incendio, siendo necesario el traslado de algunos de ellos hacia la planta tercera empleando las sillas de rescate. En todo momento estuvo garantizado el acompañamiento y la continuidad de los pacientes reales por los profesionales de enfermería, con dispositivos de apoyo móviles en su caso, como oxigenoterapia y equipos de infusión para medicamentos.

El simulacro de incendio ha sido organizado por la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales del Hospital Juan Ramón Jiménez y ha sido posible gracias a la implicación del servicio de Bomberos de Huelva, 112, Policía Nacional, Local y Protección Civil, así como las Brigadas Contra Incendio del centro hospitalario. Asimismo han participado el personal de seguridad, mantenimiento, celadores, Lavandería y mandos intermedios, además de los profesionales médicos y de enfermería de las unidades directamente afectadas, los pacientes y sus familiares.

Esta práctica se enmarca en la programación anual de actividades organizadas por el Área Hospitalaria Juan Ramón Jiménez dirigidas a velar por la seguridad y la salud de los trabajadores y los ciudadanos, manteniéndose de este modo actualizado el Plan de Emergencia de cada uno de sus centros, que resulta de vital importancia dadas las peculiaridades de los usuarios. De este modo, desde 2010, se han llevado a cabo cerca de 40 simulacros, la mayor parte de incendio por ser la situación potencialmente más probable, así como de vertidos de sustancias peligrosas y de amenaza de bomba, todos ellos con unos adecuados tiempos de respuesta ante la supuesta eventualidad.

Con esta formación se consigue el grado de adiestramiento necesario para que los profesionales actúen con celeridad en caso de emergencia real, pudiendo dar una respuesta planificada, asegurando la protección de los pacientes y de sí mismos. Los ejercicios presenciales se complementan con una plataforma de formación virtual que se encuentra disponible para todos los profesionales del Área Hospitalaria con las actuaciones a seguir en caso de emergencia.

Fuente e imágenes: Unidad de Comunicación y Participación Ciudadana  de los Hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena.

 

 

Huelva acoge un simulacro de accidente múltiple con la participación de 18 bomberos de toda Andalucía

  • Esta actuación ha permitido coordinar efectivos y recursos de emergencias, llevando a la práctica los conocimientos adquiridos en el curso ‘Dirección Operativa en Siniestros’

El Recinto Colombino de la capital se ha convertido esta mañana en el escenario para el desarrollo y la recreación de un accidente múltiple de circulación con numerosas víctimas, un gran simulacro que ha permitido poner en práctica los conocimientos adquiridos por 18 bomberos procedentes de toda la geografía andaluza, que durante esta semana están participando en Huelva en el curso ‘Dirección Operativa en Siniestros’.

Como ha señalado el concejal de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Tráfico, Enrique Gaviño, “los participantes se han podido beneficiar de la actuación en diferentes escenarios reales de la ciudad de Huelva, aprendiendo los conocimientos de los bomberos onubenses, que son un referente a nivel internacional por su intervención en grandes siniestros y catástrofes, donde han podido demostrar en numerosas ocasiones sus enormes cualidades de liderazgo, tanto a nivel estratégico como táctico”.

Para esta actuación se ha contado con la intervención tanto de dos ambulancias con UVIs móviles, como con efectivos de Protección Civil, Policía Local y bomberos, contando también con la colaboración como figurantes de alumnos de la Escuela de Enfermería de Huelva.

Hay que destacar que esta formación, que está organizada por la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía y dirigida a mandos intermedios de los distintos parques de bomberos andaluces, está siendo impartida por profesionales del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamentos del Ayuntamiento de Huelva, quienes están enseñando a los participantes los procedimientos más efectivos en siniestros que requieren de la coordinación de los distintos cuerpos de emergencias.

Tal y como ha señalado el coordinador de esta acción formativa, José Antonio Cruzán, “en este simulacro se ha escenificado de la forma más real posible un accidente múltiple donde han estado implicados dos vehículos, un autobús y una motocicleta, y en el que había muchos heridos graves y personas atrapadas, por lo que el objetivo ha sido coordinar todos aquellos recursos que intervendrían para dar respuesta de la forma más efectiva y rápida, con el fin de salvar vidas”.

De esta forma, los alumnos del curso, que son jefes de salida, jefes de parques, suboficiales, sargentos y cabos encuadrados en los Cuerpos de Bomberos de Andalucía, están aprendiendo a aplicar de forma unificada los diferentes protocolos existentes, conociendo y potenciando las medidas de seguridad necesarias en cada tipo de actuación, con talleres, trabajos en grupo en el Parque de la capital y un total de 8 ejercicios prácticos y altamente participativos en diversas localizaciones de la ciudad, con la oportunidad además de asumir diferentes roles.

 

Fuente e imágenes: Ayuntamiento de Huelva.

30 bomberos y 10 profesionales médicos participan en Huelva en el simulacro de un terremoto 

  • Esta intervención se enmarca dentro del VI Curso de ‘Desescombro y Salvamento de Estructuras Colapsadas’ que se ha desarrollado esta semana en la capital

Huelva se convirtió en la jornada de ayer en el escenario para el desarrollo del simulacro de un fuerte terremoto de magnitud 7.3 en la escala Richter, una intervención que se enmarca en el VI Curso de ‘Desescombro y Salvamento en Estructuras Colapsadas’ que ha sido impartido durante esta semana por bomberos del Ayuntamiento de Huelva y donde los alumnos han podido aprender las técnicas más novedosas que se emplean actualmente para el rescate de personas que quedan atrapadas tras una catástrofe.

En el simulacro estuvo presente el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, acompañado por el concejal de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Tráfico, Enrique Gaviño, y donde destacó que “el cuerpo de bomberos de la capital es referente en el auxilio, salvamento y, sobre todo, en la atención a las personas cuando más vulnerables, débiles y asustadas están por no saber qué hacer ante siniestros como éste, por lo que es importantísima la labor que realizan”.

Para llevar a cabo este gran simulacro de terremoto y colapso en la ciudad se instaló de forma coordinada un amplio dispositivo de seguridad y emergencias, donde han participado un total de 30 bomberos y 10 médicos y enfermeros. Asimismo, se contó con el apoyo de dos ambulancias de Protección Civil y cinco vehículos de intervención, transporte de material y equipos especializados; y también han colaborado efectivos de la Policía Portuaria, al encontrarse un puesto de mando avanzado en la calle Isaac Albéniz, junto al Puerto de Huelva, y un segundo equipo de trabajo en Mazagón, situándose el epicentro del terremoto frente a la costa de Punta Umbría y escenificado el derrumbe de una gran cantidad de edificios.

El alcalde quiso recordar “no sólo la gran tarea solidaria que desarrollan los bomberos de Huelva de forma directa allí donde se les necesita, como las recientes intervenciones en Méjico y Ecuador, sino los programas de formación que realizan con otros bomberos y personal médico, a los que aportan conocimientos técnicos y experiencia, para que los servicios de emergencias estén cada vez más capacitados, y que demuestran el compromiso y la enorme generosidad que tienen con las personas”.

Así, como destacó el delegado en Huelva de Bomberos Unidos sin Fronteras, Antonio Nogales, “como ejercicio final del curso, al que han asistido profesionales procedentes de Madrid, Córdoba, Zaragoza y Alicante pertenecientes al Grupo de Intervención de BUSF, los alumnos han podido poner en práctica todo lo aprendido y realizar intervenciones de localización, búsqueda y rescate de personas, apuntalamientos y derribos, apertura de cavidades, abriendo para ello accesos verticales y horizontales con el fin de llegar a las ‘víctimas’ y estabilizarlas”.

De esta forma, indica Nogales, “hemos conseguido que la recreación de una situación de catástrofe sea lo más real posible y que el simulacro se desarrolle con gran éxito, con un despliegue que ha sido posible gracias al respaldo del Ayuntamiento de Huelva, a la Autoridad Portuaria y al Servicio de Bomberos de la capital”.

 

 

 

Fuente e imágenes: Ayuntamiento de Huelva.

El director general de la Marina Mercante afirma que el ejercicio desarrollado en Huelva refuerza la coordinación para responder ante una emergencia de contaminación marítima

-Visitó los dispositivos desplegados en las playas de Punta Umbría y Mazagón por las administraciones implicadas

-Han participado más de 400 efectivos y una treintena de medios medios humanos, marítimos y aéreos

-El simulacro ha permitido mejorar la cooperación entre las organismos participantes, cuerpos de emergencias y seguridad, Fuerzas Armadas, Puerto de Huelva y la industria

El director general de la Marina Mercante, Rafael Rodríguez Valero, aseguro en la jornada de ayer que el ejercicio nacional de salvamento y lucha contra la contaminación marina, desarrollado en las costas de Huelva el pasado martes  y ayer, “refuerza la coordinación y cooperación” entre las administraciones, industrias y organismos participantes “para poder responder con mayor rapidez y eficacia ante una emergencia real”.

Rodríguez Valero visitó los dispositivos desplegados en las playas onubenses de Punta Umbría y Mazagón dentro del simulacro organizado por la Dirección General de Marina Mercante y Salvamento Marítimo; ambos pertenecientes al Ministerio de Fomento. Acompañaron al director general, la subdelegada del Gobierno en Huelva, Asunción Grávalos; y el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva, Francisco José Romero.

En el ejercicio llevado a cabo ayer ha estado involucrado un buque petrolero que se encontraba descargando en la terminal de la monoboya de Huelva. Una avería mecánica ha generado el supuesto vertido de crudo de petróleo al mar. Como estaba previsto, se desplegaron todos los medios marítimos y aéreos de Salvamento Marítimo disponibles, así como de los planes interiores marítimos de la Autoridad Portuaria, CEPSA y Agencia Pública de Puertos de Andalucía. Además, se han activado medios de los planes costeros del Ministerio de Agricultura y Pesca Alimentación y Medio Ambiente.

El pasado martes se desarrolló el primero de los ejercicios en torno a un buque quimiquero cargado con sustancias nocivas líquidas a granel. Actuaron un equipo de inspectores de la Capitanía Marítima, unidades de Salvamento Marítimo, el Grupo de Intervención del Puerto de Huelva formado por una unidad subacuática de los Bomberos, y una unidad del Grupo de Intervención en Emergencias Tecnológicas y Medioambientales de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que se encargaron del sellado de las fugas de carga y de la evacuación de un herido en helicóptero.

Como resaltó el director general de la Marina Mercante, con ambos simulacros “se ha podido comprobar la eficacia de los mecanismos de coordinación previstos en el Sistema Nacional de Respuesta” ante la contaminación marina, tanto en el subsistema marítimo como en el costero.

En total, más de 400 efectivos y una treintena de medios marítimos, aéreos y terrestres, además de un extraordinario dispositivo logístico, se han desplegado en estos dos ejercicios en el que han participado, entre otros, las administraciones competentes, cuerpos de seguridad y emergencias, las Fuerzas Armadas, el Puerto de Huelva e industrias y empresas de servicios que operan en los muelles onubenses.

 

 

Fuente e imágenes: Subdelegación del Gobierno en Huelva.

La playa del Parador de Mazagón acoge un simulacro de salvamento 

  • Ayer se realizó en la playa del Parador de Mazagón un simulacro de salvamento y socorrismo que ha permitido comprobar la efectividad del equipo de profesionales que vela por la seguridad en este tramo costero. El tiempo de respuesta fue muy inferior al que contempla la normativa vigente.

El Ayuntamiento de Moguer ha puesto a prueba la preparación del personal de Cruz Roja ante un posible caso de emergencia, destacando la efectividad y rapidez del equipo desplegado en la zona. Desde que se dio el aviso de auxilio hasta que los profesionales contactaron por primera vez con las supuestas víctimas transcurrieron 1 minuto y 47 segundos, y la normativa fija el tiempo máximo de reacción en 4.

El teniente alcalde de Mazagón Paco Martínez y el concejal de Turismo José Antonio Jiménez no perdieron detalle del ensayo realizado en este privilegiado entorno natural, gestionado por el Ayuntamiento de Moguer, al que le han concedido de nuevo la Bandera Azul y la Q de calidad. La concejala de Seguridad Ciudadana Pilar Rodríguez estuvo también muy atenta al despliegue del dispositivo junto a varios miembros de la Policía Local.

El operativo de vigilancia y socorrismo de la playa del Parador lo componen seis profesionales, que cuentan con el apoyo de dos sillas de vigilancia, una torreta central y un puesto de socorro, en el que disponen de los medios necesarios para el correcto desarrollo de sus funciones. Durante el fin de semana este dispositivo se reforzará con un ATS y una ambulancia.

 

 

Fuente e imágenes: Ayuntamiento de Moguer.