Infonuba

  • Leaderboard Ad

  • Un estudio de OCU señala que la gestión de residuos urbanos ha empeorado en 42 ciudades en los últimos años

    -La satisfacción de los vecinos con la recogida de residuos ha empeorado en 42 ciudades del estudio

    -Bilbao es la ciudad donde hay mayor satisfacción con la recogida de residuos. Alicante y Jaén las ciudades peor valoradas por sus habitantes

    -Más del 85% afirma que separa siempre o a menudo envases, vidrio y papel

    -OCU denuncia que España se encuentra lejos del objetivo del 50% de recuperación de residuos por reciclaje para 2020

    -Solo el 28% de las ciudades ha implantado ya la recogida selectiva de orgánicos

    La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha llevado a cabo recientemente un estudio sobre los servicios municipales de recogida de residuos de 60 ciudades. Los datos comparados revelan que la satisfacción con la gestión de los residuos ha empeorado en 42 ciudades, descendiendo la valoración media que dan las personas usuarias de 55 a 53 puntos. Los resultados de este estudio se ha publicado en la revista OCU-Compra Maestra del mes de junio.

    A la par de su estudio de limpieza, OCU realiza cada 4 años un análisis sobre la gestión de los residuos por parte de los municipios. Para su realización OCU tiene en cuenta, por una parte, los datos proporcionados por los diferentes ayuntamientos (14 de ellos no han facilitado ninguna información) y de otra una encuesta a la que han respondido 5.260 habitantes en la que dan su valoración sobre diferentes aspectos relacionados con la recogida de residuos que se lleva a cabo en su ciudad.

    Bilbao (74) Pamplona (73) y Oviedo (71) son las ciudades con una satisfacción mayor. En las últimas posiciones se sitúan Lugo y Huelva (41) Jaén (37) y Alicante (35). Además se indica que para la ciudadanía la gestión de los residuos aprueba sólo en 34 ciudades, pudiéndose consultar los datos completos por ciudades.

    Toledo, Vigo y Ciudad Real son las ciudades donde más ha subido la satisfacción con la gestión de los residuos respecto al año 2015 (al menos 5 puntos de mejora). Por el contrario La Coruña, Lérida y Guadalajara lideran el listado de ciudades en las que más ha empeorado esta gestión. Las tres con un descenso de al menos 10 puntos respecto a 2015.

    Por tipo de residuos, la ciudadanía se muestra más satisfecha con la recogida del vidrio (71) seguido a corta distancia del papel (67) y envases (66). Para todos estos residuos se cuenta con un servicio de recogida totalmente implantado en las ciudades con ratios de al menos 1 contenedor por cada 500 habitantes.

    Leaderboard Ad

    La recogida selectiva de materia orgánica sigue siendo el punto negro. Aunque en 2020 debería estar totalmente implantada, por el momento sólo 13 de las 46 ciudades que respondieron al estudio de OCU indicaron que está en funcionamiento. De esta forma- expresan desde OCU- son muchas las ciudades que ni siquiera han iniciado su implantación y difícilmente cumplirán el objetivo marcado. Se trata del residuo peor valorado (60).

    Además se ha destacado que el nivel de colaboración de los ciudadanos en la recogida selectiva de residuos es muy elevado. Según el estudio de OCU el 89% de los ciudadanos reconoce que separa siempre o casi siempre los residuos de papel. Le siguen el vidrio con el 86%, los envases el 85% y en menor media la orgánica con el 72%: un porcentaje en cualquier caso elevado para la limitada implantación de esta recogida, lo que muestra que muchos ciudadanos consideran que la están realizando al depositar este residuo en la fracción resto.

    Asimismo, las diferencias entre ciudades son notables, más del 70% de los habitantes de Tarragona, Vitoria, Pamplona o San Sebastián separan siempre papel y vidrio. Por el contrario, solo la mitad de los habitantes de Elche o Huelva reconoce separar siempre el vidrio y el papel, pese a que en todas ellas existen recursos como para hacer una razonable separación de este y otros residuos.

    La situación es más crítica para otros residuos. Medicamentos (59) pilas (57) y aceite de cocina (52) aprueban por los pelos. Suspende la recogida de pinturas y barnices (45). Se trata de productos que para su reciclaje es preciso en muchos casos acudir a un punto limpio: la falta de información sobre cómo recoger adecuadamente o el desconocimiento de la ubicación y la lejanía de los puntos limpios hacen que haya todavía un elevado porcentaje de personas que nunca o rara vez separa este tipo de residuos con lo que se genera un elevado impacto ambiental.

    OCU denuncia que España se encuentra lejos de la media europea en materia de reciclaje de residuos, señalando los últimos datos disponibles, de 2016, que España tiene una tasa de recuperación de residuos del 30% frente al 47% de la media europea; todavía muy lejos del objetivo del 50% fijado para 2020.

    Para OCU la ciudadanía debe ser la protagonista a la hora de diseñar e implementar los diferentes sistemas de gestión de los residuos. En este contexto, OCU señala que para obtener una mayor colaboración es necesario priorizar modelos de gestión comunes que faciliten la divulgación del correcto tratamiento de los residuos.

    OCU también cree necesario que se facilite información, con garantías, del destino y tratamiento de los residuos que el ciudadano se ha esforzado en separar. Así, el 90% de los entrevistados cree que incrementaría su esfuerzo en separar correctamente con esta información.

    “Pero no es suficiente con pedir un mayor esfuerzo a los ciudadanos”, indican desde OCU que señala igualmente que es necesario explorar otras vías, como la posibilidad de incorporar sistemas de compensación por envase recuperado, al igual que ya sucede en otros países del entorno, o buscando otro tipo de incentivos (en impuestos o tasas municipales por ejemplo) para los ciudadanos que colaboren activamente en la separación de residuos, como han empezado hacer ciudades como San Sebastián, incentivando el compostaje y la recogida de residuos orgánicos.

    Comparte:
    error0
    300x250 AD

  • Leaderboard Ad

  • Back to top
    P