Tu energía más eficiente

OCU advierte del peligro de las bacterias resistentes por el mal uso de antibióticos en animales

-OCU se suma a la campaña del BEUC (Organización Europea de Consumidores) para informar sobre el riesgo que supone el uso de antibióticos en animales y su contribución al incremento de resistencias bacterianas

-La Organización de Consumidores y Usuarios ha lanzado también una campaña de movilización para pedir al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente medidas concretas que solucionen el problema y protejan la salud de los consumidores

-Según la Agencia Europea de Medicamentos, España es el país de la Unión Europea donde más antibióticos veterinarios se venden, la mayor parte de ellos destinados a su uso en ganadería  

Los antibióticos son indispensables para nuestra salud. Sin embargo, el mal uso o abuso de estos fármacos ha estimulado la resistencia de las bacterias, hasta el punto de que ya se habla de “superbacterias” y el asunto se ha convertido en una de las principales preocupaciones sanitarias en Europa.

Según OCU, uno de los principales errores que se cometen actualmente con los antibióticos es el de suministrarlos de forma abusiva a los animales. Aunque los residuos de antibióticos no suelen estar presentes en la carne o la leche que consumimos (antes era habitual, ahora está más controlado y es poco frecuente), esta situación supone un grave problema de salud pública, ya que, a mayor uso de antibióticos, mayor probabilidad hay de desarrollar bacterias resistentes a estos fármacos.

Las bacterias resistentes de los animales pueden llegar a los humanos a través del contacto directo o la dispersión medioambiental en el aire o el agua, por lo que no solo la carne, sino también los alimentos vegetales pueden contenerlas. ¿Cómo? A partir del abono o del agua de riego contaminadas con las heces de (aquellos) animales.

Según la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), España es el país de la Unión Europea donde más antibióticos veterinarios se venden, la mayoría de ellos destinados a su uso en ganadería.

OCU quiere advertir de este riesgo para la salud humana y por ello se suma a la campaña europea puesta en marcha por el BEUC (Organización Europea de Consumidores), para exigir a los Ministerios de Sanidad y Agricultura un uso más responsable de los antibióticos en los animales destinados a la producción de alimentos y frenar la expansión de las bacterias resistentes.

A través de esta campaña, una organización de consumidores integrante del BEUC (incluida OCU), alojará virtualmente cada semana a una Superbacteria resistente (The Superbug Tour) para informar a los consumidores sobre el uso de antibióticos en animales de granja y cómo contribuyen a la resistencia de las bacterias a los mismos. El tour finalizará el 18 de noviembre coincidiendo con el Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos.

Aprovechando la llegada de la Superbacteria resistente a España, OCU, pone en marcha además una campaña de movilización contra bacterias resistentes con el objetivo, no solo de que los consumidores estén informados, sino de que los ministerios correspondientes lleven a cabo una serie de medidas para solucionar este importante problema y proteger así la salud de los consumidores.

De forma específica, OCU pide que:

  • Se cambie la normativa vigente, de forma que solo se permita el uso de antibióticos en animales enfermos.
  • Se reserven para uso exclusivamente humano, y nunca se utilicen en las granjas, los antibióticos en los que ya se haya encontrado una elevada tasa de resistencias.
  • Se refuercen los controles para supervisar el cumplimiento de la normativa.
  • Se mejoren las prácticas de higiene y cuidado de los animales en las granjas, con lo que se reduciría la necesidad de recurrir a los antibióticos.

 

 

 

Fuente: OCU.

Imagen: José Carlos Sánchez Rodríguez (Infonuba)

, , ,

Comments are closed.