fbpx
Infonuba

  • Leaderboard Ad


  • Leaderboard Ad

  • La fotodenuncia de la semana "Fosfoyesos: Un grave problema medioambiental por resolver"

    Leaderboard Ad
     
     

    Imagen de las instalaciones de Fertiberia a día de hoy
     


     

    Los fosfoyesos, una superficie situada en el entorno periférico de la ciudad de Huelva, esta localizada a trescientos metros de la barriada más cercana  y a mil metros del centro urbano de esta población, afectando directamente a 250.000 personas, incluyendo solo los datos demográficos de la capital y el área metropolitana.

    Estudios independientes sostienen que el nivel de radiación es veintidós veces superior al límite permitido, recomendandose trasladarlos a un cementerio nuclear.

    Las balsa contiene cien millones de toneladas de fosfoyesos ocupando 1.200 hectáreas.Es un residuo derivado de la producción de fertilizantes provenientes de las empresas Fertibería y Foret, y que se vienen acumulando desde finales de los años setenta.

    Según informes de CSIC, existe una mayor presencia de varias enfermedades graves en la zona de Huelva, así como en Sevilla y Cádiz, 

    Graves enfermedades como todo tipo de cánceres, además de una mayor incidencia de esterilidad, asma y demás afecciones respiratorias, malformaciones de nacimiento, abortos, , enfermedades endocrinas. enfermedad isquémica de corazón, enfermedades cerebrovasculares, diabetes, tiroides atípica y cirrosis.

    Leaderboard Ad
    KEMTECNIA

    Y es que además de yeso estos fosfoyesos contienen elementos radiactivos, principalmente uranio 235 y 238, también gas radón 222 que  arrastrado por el viento sur-suroeste hacia la localidades próximas incide en dicha población; polonio 210, radio 226 , plomo 210, PM10( partículas torácicas de diámetro inferior a 10 mc). ,NOx y SO2 (Óxidos de nitrógeno y dióxido de azufre), DDT y DDE (Plaguicida organoclorado); el cual se ha encontrado en alimentos marinos, suelos y frutos.Endosulfán que es un plaguicida organoclorado permitido pero se han encontrado numerosas muestras de este material, lo que demuestra que se comercializa antes de su degradación

    Además, existe una gran concentración de metales pesados (concretamente cinc, cadmio, arsénico y plomo), y ácidos libres. Por si no bastará en mayo del año 1998, la balsa recibió «accidentalmente»  ciento-treinta toneladas de cenizas radiactivas con cesio 137 que es un peligroso metal radiactivo sumamente tóxico hasta en cantidades ínfimas, procedentes de la empresa Acerinox.

    Ante esta situación de olvido por parte de las administraciones locales y del Estado, los ciudadanos están cansados de palabras y promesas que nunca llegan a una definición real.

     
    Fuente:http://www.terra.org/sites/default/files/html/s/econoticia/reportajes/senhuelva1.html
    Imágenes: José Carlos Sánchez (Multimagenestudio)
     
     
     
     
     
     

    Leaderboard Ad

    Join the Discussion

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


  • Leaderboard Ad

  • Back to top